Neoliberalismo, saqueo y desempleo

Es evidente que el neoliberalismo no tiene nada que ver con el liberalismo original. El liberalismo primitivo buscaba la protección de los derechos del indivíduo frente a las múltiples agresiones externas que ha sufrido históricamente (feudalismo, clericalismo, colonialismo, militarismo…). Originalmente (SXVIII y parte del XIX) era un movimiento emancipador que luchaba por la conquista o extensión de derechos humanos universales.

Actualmente nada queda de eso. El concepto ha mutado para transformarse en algo radicalmente diferente, por no decir opuesto. El neoliberalismo es un engranaje ideológico al servicio de las élites económicas dominantes para el mantenimiento del poder y privilegios frente a las clases menos favorecidas que tienden a revelarse.

La libertad sin solidaridad y sin responsabilidad colectiva se transforma en una máquina generadora de destrucción medioambiental, exclusión social, marginación, xenofobia y sometimiento de las masas desposeidas por parte de minorías privilegiadas. El 20% rico de la humanidad impondrá “su libertad” (es decir su poder asimétrico) para mantener “a raya” al otro 80% pobre y, por tanto no libre. Actualmente, a escala global, la libertad de unos pocos se ejerce de manera totalitaria para que los otros muchos no puedan llegar a alcanzar su propia cuota de libertad.

Un ejemplo práctico: Ante la crisis sistémica los “sabios” neoliberales proponen una precarización (uy, perdón tendría que haber dicho “flexibilización” que es el concepto preferido por estos círculos de “expertos economistas”) del mercado laboral. No quieren ver que el mercado laboral es ya de por sí extremadamente precario (uy perdón, flexible). Es como si su miopía crónica pretendiera solucionar un fallo masivo en el suministro de energía de una ciudad diciéndole a los ciudadanos que cambien las bombillas. En el fondo todo es otra operación de márketing más para intentar conservar intactos sus márgenes de beneficios (muchos de ellos de más de dos dígitos ininterrumpidamente desde hace décadas) a costa de reducir el “margen de beneficio” del asalariado.

Capital contra trabajo, una vez más.

Para saber más consulta este sitio rompedor:

http://www.syti.net/ES/Liberalisme.html

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 253 seguidores

%d personas les gusta esto: