Convocatoria contra la tortura animal

antitaurinoLa continua tiranía que el ser humano ejerce sobre los animales se manifiesta en múltiples aspectos que cualquiera puede contemplar día a día. Pero quizás el que mayor rechazo puede causar en una persona sensible es el espectáculo taurino. Además de ejercerse un acto de abuso hacia un ser indefenso, este se produce con la complicidad y connivencia de las altas instancias, de los medios de comunicación y del publico que alienta jalea y apoya.

Decimos que el toro es un ser indefenso porque por muchas astas y fuerza que tenga jamás podrá vencer la inteligencia, el numero y los medios que el ser humano va a poner en el ruedo para acabar con él tras ejercer unos cuidados y muy elaborados actos, que algunos llaman arte y estética, cuyo fin no es mas que el ir destrozando su cuerpo poco a poco para así convertirlo en un guiñapo sangriento a merced del torero.

Quizás alguno piense que el toro nace para morir en la plaza y que sin Fiesta en los ruedos la especie se extinguiría. Sin embargo para cualquiera que respete a los animales el predeterminar a una serie de individuos para ser masacrados es como menos un acto de crueldad premeditada. Ningún ser vivo nace para que su asesinato público sirva de divertimento.

Los medios de comunicación nos venden que fuera de España la fiesta de los toros es admirada. Nada más lejos de la realidad. Cualquiera que trate con extranjeros se dará cuenta que el estereotipo del torero y la fiesta de los toros es una lacra que nos ancla en un pasado que por todos los medios estamos intentando dejar atrás. La imagen de bárbaros y país violento y atrasado no nos la quita nadie. Si es cierto que los turistas acuden a las plazas de toros, por curiosidad y sin saber exactamente que es lo que acontece dentro. Muchos no son capaces de ver terminar la corrida y salen horrorizados, sobre todo si se encuentran cerca de la arena, donde los detalles de las heridas que va sufriendo el toro son mas evidentes. Tan Dantesco es el espectáculo que Televisión Española tiene prohibido a sus cámaras y realizadores el tomar planos cortos del toro durante la faena.

La declaración de ciudades y pueblos “anti-taurinos” ha sido un paso importante para comenzar a demandar una verdadera revisión de lo que es cultura y tradición en España. A pesar de los esfuerzos que el mundo taurómaco esta desplegando, la gran mayoría de la sociedad española esta posicionada, claramente, en contra de las corridas de toros. Un espectáculo cruel, sangriento y violento no puede ser considerado “Fiesta nacional” de ningún país que se considere civilizado. Los impuestos que todos pagamos no pueden seguir alimentando una fiesta basada en la crueldad y tortura hacia los animales.

Los personajes públicos deben replantearse que imagen están dando acudiendo a las matanzas de toros, sobre todo si lo hacen de forma oficial y asumiendo el papel de representantes sociales.

¡Basta ya de costumbres violentas y sangrientas!.¡Basta ya de financiar la tortura de animales!

(Tomado del Manifiesto Antitaurino de Ecologistas en Acción)

Etiquetas: ,

2 comentarios to “Convocatoria contra la tortura animal”

  1. Desde luego se trata de un espectáculo abominable. Presenciar y alentar una muerte en directo es un crimen aun mayor, si cabe, que el ejecutarla. Lo más lamentable del asunto es que efectivamente ésta es una de nuestras mejores bazas para publicitarnos en el extranjero. ¡Qué imagen tan deplorable ofrecemos! Uno se encoge cuando contempla la variedad de público que asiste a estas matanzas: políticos, intelectuales, miembros de la flor y nata de nuestra sociedad… ¿Acaso no se requiere una indiferencia total, un acto de inhibición absoluta ante la tortura de un ser vivo, no es crueldad lo que se esconde detrás de esas manifestaciones jubilosas y ese batir de palmas tras la entrada a matar? Va a resultar que Freud tenía razón: somos violentos por naturaleza y estamos condenados a procurar la destrucción ajena.

  2. Hola donaire galante:

    Bienvenida a esta modesta bitácora. Coincido totalmente con tu comentario, aunque espero que te equivoques en tu lamento final sobre la naturaleza humana. Yo no creo que seamos violentos de manera intrínseca, ni que estemos condenados a procurar la destrucción ajena. Pienso que estos comportamientos están “inoculados” por fuerzas externas pero que no forman parte de nuestro núcleo esencial. Quizás el problema es que nuestra propia capacidad de adaptación al medio nos hace muy maleables, muy permeables a las influencias y manipulaciones que las élites programan para nosotros, de ahí la importancia de construir, entre todos, estructuras sociales, políticas y económicas que estén sanas y que procuren el bien común de todos los seres que habitamos el planeta.

    Dos besos muy fuertes.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 258 seguidores

%d personas les gusta esto: