Posts tagged ‘post-capitalismo’

febrero 9, 2012

Cultura libre, cultura de futuro

Comparte, imita, transforma, imagina, copia, crea, distribuye, aprende, aporta y sobre todo... ¡no acumules!

En la tradición oriental el ser copiado es un motivo de orgullo, en la deriva occidental actual es un motivo de enfado, denuncia y represión. Gracias a ello China expande su capital cognitivo mientras Europa se contrae. Copiar es bueno, copiar nos hace progresar, crea oportunidades y reparte la riqueza. En Brasil, país que está apostando además de forma clara por el software libre, los CDs de música casi se regalan por las calles. La creatividad no solo no se agota por ello sino que se multiplica de manera viral. Ha sido la imitación, el aprender de otros para mejorar, el compartir conocimiento lo que ha llevado a la humanidad hacia el progreso.

Todo lo que dice y demanda la red SOS frente a la trasnochada Ley Sinde-Wert es de pura lógica. El capitalismo cultural está agotado pero se resiste a abandonar su decrépito y fracasado modelo, completamente desequilibrado a favor de los intermediarios en detrimento de los creadores. Las contradicciones internas del modelo se están visualizando en este campo con una gran nitidez y servirán de punta de lanza para que otros capitalismos también empiecen a ser abiertamente cuestionados. La dualidad entre intermediarios parásitos (grandes productoras y mafias que controlan los derechos de propiedad intelectual) Vs creadores artístico-culturales es la misma dualidad que se da en la economía global entre intermediarios parasitarios (banqueros, directivos de grandes compañías, políticos corruptos) Vs productores (obreros, agricultores, autónomos, amas de casa, trabajadores africanos, asiáticos, sudamericanos, europeos…). La riqueza para quien la produce, no para quien la succiona de forma parasitaria. Pura lógica.

Post relacionado: Propiedad privada: ¿Realidad o ficción?

noviembre 28, 2011

La Economía del Bien Común, una propuesta de transición

octubre 28, 2011

Humanismo: La necesidad agónica de alcanzar un nuevo paradigma

“En un mundo en el que el dinero se ha convertido en el valor central de la existencia, no debieran sorprendernos las consecuencias de semejante negación del sentido de la vida humana. No puede sorprendernos la creciente inequidad en la distribución de la riqueza, ya que se trata de una competencia individualista en la que necesariamente debe haber ganadores y perdedores. No pueden sorprendernos las sucesivas crisis financieras y su correlato de recesión, en un sistema que solo puede sostenerse mediante el endeudamiento creciente. No pueden sorprendernos las guerras por los recursos naturales escasos, en un mundo depredado por el consumismo de los más beneficiados. No puede sorprendernos la violencia social, cuando cada vez más gente se siente marginada y fracasada, al contrastarse con ese mundo paradisíaco ofrecido por la publicidad consumista y no puede sorprendernos el nihilismo, la locura y el suicidio, cuando se ha perdido el sentido de la existencia, al pretender cambiarlo por el exitismo materialista.

Hay quienes creen que, por el solo hecho de que las crisis económicas afectan a mucha
gente, habrá entonces mayorías convencidas de cambiar al sistema económico. Y eso no es así, porque el individualismo ha calado hondo, y el hecho de que ante una crisis generalizada muchas individualidades converjan en una protesta, no significa que se haya trascendido el individualismo, y por eso no es tan sencillo pasar a otras instancias organizativas que realmente puedan reemplazar al sistema. De modo que la propuesta de una transformación en el sistema económico, no puede plantearse solamente en términos de factibilidad técnica, ni en términos de conveniencias mayoritarias. Debe ser planteada desde una mística social que tenga como bandera la ética de la coherencia, que en lo económico significa anteponer la resolución de las necesidades básicas de todos los habitantes del mundo, antes de cualquier otro interés sectorial o individual”.

(Extracto tomado del documento elaborado por Equipo de Coordinación Internacional del PHI).

¿Cómo sorprendernos del aumento del desempleo cuando los beneficios monetarios de las grandes empresas y sus cotizaciones en bolsa aumentan en consonancia a las reducciones de plantilla?. No son los malos gobiernos sino las reglas intrínsecas al propio sistema quien nos conduce a la situación de crisis estructural en la que nos encontramos. Humanismo y Capitalismo son ideologías y paradigmas conceptuales completamente irreconciliables. Como nos dice Leonardo Boff “El capital financiero se desenganchó de la economía real; la economía en su conjunto, de la sociedad; y la sociedad en general de la naturaleza”. El cambio debe ser profundo, radical y debe empezar por aquellos que se consideran más revolucionarios o comprometidos ya que, como muy bien nos recuerda el movimiento decrecentista con sus verdades incómodas, gran parte de nuestros estándares de confort propios del estado del bienestar occidental solo son posibles en un contexto de explotación brutal de la naturaleza y de los trabajadores de otras zonas del planeta. Que nadie dude de que el modelo que defendemos y anhelamos implicará profundas renuncias en cuanto a ciertas comodidades materiales en las que necesariamente nosotros y nosotras deberemos ser punta de lanza.

_________

(Encontré la foto aquí: http://elladonaranja.blogspot.com/2010/04/andamos-full.html)

abril 19, 2011

La legitimación social de la desigualdad (II)

Frente a la cortina ideológica que se afana en legitimar la desigualdad pervive una certera percepción de la realidad en millones de ciudadanos libres

En una entrada anterior hemos comenzado a analizar el tema crucial de la legitimación social de la desigualdad. Si queremos entender por qué el mundo funciona de la manera en que lo hace actualmente y no de otra es necesario interrogarse acerca de los mecanismos ideológicos que legitiman la desigualdad social y sobre las premisas erróneas que, a fuerza de ser externamente repetidas de manera masiva, terminan por interiorizarse en el diálogo mental que millones de sujetos mantienen cada día consigo mismo en la intimidad de sus pensamientos.

* ) “Prevenir las muertes causadas por la pobreza conduciría a la superpoblación”. Esta antigua forma malthusiana de legitimación social de la desigualdad se ha convertido en nuestros días en demasiado directa y sólo puede ser abiertamente defendida desde posiciones filofascistas. No obstante sigue ejerciendo una influencia nada desdeñable en el imaginario colectivo de las capas más acomadas e influyentes de la sociedad. La falsedad del argumento queda demostrada ante el hecho de que son precisamente las sociedades más pobres las que tienen los más altos índices de natalidad mientras las que gozan de mayores comodidades materiales tienen una natalidad que a duras penas resulta suficiente para no perder población. Los datos empíricos apuntan justo en la dirección contraria de este aporófobo y predarwinista concepto malthusiano ya que luchar contra la pobreza se convierte precisamente en una de las mejores maneras de controlar el supuesto exceso de población.

* ) “Los países pobres siguen siendo pobres a pesar de las ayudas y la cooperación que les prestamos. Esto prueba que la culpa no es nuestra sino de ellos”. El argumento es una de las múltiples formas que adopta el principio general de culpabilización de las víctimas, que ya fue abordado en la entrada precedente. La falsedad en este caso consiste en una simple manipulación política del lenguaje ya que las supuestas ayudas que el mundo desarrollado prestaría a los grupos más desfavorecidos no son tales, sino más bien al contrario: Los “créditos blandos” o las “ayudas para la importación” son un negocio para los bancos y las élites empresariales que controlan la producción mundial al facilitarles nuevos mercados cautivos, aumentar el margen de explotación sobre la fuerza laboral, generar dependencia respecto a las metrópolis y destruir incipientes competidores locales. Llamar a esto “ayuda” es solo una perversión del lenguaje al igual que sucede con el término “rescate” aplicado a las economías de países desarrollados cuando en realidad se está sometiendo a sus ciudadanos a nuevas mermas de soberanía y a nuevas deudas que los convierten en pseudoesclavos de las élites que cuentan con la capacidad legal para crear dinero de la nada en forma de crédito-deuda. Tanto las ayudas como los rescates se dan en realidad en sentido inverso: los pobres ayudan a los ricos y los trabajadores rescatan a los bancos.

* ) “La lucha contra la desigualdad es un problema técnico, no político. La globalización capitalista por si sola y al margen de los partidos políticos, tenderá a reducir la injusticia social“. Esta gigantesca mentira viene asociada a toda una estrategia despolitizadora comandada por los amos del dinero que ya denunció en los años 70 el filósofo Habermas y más recientemente Zizek. La esfera de lo abiertamente político es progresivamente secuestrada, vaciada de contenido y colonizada por una política oculta, por una neopolítica que se redefine en términos supuestamente científicos, empresariales y tecnológicos. Lo que subyace es un discurso totalitario del beneficio privatizado como principio rector de la política. El discurso legitimador de la desigualdad se realiza aquí de manera sutil presentándola como un efecto secundario, temporal y reversible que se correjirá en el futuro si hacemos caso a “los técnicos”. El argumento oculta el hecho de que la Ciencia solo es un instrumento y que, por tanto, no da respuestas acerca de los principios ético-políticos que deben regir una sociedad, solo sirve de manera eficaz a la implementación de aquellos principios que alguien haya previamente establecido de igual forma que ningún ordenador es capaz de autoprogramarse. Aunque está ya empíricamente demostrado que la aplicación práctica del principio rector de la búsqueda del máximo beneficio monetarizado como motor político solo genera cotas cada vez mayores de desigualdad y un aumento de la brecha entre ricos y pobres  el patrón sigue siendo defendido apelando también al plano emocional, no consciente y subjetivo de los individuos, además de a supuestos y completamente falaces “argumentos técnicos”.

La repetición de estos principios de manipulación psicológica va produciendo progresivamente una fuerte bifurcación entre la realidad y la percepción ideológicamente construida de esa misma realidad cuyas consecuencias se visualizan de manera cada vez más dramáticas. Volver a politizar a la sociedad en su sentido más amplio, profundo y responsable es trabajar por la libertad y la democracia. Y hablar de Política es hablar de ideologías y de filosofía no de personajes o de rostros mudables que el poder puede quitar o poner a su antojo. Todo es ideología, hablemos sin miedo de ideologías y de sus consecuencias; identifiquémoslas y contrastémoslas. Frente a la ideología capitalista … la ideología humanista.

(Algunas de las ideas contenidas en esta entrada han sido tomadas de POGGE, T. “La pobreza en el mundo y los derechos humanos”. Ed. Paidos. Barcelona 2005. [Ed. Original, 2002]).

abril 7, 2011

El sentimiento anticapitalista ya vence en importantes países

Según una reciente encuesta publicada por una empresa canadiense especializada en estudios transnacionales de opinión el sentimiento anticapitalista ya sería mayoritario en importantes países avanzados como Japón, Francia o Turquía. También se recoge un significativo aumento de esta tendencia de opinión en EEUU donde se registra una subida de 15 puntos en poco más de un año. La ola de indignación avanza ante la confirmación de que todo el sistema se construye sobre la base de privatizar las ganancias y socializar las pérdidas, o lo que es igual, en realizar una contínua transferencia de recursos y patrimonio público a manos privadas.

La conviccion del "system error" avanza en todo el mundo rico

A pesar de que la pregunta se realiza en términos amables utilizando la siempre dulce expresión “economía de libre mercado” (en lugar del mucho más certero, exacto y descriptivo nombre de “capitalismo”) en EEUU el rechazo al sistema se eleva al 29% y en Reino Unido (cuna del invento) la desaprobación alcanza el 36%. En Francia, Turquía y Japón el NO al Capitalismo es ya mayoritario. En un mundo donde los ricos son cada vez más ricos y los pobres, incluso dentro del primer mundo, no paran de aumentar, el fracaso rotundo del sistema es cada vez más patente. “EEUU es el último lugar en el que esperábamos ver una caída tan pronunciada de la confianza en el sistema de libre empresa”, comentó el presidente de la compañía promotora del estudio, Doug Miller. Los estadounidenses con ingresos inferiores a 20.000 dólares anuales son quienes han perdido la fe en sistema, ya que solo un 44% de ellos dice creer en él. “La encuesta sugiere que la clase empresarial estadounidense está a punto de perder el contrato social con la familia media que le ha hecho prosperar en el mundo, dijo Miller según este diario.

Cabe pronosticar que esta percepción se irá agudizando debido a las catastrofes medioambientales, los accidentees nucleares, la destrucción de reservas naturales de la biosfera y la progresiva extinción de un número creciente de especies animales y vegetales. El próximo paso será trasladar esta marea anticapitalista al espacio político, rompiendo los muros de cristal que encierran a nuestras falsas democracias.

Fuente: Resultados resumidos de la encuesta original

abril 6, 2011

Ser antisistema, una necesidad

marzo 21, 2011

Movimientos sociales y altermundismo

Los pueblos se van rebelando contra sus dictadores. Las antiguas fórmulas dejan de ser válidas. La política tradicional se sumerge en el agujero del descrédito mientras nuevos actores emergen por doquier. La política debe ser un instrumento de justicia y redistribución, pero en la actualidad es solo una herramienta de gestión al servicio de los intereses privados de una muy reducida élite. La democracia parlamentaria se ha vaciado cada vez más de contenido real. Necesitamos revindicar otra política, no profesionalizada, orientada a la defensa de los intereses comunes y a la transformación radical de la sociedad.

marzo 4, 2011

Economía estacionaria

La economía del crecimiento, un callejón sin salida

Cada vez son más las asociaciones internacionales interesadas en el diseño político de un nuevo modelo alternativo al actual sistema capitalista, que cada día se revela más insostenible. Un ejemplo es el “casse” (Centro para la anticipación de una economía de estado estacionario) que ha publicado este interesante extracto de informe: EnoughIsEnough_Summary_ES.

Las dinámicas actuales de la globalización capitalista ponen de manifiesto, dramáticamente, la insuficiencia teórica del modelo ideológico dominante desde el punto de vista de la cobertura de necesidades básicas para la población mundial. Como ya hemos reseñado en otros textos las contradicciones y callejones sin salida del sistema basado en el crecimiento se hacen ya muy difíciles de ocultar. El progreso pasa obligatoriamente por la emergencia radical de un nuevo paradigma que se construya sobre la lógica del reparto y la distribución, en sustitución de la actual lógica de la concentración y la acumulación.

El indicador por antonomasia para medir la salud de la economía en el actual y decadente modelo ideológico es el PIB, es decir, la suma del valor (a menudo en dólares) de todos los productos y servicios generados/comercializados en un país durante el año. En el modelo emergente este indicador no será ya válido, debido a su demostrada insuficiencia para evaluar de manera mínimemente satisfactoria el conjunto de variables impicadas en el bienestar biosocial, desde una perspectiva global.

A partir de los desastres ecológicos provocados por el desfrenado crecimiento económico, surge una reflexión para mejor medir el progreso económico. El Índice de Progreso Genuino (IPG) es un concepto que se deriva de una fusión entre la economía ecológica y de la economía del bienestar. El IPG supone que el crecimiento del PIB tiene costos y beneficios. Supone, pues, que determinado crecimiento económico más allá de un punto puede ser dañino, o sea, antieconómico. El índice procura cuantificar tanto los beneficios como los costos. No hay crecimiento en el IPG si los costos de contaminación equiparan al crecimiento del PIB. Más allá hay un momento de inflexión donde el crecimiento económico se torna antieconómico. El concepto de IPG es políticamente más aceptable que el PIB ya que toma en cuenta más aspectos como la mayor o menor bio-capacidad así como la distribución más o menos desigual de los ingresos. De esta forma brinda información sobre el bienestar natural y humano. Estos aspectos apuntan mejor al bienestar real y su futuro.

Para medir el IPG se tomarán en cuenta una serie de factores que restan o suman valor al PIB. Cuando hay pérdida de recursos naturales o contaminación del agua y del aire se resta valor al PIB. El IPG contempla y cuantifica otros factores que se suman al PIB: El trabajo doméstico o el tiempo libre son valores que se suman al PIB; conforme aumenta la desigualdad del ingreso y alza el gasto de defensa se resta valor al PIB. Si disminuye en cambio la desigualdad se suma valor al PIB. Cuando aumenta la vida media de los productos de consumo y de la infraestructura se suma valor al PIB y se resta valor si sucede lo contrario, etc. Un producto con una vida larga suma valor al PIB ya que nos acompaña más tiempo y por lo tanto genera menos residuo. La evolución positiva del IPG sugiere un progreso genuino de la vida, la negativa más bien un deterioro.  El IPG muestra que mundialmente hubo un incremento en el bienestar hasta principios de los años setenta. A partir de entonces el IPG decrece, es decir hubo crecimiento antieconómico. Un fuerte crecimiento económico medido por el PIB, no garantiza para nada un aumento en el IPG.

Hacia_una_economia_estacionaria – Win Dierckxsens (Holanda)

febrero 15, 2011

Otra forma de hacer las cosas

Rompiendo las cadenas

Están surgiendo diversas iniciativas ciudadanas, muy diferentes entre si, que demuestran que hay un importante sector de la sociedad mundial que no está dispuesto a resignarse ante los atropellos que las castas parasitarias están protagonizando contra la inmensa mayoría de la población. Sólo mencionar el título de algunas pequeñas y grandes rebeliones; casi todas ellas están ya dando frutos y consiguiendo los primeros éxitos tangibles: Movimiento SurAmericano para el Adelanto de la Edad de Jubilación, Movimiento por la Soberanía Democrática de Islandia , Movimientos por la Libertad y la Justicia en el Magreb, Mesas de Convergencia, Iniciativa Debate Público, Campaña para regular la Dación en Pago, Iniciativa Política “Sortu” en Euskadi, Ciudadanos en Blanco, Declaración de la Asamblea de los Movimientos Sociales del FSM-2011, Plataformas de Apoyo a la Libertad en Tunez y Egipto… . Otra forma de hacer las cosas es posible. La rebeldía, la constancia y el tesón siempre han sido las armas de los que han renuncaido a las armas.

febrero 2, 2011

Foro Social Mundial Dakar-2011: Listado de participantes

Los diez años de experiencia del FSM configuran un espacio internacional dedicado al fortalecimiento de la capacidad ofensiva contra el capitalismo y sus instrumentos; a la profundización de luchas y resistencias contra el imperialismo y la opresión, así como a la proposición de alternativas democráticas y populares. Abajo podrás descargarte el listado con las casi 1200 entidades participantes u observadoras, procedentes de países de los cinco contienentes, que se darán cita en Senegal. El trabajo a lo largo de los innumerables talleres y espacios de debate se configura en torno a 12 ejes temáticos. El FSM se convertirá durante la próxima semana en un vibrante laboratorio de ideas en donde miles de activistas pondrán en marcha el genio humano colectivo orientado hacia la construcción de un futuro diferente, Justo, Libre e Igualitario.

Este es el programa previsto para los seis días del evento, sacado de la Web oficial Foro Social Mundial 2011-Dakar. Podrás consultar en varios idiomas, aunque la opción en Francés es la que contiene la mayor cantidad de información.

Día 1 (06/02/2011): Marcha de apertura
Día 2 (07/02/2011): Día de África y de la Diáspora
Día 3 (08/02/2011): Actividades auto-organizadas
Día 4 (09/02/2011): Actividades auto-organizadas
Día 5 (10/02/2011): Asambleas temáticas
Día 6 (11/02/2011):
Mañana – Asambleas Temáticas / Tarde: Asamblea de las Asambleas

Aquí tienes, en formato pdf, el impresionante listado con las 1200 entidades (pertenecientes a 123 países) registradas en el FSM-2011, ordenado alfabéticamente con sus direcciones webs y sus nacionalidades

OTRO MUNDO ES POSIBLE

 

enero 26, 2011

Opiniones sobre el Foro Social Mundial de Dakar-2011

FSM, un proceso en construcción permanente

Presentamos en esta entrada un primer bloque de opiniones preliminares sobre el próximo FSM de Dakar. El movimiento altermundialista cumple 10 años con pocos motivos para la celebración. Parece que se está cerrando un ciclo que a su vez abre la puerta a un nuevo proceso. El futuro del movimiento pasa por una mayor radicalización, audacia y convergencia a la hora de plantear estrategias de acción política que sigan golpeando la maltrecha legitimidad social del modelo capitalista.

  • Opinión de Carles Riera:

“Si bien las propuestas de altermundialismo han tenido una incidencia importante en América Latina, no ha sido de igual modo en otras parte del mundo, particularmente en  Europa y Estados Unidos, donde el foro sigue siendo una referencia para los movimientos sociales, sindicales y los partidos de izquierda, pero donde las políticas hegemónicas siguen siendo neoliberales. Por esta razón el proceso del Foro Social Mundial, en Dakar va a encontrar un fianal de ciclo. No quiero decir un final del proceso del Foro, sino que pese a su influencia y repercusión, la situación actual exige un nuevo impulso y reforzamiento del altermundialismo”. [Leer más de la opinión de Carles Riera]

  • Opinión de Eric Toussaint:

“Pienso que hay que reforzar el proceso del FSM ya que es casi el único marco planetario en el cual convergen los movimientos sociales, ONG, organizaciones políticas de izquierda y hasta Gobiernos progresistas. No hay otro lugar orgánico de convergencia. No podemos vaciar el FSM a pesar de las críticas que podamos tener hacia él. Tampoco sería correcto de pensar en crear algo alternativo. Porque sería impulsar una propuesta en competencia y muy limitada. Hoy el FSM es lo que hay. No implica que no existan elementos preocupantes en la evolución del FSM”. [Leer más de la opinión de Eric Toussaint]

  • Opinión de Olivier Bonfond:

“Nadie puede adivinar el futuro, así como tampoco nadie puede predecir el destino de la humanidad. Sin embargo, hay dos cosas de las que podemos estar seguros. Por un lado, la ampliación, la coherencia y el nivel de radicalización en la evolución del FSM determinarán en gran parte la función que éste habrá de desempeñar. Por otro lado, FSM o no, los movimientos sociales, los oprimidos, los explotados, los excluidos, seguirán luchando por sus derechos y su dignidad. Lo que verdaderamente importa es hacer que esas luchas triunfen. Y en el mejor de los casos el FSM podrá constituirse en una herramienta al servicio de las mismas.” [Leer más de la opinión de Olivier Bonfond]

  • Opinión de Francisco Morote:

“Ya se sabe que los Foros Sociales Mundiales son lugares de encuentro, para el debate democrático de las ideas, de los movimientos sociales del planeta que rechazaban y rechazan la globalización neoliberal y el neoliberalismo y, por tanto, no cabe esperar que el FSM se convierta en una especie de Internacional altermundista, pero lo que si se puede y se debe exigir es que, a la vista de la gravedad de los problemas económicos, sociales y medioambientales del mundo, el análisis de la situación dilucide, al menos, tres cosas: la raíz u origen de los problemas, el papel de los movimientos sociales altermundistas y el marco más apropiado para la solución de las múltiples crisis. Si del Foro Social Mundial de Dakar salieran consensuadas al menos estas ideas, sería un gran paso adelante en la lucha del movimiento altermundista por la construcción de otro mundo mejor posible” [Leer más de la opinión de Francisco Morote]

 

noviembre 20, 2010

Cooperativa integral catalana: De la palabra a la acción

Con el sugerente título, “De la palabra a la acción”,  la CNT nos regaló hace unos días esta conferencia destinada a difundir de primera mano alternativas al sistema político decadente en el que nos encontramos.  Alguna de estas aplicaciones sociales ya están funcionando hoy impulsadas por una enorme carga de inteligencia, coherencia, dignidad, eficacia y trabajo colectivo.

El activista catalán Enric Durán, con su tono pausado y reflexivo, desgranó algunos de los principales ejes de ese precioso e ilusionante proyecto llamado Cooperativa Integral Catalana:

Uno de esos adelantados capaces de unir ya en la actualidad pensamiento y acción post-capitalista

- Creación de intercambios comerciales en monedas locales a través de las ecoxarxes. Se cambian euros por moneda social, en una proporción de 1 a 1, pero no se puede convertir moneda local a euros. Los miembros de la red se agrupan para realizar compras colectivas, potenciando la producción ecológica y el consumo de productos cooperativos que abarcan sectores estratégicos como alimentación, vivienda, salud, transporte y energía. Las monedas locales quedan interconectadas mediante un mecanismo internacional informatizado en red llamado Sistema de Intercambio Comunitario (CES).

-  El objetivo principal es construir un entramado de relaciones económicas, cooperativas y solidarias entre personas y empresas sociales, que salga de las reglas del mercado y que no pueda ser controlado ni por el Estado ni por los bancos. Se trata de llevar a la práctica muchas de las ideas y construcciones teóricas derivadas del movimiento por el decrecimiento y las ciudades en transición.

- Que sea un espacio para promocionar y hacer crecer productos ecológicos y locales, servicios realmente necesarios para nuestro día a día y nuevos proyectos de autoempleo vinculados a estas necesidades. Para ello se articulan espacios de encuentro entre productores y consumidores a través de centrales de compras autogestionadas y realmente comprometidas con la sostenibilidad ecohumana de nuestro hábitat. El trabajo cooperativo valorizado en moneda social sería la forma específica de impuesto en este modelo.

octubre 13, 2010

Desmonetarízate, trócame mucho

¡Hay vida más allá del dinero!. Aquí puedes olvidarte de él

La banca ética, el comercio justo, las cooperativas de consumo responsable, las ciudades en transición son algunos de los brotes verdes que crecen en medio del desierto del pensamiento único y la crisis sistémica. Son realidades que se abren camino y que van a ir sonando cada vez más en los próximos años. Las iniciativas tendentes a demostrar que es posible comenzar a vivir en la periferia del sistema monetario capitalista se hacen cada vez más visibles. Los intercambios mediante trueque o los bancos de tiempo son solo dos opciones entre las muchas vías para construir un nuevo concepto de moneda social, libre y popular. Mucha gente comienza a darse cuenta de que otra economía es posible y de que otro dinero (no sometido al control totalitario de bancos privados y siniestros mercados antidemocráticos) es indispensable. Hay muchos que sienten ya un deseo imperioso de romper las cadenas del pensamiento pequeño, de derribar los muros, de pisar los odios, de dejar volar nuestra imaginación, de tender las manos hacia el otro sin la tutela corruptora de la cleptocracia bancaria.

El próximo fin de semana en la Plaza de la Corredera (Córdoba) podrás encontrar asociaciones y personas individuales que no quieren esperar al futuro. En este espacio no se compra ni se vende: Se intercambia, se presta a fondo perdido, se trueca, se comparte, se regala… . El otro mundo posible ya está aquí llamando a nuestras puertas. Ven a verlo.

Marco organizativo de la III Feria del Trueque (Córdoba) – “Trócame mucho”

octubre 12, 2010

Espiritualidad antiimperialista

Neozapatismo, un ejemplo de la Izquierda integradora del SXXI

Está muy al uso escuchar una descalificación global de la religiosidad popular como algo que no puede ser propio de la Izquierda. Olvidan los que así hablan que la religiosidad ha sido un potente ariete de resistencia contra el imperialismo, contra el colonialismo y contra el poder de los ricos sobre los pobres a lo largo de la Historia. Ejemplos podremos encontrar muchos y muy variados: Revueltas antiimperialistas contra Roma en la Palestina de Jesús, Revueltas antifeudalistas en la Europa post-medieval de Thomas Müntzer, Movimientos shiitas en Irán para derrocar al dictador Sha Palevi agente de la CIA, movimiento judío antisionista de Neturei Karta, movimiento católico contra el imperialismo británico en Irlanda, movimiento de resistencia de Hamas contra la invasión sionista, Teología antiimperialista de la Liberación en América…

Pensamos que descalificar globalmente a la religiosidad popular es un planteamiento simplista e injusto que en nada beneficia a la Izquierda del siglo XXI. Lo que realmente hay que denunciar son los integrismos que se infiltran en las religiones con objetivos fasciocapitalistas. Estos lobbys políticos, con ingentes cantidades de dinero detrás, se inoculan en el cuerpo de la religiosidad sencilla, natural y auténtica para intentar dirigirla en su beneficio privado. También es fácil encontrar ejemplos: el virus sionista, que pretende infectar el cuerpo del judaísmo, el virus fundamentalista crisitiano que permea toda la jerarquía vaticana o el wahabismo saudí, gran patrocinador junto con el usa-sionismo del terrorismo mundial. En todos los casos es el gran capital internacional el mayor interesado en la propagación de estos virus filoterroristas en el cuerpo de las religiones, para subvertir y diluir sus cosmovisiones radicalmente incompatibles con el capitalismo, así como para crear el necesario enemigo que neutralice el ansia de justicia y libertad existente en las masas ciudadanas.

La crítica demoledora contra las religiones ya ha sido hecha, y muy bien por cierto, por gente como Bakunin hace ya más de un siglo. Pero, bajo nuestro punto de vista, esa es solo una parte de la verdad y no toda la verdad. También es posible realizar desde la Izquierda otro tipo de acercamientos más complejos al fenómeno religioso, como intentó el propio Fidel Castro en diálogos publicados con Frei Betto.

Exhortamos a los movimientos socialistas marxistas y libertarios que beben de las fuentes más clásicas y que están reinventándose a sí mismos en las últimas décadas a que sean capaces de profundizar en su comprensión de las religiosidades populares, matizar, enriquecer sus visiones, a que sean capaces de separar “el grano de la paja” en su comprensión dialéctica de las dimensiones materialistas y espiritualistas existentes en la psique de los pueblos y los individuos. Estas convergencias se nos antojan indispensables para articular respuestas potentes y eficaces contra la matriz de pensamiento único neoliberal que los siniestros “mercados” y sus sicarios pretenden imponernos.

septiembre 9, 2010

Socialismos

El impulso de apoyo mutuo, la alianza social por la supervivencia de la especie, una fuerza telúrica que siempre renace

El Socialismo, entendido en un sentido genérico, es la lucha por la Justicia y la dignidad completa de la Tierra, los pueblos y las personas. También podría afirmarse, desde un punto de vista abstracto, que se trata de un impulso que persigue la creación de una sociedad de iguales, sin excluidos y con democracia real.

Pero esta fuerza intemporal toma múltiples formas cuando comunidades humanas afincadas en distintos espacios y momentos de la historia, tratan de llevarla al suelo, de ponerle “ojos, boca y piernas”. Nacen así múltiples materializaciones no siempre coincidentes en sus rasgos físicos concretos, aunque sí en sus aspiraciones finales.

Es así que dentro del Socialismo caben muchos socialismos: socialismo libertario, socialismo ecologista, socialismo cristiano, socialismo indigenista, socialismo marxista, socialismo feminista, socialismo cubano, socialismo islámico, socialismo zapatista, socialismo bolivariano….

Es indudable que cada uno tiene sus propias peculiaridades pero todos son extremadamente valiosos, todos (en diferente grado) han dejado compañer@s por el camino, todos son expresiones vivas de rebelión.

Es mucho lo que nos une. Sumemos y no restemos, multipliquemos y no dividamos. Seamos críticos cuando la situación lo requiera pero no destructivos hacia aquellos que pelean contra nuestro mismo rival.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 249 seguidores

%d personas les gusta esto: