Posts tagged ‘sarkozy’

abril 29, 2012

Descodificando a Le Pen o la falsa dualidad izquierdas contra derechas

¿Izquierda o Derecha?. Vean su programa y juzguen

Los excelentes resultados de Marine Le Pen en la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas provocan inquietud en los mercados y en las cabezas pensantes que dirigen el negocio desde Bruselas. Opinadores profesionales nos avisan desde sus púlpitos mediáticos que la “extrema derecha” está ganando adeptos y que ello es muy peligroso. Buscamos la propuesta electoral de esa señora y nos encontramos con que su programa económico está en las antípodas del de Sarkozy: Liberarse decididamente de la tutela de los mercados financieros, blindar los servicios públicos, apostar por los productos locales frente a los importados, revalorizar los salarios, renegociar los tratados, imponer una laicidad real del estado, fomentar los referendums vinculantes, atacar decididamente la corrupción, recuperar la independencia política y militar respecto a las grandes “alianzas” internacionales. ¿No podría firmar todo eso cualquier partido de la llamada “izquierda nacionalista”?. Vemos nítidamente que el voto a Le Pen es un voto anti-globalización y  anti-capitalista (ya que el capitalismo en la última década ha preferido adoptar la etiqueta más amable de “globalización económica”). Naturalmente es un programa que provoca pavor entre los “tecnócratas” neoliberales de Bruselas. Y no es precisamente por sus proclamas contra el peligro de islamización de Europa (cosa que al mundo financiero le trae totalmente sin cuidado) sino por la posible nacionalización de la Banca para ponerla bajo el control político de la mayoría parlamentaria. Efectivamente también hay contenidos en su programa que se nutren del sentimiento de desconfianza hacia el extranjero, algo tristemente secular en la condición humana, sobre todo en tiempos de crisis. Pero… ¿No sería también posible etiquetar este programa como “izquierda xenófoba” frente a la “izquierda multicultural” de Jean-Luc Mélenchon?. ¿No podrían ser ambos etiquetados como programas de izquierda por su carácter anticapitalista, frente a los programas de derecha (pro-capitalistas) de Hollande-Sarkozy?.

El intentar analizar siempre los acontecimientos políticos bajo la rígida plantilla mental izquierdas-derechas nos dificulta la percepción de importantes matices socio-culturales que operan en una capa más profunda de la realidad. Este prisma de análisis puede llegar a constituir un cierto reduccionismo intelectual que las propias élites mediáticas fomentan para encubrir y enmascarar sus verdaderos objetivos de clase. Los hechos son tozudos y nos muestran una y otra vez que la lucha de clases existe y es muy real, aunque los magos de la información intenten velarla cada día. “Somos el 1%”, nos gritan cada día los grandes capitales con abierta agresividad, “y vamos a por el 99%”, que sois vosotros. Son los de arriba contra los de abajo, y no tanto las izquierdas contra las derechas. Los resultados electorales franceses nos muestran, por un lado, que el sentimiento anticapitalista no deja de crecer (como ya empezaba a verse con claridad en esta encuesta del año pasado) y por otro que hay una facción de la sociedad que se está cansando de pedirle por favor a los bancos que sean buenos, y que están valorando seriamente la utilización de otros métodos menos amables y más expeditivos.

octubre 16, 2010

Francia decide defenderse contra la agresión capitalista

Los jóvenes frente al capital pelean por su futuro

El capitalismo, perfectamente encarnado en ese decadente y grotesco personaje llamado Díaz-Ferrán, se va quedando desnudo de argumentos que lo vistan, como el famoso emperador del cuento paseando ante sus súbditos. La receta para salvarnos es “trabajar más y cobrar menos” dice con descaro, sólo así los propietarios podremos mantener nuestros beneficios, le faltó añadir. Nunca antes fue tan evidente que la riqueza del capital se edifica sobre la explotación del trabajador. Los ciudadanos franceses han entendido perfectamente la cuestión y han decidido pelear por sus derechos. Saben que nadie va a venir a salvarlos. Estudiantes, en la mejor tradición sesentayochera, obreros industriales, camioneros, agricultores se preparán ya para la octava huelga general. Saben que los banqueros, especuladores y grandes propietarios van a por ellos. Pero ellos están enfrente.

Gracias, Francia.

septiembre 20, 2010

Caso Sakineh: Así funciona la máquina mediática de destrucción masiva

Caso Sakineh Mohammadi-Ashtiani, paradigma de funcionamiento de la gran maquinaria del odio contra los países que luchan por su independencia frente al imperialismo

1. Esa señora no ha sido juzgada por adulterio, sino por asesinato. Ni siquiera se están pronunciando en Irán condenas por adulterio. Más que abrogar ese tipo de acusación, la ley ha establecido –en lo tocante a la demostración de los hechos– una serie de condiciones imposibles de satisfacer. Cuatro personas tienen que haber sido testigos del adulterio en el mismo momento.

2. La República Islámica no reconoce la Charia, sino –única y exclusivamente– la ley votada por los representantes del pueblo en el seno del Parlamento.

3. La señora Sakineh Mohammadi-Ashtiani administró una droga a su esposo y convenció a su amante, Issa Tahen, para que lo matara mientras dormía. Su cómplice y ella misma ya fueron juzgados en primera y segunda instancias. Los «amantes diabólicos» fueron condenados a muerte en primera y segunda instancias. La Corte no cometió ningún tipo de discriminación en función del sexo de cada uno de los acusados. Es importante señalar que el acta de acusación ni siquiera menciona la relación íntima que mantenían los acusados, precisamente porque resulta imposible probarla conforme a las normas del derecho iraní, aunque los familiares confirman la existencia de dicha relación.

4. La pena de muerte se ejecutaría mediante la horca. La lapidación, que estuvo en vigor bajo el régimen del sha y se mantuvo algunos años después de su derrocamiento, fue abolida por la Revolución Islámica. Indignado ante las afirmaciones de Bernard-Henry Levy y de Nicolas Sarkozy, el vicepresidente del Consejo de la Magistratura de Irán declaró a Dieudonné M’bala M’bala que desafía a esas personalidades sionistas a que encuentren un texto de ley iraní contemporáneo que estipule la lapidación.

5. El juicio está siendo examinado actualmente por el Tribunal de Apelación, que debe verificar la legalidad de cada detalle del procedimiento aplicado. De no comprobarse un estricto respeto de la legalidad, el juicio sería anulado. Ese procedimiento de examen suspende la aplicación de la sentencia. Dado que el resultado del juicio no es aún de carácter definitivo, la acusada sigue gozando de la presunción de inocencia y nunca se ha hablado de ejecutarla al término del Ramadán.

6. El abogado Javid Hustan Kian, presentado como abogado defensor de la señora Mohammadi-Ashtiani, es un impostor. Está vinculado con el hijo de la acusada, pero esta última nunca puso su defensa en manos de ese individuo ni ha estado nunca en contacto con él. Javid Hustan Kian es miembro de los Muyahidines del Pueblo, organización terrorista que goza de la protección de Israel y de los neoconservadores .

7. El hijo de la acusada vive normalmente en Tabriz. No tiene la menor dificultad en hablar frecuentemente por teléfono con el señor Lévy para denigrar su propio país, lo cual demuestra el carácter libre y democrático de su gobierno.

No hay nada, en definitiva, absolutamente nada de cierto en la versión de Levy y de Sarkozy sobre la historia de la señora Sakineh Mohammadi-Ashtiani. Puede ser que Bernard-Henry Levy haya repetido de buena fe falsas acusaciones que iban en el mismo sentido que su cruzada contra Irán.

Pero el presidente Nicolas Sarkozy no puede justificarse de la misma manera.
Los funcionarios de la diplomacia francesa, la más prestigiosa del mundo, seguramente le han hecho llegar todo tipo de informes sobre el caso.
Fue por consiguiente de manera deliberada que Sarkozy le mintió a la opinión pública francesa, probablemente para justificar a posteriori las drásticas sanciones adoptadas contra Irán, en detrimento incluso de la propia economía francesa, ya gravemente afectada por su política.
Manipulación mediática: El escándalo sobre Sakineh

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 260 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: