Clamor en Londres contra el expolio capitalista.

ppf_28mar_002-medium

Miles de manifestantes se lanzaron a las calles de Londres con el fin de mostrar el rechazo al capitalismo. Ya el sábado se adelantaron más de trescientas mil personas en un pasacalles organizado por asociaciones de todo tipo bajo el lema ‘Pon a la gente primero’. Las protestas se extendieron por toda la ciudad. Una manifestación que ha partido de la embajada de Estados Unidos ha protestado contra la guerra y ha pedido que el gasto militar pase a gastos sociales y a ayudar a las familias a salir de la crisis.

También en el centro de Londres, en Bishopgate, se formó un campamento climático, con comida biológica, inodoros composteros y tiendas de campaña. El evento, al que han asistido unas tres mil personas, ha contado con charlas y talleres, a la vez que se cortaban las calles. Se trataba de protestar contra el cambio climático y las consecuencias medioambientales de un sistema económico insostenible. Aunque las personas campistas estaban decididas a acampar toda la noche, la policía ha irrumpido en varios puntos del día, rompiendo las tiendas, pegando a gente que, comprometidas con una lucha pacífica, estaba sentada en el suelo y con las manos arriba, además de tirar bicicletas y arrestar a un número todavía no concretado de entre 10 y 30 personas (según informa Indymedia Londres). A estas horas, las últimas noticias son que la policía ha rodeado totalmente el campamento y van a ir dejando salir a la gente, previa toma de datos. 24 detenidos y decenas de heridos en serios enfrentamientos con la policía.

La más sonada de todas fue la manifestación a las puertas del Banco de Inglaterra. Allí, cuatro manifestaciones con unas diez mil personas en total, coincidieron para denunciar los excesos y las injusticias del sistema capitalista. Las cuatro manifestaciones respondían a una simbólica metáfora de los cuatro jinetes del Apocalipsis: contra la guerra, contra el caos climático, contra los crímenes financieros y un cuarto, contra las fronteras y la división de las tierras.  Cada jinete llevaba su caballo, con un color determinado, además de música y gente disfrazada, pues se había llamado a un ‘Carnaval del Colapso’ para acabar con el capitalismo. Hacia las 12 de la mañana, la plaza donde se encuentra el Banco de Inglaterra ya había sido tomada. En seguida la policía bloqueó a l@s manifestantes dentro de la plaza y se proponían no dejarl@s salir. Esta manifestación también se ha saldado con disturbios, detenid@s y, finalmente, con unas cien personas que no han podido llegar a salir de la plaza.

(Resumen de la crónica enviada por Marta Iñiguez)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: