Capitalismo globalizado, crisis sistémica y decrecimiento

La teórica del decrecimiento Helena Norberg-Hodge, del colectivo Silence, nos describe perfectamente en el libro “Objetivo Decrecimiento” (Ed. Leqtor, Barcelona 2006) el bucle maligno del modelo económico-político que se ha expandido por el planeta en las últimas décadas. Gran parte de los males que nos asolan (triple crisis sistémica: ambiental, económica y humana) están causados por la aplicación de esta doctrina.

bucle_capitalista

El concepto de “dumping” es clave para entender qué esta pasando. “Dumping” significa vender por debajo de los costes reales. El dumping sólo puede ser posible bajo el amparo de una megaconcentración de capital orientada exclusivamente en la defensa de intereses particulares. Su efecto más inmediato es la destrucción de microtejidos productivos a pequeña escala tanto a nivel social como ecológico y la creación de relaciones de dependencia forzosa entre consumidores y proveedores oligopólicos. El concepto de “coste” debe ser entendido en un sentido amplio y no exclusivamente monetarista ya que existen unos costes ambientales y humanos que nunca se computan en las cuentas de resultados o en los balances financieros de la macroempresa capitalista. Por supuesto que el vender por debajo de costes implica una deuda sistémica que vamos aumentando a velocidad de vértigo y que todos, sin exclusión, terminamos por pagar.

Frente a esta situación sólo cabe una inversión del modelo: ruralización frente a urbanización, reparto frente a acumulación, localización frente a globalización, decrecimiento frente a hiperconsumismo.

Para saber más: decrecimiento.info

2 comentarios to “Capitalismo globalizado, crisis sistémica y decrecimiento”

  1. Bueno, regreso de nuevo a la palestra bloguera. A ver cuanto me dura 😉

    El caso es que al hablar de dumping siempre me viene a la cabeza el concepto de DUMPING SOCIAL, es decir, la competencia “desleal” (entre muchas comillas) que nos hacen los trabajadores del tercer mundo a los del primero. Las grandes multinacionales se largan de occidente para fabricar en estos paises por debajo de costes, logrando que la situación social y laboral aquí en occidente se vaya deteriorando y los trabajadores lleguemos a extremos, por ejemplo, de votar una congelación de cueldo para que una multinacional nos fabrique un coche en España (Halbemos de VW-SEAT, por ejemplo). Los trabajadores nos tenemos que dar un canto en los dientes si al final solo nos tenemos que bajar los pantalones hasta la altura de las rodillas y no hasta los tobillos.

    El mundo es una patata. Y aún nos atrevemos a traer hijos al mundo. Que ilusos somos…

  2. Hola Alfredo.

    La única solución es que la gente “deje de tragar” y empiece a plantarse de una vez. Hay que decir NO al capitalismo y al neoliberalismo, bien alto y bien claro, en tantos sitios como sea posible. No hay que resignarse a esa “bajada de pantalones” de la que hablas. Frente a la sumisión sólo cabe una dinámica de resistencia y liberación.

    Saludos cordiales.

    PD: ¿Qué tal tu blog?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: