Dulces transgénicos

transEl lobby a favor de los transgénicos (OGM) es una larga aguja que penetra hasta el mismo corazón de los gobiernos “democráticos”. En España el agente avanzado de este gigantesco y lucrativo negocio es la ministra Cristina Garmendia. Si alguien piensa que esto es otra paranoia más de cuatro ecologistas locos y aburridos que escuche Radio Nacional de España. He comprobado con estupor como cada vez son más frecuentes las cuñas de opinión o los falsos debates entre “expertos” para ir colando en la opinión pública la idea de que los transgénicos realmente no son tan malos. Lo último fue una cálida voz, en medio de dos programas, argumentando a favor de la eliminación de la obligatoriedad de indicar de manera explícita la existencia de OGM en el etiquetado de ciertos productos. Según esta voz “amiga” no había razones para hacer este aviso ya que se introducía en la opinión pública una falsa idea de peligrosidad respecto a estos productos, que ese etiquetado iba en contra de la libre competencia y que realmente esos prodcutos agrícolas no eran diferentes a sus hermanos biológicamente naturales.

La voz olvidó avisarnos de la miseria que esta agroindustria supone para muchos pequeños agricultores, el aumento del poder y la concentración de capital en cada vez menos manos, la dependencia que introduce en productores y consumidores, la disminución alarmante de la biodiversidad y…por supuesto los riesgos aún no suficientemente estudiados para la salud de los consumidores.

La guinda ha sido hoy cuando conocemos que precisamente la señora Garmendia tiene el patrimonio más grande de todos los miembros del gobierno, multiplicando por 24 el del propio presidente Zapatero.

Todo un ejemplo de “socialismo científico” (made in P$OE) puesto a favor del capital y en contra del planeta.

Para profundizar en las campañas de manipulación mediática sobre transgénicos consulta esta web de investigación de la Doctora Anna Bermeo Turchi: Ministra Garmendia desinforma sobre transgénicos y el proceso de Bolonia.

2 comentarios to “Dulces transgénicos”

  1. Hola

    Pues yo estoy de acuerdo en decir que los transgénicos no son necesariamente malos. No se puede afirmar que modificar un organismo genéticamente tenga que comportar necesariamente consecuencias negativas.

    Actualmente, el “problema de los transgénicos” debe ser atribuido a su mala utilización. El ejemplo más claro es MONSANTO.

    Un saludo.

  2. Hola Havoc.

    Bienvenido a nuestra bitácora. He leído tu entrada en superlemmings y creo que toda la información que das sobre Monsanto es básicamente correcta. Además está todo explicado muy clarito. El problema es que, como bien dices, este mercado está controlado en exclusiva por 3 o 4 grandes compañías transnacionales que nos están envenenando a todos. No sé si en el futuro habrá OGM buenos (para saberlo habrá que esperar muchos años y testear innumerables variables de comportamiento imprevisible, así como sus interacciones). Lo que sí está claro es que en la actualidad toda esta tecnología está siendo empleada contra el ser humano, contra los pequeños agricultores y contra el equilibrio medioambiental.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: