Archive for noviembre, 2009

noviembre 29, 2009

La gran farsa electoral

La situación actual de Honduras nos muestra bien a las claras el gran montaje de las farsas electorales que se multiplican a menudo por la escena internacional y que suelen envolverse en esa pomposa mentira llamada “democracia”. El esquema de dos candidatos títere enfrentándose en un combate amañado vuelve a repetirse una vez más. Lo hemos visto en Afganistán recientemente pero támbien nos podría servir de ejemplo cualquier otro país, comenzando por EEUU, dentro de la inviolable lógica bipartidista representada tras el telón del gran capital. En esta ocasión la novedad es que los disfraces de los actores y el decorado de la obra aparecen más grotescos, desfigurados y ridículos que nunca. Los golpistas y sus amigos llaman a la población para que ejerza su derecho al voto, en el más histriónico y absurdo de los guiones.  Los líderes estadounidenses, colombianos e israelíes que han protegido a los golpistas ya ni siquiera son capaces de cuidar la puesta en escena, como suele ser habitual en ellos, y se lanzan al escenario para representar  la más burda parodia, entre los silbidos, abucheos y carcajadas del público mundial.

noviembre 28, 2009

Refundación

En un escenario de crisis existencial planetaria la Izquierda española está hablando de refundación y en este sentido ha realizado un  llamamiento a la ciudadanía. No es mala noticia, la música suena bien. Desde aquí consideramos necesario construir alianzas entre todas las fuerzas políticas que hacen de la Justicia y el Reparto su bandera, bajo la premisa básica de superar el capitalismo. Nuestro apoyo, por tanto, al proceso puesto en marcha en torno a un gran proyecto político inclusivo y abierto a todo tipo de tendencias y sensibilidades. Tampoco voy a caer en el tópico de hacer un “llamamiento sin exclusiones”. Yo excluiría a los que anteponen cargos e intereses personales a los intereses colectivos, a los que anhelan la caricia de las transnacionales y a los que aspiran a hacerse ricos como principal horizonte de vida. También buscaría una nueva marca electoral y caras nuevas, con ilusión, alegría e ideas, curtidas en el activismo de calle. Intentaría ser humilde y le daría un fuerte protagonismo en el proceso a los movimientos sociales: ecologistas, sindicalistas, antisistema, feministas, espiritualistas, pacifistas, indigenistas, republicanistas y en general a todos aquellos que creen de corazón en que otro mundo es necesario y que hay una vía socialista para conseguirlo.

noviembre 24, 2009

Cristianismo, Marxismo y Decrecimiento.

Reproducimos un fragmento del excelente artículo redactado por Antonio Moreno y Teresa Bravo para Comunidades Cristianas Populares (CCP).

Rosa Luxemburgo, aún admirando el primitivo socialismo cristiano, establece una diferencia con el socialismo marxista. El socialismo cristiano es un comunismo de consumo no de producción, procura que todos tengan sus necesidades básicas cubiertas, lo que es mucho, pero no se preocupa, ni pudo hacerlo, de cómo se producen o se obtienen esos bienes. “La consigna de propiedad colectiva -nos dice- que levantaban los cristianos no se refería a los bienes de producción sino a los de consumo. No exigían que la tierra, los talleres y las herramientas se convirtieran en propiedad colectiva, sino simplemente que todo se dividiera entre ellos, casa, comida, ropas y todos los productos elaborados necesarios para vivir….. Los cristianos sólo deseaban que los que poseían la riqueza abrazaran el cristianismo y convirtieran sus riquezas en propiedad común para que todos gozaran de estas cosas en igualdad y fraternidad…Así, los cristianos de los primeros siglos eran comunistas fervientes. Pero era un comunismo basado en el consumo de bienes elaborados y no en el trabajo y se demostró incapaz de reformar la sociedad, de poner fin a la desigualdad entre los hombres y de derribar las barreras que separaban a los pobres de los ricos. Esta misma crítica es la que el marxismo hace también a la teoría del Decrecimiento. No obstante, antes de ver este punto, es necesario responder primero a la crítica que Nicolás Georgescu (padre del decrecimiento) hace de la economía marxista del comunismo soviético. Esta crítica, que la hace en los años 70, tras la caída de Krutchev y el ascenso de Brezhnev, es válida, a nuestro entender.

El comunismo soviético tiene efectivamente una visión mecanicista y economicista de la economía. “Determinista o mecanicista porque reconoce a la realidad material, a la naturaleza con sus leyes objetivas e independientes del hombre, como lo único existente y, por lo tanto, lo más importante. El ser humano, por su parte, estará totalmente determinado a conocer o captar las leyes que son propias a esa realidad exterior, objetiva e independiente del sujeto, llamada naturaleza y aplicarlas en su vida, lo que elimina la concepción histórica de la sociedad. Y es economicista porque el factor económico, las condiciones de producción resultante de las fuerzas productivas y las relaciones de producción entre ellas, es lo que determina “en última instancia” la vida social. El desarrollo histórico de la sociedad en su conjunto está determinado por lo económico” (Documentos de CPS, nº 38, p. 4, [en línea: http://www.cps.com.es/documentos.htm ] .

Sin embargo, como exponemos en el mismo trabajo, existe otro marxismo humanista que no es determinista ni economicista y, por lo tanto, puede muy bien aceptar las tesis de Nicolas Georgescu. Marx no pudo incorporar a su teoría económica las ideas de la bio-economía de N. Georgescu, porque en su tiempo no podía tener una visión ecológica causada por la globalización capitalista. No obstante, creemos que la crítica que el marxismo humanista hace del modo de producción capitalista sigue siendo válida y completa el concepto de Decrecimiento de Nicolás Georgescu.

Efectivamente, no habrá que reducir únicamente la producción y el consumo, sino el modo de producción capitalista, que influye en cómo se distribuye y consume. Si la producción, aunque decrecida, sigue siendo capitalista; si las relaciones sociales de producción están en manos de los que detentan el capital, que someten a su dominio a los que únicamente viven de la fuerza de trabajo, sea muscular o intelectual. Si sólo existe el valor de cambio y todo es mercancía, si el motor del proceso productivo es la ganancia, garantizada mediante la productividad y la competencia, este proceso seguirá siendo injusto, por muy decrecido que intentemos que sea. Creemos que el cambio del modo de producción capitalista, augurado por el marxismo humanista no soviético, completa la tesis del flujo entrópico expuesto de N.Georgescu.

Como conclusión, pues, deberíamos intentar caminar hacia un eco-socialismo. Un Decrecimiento tal como hemos expuesto, pero al mismo tiempo, con otro modo de producción, es decir socialista no capitalista.

Antonio Moreno de la Fuente
Teresa Bravo Gómez
CCP de Sevilla, 16 de noviembre 2009

noviembre 22, 2009

La iglesia verdadera.

Los jerarcas del Vaticano y la Conferencia Episcopal española no dudan en seguir virando el timón ideológico hacia la derecha poniendo rumbo directo hacia su propio naufragio. Todos sus nombramientos y decisiones políticas van en la misma dirección decrépita. Mientras esto sucede contemplamos otras realidades: Teologías feministas, movimientos homosexuales cristianos o comunidades crisitanas populares podrían ser tres ejemplos. La iglesia real, la iglesia del pueblo, la de la gente anónima, la iglesia de base, no piensa como su cúpula en gran cantidad de temas y sigue viendo a la Teología de la Liberación como un horizonte de autenticidad, verdad y esperanza. Las balas disparadas por los poderosos contra Romero, Ellacuria y tantos otros no sólo no han consegido apagar el testimonio de esta otra iglesia sino que, muy al contrario, amplifican su voz hasta hacerla retumbar por toda América. La etiqueta “Teología de la Liberación” mueve a las masas y se ha convertido en sinónimo de éxito electoral por todo el continente. En esta línea se enmarca el último ejemplo de Perú, con el sacerdote Marco Arana. Ratzinger y sus acólitos no representan a casi nadie, han perdido su legitimidad, a fuerza de intentar silenciar y censurar a todos aquellos que pretenden alinearse de manera auténtica con el mensaje profético del palestino Jesús de Nazaret.
Casi todos los Teólogos de la Liberación han sido reprendidos por el Vaticano, pero su intento de amordazarlos siempre suele resultar fallido a la larga. Sus voces son imposibles de acallar ni a fuerza de balas. En la imagen vemos a Jon Sobrino. Colaboró con el arzobispo Óscar Romero, asesinado en 1980, y escapó de sufrir tal suerte en 1989 cuando los Escuadrones de la Muerte mataron a Ignacio Ellacuría y a otros compañeros jesuitas. En 2006, la Congregación para la Doctrina de la Fe condenó su obra por dar una visión “demasiado humana de Jesucristo”.

“La palabra globalización es hoy una mentira manifiesta porque un globo es aquella forma en la que cualquier punto de su contorno es equidistante del centro. Así que un mundo globalizado sólo será posible cuando todos los seres humanos estemos equidistantes del centro, seamos iguales de verdad. El capitalismo no ofrece soluciones a los problemas éticos. El socialismo, en principio y con sus limitaciones, pudiera ofrecer más vías de humanización”. Entrevista a Jon Sobrino

noviembre 18, 2009

La naturaleza trabaja gratis

La protección, conservación y regeneración del medio ambiente es la inversión más rentable que existe. La naturaleza trabaja gratis para nosotros, sólo tenemos que ayudarla y facilitarle la tarea, en lugar de destruirla. Las fuerzas productivas más potentes no están en las transnacionales privadas ni muchos menos en el casino especulativo de la ingeniería financiera. Si quieren encontrarlas sólo tienen que buscar en los bosques, en la selva o en los fondos marinos. Ah!, son gratis. Son un regalo de Gaia, la Pachamama, Dios, Alá, Yahvé, Brahma o el Big Bang. (El nombre del gran benefactor lo dejamos a gusto del lector). El capitalismo se encarga de usurpar el uso y disfrute de este regalo, privando del mismo al 80% de los habitantes de la Tierra.

La contabilidad ambiental es desconocida e ignorada por el mercado, y “estamos acabando con el capital natural sin entender siquiera el valor de lo que estamos perdiendo”, advierte el informe La Economía de los ecosistemas y la biodiversidad, coordinado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Los ecosistemas proporcionan servicios valorados en billones de dólares anuales, y según el informe es más barato mantener el equilibrio natural que actuar con infraestructuras artificiales. Así, la protección de 12.000 hectáreas de manglares en Vietnam supone un coste anual de un millón de dólares, pero evita un coste de siete millones de dólares que serían necesarios para el mantenimiento de los diques si no existieran los manglares. La organización ecologista WWF destacó que, por cada euro invertido en la reducción de desastres naturales, se ahorran siete euros en pérdidas tras el desastre. El director ejecutivo del PNUMA, Achim Steiner, apostó por “pagar a los países en desarrollo por la reducción de emisiones por deforestación evitada, y así situar en el centro de la actividad económica la importancia financiera de los ecosistemas y la biodiversidad”.

En el informe han participado más de 100 especialistas que proponen un decálogo para que los políticos actúen: inversión en infraestructuras naturales ya existentes y no más artificiales; pago a comunidades locales por la conservación de ecosistemas; reformar los subsidios dañinos (un tercio de las ayudas que se destinan a agricultura y pesca van a la compra de carburantes); poner precio a la pérdida de biodiversidad; reconocer que las áreas protegidas proporcionan beneficios (un sexto de la población mundial depende de ellas); detener la deforestación; proteger las barreras de coral tropical; recuperar las pesquerías; reconocer el vínculo entre degradación de los ecosistemas y pobreza; y llegar a un acuerdo en la Cumbre del Clima de Copenhague.

Dos pequeños ejemplos de buenas prácticas son las que están teniendo lugar en Venezuela (inversión en sedimentación en el sistema nacional de áreas protegidas que ha ahorrado a los granjeros 4,5 millones de dólares al año para mantener sus fincas) o Guatemala (inversiones en protección de la Reserva de la Biosfera Maya que generan unos ingresos anuales de 50 millones de dólares y crean 7.000 empleos).

Esta entrada está basada en la noticia publicada recientemente en el Diario Público, La naturalez trabaja gratis. Para saber más consultar en la Economía de los Ecosistemas y la Biodiversidad (TEEB).

noviembre 17, 2009

Mercado, precios y democracia.

Una de las grandes mentiras que el sistema predica con sus megáfonos es que la fijación de precios mediante un mercado abierto es un mecanismo justo y democrático para regular la economía. Detrás de esta simple y aparentemente inofensiva afirmación se esconde una ideología altamente nociva para el bien común. Supongamos que, a una fecha concreta, el mercado dispone en origen de 1.000.000 de unidades de un producto determinado, llamemosle botellas de aceite de oliva virgen, a un precio medio de referencia de 1 euro la unidad. Ese precio inicial,  calculado para mantener una rentabilidad mínima que haga viable la actividad, sería una referencia para los agricultores. Se realiza una subasta del aceite en el libre mercado de la distribución y  un grupo reducido de 3 operadores intermediarios consigue hacerse con la mayoría de las botellas. Acto seguido almacenan el aceite adquirido en sus inmensas naves para, a partir de aquí, diseñar  su estrategia de negocio en tres  fases:

En la primera fase ponen a la venta un primer lote de unidades de manera dosificada, fijando un precio final de 3 euros la botella.  El consumidor, ante la oferta restringida, compra a 3 euros.  (Primera fase, “puñalada al consumidor”)

La segunda fase de la operación se produce después de haber vendido más de la mitad de las botellas. La inversión inicial ya ha sido recuperada con creces y ahora llega el momento de la bajada, la “gran oferta”. Los operadores sacan ahora todas las botellas restantes (pongamos un tercio de las inicialmente adquiridas) al mercado a un precio de 90 céntimos. Los mercaderes se permiten el lujo de perder 10 céntimos por botella durante esta fase pero el negocio rueda a la perfección. La gran oferta  atraerá a sus tiendas a muchos consumidores, que abandonan progresivamente la pequeña tienda de barrio, volviendo a obtener una segunda oleada de ganancias en la operación mediante la venta, “por arrastre”, de otros productos. (Segunda fase: “puñalada al pequeño comercio”).

Cuando el mercado vuelva a subastar un nuevo millón de botellas el precio de referencia ya no será de 1 euro, sino de 90 céntimos. Ha sido el último precio de venta al público. Los grandes operadores aducirán que el consumidor final se ha acostumbrado a ese precio y que ya no comprará aceite si lo sacan más caro. Pero los 90 céntimos están ya por debajo del umbral de rentabilidad del productor que trabaja prácticamente por nada, viéndose obligado a pagar sueldos de miseria a los jornaleros si no quiere entrar en quiebra irremediable. Es la tercera fase, el remate final, la gran estocada. (Tercera fase: “puñalada al productor y al jornalero”). Acto seguido el juego volverá a comenzar pero el tornillo del garrote habrá dado otro pequeño giro maś sobre el cuello de los agricultores, los jornaleros y los pequeños comerciantes.

Las grandes superficies vampirizan el beneficio a base de succionárselo a todos los demás eslabones de la cadena de producción-consumo. La fijación de precios es profundamente antidemocrática ya que 3 operadores han conseguido imponer su precio (el que en cada momento les ha convenido) a cientos de productores y a decenas de miles de consumidores, destruyendo por el camino a multitud de pequeños comerciantes que no pueden almacenar tantas botellas y no pueden competir contra las grandes ofertas que se realizan incluso por debajo del precio de costo (dumping). El beneficio de estos operadores, que a su vez controlan el mercado de otros 1000 productos más, se construye sobre la puñalada traicionera al consumidor, el hundimieno del productor,  la explotación del jornalero y la destrucción del pequeño comerciante.El capital de los grandes mercaderes les ha permitido jugar con todos nosotros. Es la democracia capitalista, en donde 3 mandan y 30 millones obedecen.

noviembre 16, 2009

La Cultura del Consumo

Publicamos esta entrada que nos ha hecho llegar muy amablemente Amante del Error, desde su bitácora Rebelión en la gran ciudad, analizando las incoherencias de la cultura del consumo que cada día se nos pretende imponer desde los medios como panacea a todos nuestros males:

La Cultura del Consumo

Con Cultura del Consumo me refiero a la actitud del que considera que el tener más posesiones es el fin último de su vida. Más allá de lo trivial que pueda parecer una existencia basada en esta actitud, las instituciones desarrollan mecanismos (publicidad, modas, tecnología innecesaria…) para inculcar estos valores en la sociedad, sin reconocer lo peligrosos que pueden llegar a ser. Y no solo para los que los hacen suyos.

En función de como contempla la idea de crecimiento económico, se puede distinguir entre los siguientes modelos:

– El Crecimiento 0, que estima prioritario frenarlo totalmente para evitar que los problemas ecológicos aumenten. Sin embargo, no es aplicable en los países pobres porque en ellos la gran mayoría de la población no puede acceder a unos hábitos de consumo básicos.

– El Desarrollo Sostenible, que considera que debe basarse en un desarrollo cualitativo mediante el aumento de la eficiencia tecnológica y el cumplimiento de las 3 leyes de Daly. No obstante, el aumento de la eficiencia suele ir acompañado de un efecto rebote: el abaratamiento de la energía hace que se utilice igual o más que antes de la mejora.

– El Decrecimiento, que cree necesaria su eliminación e inversión en los países que padecen de sobreconsumo para mejorar la situación de los que sufren de subconsumo y acabar con el deterioro medioambiental. Evita el efecto rebote dando mayor importancia a la simplicidad voluntaria y al poner los precios reales a los productos en función de su coste ecológico.

– El Crecimiento Ilimitado, que se basa en la premisa de que los recursos naturales del planeta permitirán al ser humano crecer ilimitadamente en lo que a riquezas materiales se refiere. Es el modelo vigente en la actualidad.

Frente a las 3 primeras alternativas, el Crecimiento Ilimitado tiene bastantes limitaciones (paradójicamente) que pueden ser analizadas desde 3 enfoques:

-Enfoque ecológico a nivel planetario. La utilización de la materia y la energía en procesos lineales de uso-retirada cada vez más rápidos, además de condicionar el estado futuro del planeta a (no tan) largo plazo, puede tener efectos negativos irreversibles. Por lo tanto, el Crecimiento Ilimitado es insostenible y empobrece las vidas de las próximas generaciones.

-Enfoque humanista a nivel inter-/intra-estatal. Como crecer cuantitativamente de forma ilimitada en un planeta finito es imposible, la única opción viable para la minoría privilegiada es reducir la capacidad adquisitiva y los derechos del resto; luego el Crecimiento Ilimitado es también insolidario porque disminuye las posibilidades de buena parte del mundo.

-Enfoque teleológico a nivel ético. Plantea algunas preguntas relacionadas con la finalidad y ética de este modelo: ¿Es moral crear necesidades superfluas en la población en lugar de subsanar completamente las que ya tiene? ¿Tiene sentido la explotación vitalicia de la mayoría para acabar temporalmente con estos deseos? ¿Son visibles los que no consumen a ojos del Estado? Todo esto hace al modelo incoherente desde mi punto de vista…el lector quizás dé otras respuestas.

noviembre 16, 2009

Balas terroristas contra la Teología de la Liberación: El otro aniversario

Hoy se cumplen 20 años de la matanza de “curas rojos” en El Salvador. Parece que los grandes medios de desinformación capitalistas y la Jerarquía Católica, aborchonados por su desvergüenza cobarde, pasarán de puntillas sobre esta fecha. La triste efemérides contrasta con el otro aniversario que hemos recordado la pasada semana envuelto en la habitual fanfarria idelógica neoliberal. La Teología de la Liberación sufrió la más cruenta represión militar y mediática, culminando con un auténtico “golpe de estado” vaticano contra todos los sacerdotes y obispos que en aquellos años se pusieron de parte de los probres en su lucha contra las oligarquías criminales de los grandes negocios y los sicarios a sueldo de la CIA. Los asesinos hoy siguen impunes bajo el manto imperial. Afortunadamente las balas del terrorismo de Estado no consiguieron acabar con la espiritualidad revolucionaria, como puede comprobarse actualmente en SurAmérica.

En las primeras horas del 16 de noviembre de 1989  miembros del batallón de Infantería de Reacción Inmediata Atlacatl, en ejecución de un plan concebido en la sede del Estado Mayor del Ejército y en cumplimiento de las órdenes dadas por su superiores, se introdujeron en las dependencias de la Universidad Centroamericana (UCA) José Simeón Cañas en San Salvador.

Después, comenzó la masacre: Una vez allí, se dirigieron a la residencia de los religiosos jesuitas y asesinaron a tiros a los sacerdotes, a su empleada Julia Elba Ramos y a su hija Celina Mariceth.

Con anterioridad a todos estos hechos, el padre Ellacuría, que en aquella época ya era uno de los principales y más conocidos defensores de la Teología de la Liberación, había tenido que abandonar El Salvador porque fue avisado por un militar de aquel país de que su vida corría peligro. No obstante volvió: Su sitio estaba compartiendo el dolor y la denuncia con el pueblo sufriente. Su lógica disidente de entrega y sacrificio altruista por los más desfavorecidos sigue mostrando bien a las claras la obscenidad cleptómana de los poderosos.

El terrorismo se aplica a fondo contra la Izquierda. Ayer Cristiani, hoy Micheletti.

El nada sospechoso de socialista Diario el Mundo lo cuenta así:

La CIA sabía que los militares salvadoreños iban a asesinar a Ellacuria.

noviembre 14, 2009

Uribe, capataz a sueldo de la oligarquía cleptómana

Se confirma una vez más que muchos mandatarios políticos no son más que capataces a sueldo de las grandes oligarquías capitalistas. En este caso el  juego ha quedado destapado:

ANTONIO ALBIÑANA – Bogotá – 13/11/2009 22:00

Naufragó la iniciativa para el referéndum que debía permitir, mediante una nueva modificación de la Constitución colombiana, un tercer mandato presidencial de Álvaro Uribe. El supuesto movimiento popular, “Colombia primero”, de recogida de firmas para promover la consulta, no fue en realidad más que una maquinaria económica ilegal, engrasada por un sindicato de intereses: el de los beneficiados por los contratos estatales. Ahora es el turno de la Corte Constitucional para dar carpetazo definitivo a las pretensiones uribistas.

¿Quién apoyaba económicamente a la plataforma por la re-elección de Uribe?

El Consejo Nacional Electoral (CNE) colombiano ha dictaminado que los promotores del referéndum para reelegir a Uribe, que se negaron repetidamente a revelar los nombres de sus donantes, serán perseguidos penalmente por fraude procesal. El gerente de Colombia Primero, el ex ministro Fernando Jaramillo, es el presidente del Odinsa, el mayor grupo de constructores de Colombia, cuyos ingresos llegan fundamentalmente de contratos con el Estado, como la construcción del nuevo aeropuerto de Bogotá. También figuran en la lista de promotores económicos de la campaña, el ex gobernador del departamento del Magdalena, José Domingo Dávila, en la cárcel por paramilitarismo; la familia Name, caciques políticos de Barranquilla, y David Murcia, el mayor estafador de la historia reciente de este país mediante el procedimiento de las pirámides para la captación ilegal de capitales.

Noticia completa en Diario Público:

El Consejo Electoral Colombiano frena la reeleción de Uribe

PD: Copio textualmente el comentario más valorado a esta noticia:

“Si a Uribe le dieran el mismo trato que a Chávez, los medios llevarían meses denunciándolo, y sin embargo apenas han hablado del tema. El que a estas alturas no tenga claro que los medios comerciales el único interés que tienen es amasar beneficios, y ninguno en informar, o es ciego, o es tonto.”
– Peter Punk –

noviembre 12, 2009

Boicot, Desinversión y Sanción: El mejor camino contra el estado criminal sionista

Tras más de cuatro décadas de ocupación de Gaza y Cisjordania y 61 años después del comienzo de la Nakba (proceso de limpieza étnica que permite la creación del Estado de Israel sobre la expulsión de gran parte de sus habitantes palestinos originarios) los criminales genocidas sionistas siguen masacrando a población indefensa de manera impune. Aún permanece fresca en nuestra memoria la reciente carnicería contra niños, mujeres y  ancianos en Gaza, con resultado de 1400 seres humanos inocentes ejecutados de la manera más cobarde y repugnante que hayamos contemplado desde la segunda guerra mundial.

En los últimos años, el ejército israelí ha destruido sistemáticamente viviendas en los territorios ocupados de Cisjordania, en el valle del Jordán, y ha utilizado el acceso al agua como arma para obligar a la población palestina a abandonar la zona. La persecusión contra el pueblo palestino tiene una clara connotación racista, también aplicada de manera implacable contra ciudadanos israelíes de origen árabe.

Mientras los colonos sionistas disfrutan de jardines, piscinas y tienen cultivos de riego intensivo en la misma zona, cerca de 200.000 personas en comunidades rurales palestinas carecen a agua corriente.

Las cifras son desoladoras. El 90 por ciento del suministro de agua de la Franja de Gaza está contaminado y el gobierno israelí no permite a los habitantes ni recoger agua de lluvia ni trasladar agua desde Cisjordania a Gaza. (Esta información ha sido tomada de Amnistia Internacional).

Es hora de pasar a la acción. La campaña de boicot, desinversiones y sanciones (BDS) al Estado Sionista es el instrumento que permite luchar de manera más efectiva contra la Nakba y el apartheid israelí. Numerosas entidades internacionales se están sumando ya a la BDS tales como el Trade Union Congress de Gran Bretaña y  diferentes uniones sindicales en Irlanda, Escocia, Francia y Sudáfrica. Otras acciones efectivas están siendo llevadas a cabo en Noruega (retirada de inversión en la empresa Elbit Systems), Francia (campaña contra la empresa Veolia), Brasil (recomendación de no ratificación del tratado de libre comercio entre Mercosur e Israel), o la reciente expulsión de la Universidad de la colonia israelí de Ariel del concurso de arquitectura sostenible “Decathlon Solar de Madrid-2010”. La BDS incluye medidas de boicot en los campos cultural, empresarial, deportivo y académico contra el estado criminal israelí. Este enfoque ya fue implementado de manera exitosa en la lucha contra el estado racista sudafricano.

Más informacióne sobre este tema en altermediamundo.

PD: Afortunadamente existen grupos activos de  judíos antisionistas que denuncian las atrocidades que están cometiendo los políticos y militares de Israel. Hasta que todos estos indeseables no sean juzgados y los palestinos recuperen todos sus derechos históricos, incluyendo el retorno de los millones de refugiados en la diáspora a la tierra donde siempre han vivido, el mundo no conocerá la paz. El nazional-sionismo actual está haciendo un daño irreparable a la noble causa del judaísmo pacifista originario de este pueblo milenario.

(Para aclarar, de forma sencilla, diferencias fundamentales entre sionismo, semitismo y judaísmo puedes consultar esta entrada)

noviembre 10, 2009

Capitalismo utópico y Capitalismo real: Historia de un engaño

Con la caída del Muro de Berlín en 1989 se habló del “fin de la historia”, vieja ilusión humana que quedó hecha trizas con los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

Ahora una encuesta global de la BBC derrumba otro de los pilares de aquel momento de supremo optimismo, cuando el derrumbe del comunismo se equiparó con la apertura de un futuro luminoso para la humanidad.

La consulta a más de 29 mil personas en 27 países pone de manifiesto un fuerte rechazo al vencedor de la Guerra Fría: el capitalismo.

Sólo un 11% de los encuestados cree que el sistema está funcionando.

La gran mayoría piensa que se necesita una profunda reforma del capitalismo para que sirva como sistema económico-social.

La crítica es tal que hubo una fuerte división entre los que valoran positivamente el fin de la Unión Soviética y los que piensan que fue un hecho negativo.

Capitalismo: Fin de una ilusión.

noviembre 10, 2009

¿Quién maneja los hilos?

Video explicativo, protagonizado por Arcadi Oliveres, para entender a través de un lenguaje claro y sencillo quién y cómo toma las decisiones en esta falsa democracia de cartón piedra.

Vodpod videos no longer available.

more about “untitled“, posted with vodpod
Encontré el video gracias al blog de espiritualidadypolitica, de Cristobal Cervantes, que a su vez lo ha tomado prestado de la excelente productora ATTAC-TV, cuyo “feed” tienes en la columna derecha de esta web. Gracias a todos por vuestro trabajo.

¿Cómo puede hablarse de democracia cuando en cualquiera de nuestros “avanzados” países sólo se nos permite elegir entre dos cúpulas partitocráticas que a su vez dependen económicamente de un mismo grupo de banqueros y megaempresas privadas?. La toma del poder por parte del pueblo sigue pendiente.

noviembre 9, 2009

Católico, socialista y anticapitalista: Especie común

¿Cuántos católicos socialistas habrá en el mundo?. Una primera respuesta irreflexiva nos llevaría a pensar que no pasarían de dos docenas. Si tuviéramos que fiarnos del punto de vista que transmite diariamente la llamada “prensa respetable” como el País, el Mundo, ABC o la Razón, parecería que se tratase de un grupo completamente marginal. El catolicismo, según la visión que interesa transmitir a los medios capitalistas, se trataría de un movimiento básicamente de derechas. Sin embargo un ejercicio simple de investigación nos revela los siguientes datos: El país del con más católicos del mundo es Brasil con 147 millones de personas. El socialista PT (Partido de los Trabajadores) es el más votado, con fuerte apoyo también para el MST (Movimiento Sin Tierra) y la Teología de la Liberación. El 86% de la población venezolana (casi 25 millones) son católicos, con apoyo mayoritario para Chávez. En Ecuador el 90% de la población es católica, con apoyo mayoritario para Correa. En Bolivia el 80% de la población es católica, con apoyo mayoritario para el Movimiento al Socialismo de Morales. Así podríamos seguir con la Nicaragua (83%) de Ortega, con el Paraguay de Lugo (75%), Cuba (55%), El Salvador (76%), España…

Es muy posible que si se hiciera una consulta electoral entre todos los católicos del mundo estaría garantizada una aplastante victoria para el SOCIALISMO, en alguna de sus diversas vertientes. Muchos de esos votantes de la circunscripción mundial se declararían además abiertamente anticapitalistas. ¿Es esa la visión que nos transmiten diariamente los medios de (des)-información masiva? ¿Representa el ultraconservador Papa Ratzinger, jefe de la oligarquía Vaticana, la forma de pensar políticamente mayoritaria entre los católicos del mundo?.

Fuente estadística: http://www.nationmaster.com

En la foto Ernesto Cardenal, cura revolucionario nicaragüense, tomado de esta preciosa entrevista del blog esquinamontevideo.

noviembre 8, 2009

Cristianismo y Socialismo, juntos en el mismo barco

Copio y pego este texto del sacerdote, apartado de su predicación por Ratzinger en 1985, Leonardo Boff. Fidel Castro lo invitó a Cuba por 15 días para enseñarle la isla y conversar con él. Creo que este pequeño documento nos ayuda a entender algo mejor a la persona de Fidel y a la revolución cubana. Supongo que lo que contó Boff será verdad. No veo que pueda tener ningún motivo para mentirnos. Esto es parte de lo que escribió Leonardo Boff a su regreso a Brasil, donde vive:

“La persona de Fidel es más grande que la Isla. Su marxismo es ético más que político: ¿cómo hacer justicia a los pobres? Después, su buen conocimiento de la teología de la liberación. Había leído una montaña de libros, todos anotados con listas de términos y de dudas que aclaraba conmigo. Llegué a decirle: “si el Cardenal Ratzinger entendiese la mitad de lo que entiende usted sobre teología de la liberación, bien diferente sería mi destino personal y el futuro de esta teología”. Y en ese contexto confesó: “Cada vez me convenzo más de que ninguna revolución latinoamericana será verdadera, popular y triunfante si no incorpora el elemento religioso”.

cristodelahabana2Tal vez por causa de esta convicción prácticamente nos obligó, a fray Betto y a mí, a dar cursos sucesivos de religión y de cristianismo a todo el segundo escalón del Gobierno y, en algunos momentos, con todos los ministros presentes. Esos verdaderos cursos fueron decisivos para que el Gobierno llegase a un diálogo y a una cierta “reconciliación” con la
Iglesia Católica y demás religiones en Cuba.

Para terminar, una confesión suya: “Estuve interno en los jesuitas varios años; me dieron disciplina pero no me enseñaron a pensar. En la cárcel, leyendo a Marx, aprendí a pensar. Por causa de la presión estadounidense tuve que acercarme a la Unión Soviética, pero si hubiese tenido en aquel tiempo una teología de la liberación, seguramente la habría abrazado y aplicado en Cuba.” Y remató: “Si un día vuelvo a la fe de mi infancia, volveré de la mano de fray Betto y de fray Boff”.

“Llegamos a momentos de tanta sintonía que sólo nos faltaba rezar juntos el Padrenuestro. Yo había escrito 4 gruesos cuadernos sobre nuestros diálogos, pero en Río asaltaron mi carro y se llevaron todo. El libro imaginado jamás podrá ser escrito, pero guardo en mi memoria una experiencia inolvidable de un Jefe de Estado preocupado por la dignidad y el futuro de los pobres”.

El enlace original con el documento completo es este: Los 80 años de Fidel: Confesiones.

Sobre la compatibilidad, y casi complementariedad, de cristianismo y socialismo hemos escrito ya algún pequeño apunte en esta bitácora.

noviembre 8, 2009

Europe Écologie (EE): El futuro es verde y postcapitalista

El espectacular resultado de Europe Écologie en las últimas elecciones europeas marca un punto de inflexión en la línea de la evolución política de la izquierda en Europa. Los enfoques más clásicos del socialismo, relacionados históricamente con la socialdemocracia y el marxismo, se están viendo desbordados por un pujante movimiento con bases ecologistas, altermundistas, decrecentistas y anarco-humanistas. Hasta tal punto este relevo ideológico dentro de la izquierda está siendo fuerte y rápido que el porcentaje de votos obtenido por la socialdemocracia francesa ha sido ya igualado por este innovador y potente movimiento post-capitalista.

Su programa apuesta por la creación de empleo a través del desarrollo de infraestructuras de protección del medioambiente o de producción de energías ‘limpias’ unidas, la reducción de la jornada laboral, el apoyo a una Renta Básica Universal unida a un salario máximo para los altos ejecutivos, la protección de los servicios públicos y un impuesto sobre los flujos de capitales dentro de la Unión Europea. Recomienda también la desvinculación de los programas universitarios de la “lógica del mercado”. Esto se une a propuestas más tradicionales de los movimientos ecologistas, tales como lograr que la agricultura ecológica represente un 30 por ciento de la producción a nivel europeo en 2020 así como un 100 por 100 de agricultura sostenible, y la conversión de la Unión Europea en una “zona sin Organismos Genéticamente Modificados”. El programa propone también reorientar las sumas invertidas en la financiación del sector nuclear hacia “la sobriedad, la eficacia y las energías renovables”.

Uno de sus líderes fue uno de los cabecillas del Mayo del 68, Daniel Cohn-Bendit y otro uno de los histórcos militantes alterglobalización y sindicalista de la Vía Campesina, José Bové. Una izquierda tremendamente viva, vanguardista, ecológica, libertaria y por supuesto post-capitalista. Oxígeno puro para combatir el hedor insoportable que levanta el capitalismo decrépito en este inicio de milenio.

Más información: El inesperado triunfo de Los Verdes en Francia

A %d blogueros les gusta esto: