Desempoderar al dinero

Los ciudadanos contra los bancos, la lucha que viene

 

¿Tanto tienes, tanto vales?… No te lo creas, es mentira. Uno de los objetivos destacados que abrirá las puertas a la superación de nuestra crisis sistémica es el desarme progresivo de esa fuerza represiva al servicio de las élites llamada DINERO. Cualquier medida tendente hacia la desmonetarización progresiva de nuestras vidas favorecerá a las clases populares que disponen de recursos materiales exíguos, es decir a los pobres, que son el 80% de la población mundial. En este sentido destacamos algunos ejemplos:

– Recuperación de los servicios públicos: Educación, Sanidad y Vivienda. Hay que salir a la calle a gritar fuerte y claro que la Salud es un derecho, no un negocio, como hicieron ayer en Bogotá.

– Promoción de monedas locales, alternativas a las grandes divisas, como el SUCRE o las pequeñas monedas que están poniendo en marcha las transitiontowns en Irlanda, Escocia, Inglaterra y otras partes del mundo.

– Recuperación del derecho a la libre difusión y distribución del conocimiento. En este sentido se están ganando importantes batallas ideológicas contra los lobbys que pretenden encarcelar los contenidos culturales para su disfrute restringido. Cada día es más evidente que los ciudadanos toman libremente la información y el software, apropiándose de él sin tener que pedir permisos y rebelándose contra los mercaderes que pretenden prohibírselo. Cada vez hay más instituciones y administraciones públicas que han tomado partido por una política de código abierto y libre acceso al software, la información y la cultura.

Denuncia de los juegos de azar como estrategia ideológica al servicio del poder para encapsular al ciudadano dentro de un mundo de deseos y fantasias materiales que lo individualiza, lo despersonaliza y lo desconecta de su entorno social.

Denuncia contra los mercados financieros, las bolsas, la economía de casino y la ideología especulativa como grandes motores generadores de la crisis sistémica que agrede a la clase trabajadora mundial.

Hasta el inquisidor Ratzinger ha apostado por recuperar el “don de la gratuidad” en su última “Hoja parroquial”.

Poco a poco…¡saquemos el dinero de nuestras vidas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: