La democracia de Pareto

el club de los 20 y sus directivos

La proporción 80-20, o principio de Pareto, es altamente descriptivo sobre como funcionan las cosas en este mundo. El 20% de la población mundial disfruta del 80% de los recursos disponibles, el 20% de los países del mundo controla el 80% de las decisiones políticas de alcance global, el 20% de los clientes de una empresa generarán el 80% de su facturación, el 20% de un censo electoral en nuestras falsas democracias legitimará el 80% de poder en el gobierno gracias a la abstención. El capitalismo nos dice que nuestro objetivo en la vida es pertenecer al 20% de los privilegiados. Todos los que están fuera del club experimentan el justo castigo que merece su falta de ambición. Si estás fuera del club estarás del lado de los esclavos y es justo que así sea. Dentro del club-20 están las élites que manejan ese engendro neocolonial llamado OTAN al que Israel quiere pertenecer, los que definen qué es terrorismo y qué no lo es según sus propios criterios e intereses privados.

Frente a esta lógica elitista, oligocrática, colonialista, explotadora y antidemocrática existe otro lenguaje igualitario, solidario, espiritual, ético y profundamente anclado en el concepto de la Justicia Social. La Asamblea General de la ONU, el Foro Social Mundial, el Movimiento de los Países No Alineados (MPNA) o los Foros Permanentes de los Movimientos Indígenas pueden ser ejemplos de esta realidad. Sus propuestas son ignoradas, a pesar de representar el sentir de la mayoría de la población mundial. No obstante la dignidad y la verdad de sus mensajes se funde con las señales que el planeta nos lanza cada día.

El Foro Social Mundial, al igual que otros movimientos de lucha por la Justicia, trata de situarse del lado de la mayoría desposeída. Despreciando el mensaje del “fuera del club-20 viven los pobres y los perdedores”, miles de pequeños movimientos sociales están construyendo otra lógica que apuesta por el “Sin el club-80 el futuro del planeta es muerte”. Los dos frentes se miran cara a cara y afilan sus armas: De un lado el dinero, las máquinas de tortura y destrucción, la tecnología, las transnacionales, las grandes cadenas de propaganda mediática. En el otro lado, en el lado-80, está la gente anónima, miles de millones de personas que sólo aspiran a ver crecer felices a sus hijos e hijas en un entorno solidario y comunitario.

En el lado-80 están los sindicalistas perseguidos en el mundo por defender al trabajador, los indígenas que luchan por su dignidad y sus derechos, los millones de musulmanes criminalizados por su fe y su pobreza, la inmensa mayoría de las mujeres del planeta, los pequeños agricultores que pelean contra reglas brutalmente injustas, los movimientos nacionales de independencia contra la opresión y el genocidio perpetrado por alianzas coloniales, los niños que esperan ilusionados un futuro de auténtica Libertad. Somos muchos los que queremos estar en el club-80, en el lado de la mayoría, en el lado de la Democracia, la Paz y la Justicia Universal.

One Trackback to “La democracia de Pareto”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: