Archive for marzo 15th, 2010

marzo 15, 2010

Javier Baeza, Enrique de Castro, Pepe Díaz: Denuncia y liberación

Parroquia de Entrevías: 30 años de compromiso con los perdedores

Son ya más de 30 años de lucha incansable desde la praxis. Nada de exquisitas teorías elaboradas o bonitos diseños de estructuras organizativas desde el sofá. Lo suyo es la acción, la pelea, la denuncia desde el compromiso. Su ejemplo es una fuente de energía para todos aquellos que no se conforman con agachar la cabeza ante la realidad.

Parroquia de Entrevías: Una casa sin puertas

En 2007, cuando Rouco trató de cerrar la parroquia de Entrevías (San Carlos Borromeo), una miríada de colectivos sociales y organizaciones de izquierda de todo el Estado se movilizó con éxito para impedirlo. Era el fruto de años de contactos y denuncias compartidas, siempre desde posturas anticapitalistas. En 1989 la ‘iglesia roja’ acoge el primer encierro de inmigrantes en el Estado y, nueve años después, Enrique de Castro promueve la Primera Semana de Lucha Social Rompamos el Silencio. Bajo su techo no es extraño ver una asamblea altermundialista o una charla contra la tortura. Con la red Ferrocarril Clandestino, la parroquia centra hoy buena parte de su acción en el apoyo a las personas sin papeles. Su última campaña: Acción Manta (13 de Marzo-2010): “Ni un mantero en prisión”.

marzo 15, 2010

Thomas Müntzer y el anarco-comunismo religioso

El Sermón a los príncipes y La novela "Q" del colectivo Luther Blisset (Wu Ming)

En Agosto de 1524, el cristiano Thomas Müntzer llegó a ser uno de los líderes de la sublevación que posteriormente fue conocida como la Guerra de los Campesinos. Uno de sus “gritos de batalla” fue Omnia sunt communia, o “todo es de todos”, todas las cosas nos son comunes. Müntzer tuvo el valor de afirmar ante los príncipes que laicos y campesinos pobres vivían oprimidos bajo el yugo de gobernantes corruptos guiados por malos sacerdotes. Lo más destacado de su mensaje fue su interpretación revolucionaria del evangelio, llegando a la conclusión de que, cuando las autoridades no cumplen rectamente su papel, “la espada les será quitada”. Thomas Müntzer fue un anarco-comunista religioso, uno de los peores crímenes que, antes y hoy, puede ser cometido contra el poder, como bien saben muchos teólogos de la liberación.

Müntzer no se limitó a predicar: fundó una organización clandestina revolucionaria y finalmente el 7 de agosto se unió a la rebelión de los campesinos. El 15 de mayo de 1525, en la batalla de Frankenhausen, al menos 6.000 campesinos perdieron la vida aplastados por el poder combinado de los príncipes, los banqueros y los terratenientes. Müntzer fue capturado, azotado, torturado y decapitado el 27 de mayo de 1525.

Su ejemplo no obstante ha servido de impresionante testimonio a numerosas comunidades pacifistas y anarco-religiosas diseminadas hoy por todo el mundo. Su mensaje y su lucha entronca con otros movimientos revolucionarios espiritualistas (cristianos, islámicos, judáicos, budistas, hinduístas) ferozmente perseguidos por el capitalismo de los príncipes, banqueros y terratenientes que aspiran a seguir conservando sus privilegios cinco siglos después.

A %d blogueros les gusta esto: