En defensa de Cuba

Europa y Norteamérica no tienen estatura moral para criticar a Cuba. Sus gobiernos y sus periódicos no son creíbles cuando se rasgan las vestiduras por la muerte de un preso, mientras miran para otro lado ante las masacres de pueblos enteros como el palestino, el iraquí o el afgano. Sus campañas mediáticas carecen de legitimidad cuando exigen respeto a los derechos humanos mientras consienten los Guantánamos,  las cárceles secretas y las torturas contra presos políticos en los cinco continentes. Sus críticas a la dictadura son un sarcasmo mientras mantengan relaciones privilegiadas de amistad inquebrantable con países como Arabia Saudí o con regímenes filoterroristas como el actual estado de Israel.

Como cualquier construcción humana la revolución cubana ha cometido y cometerá errores. Las sociedades, al igual que las personas, también tienen derecho a equivocarse, a aprender, a rectificar, a crecer. Sin embargo en ningún caso eso puede justificar un bloqueo criminal contra un pueblo cuyo mayor “delito” ha sido buscar su propio camino luchando por su dignidad, por su independencia y por su libertad frente al colonialismo genocida y explotador de aquellos que tanto la odian.

Suscribimos la Carta en Defensa de Cuba redactada por Pablo González Casanova, Víctor Flores Olea, Ana Esther Ceceña y difundida por la plataforma En defensa de la Humanidad. Ya es hora de liberar a TODOS los presos de conciencia que malviven en las cárceles de todo el mundo. La lista de los países que los mantienen es vergonzosamente interminable.

Puede enviarse una adhesión a la citada Carta a través de esta dirección de correo: edhcuba@cubarte.cult.cu

o firmar directamente a través de la web Por Cuba

2 comentarios to “En defensa de Cuba”

  1. Fidel y Raúl, par de dictadores corruptos y asesinos.

  2. La dictadura del dinero no perdona a la isla la osadía de intentar ser independiente. La dictadura del dinero no tiene ningún problema en establecer relaciones fraternales con tiranos de todo pelaje y condición. La lista sería muuuy larga. Cuba, sin embargo, lleva décadas negándose a establecer relaciones carnales con los amos del mundo. No te engañes. Por eso la élite cleptocrática que nos gobierna la odia con tanta intensidad. Pregúntale a los pueblos del mundo, en cambio, que piensan de Cuba: pregúntale a África, pregúntale a SurAmérica, pregúntale a Asia. pregúntale a la Asamblea General de la ONU. Ningún país despierta tanta simpatía entre los pobres de la Tierra como la bendita Cuba. Y esto achicharra a los banqueros, dueños de las radios, los periódicos y las televisiones, casi hasta quitarles el sueño.

    Salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: