La maldición de la divisa fuerte

¡No por favor, No quiero subir, no quiero crecer, no quiero hacerme mayor; es el síndorme de Peter Pan dinerario

Los grandes cerebros de la globalización capitalista se están mostrando muy preocupados por la “guerra de las divisas”. La cuestión básicamente consiste en que todas las grandes potencias quieren tener una divisa débil que haga atractivas sus exportaciones, es decir, la venta de sus productos en el exterior. Es como si las monedas no quisieran crecer, en una suerte de “síndrome de Peter Pan dinerario”. Los americanos le lanzan la “patata caliente” a Europa consiguiendo devaluar su dólar mientras el Euro sube. Los europeos se quejan y acusan a China de tener su moneda demasiado fuerte. Los chinos se hacen los locos y dicen que EEUU suba su dólar. China, Europa y los Usamericanos juegan, como los niños, con el “globo que se infla sin cesar” y hay que soltar antes de que explote en tus manos.

Si conseguimos mirar un poco más allá podremos comprobar claramente como lo que subyace aquí es una enorme crisis de sobreproducción, combinada con una catastrófica ineficiencia en la distribución de los bienes de consumo. Las crecientes capacidades industriales y tecnológicas consiguen producir más de todo y a mayor velocidad. Se hace indispensable vender toda esa mercancía excedentaria en el exterior y para ello es de vital importancia una moneda baja. Ya se les acabó el recurso de abaratar el dinero para que la gente y las empresas puedan seguir comprando mediante deuda porque todos los países tienen los tipos de interés cercanos al cero. Pero ni aún así la gente corriente tiene para comprar. A los economistas les martillea constantemente el cerebro una pregunta incómoda ¿como diablos hacemos para vender todos estos gigantescos depósitos de mercancías excedentarias y a quién se los colocamos?.

La teoría clásica da una respuesta clásica que dice que la mano invisible lo arreglará todo. La famosa ley de la oferta y la demanda nos “bendecirá” en el futuro con su paz. Pero aquí falta una pequeña pieza: En este sistema la demanda por si sola no sirve de nada, hace falta demanda solvente. Al 70% de los habitantes del Planeta les falta casi de todo, decenas de miles mueren de hambre a diario, mientras inmensos depósitos de mercancías excedentarias y capacidades productivas descomunales esperan, esperan, esperan… . Su demanda es un grito desesperadamente real pero no es solvente y por tanto según las reglas establecidas no existe. Sobran mercancías, sobran “papelitos pintados” (también llamados dinero) que cada vez valen menos, pero falta eficiencia y falta JUSTICIA. La Justicia no es concepto que figure en el diccionario del sistema, eso ya lo sabíamos, pero parece que el de eficiencia tampoco y quizás eso ya sorprenda más. Simplemente es la lógica irracional del terrorismo capitalista que condena a la muerte o a la miseria a una gran parte de la humanidad, con total indiferencia. La mayoría de la población mundial no tiene casi nada para comer o abrigarse mientras las mercancías más variadas se pudren en los almacenes del poder, a la espera de compradores solventes en vías de extinción. La mano invisible está tan perdida como Bin Laden. ¿Será que tanto la una como el otro son solo ensoñaciones de estos “grandes cerebros” del pensamiento único imperial?.

4 comentarios to “La maldición de la divisa fuerte”

  1. Esto es una nueva señal de lo insostenible del sistema capitalista. No sé cuantas más necesitamos para reaccionar pero lo que resulta evidente es que este sistema de terrorismo financiero no nos lleva a otro lugar más que a la destrucción.
    Un saludo.

  2. Totalmente de acuerdo.

    Gracias por quebrantar el silencio.

    y … ¡Muy buena tu bitácora!

    Un saludo cordial.

  3. esto no lo aregla ni el tato- como se compra mucho con poco salario. parece mentira que haya tanto cerebrito. Paguen mejores salarios. Prohiban , la especulacion de los productos fundamentales, que dejan prisionero del consumo a los quemas les gusta consumir, consumiendo letras no consumes productos y se crea mucho paro, y desasosiego.

  4. Gracias por participar, valeriano.

    La ineficiencia del capitalismo como sistema político para gestionar la economía global planetaria es palmaria. Solo los bobos o los que eligen el camino del autoengaño permanente pueden permanecer ajenos a una realidad tan aplastante.

    Saludos cordiales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: