Brasil, Dilma y la victoria del sindicalismo

Las banderas rojas ondean a esta hora por toda Brasil

A estas horas ya se da por hecho que Dilma será la nueva presidenta de Brasil. Esta ex-guerrillera, hija de un comunista búlgaro, continuará la labor de un humilde tornero sindicalista, organizador de huelgas generales, llamado Lula. Los varones neoliberales europeos que hacen todo lo que pueden por criminalizar al sindicalismo y por intentar silenciar  la lucha obrera no deben estar demasiado contentos. Al mismo tiempo el triste Rajoy nos desvelaba hoy que sus planes para luchar contra el paro en España pasan por despedir a funcionarios, emulando a su admirado Cameron. ¡Qué derroche de imaginación!. Aún no se han enterado que nuestro problema no es la deuda pública, sino la deuda privada. Tampoco se enteran de que no son los funcionarios los que llevan a la quiebra a los países sino una gran patronal corrupta, codiciosa e ineficiente que no duda en chantajear a los guardianaes del tesoro público para que corramos en su rescate cada vez que su incompetencia y sus latrocinios quedan de manifiesto. La gente que vale suele estudiar mientras muchos de los que no valen suelen intentan “hacer carrera” mediante el vaciado del negocio familiar. Son los Díaz-Ferranes, los directivos de Cajasur, Lehman Brothers o similares los que constituyen una losa para el progreso de los países, no sus funcionarios. El ejemplo de Argentina, Grecia, EEUU, Islandia, Reino Unido, Letonia y otros muchos países no deja lugar a duda sobre el auténtico origen de la crisis sistémica.

Los políticos neoliberales, trasnochados sicarios del capital, no conocen otra estrategia de futuro que postrarse ante los banqueros y los especuladores para que les rieguen el cuerpo con el flujo de su crédito inmunodeficiente. El acentuado contraste entre una ascendente y esperanzada SurAmérica  resalta fuertemente hoy frente a la tristeza  sombría de una casta dirigente europea con encefalograma plano.

Decenas de miles de liberados patronales, agrupados en subvencionadas confederaciones de empresarios, se afanan repitiendo en play-back las consignas contra sindicalistas, funcionarios, feministas, comunistas, ecologistas e inmigrantes dictadas por los amos del dinero. Para ellos sobramos todos los que no nos plegamos ante los intereses de sus jefes. Dicen que somos vagos y perezosos porque no aceptamos trabajar más a cambio de peores condiciones. Los Camps, Montoros, Aguirres, Berluscconis y demás miembros de la secta neoliberal sueñan con enterrar a la izquierda, a los sindicatos y a los insumisos que no agachan la cabeza ante el saqueo capitalista. Hoy miran SurAmérica con miedo e impotencia, contemplando a una mujer ex-guerrillera, hija de un comunista búlgaro, vestida de rojo levantando sonriente el brazo del Partido de los Trabajadores. Ahora solo cabe seguir profundizando el giro hacia la izquierda, con la vista puesta en los movimientos sociales populares, tan necesario en Brasil y en el mundo para que el ideal de Justicia, Libertad e Igualdad se extienda por todos los rincones. Queda mucho camino por recorrer pero juntos podremos hacerlo.

2 comentarios to “Brasil, Dilma y la victoria del sindicalismo”

  1. En la escalera del socialismo en América Centro y Sur, con ésta victoria, Dila nos invita a subir unos cuantos peldaños hacia la auténtica libertad.

  2. Un saludo juanico y gracias por participar.

    El socialismo del siglo XXI, actualmente en construcción, representa la Esperanza frente al sombrío panorama de deuda, guerra, miedo, adicciones, explotación y vacío existencial que nos propone el decrépito capitalismo en fase terminal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: