England, Ireland, Europe… quo vadis?

¿Por qué los derechos sociales son una especie en vías de extinción?. El desarrollo de 30 años ininterrumpidos de políticas neoliberales en Europa tiene consecuencias. Es fácil hoy evaluar los resultados que pueden resumirse, de una manera esquemática, en el vaciado democrático de las instituciones nacionales de los países, que pasan a convertirse en estados de sumisión en lugar de estados de derecho. La pérdida evidente de soberanía popular, como consecuencia de la toma real del control político por parte de grandes corporaciones privadas, puede visualizarse de manera dramática en la Irlanda de 2010, pero también en Reino Unido, España o cualquier otro país.

“Heartland” es un tema de la banda británica The The. Fue escrito hace ya casi 25 años por Matt Johnson, en el contexto asfixiante del thatcherismo de los 80, cuando el problema que hoy se extiende por todas partes empezaba a mostrarse con crudeza en países hipotéticamente “acorazados”. El texto de la canción, originalmente pensada para Inglaterra y su relación con EEUU, puede ser perfectamente aplicado hoy a Europa en su conjunto y a su relación con el gran capital internacional. No en vano estamos asistiendo hoy a una nueva ola de thatcherismo de segunda generación que pretende desmantelar lo poco que aún queda de estado social en las Islas Británicas, paradigma del “mundo rico”. Desgraciadamente la letra sigue pareciendo actual en estos días previos a la entrada de un nuevo y frío invierno. Aquí os dejo una traducción libre, con algunas pequeñas licencias.

Gracias The The, por esta pieza y perdón por la basura de publicidad que quizás te cuelen si quieres ver el video.

Bajo los viejos puentes de hierro, a través de los parques victorianos

toda esa gente atemorizada corre hacia sus casas antes de que anochezca.

Pasan la mañana de Sábado en el centro comercial de la parte nueva de la ciudad

desmoronándose ante los escaparates de las tiendas.

Al atardecer podrán olisquear el cambio de estación mientras el sol se oculta de nuevo.

Aquí llega un nuevo invierno de largas sombras y grandes esperanzas.

Aquí llega un nuevo invierno, esperando la utopía, esperando a que el infierno se congele de nuevo.

Esta es la tierra donde nada cambia, la tierra de los autobuses rojos y los niños de sangre azul.

Este es el lugar donde los pensionistas son secuestrados y los corazones arrancados del anhelo de bienestar.

Deja que la gente pobre tome unas gotas de leche, mientras los ricos disfrutan de la miel.

Deja que los buenos cuenten sus plegarias mientras los ricos cuentan su dinero.

Demasiada gente es incapaz de expresar lo que siente, nadie los conoce y nadie los conocerá jamás.

Trabajarán hasta que sus espaldas estén rotas y sus sueños sean robados.

Ellos no pueden conseguir lo que necesitan y se esfuerzan en vano por contener su ira.

No encontrarás esto escrito en los periódicos, pero podrás leerlo en los muros de la ciudad.

Nos dividen para que caigamos, una y otra vez.

Puedes escuchar el choque de sus cráneos contra duras cadenas, difíciles de romper, en esta tierra enferma, triste y confusa.

Las balas se incrustan en la carne mientras los señores de la guerra son reverenciados.

Los banqueros descansan sobre blancas almohadas, mullidas y suaves, mientras convierten en arena toda la riqueza.

Este es el Estado 51 del Imperio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: