PPOE, amigo fiel de dictadores sanguinarios

La sangre de los guineanos poco importa si hay perspectiva de negocio

El 3 de agosto de 1979, con Adolfo Suarez en el poder, el gobierno español junto con otras “democracias occidentales” apoyan de manera discreta un golpe de Estado en Guinea Ecuatorial, eligiendo al Teniente Coronel Teodoro Obiang Nguema Mbasogo –entonces Jefe de las Fuerzas Armadas-, como la persona para encabezar el llamado “Golpe de Libertad”. Fue un buen “ejercicio de libertad” del capital internacional para robar y expoliar impúnemente inmensas riquezas naturales y mano de obra esclava. Desde entonces –31 largos años-, han desaparecido más de 100.000 guineanos, la mayoría de ellos torturados y asesinados por los esbirros de Obiang Nguema, hecho que la oposición no ha parado de denunciar, con escaso éxito por cierto. Amparándose en su impunidad militar, Obiang ha acaparado todo el erario y patrimonio nacional, creando un auténtico imperio de corrupción a base de sobornos, cobro de comisiones y compra de voluntades. Con el dinero arrebatado al patrimonio nacional financia, bajo la protección de importantes gobiernos extranjeros y megaempresas energéticas y madereras,  una eficaz maquinaria represiva cuyo único objetivo es mantenerle en el poder por tiempo ilimitado. Las sucesivas elecciones presidenciales y legislativas que ha convocado el dictador han sido una auténtica mascarada a la que varios países ricos altamente endeudados han seguido contribuyendo como cómplices necesarios.

Este es el personaje al que hoy una delegación del Parlamento Español, encabezada por su presidente, va a rendir pleitesía. Nada menos que el órgano sobre el que hipotéticamente recae la “soberanía política democrática” del pueblo español se postra ante el dictador. La ministra Trinidad Jiménez ha dicho que esta visita “será buena para los intereses de España”. (¿Coincidirán los intereses de España con los intereses de los multimillonarios directivos de unas pocas empresas del IBEX-35?). Por supuesto no habló nada de los intereses de los guineanos. Los políticos sicarios del capital que se han desplazado en nombre de esa tierna institución llamada “Parlamento Español” son el presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, y los diputados del PP y PSC, Gustavo de Arístegui y Alex Saéz. El PPOE, partido único de gobierno en el reino de España, es amigo fiel de dictadores sanguinarios.

Manifiesto Político “Ciudadanos por Guinea Ecuatorial”

2 comentarios to “PPOE, amigo fiel de dictadores sanguinarios”

  1. Los políticos españoles no dejan pasar la oportunidad de dejar bien a las claras para quien trabajan y no les importa si para ello han de apoyar a dictadores sanguinarios.
    Un saludo.

  2. Así es, quebrantandoelsilencio.

    Saludos cordiales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: