Deuda Corrupta

La mayor parte de la deuda que quieren endosar a los ciudadanos no la han contraído ellos. Por supuesto nadie les preguntó si estaban dispuestos a asumir los costes de esa deuda y por tanto el contrato es ilegal en su mismo origen. La deuda ha sido suscrita de manera ilegítima y, por tanto, los ciudadanos estamos en nuestro perfecto derecho de repudiarla. Las deudas corruptas contraídas para la compra de material militar inservible, vacunas inservibles, infraestructuras inservibles o ayudas inservibles a los banqueros no son nuestras deudas. Las deudas contraídas por los bancos privados o grandes empresas privadas no son nuestras deudas. Los fondos públicos no están para eso, deben ser los accionistas, los directivos y los dueños de las empresas los que afronten las pérdidas con su propio patrimonio. Además, sólo un pequeño porcentaje de la deuda total existente es deuda pública, como demuestran estos datos:

Señores banqueros, especuladores y accionistas: No es nuestra deuda, es la suya. Afróntenla.

Los ciudadanos y los trabajadores estamos casi limpios, son otros los catastróficamente endeudados. Señores banqueros: Si no supieron prestar ese es su problema, no el nuestro. Señores directivos de las grandes empresas: Si no supieron gestionar sus negocios ese es su problema, no el nuestro. Señores accionistas: Si no supieron mercadear con sus titulos, es su problema, no el nuestro. Para conocer mejor de donde procede el agujero de la deuda, caules son las soluciones capitalistas al problema y cuales son las soluciones justas, lógicas y racionales al problema aconsejo descargar y leer el siguiente documento:

Eric Tossaint (CAD): La deuda del Norte, su procedencia y sus soluciones

2 comentarios to “Deuda Corrupta”

  1. Esta es una prueba más de que el Estado está totalmente al servicio de los poderes económicos. Ha llegado el momento de reformular el concepto de Estado y su organización para que realmente sirva para lo que se le supone: servir al pueblo.

  2. Hola quebrantandoelsilencio

    Gracias, como siempre, por tus comentarios. Estamos de acuerdo: el concepto de Estado debe ser reformulado. El balance entre gestión pública/colectiva de los recursos y gestión privada/individual ha sufrido un profundo desequilibrio en las últimas décadas (casi podríamos decir siglos). Todo esto es el resultado de una labor sistemática y continuada de adoctrinamiento de la población en los países más tecnológicamente avanzados. Pero este enfoque no tiene mucho más recorrido ya que inevitablemente nos conduce hacia nuestra propia extinción como especie a marcha acelerada. El punto de inflexión ideológica está a punto de producirse ya que el instinto de supervivencia de la especie tenderá a imponerse al instinto autodestructivo inherente al sistema capitalista.

    Salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: