Archive for marzo 8th, 2011

marzo 8, 2011

Servicio privatizado, servicio encarecido

Servicio privatizado=Coste del servicio+Porcentaje de beneficio para banqueros, directivos y especuladores

La teocracia bancaria-neoliberal, que se nos pretende imponer como doctrina de fe, pontifica que privatizar los servicios públicos es la mejor forma de abaratarlos y hacerlos eficientes. Sin embargo no tienen empacho en comenzar pidiéndonos dinero bajo ese curioso epígrafe de “costes de transición a la competencia”. Pero… ¿no lo estamos liberalizando precisamente para ahorrarnos costes?. Los datos empíricos y la evidencia histórica contradicen una y otra vez esta gigantesca mentira del supuesto ahorro.

En primer lugar hay que observar que los países con más servicios privatizados, como EEUU o Reino Unido acumulan, una deuda-país enormemente alta. Esto sigue siendo igualmente cierto si realizamos el cálculo en porcentajes de PIB.  ¿Cómo es posible acumular esta deuda si sus servicios de transporte, suministro de energía, educación y sanidad están altamente privatizados?, ¿Cómo es esto posible si los porcentajes de empleados públicos en Reino Unido son de los más bajos de toda Europa?, ¿Cómo es posible que en los países nórdicos, con abundantes servicios públicos y altos porcentajes de funcionarios, sea donde mejor se vive y donde tienen la deuda externa más controlada?. La respuesta es clara: La teoría neoliberal es una gigantesca estafa, un engaño que solo beneficia a las grandes empresas, sus directivos y  sus accionistas en detrimento del bien común y de los intereses de la gran mayoría de los ciudadanos.

Por regla general los servicios privatizados empeoran en calidad y suben en precio. Numerosos ejemplos así lo atestiguan, siendo paradigmáticos el de los ferrocarriles británicos o el de la energía eléctrica en California o México. Para profundizar en los dogmas del neoliberalismo criminal y los enormes agujeros que sus amadas privatizaciones terminan por provocar en las cuentas públicas de los países puede visitarse esta muy recomendable entrada del blog de Alejandro Pérez: Privatizar no es rentable.

La privatización añade al coste natural del servicio el porcentaje de beneficio del banquero prestamista, el sueldo del directivo megabonificado, el dividendo del accionista especulador, la comisión del gran político intermediario que “santificó” la operación, más los “costes de transición a la competencia”. Como es lógico la tarifa final será muy superior a la resultante del simple coste del servicio, ofrecido sin ánimo de lucro y gestionado para conseguir un simple equilibrio entre ingresos y gastos.

A %d blogueros les gusta esto: