Japón: La Pachamama nos explica cual es nuestro lugar

La Naturaleza, una vez más, nos da a todos una inmensa cura de humildad y nos recuerda de una manera aplastante la enormidad de nuestra insignificancia. Los hermanos japoneses están sufriendo un drama indecible, de proporciones difíciles de imaginar. El mar y la tierra se agitaron al unísono devorando de un solo bocado una ciudad completa y sumiendo a millones de personas en una angustia e incertidumbre que lo abarca todo. Nuestros pensamientos, nuestra solidaridad y todo nuestro cariño para estos seres humanos que buscan la trascendencia como única forma de dar sentido al gigantesco desastre. Todos somos uno. La soberbia de unos hombres que quieren jugar a ser dioses se vuelve contra nosotros, ¿Cómo si no puede explicarse la construcción de tantas centrales nucleares en una de las zonas del planeta con mayor actividad sísmica?.

La egolatría del sistema nos induce a pensar que el poder humano no tiene límites, que somos capaces de ir siempre más rápido, más alto y más lejos. Nos creemos con derecho a esquilmar los recursos como si fueran inagotables, a dictar leyes que protegen la propiedad privada de unos pocos en detrimento de los derechos de muchos, a desafiar irracionalmente los riesgos, a confiar la solución de nuestros problemas a recetas técnicas sin cuestionar en absoluto nuestras formas de organizar la sociedad y de relacionarnos con el entorno. Olvidamos que casi todo lo que tenemos nos es regalado, olvidamos que solos no somos nada, olvidamos que el apoyo mutuo es la única herramienta de las especies para sobrevivir, olvidamos que la acumulación es una forma de robo y que la Pachamama es la única propietaria de todo lo que es. Ella nos exige respeto, reparto y humildad, mucha humildad.  Las reglas están escritas desde el principio de los tiempos: Todo está interconectado en un frágil equilibrio; vuestros crímenes se vuelven contra vosotros, Asesinato es suicidio, lo que hacéis a cada uno de mis hijos me lo hacéis a mi y sin mi vosotros no sois. Estais orgullosos de vuestras casas, vuestros coches, vuestros barcos, vuestros aviones, vuestras fábricas… despertad, son bien poca cosa.

4 comentarios to “Japón: La Pachamama nos explica cual es nuestro lugar”

  1. Una gran lección de humildad humana, ver que todo puede quedarse en nada, ante una catástrofe.
    El problema es que los menos honestos no veran nada bueno en este desastre natural, sino su propio beneficio.

  2. Hola guss.

    Sí, hay una cierta “ceguera congénita” en las élites económicas a la hora de tomar decisiones que estén guiadas por la búsqueda del bien colectivo. Siguiendo con tu ejemplo la única solución es que la mayoría honesta comience a imponer su análisis y sus criterios a la minoría deshonesta que maneja el dinero. Es posible y necesario. Fíjate como los opinólogos expertos siguen defendiendo la energía nuclear en radios y televisiones mientras el ciudadano de a pie la contempla con horror. ¿Ganarán las élites deshonestas o los ciudadanos honestos?. Quien sabe, quizás tengamos una oportunidad.

    Un saludo cordial.

  3. hola soy tania q feo lo que paso en japon les deseo lo mejor y que les valla muy bien a todas la personas que perdieron su casa y que no pierdan la esperansa.

  4. Hola tania.

    Bienvenida a la bitácora. Compartimos tu deseo.

    Un saludo cordial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: