Archive for mayo 16th, 2011

mayo 16, 2011

Policías violentos infiltrados contra el poder popular

El poder le tiene mucho miedo al pueblo. Las manifestaciones de ayer consiguieron romper el cerco mediático al que habían sido sometidas durante toda la semana y todo el domingo. Ni una línea sobre las convocatorias de democraciarealya en ningún gran medio de manipulación de masas. A las 20:00 empezaron a comprender que su estrategia habitual de represión por el silencio estaba siendo ampliamente desbordada, era un clamor que irrumpía a través de esas redes sociales que aún no han conseguido controlar. #15mani atronaba en Twitter como tema de debate más activo a nivel mundial. El cerco mediático había sido roto por el poder popular y los medios se estaban jugando el más completo de los ridículos si no comenzaban a informar de manera inmediata. Una vez que entendieron que su estrategia primera de represión por el silencio había sido clamorosamente derrotada pasaron al plan B, la represión activa, la de toda la vida. En este caso lo más conveniente es la “bandera falsa”. Policías infiltrados generan altercados en el seno de la manifestación con objeto de “justificar” la intervención violenta y salvaje contra los atónitos manifestantes. En esta foto puede apreciarse perfectamente como 4 polícías disfrazados de activistas agreden a un joven indefenso.

Infiltración, manipulación y "bandera falsa" la estrategia favorita del poder contra el poder popular

Quizás esos mismos policías con pañuelo palestino o capucha de “hacker” habían cumplido previamente ya algún servicio como la quema de algún contenedor o la rotura del algún escaparate. Es lo mismo que ya hicieron en Barcelona el 29-S por la tarde, lo mismo que ya han repetido en numerosas convocatorias de los grupos pacifistas, ecologistas, sindicalistas combativos, feministas, indigenistas o altermundialistas en incontables ocasiones. Pequeños desperfectos causados en el mobiliario urbano que bien podrán pagarse con los 5.000 $ que Strauss-Kahn se gasta cada noche en pagar una de esas habitaciones de hotel que tanto les gusta a los banqueros y sus lacayos, prostitutas aparte.

La infiltración de manifestaciones pacíficas con policías disfrazados que generarán los correspondientes altercados violentos cuando reciban la orden precisa es la estrategia habitual de los amos del dinero para intentar desprestigiar la lucha de los pueblos. Aquí puedes ver otra de policías infiltrados, cobardes e inmorales judas actuando a traición de la gente que osa rebelarse contra el autoritarismo. Uno con chaqueta blanca y mochila, otro de nuevo con la capucha tipo “hacker”. ¿Cuántos de las decenas de detenidos habían cometido exclusivamente el delito de indignarse, al igual que el joven  que vemos en la imagen acompañado de una amiga? ¿Pertenecerá esta pareja a alguno de esos peligrosos “comandos antisistema” con los que pretenden atemorizarnos?

Aparte de coger a la gente por la espalda ... ¿cuales son los otros servicios?

Aquí podéis ver el vídeo de 51 segundos, de donde ha sido extraída la imagen. La escena completa puede apreciarse perfectamente en los segundos que van del 00:31 hasta 00:34. También puede apreciarse la manera completamente manipuladora que utilizan los medios al servicio del poder para presentar la notica, mezclando la reivindicación con la violencia, como modo de deslegitimar el fondo de un descontento materializado en protesta masiva.

En otra escala es la misma lógica que emplean cuando recurren a los atentados terroristas de bandera falsa, ese método tan adorado por los servicios secretos israelíes, saudíes o estadounidenses, asociándolos a movimientos legítimos de protesta para neutralizarlos y justificar la represión contra ellos. Los políticos de turno, como Gallardón o Lissavestsky, dirán después que los manifestantes pierden sus razones cuando apelan a métodos violentos. Aunque estos representantes de la teocracia bancaria se empeñan en ignorar o ensuciar el hecho diáfano de que el pueblo está empezando a despertar no logran acallar el grito de indignación que decenas de miles de manifestantes pacíficos, jóvenes, familias enteras con niños, jubilados, desempleados, amas de casa, trabajadores anónimos desplegaron ayer al unísono en todas las grandes ciudades de la península y las Islas. Quizás si lo de ayer hubiera sucedido en Cuba todos los grandes medios de manipulación de masas estarían ya bombardeando con todos sus teletipos y gritando alborozados que el régimen de los Castro estaba contra las cuerdas y que su derrocamiento definitivo sería cuestión de horas. También nos contarían que la policía secreta reprimía brutalmente a los manifestantes.

"¡y luego diréis ... que somos cinco o seis!" . ¿Qué dirían los medios si esto fuera La Habana?

¡No somos mercancía en manos de políticos y banqueros!.¡ Sin el pueblo no sois nada!. Internet, por el momento, puede ser un aliado de la soberanía popular y lo vamos a seguir utilizando para generar este imprescindible movimiento de resistencia que pronto se tornará en movimiento de liberación. La violencia del Estado solo se combate mediante el pacifismo activo y la revolución democrática.

A %d blogueros les gusta esto: