PPSOE o el voto que no quería crecer

La ilusión del cambio

Unas nuevas elecciones se otean en el horizonte, de nuevo la escenificación de una democracia simulada. La investigación científica aplicada al pastoreo de las masas humanas prescribe que un partido de poder bicéfalo, bajo la forma de falso antagonismo y polarización inducida, es la fórmula más eficaz para el control social. El sistema establece un imponente cercado intelectual, construido con tablas azules y rojas, para que el rebaño  nazca, consuma y muera. Se supone que fuera del cercado no es posible desarrollar una vida exitosa y que lo mejor es no acercarse siquiera a la valla. Sin embargo cada vez son más los que merodean muy cerca de ella y empiezan a comprobar por si mismos que el exterior no es el mundo de frías tinieblas que nos han contado sino que existen otras tierras fértiles donde incluso ya hay habitantes. Son cada vez más los que empiezan a entender que no hay democracia en obligarte a elegir entre carne y pescado, sin que nunca puedas probar fruta, legumbres, verduras o cereales, porque así lo han dictado los amos.

En las próximas elecciones los votantes del PPSOE seguirán encerrados en su síndrome de Peter Pan y en su cercado de tablas azules y rojas. Se negarán a crecer y mirarán hacia atrás, añorando una infancia que se les escapa entre los dedos y a la que prefieren seguir aferrándose. La ilusión del falso crecimiento, del consumo disparado, de la velocidad, de la revalorización de sus bienes. La ilusión de la patria, la ley, el orden y la soberanía política. La ilusión de pertenecer al grupo de los elegidos, de ganar la liga y la lotería, la ilusión de que los fuertes les protegerán. El voto al PPSOE es un voto que mira al pasado, un voto de fin de siglo, un voto que no quiere entender que los “remedios milagrosos” que los suyos venden como solución llevan aplicándose desde hace décadas en países que hoy están quebrados o al borde de la quiebra. Se niegan a entender que no puede existir crecimiento permanente dentro de un sistema finito, que la deuda privada y la impresión de billetes no puede ser ilimitada, que dentro del capitalismo solo es posible la degradación progresiva de nuestras condiciones de vida.

Votos e ilusiones que no quieren crecer, individuos llenos de dudas ante un futuro incierto. Ponen velas por el bien del sistema y sus gobernantes, al igual que hace años otros rezaban para que el caudillo se salvara. La efervescencia y la ilusión de la aparente victoria durará una Navidad. Después vendrá Enero y con ella la gélida realidad que hará crecer la impaciencia, la frustración, la indignación. A partir de ahí todo está por escribir. Al sistema se le acaban los conejos en la chistera. Se acerca la transición, ahora sí, la de verdad.

5 comentarios to “PPSOE o el voto que no quería crecer”

  1. En el periodo 2004-2011 el gobierno del PSOE con la colaboración de la radicalidad izquierdista y los movimientos estatolátrico subsidiados no sólo ha cooperado en arruinar económicamente al país sino que ha demolido las capacidades reflexivas, ha laminado el sentido moral, ha alentado el despilfarro y el nihilismo hasta estadios inauditos, ha embrutecido a la juventud con el alcohol y las drogas, ha destruido a las mujeres con el Estado feminista, ha reducido a una farsa la vida cultural, ha convertido a las personas enemigos a perpetuidad de sus iguales, ha desarrollado superlativamente el Estado policial, ha devastado como nunca antes el medio ambiente, ha metido al país en una guerra tras otra, ha convertido el dinero en lo único deseable, ha lanzado unas tras otras las más aberrantes operaciones de ingeniería social y ha transformado al sujeto medio en un autómata que sólo desea consumir, en un prisionero de sus egomanías, en una criatura en la que la esencia concreta humana se desvanece.
    Es la izquierda en el poder la que se ha manifestado como sujeto agente fundamental de la dictadura constitucional, parlamentaria y partitocrática, del colapso de la libertad, del triunfo de la barbarie y del fin de toda vida civilizada y verdaderamente humana. Lo más aflictivo que ha hecho aquélla es devastar el alma popular, encanallar a las multitudes y convertir a las personas en seres puramente zoológicos. Bajo su tiranía ha sido arruinado el aprecio por la verdad, el respeto por la moralidad, la devoción por el bien, la veneración por el saber, la emoción de la convivencia, la sociabilidad y el amor. Y ello para hacer a las masas aún más dóciles y sumisas al par capital-Estado, lo que es consustancial a la ideología de la izquierda que concibe a la persona como un ente biológico y no un ser humano.

  2. No creo que sea cuestión de izquierdas o derechas, Raúl. Es la ideología capitalista la que provoca todos los efectos que describes. En España esa ideología ha sido administrada y ejecutada políticamente por el PPSOE (PPOE) durante los últimos 30 años. En Reino Unido por tories y laboristas, en EEUU por democrátas y republicanos, en Francia por conservadores y socialdemocrátas, en Italia por berlusconianos y “democristianos”…

    • El escoramiento de la izquierda socialista hacia el capitalismo es el eje principal del razonamiento anterior. No cito al PP porque son los representantes, la esencia misma, del capitalismo aberrante.
      Un abrazo.

  3. Coincido que nada tienen que ver las siglas de los partidos politicos,es mas bien el resultado de un sistema capitalista que prima y protege cada vez mas a los que mas tienen, o sea, a los poderosos ,llamense bancos,BCE,FMI,sistema financiero internacional y un largo etc.
    Los politicos no son mas que marionetas cuyos hilos son movidos al servicio de estos ultimos.
    Muchos de estos politicos no son mas que capitalistas fustrados,hambrientos de poder y de dinero, que encuanto se les presenta la ocasion, no dudan en aprovecarse de la situacion.
    Si, ya se, que no son todos, pero en mi opinion los casos de corrupcion que afloran, no son mas que la punta de un iceberg cuya base esta llena de amiguismo,enchufismo,comisiones,favoritismos, etc, y como decia Alfonso Guerra, el que se mueve no sale en la foto.
    Este bipartidismo en que se a instalado nuestra democracia, me parece un circo,cada vez sus protagonistas y seguidores mas fanaticos,compiten como si se tratase de los clubs de futbol del Real Madrid y Bacelona.
    Solo hay que ver el regreso de los candidatos a la presidencia despues del cara a cara a sus respectivas sedes, estos fueron recibidos con el grito de presidentes,presidentes ……..o lo que es lo mismo, Barsa,Barsa….,Madrid,Madrid…….Un debate como siempre amañado cuyas propuestas al igual que los programas electorales, se olvidan facilmente en tanto en cuanto se obstenta el poder.
    Los politicos en general cada vez mas, me parecen unos actores cuyas peliculas se repiten una y otra vez, sus palabras suenan como un disco rayado lleno de grandes promesas que al final no se cumplen.

    Andres Briz Cabrera. 8,noviembre del 2011.

  4. Hola Andrés.

    Gracias por participar. Estamos de acuerdo. Todo esto no es más que una gran farsa, la escenificación de un guión escrito por los poderosos y teatralizado por los políticos profesionales en su papel de actores de reparto. Gracias también Raúl, como siempre, por tus aportaciones, por tu tesón y por tu testimonio.

    Abrazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: