Alcaldes liberados

A estos tipos les pagamos un sueldo en campaña a cambio de un trabajo que no pueden ejercer por falta de tiempo. Son liberados.

En otra entrada dedicamos unas palabras a los silenciosos liberados patronales. En esta ocasión merece la pena dedicar unos minutos a los alcaldes liberados. Se trata de personajes que aspiran a un nuevo sueldo público (¿el tercero quizás?), en este caso como parlamentarios andaluces, no se sabe muy bien a cambio de qué. Los que tanto critican a los liberados sindicales están estos días cobrando un salario de mandatario municipal por un  trabajo total o parcialmente desatendido, debido a una incuestionable falta de tiempo, al menos durante la campaña electoral. ¿Habrán tenido la decencia de no aceptar sueldos completos de alcalde, debido a la imposibilidad de desarrollar su trabajo con plena eficiencia?. Parece que alguno, como Sánchez Gordillo, ha hecho algo parecido, renunciando en un loable gesto a 1.800 euros de los 3.000 que le corresponden como diputado de IU. Aún teniendo presente que Marinaleda es un pueblo muy pequeño, y por tanto con menos trabajo que Sevilla, Córdoba o Huelva, no nos parece suficiente. La lógica social nos dice que el trabajo, al igual que el poder o cualquier valor mercantil, debe distribuirse, no acumularse, porque toda acumulación esconde alguna forma de robo.

Las preguntas se agolpan en los cerebros de los ciudadanos. Si los tipos de la foto ya pensaban presentarse como candidatos para ostentar una nueva representación política … ¿No engañaban a los votantes que les daban su confianza, hace solo unos pocos meses, para ejercer como alcaldes a tiempo completo?. ¿No sería lógico que los representantes políticos contrajesen un compromiso previo de exclusividad con sus votantes, cuando su localidad superase un determinado número de habitantes?. Si los cargos de Alcalde y Parlamentario son compatibles… ¿cuál de los dos es el  que recibe una retribución con dinero público a cambio de un trabajo aparentemente prescindible?. En el caso de que decidan abandonar, en el futuro, uno de los cargos… ¿Para qué se presentaron?, ¿No supone un fraude hacer creer a los votantes que están dispuestos a afrontar una función a la que, ya de antemano pero en secreto, han renunciado?. La respuesta a todas estas cuestiones solo puede ser una: La misión de estos mercenarios de la política no es servir al pueblo sino servir a su clan partitocrático y a si mismos. No dudan en ir de flor en flor, como alegres coleópteros, succionando el jugo de nuestros impuestos. Los cargos y las representaciones que ostentan no tienen valor en si mismas sino exclusivamente como trampolín desde el que saltar y trepar al siguiente puesto. El engaño y la mentira son sus divisas. ¿De qué otra forma, si no como intermediarios parasitarios ausentes de honestidad moral, podríamos contemplarlos?.

El PP lleva a 11 alcaldes liberados en sus listas para las elecciones al Parlamento Andaluz del 25 de Marzo.

3 Responses to “Alcaldes liberados”

  1. Otra puta realidad más que añadir a nuestras desdichas.

  2. La lista de sinvergüenzas en este país es interminable. ¿Que coño podemos hacer para que nos dejen de timar, si el pueblo los vota aun a sabiendas de que nos están robando?

Trackbacks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: