Consejo para Padres: no compréis esta basura

Ya sabemos que bajo el capitalismo la obtención de un rédito monetario es el único Dios, el alpha y el omega de todas las cosas. El sistema dice: Si te hace ganar dinero está bendecido. Eso mismo pensaría María Frisa, la autora de este libro-basura, especialmente diseñado para el consumo de vuestros hijos e hijas de 8 a 14 años.

En “75 Consejos para sobrevivir en el Colegio” tu hijo/a podrá aprender a convertirse en un ser despreciable, en una máquina egoísta y egocéntrica, diseñada para consumir y destruir todo lo que le rodea. La autora y la editorial estarán tan contentas porque quizás el libro se venda bien. Me consta que, en tu infinitto cinismo, dirás que la misión de tu libro no es educar sino “proporcionar ocio”. Sin embargo sabes perfectamente que tu producto-bazofia también educa, al igual que la mayoría de los productos de entretenimiento que el mercado “cultural” pone a nuestra disposición. Sabes que tu beneficio monetario se construye, precisamente, a partir de la componente anti-social de lo que vendes. En el modelo neoliberal que seguramente defiendes cada vez habrá menos sitio para la Educación y más para el “ocio y el entretenimiento” que tu fabricas. Ya sabemos, es la pauta del mercado: Si genera ingresos monetarios está bendecido. El mercado aprobará tus consejos para niños, ese de “Consigue un amigo más tonto que tú” o “Miente todo lo que haga falta”, lo aplaudirá y lo santificará con el beneficio monetario que tanto anhelas.

Yo en esta entrada solo quería decirte, María Frisa, que me pareces un ser despreciable por haber escrito ese libro y que también me parecen despreciables los que te promocionan, en algunos casos cargos políticos en ayuntamientos que recominendan a los colegios que los niños vayan a “encuentros de autor” para que la gente compre tu basura. A ti seguramente también te parecerá bien que el gobierno español autorice la venta de armas a Arabia Saudí o Bahrein para reprimir eficazmente a los manifestantes pacíficos que piden libertad y justicia en esos países torturados, porque ya sabemos que la obtención de un rédito monetario todo lo justifica. Seguramente tendrás ideas parecidas a las de gente tan respetable como nuestro Rey Juan Carlos y sus amigos. Es muy posible que la protagonista de tu libro, esa niña-monstruo masticadora de odio y envidia, con la que pretendes que tus pequeños lectores (nuestras hijas e hijos) se identifiquen, estaría encantada de trabajar, cuando sea mayor, en el consejo de administración de alguna de nuestras empresas armamentísticas exportadoras de muerte, y de ganar ingentes cantidades de dólares con ello. Vosotras lo valéis. Los sufrimientos futuros de miles de padres, profesores y niños no son vuestro problema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: