La Solución es otra

SOLUCIÓN: BANCA ÉTICA, PÚBLICA Y DEMOCRÁTICA

Juan Torres López

La solución es otra.

Con carácter inmediato hay que plantear una quita en toda Europa de la deuda existente, que es completamente imposible que se pueda pagar, repudiando la deuda generada por la financiación privada y por la especulación en los mercados; modificar el estatuto del Banco Central Europeo para que financie sin intereses los gastos extraordinarios de los gobiernos (sin perjuicio de que eso deba ir acompañado de un control de las demás circunstancias que provocan un crecimiento inadecuado de la deuda pública que debe limitarse a financiar necesidades extraordinarias o las inversiones que necesita el desarrollo integral y sostenible de las economías); la prohibición de los paraísos fiscales; la puesta en marcha de un plan de lucha contra el fraude en toda Europa y de reformas fiscales progresivas con figuras impositivas que graven las transacciones financieras y particularmente las de carácter especulativo; recuperar el poder adquisitivo de las rentas más bajas para generar actividad, empleo e ingresos públicos; prohibición de la utilización de productos financieros vinculados a las necesidades sociales básicas o a los recursos estratégicos de las economías; y reformas políticas que fortalezcan las democracias el control, social y la participación ciudadana. Aunque, siendo realistas, hay que señalar que para frenar de verdad la deuda pública y no echar sobre las economías una losa insoportable e insostenible en forma de gasto público corrupto y despilfarrador, será necesario a medio plazo avanzar aún más, estableciendo controles de capital para evitar la constante inestabilidad monetaria, desmercantilizando el trabajo y repartiendo el empleo, y configurando nuevos regímenes de propiedad y de derechos asociados a ella para evitar la concentración actual de los recursos y el dominio de los mercados y de la sociedad por los grandes grupos de poder empresarial y financiero.

Ver Artículo completo

Entrada relacionada: El secuestro de la soberanía popular europea: Modus Operandi

3 comentarios to “La Solución es otra”

  1. Me llaman poderosamente la atención, las diferentes teorías económicas y propuestas – el papel es muy sufrido y lo aguanta todo- para salir de la crisis. Lo verdaderamente cierto es que una gran mayoria del pueblo empobecido, clama en contra de los recortes y subidas de impuestos, por haber sobrepasado el límite de sus posibilidades cotidianas para mantener el sustento.
    Basta ya, de teorías y discursos que no llegan a los oídos sordos de los políticos. La calle es el único medio para hacerse oir.
    Salgamos todos unidos a la calle – a ver si nos da el aire y refresca nustras mentes- para manifestar nuestro malestar, para llamar a las cosas por su nombre, para exigirle al gobierno que frene sus injustas reformas, para escupirles a la cara que no hay derecho a que el Sr. Rato se vaya a su casa con 1.200.000.- euros de indemnización habiendo dejado a Bankia -ya rescatada con anterioridad- con un agujero de 15.000.- millones de euros que saldrán de nuestros vacios bolsillos, que es inmoral que la Sra. Cospedal tenga dobles cargos con retribuciones millonarias, que el pueblo español no puede abrocharse más el cinturón que empeñaron para poder comer, que no está dispuesto a sufrir ni una tropelía más y ni puede, ni quiere, callar por más tiempo, que los corruptos devuelvan el dinero robado y paguen en las cárceles por sus delitos, que los partídos políticos -nichos de vividores, estómagos agradecidos- deben de estar al servicio del pueblo y no en contra de los que votaron -por intrés o ignorancia- listas cerradas.
    ¡TODOS A LA CALLE ! y menos críticas que se asemejan a las tabernarias.

    • La verdad no tiene más que un camino y el gobierno camina por otro -el de la mentira- después de imcumplir sus promesas electorales de no tocar la educación, la sanidad y de subir las pensiones (1% absorvido por la subida del IRPF).
      Sr. Rajoy, ud. no representa legitimamente ni a sus votantes, por no cumplir el programa electoral de su campaña. Es usted un mentiroso, ávido de poder y lleno de soberbia.
      Si está en su ánimo redimirse a los ojos del pueblo, comience imitando al presidente francés Sr. Hollande y rebaje los sueldos de su gobierno, y el suyo propio, al menos un 30%. Proteja los derechos del pueblo trabajador y haga oídos sordos a la Patronal -avaros insaciables- que aconsejan volver a elevar la edad de jubilación por encima de los 67 años y ampliar el periodo de cotización para calcular las pensiones. Súbales los impuestos al beneficio, solo al beneficio, que como ve el pueblo es razonable y sabemos mesurar, no deseamos la ruina para nadie.
      A la Cospedal retírele una de sus retribuciones – hay que apetarse el cinturón, como dice ella- por uno de los dos cargos políticos que ostenta.
      El Sr. Rato, que según ustedes pidió la dimisión personal en Bankia, debe de asumir sus propias decisiones, en los despidos voluntarios no proceden las indemnizaciones. No se le ocurra regalarle 1.200.000.- euros del dinero que no es suyo y del que deberá responder en caso de malversación.
      Por todo lo expuesto y mucho más, el pueblo pensante le exige la DIMISIÖN por falaz y la de su gobierno en pleno.

    • Hoy por fin, me he levantado sin la indignación, que arrastraba cual pesada carga desde tiempo antes del comienzo, en 2008, de la crisis.
      Anoche me acosté reconfortado con la noticia de que la banca, hasta ayer blanco de mis iras, actuaban como salvadores de la nación, piden créditos al BCE al 1% para comprar deuda española al 6% (2.500.- millones de euros emitidos por el gobierno) para que no se produzca la tan temida estrangulación de la economía española, al borde del colapso.
      Los partidos políticos, las centrales sindicales sindicatos y las patronales, todos ellos subvencionados con dinero público, instalados en edificios públicos que rivalizan en suntuosidad, deberán rendir homenaje a estos patriotas.
      Mi enorabuena Rajoy, colaboradores, salvadores de la patria, como los banqueros, te aseguran una larga permanencia en el poder, tú si que sabes… de fórmulas para sacarnos de la crisis, sin subir impuestos. Los parados confian en tú capacidad de gestión, honradez y buena praxis, para volver a incorporarse en breve al mercado de trabajo.
      Hoy por fin se acabó mi indignación, mutando en una mala ostia, que no me cabe en el cuerpo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: