Archive for septiembre, 2012

septiembre 30, 2012

25s/29s, ¡Sí se puede, sí se puede!

A pesar de las constantes amenazas, las manipulaciones mediáticas y la intensa campaña para infundir temor en la población, decenas de miles de personas volvieron a acudir a la cita #rodeaelcongreso para decir alto y claro que no tenemos miedo, que estamos juntas en esto y que no vamos a pararnos hasta que dimitan y se inicie un proceso constituyente.

El gobierno respondió con golpes, infiltraciones, detenciones, violencia indiscriminada, heridos y un despliegue policial absolutamente inédito. Sin embargo… perdió. Las imágenes de la represión han dado la vuelta al mundo y la visita de Rajoy a la ONU quedó completamente ensombrecida por la capacidad organizativa y comunicativa que hemos demostrado. El debate sobre la legitimidad de la acción del 25 se ha abierto, y hoy toda la sociedad española habla de ello, debate, opina, toma posición. Hemos iniciado una gran conversación y este es el camino que queremos seguir.

Por mucho que gobierno y medios de comunicación traten de convertir nuestras reivindicaciones en un problema de orden público, salir a la calle a reivindicar derechos es hacer política, manifestarse es hacer política, tomar la palabra es hacer política.

El 29 de septiembre, las calles se han vuelto a llenar con miles de personas que dicen basta y que quieren tirar del freno a una realidad que se está volviendo cada vez más insoportable. Y además,  salimos para acompañar y sentirnos acompañados por nuestros hermanos y hermanas portugueses, griegos e italianos, rodeando su propio parlamento. Los “Cerdos” son ellos, nosotros y nosotras somos el sur de Europa, y sin el sur de Europa, no hay Europa posible.

Leer texto completo publicado por la Coordinadora25s

septiembre 25, 2012

El 25s y los encapuchados misteriosos

Una vez más lo hemos vuelto a ver. Las protestas masivas de carácter político no gustan a las élites. Cuando el pueblo se mete en política todo comienza a ir mal para ese poder oligárquico y abarcante que opera por encima de las instituciones falsamente democráticas. En esta breve captura de video, realizada a partir de la propia señal que emitía la RTVE, podemos ver de forma sintética una historia mil veces repetida. Podría haber sido Italia, Canada, Chile, Grecia, Portugal, Rumanía o cualquier otro país “desarrollado”.

* Fase 1. Un grupo extraño, con banderas rojas y palos, sospechosamente uniformado, compactado y encapuchado se concentra justo en frente del centro de la línea policial. Una mujer manifestante les increpa, señalándolos como violentos de origen dudoso que no representan al resto de activistas pacíficos.

* Fase 2: Después de un extraño movimiento en el seno del grupo la policía comienza a cargar. Un supuesto “antisistema” rezagado, con capucha y una gran mochila, es capturado por un policía. Tras un forcejeo, que en algunos momentos parece un paso de baile, es conducido detrás de la línea policial. El joven retenido, que momentos antes se encontraba en el epicentro del extraño grupo, no recibe ni un solo golpe durante el proceso de detención. Los furgones policiales han formado previamente un pasillo para ocultar el destino del retenido de las cámaras indiscretas. Las personas que no están encapuchadas y pretenden defender a gente normal sí empiezan a recibir golpes de manera inmediata.

* Fase 3: Otros encapuchados, con la sempiterna sudadera  y mochila, escenifican (no sabemos si de manera real o simulada) una agresión a otro policía que finalmente se pone de pie con gran parsimonia y tranquilidad. Ningún policía hace por detener o perseguir a los dos agresores de sudadera clara, que se mezclan entre la multitud sin mayores problemas.

* Fase 4: Supuestos “antisistemas” encapuchados, similares a los que inician los altercados, colaboran en la detención (o quizás protección) de otro manifestante real o simulado. Los encapuchados y los policías con uniforme reglamentario terminan trabajando en equipo, en perfecta armonía, como puede apreciarse en este fotograma sacado en el punto 3min 5seg de la secuencia:

(Es imposible no preguntarse: ¿Exactamente cuántos de esos policías, disfrazados “de antisistema”, estaban ayer en la Pza. Neptuno cuando comenzaron los disturbios?, ¿Dónde estaban situados?, ¿Estaban dispersos o concentrados? y, sobre todo, ¿Qué hacían esos tres encapuchados de la foto momentos antes de ayudar a sus compañeros uniformados a practicar detenciones?.

Esperamos las respuestas de la señora Cifuentes, al igual que las esperamos aún del Consejero catalán de interior por incidentes similares ocurridos en Barcelona.)

* Fase 5: La operación represiva a gran escala ha quedado lanzada y supuestamente justificada. Múltiples heridos, algunos de ellos graves, serán la secuela, junto a la brutal agresión indiscriminada contra una masa ciudadana pacífica y políticamente movilizada.

PD. Si alguien estuvo cerca del lugar de los hechos en aquel momento y puede aportar información, no dude en comentar para que entre tod@s podamos llegar a un correcto esclarecimiento de la escena. Gracias.

septiembre 22, 2012

25-S, Un nuevo grito contra la opresión

Apoyo Ciudadano 25s: Hacía un nuevo proceso constituyente

10 razones para apoyar el 25-S

septiembre 19, 2012

Desmontando Mentiras

(Compendio tomado de http://desmontandomentiras.tomalaplaza.net/)

Mentiras sobre política

Mentiras sobre economía general

Mentiras sobre bancos y cajas

Mentiras sobre el modelo productivo e infraestructuras

Mentiras sobre energías renovables y energías convencionales

Mentiras sobre Educación y Sanidad

Mentiras sobre gasto militar

septiembre 12, 2012

15S: No debemos, no pagamos

(Comunicado del Bloque Antideuda, llamando a la manifestación del 15S, al que se adhieren CGT, Izquierda Anticapitalista, Ecologistas en Acción, Cristianos de base, Coordinadora Estatal Feminista, la PAH, la Oficina Precaria, Juventud SIN Futuro, ATTAC… )

La mayoría de la población -el 99%-, especialmente la clase trabajadora y los colectivos sociales más desfavorecidos, estamos sufriendo un brutal y descarnado ataque a nuestros derechos laborales y sociales debido a una crisis inducida y generada por aquellos que nos la quieren hacer pagar. Esta crisis, más allá de económica, es sobre todo un crisis social y ambiental que profundiza en las relaciones de dominación de clases y patriarcales.

(Seguir leyendo)

septiembre 5, 2012

#25S – Rescata el Congreso: Preguntas y respuestas

Reproducimos este esclarecedor comunicado de la Asamblea 15M Valladolid , sobre el evento #25s :

Nuestro modelo es Islandia, que hizo de la crísis oportunidad y salió con otra constitución, con mayor democracia y con la crísis olvidada.

1) ¿Qué pasará el 25S?

Pues que saldrán miles de personas a las calles, en Madrid y en el resto del país, para concentrarse frente a decenas de edificios públicos (empezando por el Congreso) con un fin claro: el inicio de un proceso constituyente que nos lleve a una democracia de verdad.

2) Muy bien, pero eso…¿Cómo se hace? ¿Qué es un proceso constituyente?

Se hace evidenciando que la ciudadanía está harta, reclamando la dimisión del gobierno, la convocatoria de un referéndum sobre la política de recortes, la disolución de las cortes e iniciando un proceso de “constitución” del Estado en los términos que la ciudadanía determine.

3) Pero este gobierno ha sacado diez millones de votos…¿Con qué legitimidad le pedimos que dimita?

Este gobierno está aplicando políticas que no aparecían para nada en su programa electoral. Es más, había negado explicitamente que fuera a hacer todo lo que está haciendo. Este gobierno ha engañado a la sociedad y solo por eso, debe dimitir, como por otro lado pasa normalmente en países civilizados: el último ejemplo ha sido Japón, por subir el IVA.

4) ¿Y cómo se yo que esto no es una artimaña para beneficiar a otros partidos políticos?

Pues precisamente porque pedimos la disolución de las Cortes y la convocatoria de nuevas elecciones con otras reglas del juego.

5) ¿Pero por qué vamos a cambiar esas “reglas del juego”? ¿Y quien las va a cambiar?

Porque esta crísis evidencia que nuestro modelo político, surgido del pacto de la transición, está agotado y no nos representa. Se ha generado un bipartidismo elitista, apoyado en una ley electoral injusta (Con un 30% de voto sobre el total del censo un partido puede obtener aplastante mayoría absoluta, como sucede actualmente), que sirve única y exclusivamente como correa de transmisión del poder económico. Hay que desprofesionalizar el ejercicio de la política, despojarla de privilegios y hacer que responda al interés general. Seremos todas y todos los que aportemos en el proceso de cambio en los términos que vayamos decidiendo.

6) ¿Pero cómo lograremos todo eso? ¿Qué pasos concretos vamos a seguir? ¿Habrá violencia?

No va a haber ningún tipo de violencia: ¿la hubo en el 15M de 2011 y en lo que siguió después?. No vamos a asaltar el congreso ni nada; no vamos a impedir la entrada de los Diputados; no vamos a disolver las cortes por la fuerza. Nos sentaremos alrededor del Congreso, de Cortes Regionales, Diputaciones y Ayuntamientos, en Madrid y el resto de ciudades y pueblos de España, y nos quedaremos allí, cortando el tráfico y evidenciando nuestro descontento, hasta romper la burbuja que el #PPSOE, sus apoyos mediáticos y sus amos financieros se han creado. Recalcamos: violencia cero patatero y hacemos un llamamiento a la responsabilidad del Ministerio del Interior para que comprenda que esta es una convocatoria pacífica.

7) ¿Y la policía no cargará contundentemente para disolvernos?

No esperamos que las autoridades sean tan torpes. A estas alturas deberían saber que cada vez que cargan, miles de personas salen a la calle. Y hay que recordar que la policía no son solamente antidisturbios descontrolados: hay decenas de miles de funcionarios que han visto recortados sus derechos y que comprenden perfectamente que así no se puede seguir.

8) ¿Qué pasa con la monarquía? ¿Os habéis posicionado?

Está claro, al menos desde Valladolid: queremos poder decidir todos los cargos de representación, incluyendo la Jefatura del Estado: Es de sentido común, al menos, que nos pregunten si queremos monarquía o república, y que se respete la decisión de la sociedad al respecto. No aceptamos imposiciones de ningún tipo, se fundamenten en una constitución (la de 1978) que no ha votado nadie menor de 52 años, o en un pretendido consenso que nadie ha refrendado en las urna.

9) En la convocatoria no se hace mención de un montón de cosas específicas, desde el futuro de las centrales nucleares hasta los toros: ¿me tengo que sentir decepcionado?

No, porque hay que tener en cuenta que no queremos, ni pretendemos, decirle a la gente qué va a pasar en el futuro. Queremos facilitar la demostración de descontento y catalizar un cambio. Ni la Coordinadora 25s ni las asambleas del 15M quieren alcanzar el poder y ejercerlo, solo posibilitar que converjan todas las expresiones de hartazago social y que se inicie un proceso de legitimización de la política que de carpetazo al actual sistema constitucional surgido en la transición de los setenta. Y todo el mundo tiene derecho a opinar y decidir, empezando por los 17 millones de personas que, de buena fe, votaron al PPSOE en las últimas elecciones.

10) ¿El 25S es el 15M? ¿No se había desmarcado Sol de esta iniciativa?

La idea original del 25s viene de un colectivo, la Plataforma En Pie que abre la convocatoria a otras organizaciones y personas. Para ello se crea la Coordinadora 25s  , formada en su mayoría por distintas asambleas del 15M, aparte de otras organizaciones plenamente democráticas. Los usos son los del 15M: se incide en la horizontalidad de la toma de decisiones, el carácter público de las mismas  y en el uso del sistema asambleario para generar consensos. Sol, y otras asambleas decidieron no participar en su momento porque una convocatoria tan definida propuesta por una plataforma en su momento desconocida les planteaba dudas. Con la inclusión de más colectivos y el aumento de la transparencia, estamos seguros de que habrá muchas adhesiones más hasta el 25 y después de el.

11) Algunos periodistas y políticos dicen que vais a dar un golpe de estado. ¿Es cierto?

No. Un golpe de estado consiste en violar las normas constitucionales de un país, sustituyendo su gobierno por otro no consensuado, normalmente por parte de fuerzas militares. El 25S queremos que sea un día de acción pacífica en la que la ciudadanía sea protagonista, respetando siempre los derechos humanos. Deseamos que sea el punto de partida para que todas seamos partícipes en la construcción de nuestro futuro. Proponemos un proceso que nos lleve a un nuevo modelo social basado en la soberanía popular participativa. No queremos imponer, queremos proponer más y mejor democracia. Partiendo de un análisis de la actual situación  está claro que a los ciudadanos se nos ha despojado de nuestros derechos y libertades a favor de los mercados y dichos derechos deben ser restituidos.

12) Por último…¿Qué va a pasar en Valladolid? ¿Por qué hemos quedado tan tarde el 25? ¿Por qué en la Plaza Mayor?

Valladolid, a través del 15M y de los colectivos que quieran sumarse, saldrá a la calle como centenares de ciudades y pueblos en España. Quedamos a las 20h para maximizar el efecto “arrastre” de Madrid, y quedamos en la Plaza Mayor para decidir que rodeamos mientras tenemos presencia frente al Ayuntamiento. Desde el viernes  7 habrá una campaña masiva de información en redes y en la calle, y desde el 25 nos quedaremos el tiempo que decidamos frente al edificio público elegido, hasta que el gobierno dimita y se convoque un referéndum como mínimo.

Encontraréis mayor información en la página web de la coordinadora 25S  , incluyendo un apartado para pueblos y ciudades fuera de Madrid y otro de artículos de prensa y opinión.

 

septiembre 2, 2012

“La Izquierda” como etiqueta: ¿motor de cambio o camisa de fuerza?

Hace mucho que las grandes batallas sociales, políticas y económicas se juegan en el campo del lenguaje. Quién es capaz de imponer su diccionario, con su propio catálogo de términos y definiciones, ha conseguido el triunfo por adelantado. Cuando has logrado que el adversario utilice tu propio repertorio lingüístico para describir y comprender la realidad habrá perdido el combate sin tan siquiera haberse dado cuenta de ello. Más tarde comprobará con angustia su derrota porque habrá quedado cercado, encerrado dentro de un laberinto cognitivo en el que todos los caminos le conducen frente al muro.

Algo así ha sucedido con esa manida etiqueta política conocida como “Izquierda”. Cuando la supuesta izquierda asume una categoría sociológica fabricada por los ideólogos del estado moderno, juegan a perdedores desde el primer momento. La democracia liberal capitalista creó un concepto, funcional a sus intereses, para definir el arco parlamentario que tomaba asiento en una determinada zona de la cámara de delegados de la Francia post-revolucionaria. Diseñada por los futuros grandes propietarios occidentales de finales del S. XVIII para dar legitimidad a sus revueltas antimonárquicas, aquella cámara nunca atendió las necesidades y anhelos de las clases trabajadoras porque sencillamente no fue creada para ello.  Nadie jamás escucharía a K.Marx o M.Bakunin (por poner como ejemplo las 2 voces de referencia incuestionables del socialismo moderno) definir sus planteamientos como  “de izquierdas”. ¿En qué lugar de los anales que recogen los dabates teóricos de la Primera Internacional puede encontrarse alguna mención a algo expresamente definido como “Izquierda”?. Aquellos importantes revolucionarios no se hubiesen reconocido en esa hueca y difusa categorización. Seguramente ellos se hubiesen mofado de esa etiqueta, tachándola de “invento burgués” o quizás de “juego de bengalas  del reformismo contrarevolucionario”. Esa etiqueta se hubiese quedado inmensamente pequeña para dar cabida a su mensaje y a su propuesta política. Marx y Engels trascendían claramente con su “Manifiesto Comunista” el concepto político que conocemos hoy como “Izquierda”. De hecho expresan en el citado documento la frase “¿Qué oposición, a su vez, no ha lanzado a sus adversarios de derecha o izquierda el epíteto zahiriente de comunista?”. Se autodefinían por tanto como “comunistas” no como “izquierdistas”. Evidentemente la “Lucha de clases” que ellos proclamaban no era cuestión de izquierdas y derechas sino, nada más y nada menos, que la lucha entre los ricos y los pobres, los explotadores y los explotados, los de arriba contra los de abajo. En este sentido, como en tantos otros, el 15M y el movimiento “occupy” han conseguido captar con mucha más precisión el núcleo real de nuestros problemas que los partidos de izquierda. En el caso de los libertarios aún resultaría más ridículo, incluso pueril, definirlos como “gente de izquierdas” porque esa categoría estaba pensada para operar dentro de un juego partitocrático parlamentarista que ellos siempre rechazaron de manera furibunda. Definir a los comunistas marxistas o a los anarquistas como de “Izquierdas” los empequeñece y los desdibuja, en cierta forma casi podríamos decir que los jibariza, los diseca, les clava alfileres en las alas para presentarlos, cual mariposas, en un capitalista panel expositivo de insectos curiosos.

Bajo nuestro punto de vista harían bien los partidos que utilizan esa etiqueta en sus siglas en transformarla ya que de otra forma están adoptando una descripción política creada por sus adversarios para arrinconarlos en un apartado segmento de la línea del posicionamiento electoral, línea en la que el poder y su lenguaje ya han reservado para si mismos el lugar dorado del podium, un lugar de privilegio que define a los “más limpios, puros y eficientes” partidos capitalistas de centro-centro. Un lugar distante de los “extremismos indeseables que siempre terminan por tocarse” según reza en los diccionarios oficiales del pensamiento. Se trata de todo un espacio euclídeo pensado desde, por y para la legitimación de un poder ideológico omnímodo, abarcante e implícito, que no por invisible resulta menos totalitario.

Si la opción de los partidos de esa designada y autoasumida “izquierda”, tales como la “Izquierda Anticapitalista” de Esther Vivas o la “Izquierda Unida” de Cayo Lara, es competir en el mercadeo electoral harían bien, bajo nuestro humilde punto de vista, en cambiar ya el fallido “hashtag”, emulando a otros partidos como los Verdes anticapitalistas, el Synaspismós griego, Pirata sueco o el Bildu-Amaiur de Euskalerría, claros modelos de éxito mercadotécnico más adaptados para participar con soltura en el juego de los partidos que la falsa democracia liberal ha preparado para nosotr@s. Ellos al menos parece que sí pueden llegar a tener opciones de convertirse algún día en “trending topics” de sus respectivos ámbitos geoparlamentarios.

Posts relacionados: Descodificando a Le Pen y Desdibujando los símbolos

A %d blogueros les gusta esto: