Acumulación por desposesión

(Artículo de Rubén Martínez. Leer aquí texto completo en su fuente original)

Desposeídos de la cultura, desposeídos de la sanidad, desposeídos de la educación, desposeídos de la propiedad, desposeídos de nuestro cuerpo, desposeídos de nuestra dignidad, desposeídos de nuestros derechos, desposeídos de otra posibilidad. La historia del capitalismo es la historia de una continua desposesión, la historia de una continua extracción de aquello producido colectivamente. Sin esa continua acumulación por desposesión, sin los decretos, rumbos institucionales y tácticas capitalistas para cercar y extraer renta de la producción social, el régimen de acumulación capitalista no podría mantenerse. Esa es la esencia de un modelo injusto en su origen e injusto en su desarrollo histórico.

El derecho a la bancarrota, la desobediencia a la estafa financiera, la lucha de las clases desposeídas, la constitución de un movimiento de escala terráquea que tome como objetivo un régimen de existencia basado en la producción, conservación y gestión de los bienes comunes, esos son los objetivos políticos que deben movilizarnos hoy. Lo que es deseable no es un mundo sin mercados y sin derechos, sino un mundo sin capitalismo. Mercados que respondan a necesidades y no fijados como medios abiertos a la explotación y la especulación; derechos que sirvan para confirmarnos como una sociedad justa y no como pretextos para la desposesión. Lo deseable es la absoluta desaparición del robo institucionalizado como única forma de vida, el juicio a un crimen histórico que logra permanecer invisible y que el actual cambio de época no va a dejar impune.

5 comentarios to “Acumulación por desposesión”

  1. Unamos nuestro gritos de protesta para que suenen como los ensordecedores ¡¡¡ TRUENOS !!! de la MADRE de todas las TORMENTAS..
    Pidamos juntos a los cielos en medio de la tormenta, en especial a Santa Bárbara Bendita, por los políticos y banqueros: ¡QUE LES DEN…!, ¡ QUE LES DEN…!, ¡ QUE LES DEN…! abundantemente, ¡ QUE LES DEN …! hasta la saciedad, ¡ QUE LES DEN…! hasta que les duela, ¡QUE NO DEJEN DE DARLES…! que su avaricia es igual de voraz que su trasero, ilimitada..

  2. Gracias Raúl y Fernando. Pienso que no son las personas las que han creado esta crisis, son las reglas. Con otras personas y las mismas reglas el resultado hubiese sido idéntico. Los trabajadores asalariados, autónomos y microempresarios europeos deben entender que lo que el capitalismo les (nos) tiene reservado es trabajar como chinos e indios y cobrar como ellos. Eso y no otra cosa es la globalización bajo las actuales reglas del juego. Es hora de abrir los ojos, los políticos solo son los maquinistas de la locomotora sistémica. Nosotros somos, bajo este sistema, el carbón y la leña.

    • No Sr Globalización, no, nosotros somos los que aportábamos el carbón y la leña (la energía)… pero se terminó, ellos (políticos) siguen moviéndose por inercia… pero la energía ya se ha terminado, ha comenzado por los países que nunca tuvimos, pero poco a poco, se les terminará a todos¡¡¡

  3. El carbón y la leña, en el capitalismo, son el trabajo humano, es decir, la única fuente real y elástica de valor. Las materias primas son la otra fuente de valor pero, a diferencia del trabajo, no son una fuente elástica sino finita e independiente a nuestro control. El capital sin este “carbón laboral” vale tanto como una locomotora incapaz de moverse por falta de combustible y atrapada en una vía muerta. El Sr. Globalización es otro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: