FSM Túnez 2013, nueva cita altermundista

fsm2013

A pocos días ya del comienzo del XII Foro Social Mundial hacemos una introducción a este nuevo encuentro altermundista, de la mano del destacado activista brasileño Chico Whitaker. Nos hemos basado en esta entrevista publicada en ADITAL.

Si se ven las más de 2700 organizaciones registradas para participar y el número de actividades auto-gestionadas propuestas que se acercan a las 1500, no hay duda que Túnez ofrecerá un marco de debate mundial con problemáticas y temáticas diversas. Se habla modestamente de 50000 participantes, pero esto nunca es posible de prever con exactitud. La metodología sigue siendo la misma que en foros anteriores: La comisión internacional lanzó una propuesta de ejes temáticos y los participantes inscriben actividades autogestionadas. A partir de ahí se forman Asambleas de Convergencia en torno a bloques de intereses comunes de trabajo y debate. El resto depende de la capacidad de la gente de intercambiar y articularse. Si comprendemos la impronta del proceso histórico de cambio que vive la zona del Magreb /Makrech, entenderemos que uno de los principales desafíos de esta edición será el de reforzar la lucha tunecina a favor de un país y de una región más igualitaria. Esta sinergia entre lo global y lo regional debe servir como un paso más en el camino de todos los que aspiran a “otro mundo posible” y especialmente en la búsqueda de formas concretas de abordar con nuevas articulaciones los enormes desafíos que confronta hoy la Humanidad.

El proceso de los Foros Sociales Mundiales comienza en Porto Alegre (Brasil) en el año 2001 como “movimiento de movimientos”, con gran protagonismo de la asociación internacional por la Tasación de las Transacciones Financieras y por la Acción Ciudadana (ATTAC). En 2001, y a manera de síntesis, se barajaban cuatro objetivos para el FSM: Hacer escuchar en el mundo un grito de esperanza. En segundo lugar, reflexionar-promover una nueva forma de hacer la política y de entender la cultura política. Además, reconocer, evaluar, integrar un nuevo actor político emergente, la “sociedad civil” autónoma de grandes partidos y gobiernos. Y en cuarto lugar entender que en este momento histórico de la humanidad no es suficiente resistir y protestar, sino que hay que avanzar en la construcción de alternativas concretas al sistema. Para hacer el balance deberíamos evaluar dónde estamos hoy en cuanto a esos retos.  Como alternativa al Foro Económico de Davos, que difundía el pensamiento hegemónico, surgió el “Otro Mundo es Posible”, como contestación y respuesta. En cierta manera se logró ese objetivo y hemos conseguido que se alce una voz de esperanza. Los Foros sociales en sus diferentes niveles – mundiales, nacionales, regionales, temáticos- promovieron la posibilidad de la alternativa y confrontan la visión hegemónica. Hay que reconocer, sin embargo, que el mensaje de esperanza no llega aún a cada país y a cada región.

La idea de una nueva cultura política, anticipada ya en los noventa por los zapatistas de México, basada en la diversidad, la horizontalidad y la unidad de todos los actores sociales, también forjó pasos importantes en esta última década. Se reforzó en este tiempo la comprensión de que esa nueva cultura es imprescindible para cambiar el mundo. Tampoco, en este caso, estamos hablando de procesos fáciles y lineales. Esta visión alternativa al verticalismo y lo piramidal debe seguir avanzando en un camino que será largo.

El rol emergente de la sociedad civil se ha ido también consolidando. Muchas de las movilizaciones paralelas a las grandes conferencias de la ONU y de otros organismos internacionales dan prueba de ello. Las experiencias de los movimientos indignados en diversas regiones del mundo y “ocupas” en Estados Unidos expresan esa fuerza de la autonomía popular respecto a gobiernos y partidos en la construcción de un poder político diferente.

Para terminar, en esta mirada retrospectiva, el tema de las alternativas. Se avanzó en la identificación y en el desenmascaramiento de la perversidad intrínseca al sistema capitalista. De hecho hoy ya no es un tabú declararse abiertamente anticapitalista o postcapitalista, cosa que sí sucedía hasta hace bien pocos años.  Se están levantando muchos velos. Algunas alternativas concretas comenzaron a ser formuladas en los espacios creados en el proceso del foro. Nuevas cuestiones y temáticas se incorporaron con mayor énfasis al debate, en particular las relativas al medio ambiente, que ya es una preocupación casi generalizada en el mundo. Sin embargo la relación de fuerzas a nivel global sigue siendo, todavía, desfavorable para la sociedad civil, aún muy fragmentada. Sumado a esto, el papel de la maquinaria de los medios de información y comunicación dominantes, monopólicos, frena o retarda el proceso de toma de conciencia generalizada. En síntesis, en estos doce años ha habido avances significativos pero se mantienen abiertos retos no menos importantes para construir ese otro mundo posible.

3 comentarios to “FSM Túnez 2013, nueva cita altermundista”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: