Brasil grita: ¡Menos circo y más pan!

Sanidad, Educación, Vivienda… No Olimpiadas, ni mundiales, ni grandes eventos deportivos que solo sirven para adormecer a las masas y seguir engordando los bolsillos de los de siempre. Brasil grita, el mundo grita: ¡No somos mercancía en manos de banqueros, megaempresarios y políticos profesionales corruptos a su servicio!.

One Comment to “Brasil grita: ¡Menos circo y más pan!”

  1. El capitalismo vive su crisis más profunda y no tiene soluciones para los pueblos. Golpea sin piedad a las personas, de forma especial a los jóvenes, que hoy acceden a un veloz flujo de información hace pocos años impensable.
    Las personas, especialmente las más jóvenes, se lanzan a la búsqueda de experiencias éticas, comunidades basadas en la confianza y en la emotividad que manejen múltiples referencias para construir otros mundos. Los hombres se liberan en comunión”, “liberarse a sí mismo y liberar a los opresores”, acción y reflexión entendidas como una unidad, como un todo inseparable.
    ¿Democracias o estados de excepción?. Se preguntan. Dado que atravesamos tiempos de transiciones inaplazables (económicas, políticas, energéticas) constituirán sin duda un contrapeso que humanizará dichas transiciones, disputando a las élites sus ansias de poder y depredación, y a las izquierdas conservadoras – aferradas al poder institucional o a una ideología historicista- su legitimidad para construir procesos de libertad emancipatorios.
    Las políticas neoliberales nos imponer, a golpe de violencia institucional, un único método de socialización a través del mercado, cuyo impacto destructivo en la mayoría de los seres humanos ya está perfectamente demostrado. El mundo tiene que concebir la socialización como el principal producto de una democratización sin lagunas. En este contexto, en el que el mercado tiene su espacio, pero no todo el espacio, la economía, la política y las finanzas deben ponerse al servicio de las personas, enmarcado en un programa social – humanizar el capitalismo, en palabras de Keynes- y no someterse unilateralmente a las necesidades de una aplicación incontrolada de iniciativas cainitas del capital dominante que favorece los intereses privados de una exigua y perversa minoría.
    El Saopaulazo como el 15-M son ya más que destellos. Son la nueva esperanza de los afligidos del pueblo de Dios que creen en un mundo más justo y fraterno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: