Bandar Bin Sultan, ¿patrón del terrorismo mundial?

Su nombre nos trae a la memoria a otro famoso Bin. Las similitudes son diversas ya que ambos proceden de Arabia Saudí, ambos pertenecen a familias petroleras inmensamente ricas, ambos disponen de línea directa con los servicios secretos estadounidenses y ambos profesan la más irracional y fundamentalista de todas las ramas posibles del islamismo yihadista. Estamos además ante la conexión saudí de las armas químicas en Siria, sin descartar su conexión financiera e intelectual con los horribles sucesos del 11 de Septiembre de 2001 en Nueva York. Por el interés de la información transcribimos la noticia aparecida en el diario Público sobre las actividades del que podríamos llamar sin temor a equivocarnos como el “carnicero de Riad”.

La conexión entre petróleo, finanzas y terrorismo queda perfectamente dibujada en personajes como Bandar Bin Sultan, según el diario Público

La conexión entre petróleo, finanzas y terrorismo queda perfectamente dibujada en personajes como Bandar Bin Sultan, según el diario Público

“Las intrigas saudíes en Oriente Próximo vienen de lejos pero en los últimos meses han crecido considerablemente hasta el punto de que algunos analistas locales hablan de una “abducción” de las llamadas “primaveras árabes”. El personaje central en estas intrigas es el príncipe Bandar bin Sultan, director general de la Agencia de Inteligencia, un hombre con enorme peso específico en su país y fuera de él, que está jugando el papel de tenor en Egipto y sobre todo en Siria y Líbano.

Los métodos que utiliza Bandar para conseguir sus objetivos son expeditivos y podrían calificarse de mafiosos en alguna ocasión sin necesidad de recurrir a ninguna hipérbole. De acuerdo con The Daily Telegraph, Bandar se reunió recientemente en Moscú con el presidente Vladimir Putin y le prometió el oro y el moro a cambio de forzar la caída del presidente Bashar al Assad, y lo hizo con el consentimiento de funcionarios estadounidenses, de acuerdo con fuentes saudíes.

Si Putin colaboraba en ese objetivo, Bandar le garantizaba que el nuevo régimen de Damasco permitiría a los rusos mantener la base militar que tienen en el puerto de Tartús, que es su única base naval en todo el Mediterráneo.

Además Bandar dijo a Putin: “Puedo garantizarte la protección de las Olimpiadas de invierno del año que viene en la ciudad de Sochi (porque) nosotros controlamos a los grupos chechenos que amenazan la seguridad de los juegos”. (Llegados a este punto es necesario recordar el nivel de salvajismo y brutalidad que pueden ser capaces de desplegar los yihadistas chechenos, con matanzas de niños como la del colegio de Beslán en 2004)

Esta última oferta no sorprendió a Putin, quien le contestó que los rusos saben desde hace una década que los saudíes están detrás del “terrorismo” checheno. Según el diario libanés As Safir, el mandatario ruso le respondió que dejaran de apoyar a los terroristas, pero esta es una característica añeja de la política exterior saudí en Rusia y en otras partes donde se sirve de terroristas para conseguir sus objetivos, como ahora ocurre en Siria. La segunda promesa consistía en fijar el precio del crudo artificialmente de una manera estable entorno a los 100 dólares por barril, lo que permitiría a Moscú mantener saneados sus presupuestos, que están hechos estimando que el precio del crudo no bajará mucho de esa cantidad.

Este comportamiento sin escrúpulos ayuda a explicar muchas de las miserias de Oriente Próximo. En la guerra civil siria, los occidentales mueven sus piezas con cálculo maquiavélico y no hacen ascos a mantener una cordial relación directa e indirecta con los islamistas sunníes y Al Qaeda que incluye la financiación y la entrega de armas a los yihadistas por medio, en este caso, del príncipe Bandar, que es conocido cariñosamente por los islamistas como “Al-Habib” o “el amado”.

Educado en institutos militares y civiles de Estados Unidos, Bandar fue el primero en denunciar el supuesto uso de armas químicas por parte del régimen sirio en febrero pasado. Sin embargo, la web MintPress lo vincula a él directamente con el suministro de armas químicas a los rebeldes, quienes mediante una manipulación errónea habrían causado la muerte de cientos de personas en los alrededores de Damasco el 21 de agosto.

Bandar nació Taif hace 64 años, hijo del príncipe Sultan bin Abdulaziz y una de sus concubinas. Está casado y es padre de ocho hijos. Su esposa, la princesa Haifa al Faysal, se dedica a cuestiones sociales y dirige un centro de lucha contra el cáncer de mama. Bandar es aficionado a la caza y ha participado en cacerías junto con el presidente George Bush hijo. Se desplaza habitualmente en un Airbus-340 privado, fuma y bebe alcohol.

Se relacionó con cinco presidentes y con los republicanos Bush padre e hijo mantuvo un vínculo muy estrecho Su prolongada estancia en Estados Unidos como embajador, entre 1983 y 2005, le convirtió en uno de los diplomáticos más experimentados y con mejores contactos en aquel país. Se relacionó con cinco presidentes y con algunos de ellos, especialmente con los republicanos Bush padre e hijo, mantuvo un vínculo muy estrecho. Conocida es una foto que se ha publicado hasta la saciedad en la que se le ve junto a Bush hijo conversando muy distendidamente.

Con frecuencia ha desempeñado misiones especiales para los reyes saudíes, viajando en todas las direcciones. En su momento se le implicó en casos de soborno multimillonarios en los contratos para la adquisición de armas en Estados Unidos, e incluso se le implicó en la preparación de un golpe de Estado en Arabia Saudí, que él negó. En cualquier caso, a partir de 2008 pasó un tiempo fuera de la luz pública a raíz de esa supuesta conspiración.

La de Siria no es ni mucho menos primera aventura militar de Bandar. En 2006 destinó 200 millones de dólares a financiar una milicia sunní en Líbano, pero este grupo no resistió el primer enfrentamiento con Hizbola y dos años más tarde se disolvió; y en los últimos años ha financiado grupos salafistas yihadistas libaneses. Agentes saudíes han impulsado la yihad en Afganistán, Bosnia, Chechenia, Irak, Cachemira y otros lugares.

El virulento odio de Bandar hacía los chiíes es un problema que comparte con muchos sunníes, quienes ven a los chiíes, que apenas representan el 12% de todos los musulmanes, como unos seres inferiores y a menudo ni siquiera los consideran musulmanes. El odio se dirige por igual a Irán, Siria y Hizbola, un eje que los saudíes están dispuestos a romper con la bendición y la ayuda de Israel y Estados Unidos.

En los últimos años ha financiado grupos salafistas yihadistas libaneses Bandar es conocido por sus inclinaciones pro-israelíes, algo que han corroborado algunos despachos de Wikileaks. En medios árabes se le conoce como “Bandar bin Israel”, es decir “Bandar hijo de Israel”. Al fin y al cabo, piensa que Arabia Saudí y los israelíes comparten objetivos claros en las condiciones actuales de Oriente Próximo, figurando en un lugar destacado la lucha sin cuartel contra los chiíes.

En Siria Bandar distribuye generosamente cientos de millones de dólares entre distintos grupos rebeldes, la mayoría islamistas y varios de ellos vinculados con Al Qaeda, como la Brigada Faruq, que se hizo célebre hace algunos meses cuando uno de sus jefes apareció en un video comiéndose los pulmones de un soldado leal al presidente Bashar al Assad. Las Brigadas Faruq y otros grupos similares financiados y armados por Bandar han sido acusados de atacar indiscriminadamente barrios residenciales en varias ciudades con el único fin de excitar la lucha sectaria en Siria.

La táctica de estos grupos terroristas es crear una situación de confusión general en medio de una orgía de sangre. que más tarde les permita establecer un control político de la zona en la que operan, maquillado tras una apariencia ultrarreligiosa. Sus vinculaciones con los servicios secretos de Arabia Saudí, Israel, Pakistán o EEUU parecen un secreto a voces.

10 Responses to “Bandar Bin Sultan, ¿patrón del terrorismo mundial?”

  1. Interesante artículo. Y un ejemplo más del poder de los grandes millonarios. Si secáramos su fuente nos iría mejor a todos.

    De “Una sencilla solución para un inmenso problema”:

    “Al punto que hemos llegado, un sistema capitalista neoliberal sin freno y sin control, limitar la riqueza, y con ello el monopolio económico del poder debe ser la prioridad estratégica. Si lo conseguimos, acabar con las armas de fuego será un proceso simple y natural, porque las fábricas de armamento no son negocios familiares o artesanos sino grandes empresas con grandes beneficios y grandes ricos detrás. Unos grandes ricos que son la porción más poderosa e influyente del minoritario grupo
    de grandes ricos que ordenan y mandan hoy en el mundo, asociados con una mayoría de gobernantes que creen que con las armas se progresa. En algún momento hay que parar, porque como con la acumulación de riquezas, tampoco parece muy racional seguir armándose hasta el infinito, aunque sea negocio para unos pocos”

    Saludos

  2. La muerte se crea en Burgos

    Explosivos Alaveses, S.A. (Expal), es una industria dedicada exclusivamente a la fabricación de material militar del subsector de municiones y explosivos, su planta de fabricación está situada en Paramo de Masa, Quintanilla Sobresierra (Burgos).

    Es fabricante de todo tipo de proyectiles, espoletas, carcasas y bombas. En el pasado, hasta su prohibición en España, fabricó las peligrosas minas antipersona y bombas de racimo o clusters, de similar efecto que las minas y consideradas por sus efectos indiscriminados sobre la población civil como armas de destrucción masiva.

    Expal es un exportador de armas y suministra habitualmente a los ejércitos de Turquía e Israel, países que mantienen una fuerte represión de los derechos humanos de la población en los territorios de Kurdistán y Palestina. Las minas de Expal infectan las tierras de Colombia y el Sahara Occidental. En la guerra Iraq-Irán, en 1984 se le abrió una investigación por parte de Naciones Unidas, tras descubrir que Iraq utilizó armas químicas (gas mostaza) en carcasas fabricadas por Expal.

    Expal pertenece al holding MaxamCorp, antes denominado Unión Española de Explosivos (UEE). Maxam agrupa seis empresas en España dedicada a la fabricación de toda clase de explosivos, tanto en el terreno civil como en el militar, tres de las cuales son: Explosivos de Burgos, Fabricaciones Extremeñas y Fabricaciones Metalúrgicas de Albacete, también de carácter militar.

    Maxam es una transnacional con presencia en numerosos países a través de convenios y tres industrias propias. Sus actuales propietarios son José Federico Sánchez Junco, con un 50%, Banco Santander con un 23% a través de Vista Capital controlada por el BSCH al 100% y Ibersuizas del Banco Pastor, con un 17%.

    El banco BBVA encabeza la lista de entidades financieras entre las que se encuentran Banesto, HSBC y Barclays que han concedido un crédito sindicado de 295 millones de euros destinado a financiar la deuda del grupo industrial Maxam.
    Este holding es el resultado de la reestructuración de la antigua Unión Española de Explosivos y entre las empresas que forman parte se encuentra Explosivos Alaveses, SA (EXPAL), la principal empresa del grupo en el sector de defensa, que a su vez agrupa a Explosivos de Burgos, Fabricaciones Extremeñas, SA y Fabricaciones Metalúrgicas de Albacete, S.A. todas ellas dedicadas íntegramente a la fabricación de toda clase de explosivos militares.

  3. Hola Raúl.

    Un placer saber que estás ahí. Te ruego dediques un poco de atención, por supuesto en la medida de tu tiempo y tus energías disponibles, a leer sobre esta iniciativa que nuestro compañero Luis Molina nos ha hecho llegar: https://alterglobalizacion.wordpress.com/2013/08/31/autolimitacion-de-la-riqueza-una-propuesta/#comment-11094. Se trata, telegráficamente, de promover un registro público y voluntario de personas dispuestas a firmar un compromiso de autolimitación de su patrimonio. Se propone una cantidad de 1 millón de dólares. Hay que tomarse un poco de tiempo y paciencia para calibrar el alcance y las implicaciones de la propuesta. Aquí un resumen:

    “Limitar la riqueza o cómo cambiar de forma práctica el sistema”

    Hola compañeros. Ya aviso que este proyecto os puede parecer utópico, pero creo que merece la pena pensar en objetivos de largo alcance. Aquí va la idea para el análisis, que se podría llamar:

    “TOMA EL SISTEMA”

    Un puñado de grandes ricos ha convertido nuestro sistema, el que queremos la mayoría, en SU sistema. ¿Por qué no recuperarlo pacíficamente como se toman las plazas o los barrios?

    LA DESIGUALDAD EXTREMA ES EL PROBLEMA y esto no es una novedad. Llevamos siglos tratando de solucionar las consecuencias de la desigualdad ocupándonos de los de abajo. No estaría mal intentar alguna acción en paralelo para cambiar las cosas por arriba. Podríamos…

    IMPONER UN LÍMITE MUNDIAL A LA RIQUEZA PRIVADA

    ¿Por qué hay que hacerlo?
    Porque la pobreza, la corrupción, la represión, la violación de los derechos humanos, la violencia contra las mujeres o la militarización del mundo son consecuencia de una creciente concentración del poder económico que ha llegado al paroxismo con el sistema neoliberal. La redistribución fiscal de la riqueza ya no es una alternativa posible. Hoy los estados compiten por atraer las fortunas de los que mandan rebajándoles los impuestos. El mundo va camino de convertirse en el paraíso fiscal del 1% mientras el 99% se hunde en la miseria.

    ¿Cómo hemos llegado a esto?
    Tenemos instituciones nacionales e internacionales, en muchas partes del mundo democracia formal, voz y voto, Internet, tenemos todos los instrumentos necesarios para cambiar el sistema, pero es imposible aplicar alternativas porque las grandes fortunas lo dominan todo: los gobiernos, los partidos, los medios… y sobre todo el pensamiento. El neoliberalismo ha triunfado en el mundo porque vende la ilusión de que cualquiera puede hacerse rico hasta donde quiera, que eso es lícito y razonable y que sus consecuencias son positivas. Esa absurda pretensión se asienta en una creencia todavía más ridícula en el estado actual de la ciencia, pero imprescindible para que el sistema pueda funcionar: que somos entes individuales. En defensa de la “libertad” individualista de enriquecerse sin límites el neoliberalismo sacrifica el bienestar y el futuro de la sociedad.

    La ideología imperante en el sistema se resume en que los mejores son los más ricos porque todos queremos lo mismo: ser el más rico. A Messi o a Ronaldo no les interesa tanto jugar al fútbol como ser muy ricos. Por eso hay que pagarles mucho. Son los mejores porque cobran mucho. No digamos Steve Jobs, Bill Gates o Amancio Ortega, los héroes de nuestro tiempo, los benefactores a quienes debemos el progreso de la humanidad. Y en el bando de los perdedores, los funcionarios, los maestros, quienes estudian filosofía o los perro-flautas, todos esos fracasados que dedican su vida a actividades poco rentables. Pero ¿qué pasaría si muchos proclamásemos voluntariamente nuestra renuncia a enriquecernos sin límite y pasáramos a cooperar preferentemente entre nosotros? Los grandes ricos nos necesitan, como clientes activos, como “demócratas” obedientes o como rebeldes impotentes. Nosotros lo les necesitamos a ellos para nada porque es mentira que la escalada de la desigualdad nos lleve al progreso.

    ¿Cómo conseguir limitar la riqueza?
    Evidentemente no es posible plantear una lucha contra los grandes ricos porque ellos concentran todo el poder político, económico y militar. Tampoco podemos obligarles a que renuncien a la riqueza extrema, pero sí podemos unirnos y comprometernos para dejar de jugar a su juego. Cuando ese compromiso se convierta en mayoritario el neoliberalismo capitalista tendrá sus días contados.

    Nada impide que nos pongamos de acuerdo en abrir un registro público y transparente donde cualquier persona que lo desee pueda hacer su declaración de bienes y pueda comprometerse a no poseer más de una cantidad, por ejemplo, un millón de dólares. Cualquier persona, en cualquier parte del mundo, podría adherirse voluntariamente a ese pacto, incluidos los grandes ricos, siempre que se comprometa a deshacerse de lo que exceda del millón de dólares en el momento en que los partidarios de limitar la riqueza lleguen democráticamente al poder.

    ¿Por qué este empeño en limitar la riqueza?
    Porque es nuestra libertad lo que está en juego, porque es nuestro derecho y porque el movimiento se demuestra andando. Quien tiene poco dinero tiene poco poder, pero podría llegar a tenerlo algún día y pasar a ser parte del problema. Así que no podemos dejar nuestro futuro a la suerte ni escurrir el bulto porque no seamos ricos ahora: quienes no tengan más de un millón deben renunciar a tenerlo en el futuro. Y quien lo tenga, ya sean esos intelectuales que quieren guiarnos a la revolución o aquellos millonarios norteamericanos que quieren que les suban los impuestos, deben comprometerse a prescindir de lo que exceda de esa cantidad para demostrar que no juegan de farol. No debemos condenarnos a la caridad de los multimillonarios.

    El problema no es el enemigo exterior sino el interior. El problema no es el hecho de que haya inmensas fortunas, sino que todos aceptemos que acumular riquezas hasta el infinito es una libertad razonable. No lo es.

    Entiendo que esta idea puede parecer una utopía pero os invito a reflexionar despacio sobre el proyecto. Yo llevo siete años en ello y cada vez que me sube la indignación, muchas veces a lo largo del día, pienso en lo fácil y distinto que sería todo si existiese un límite mundial a la riqueza privada. Estoy convencido de que antes o después se hará. No habrá más remedio porque es lo racional pero si conseguimos hacerlo pronto evitaremos mucho sufrimiento.

    Tengo claro que hay que unirse entre muchos para derogar la permisividad con el enriquecimiento infinito e imponer la limitación de la riqueza en todo el mundo, pero un proyecto así sólo sería posible de manera colectiva, sin líderes ni gurús, dentro de un movimiento libertario y horizontal que pueda contar con mucha gente capaz de diseñarlo y de llevarlo a cabo.

    Mis reflexiones sobre esta idea están en el siguiente enlace:
    http://proyectograco.org/
    En esa página web, un poco cutre porque mis conocimientos informáticos no dan para más, encontraréis una larga presentación y un par de textos completos. Uno de ellos, GRACO, es un ensayo de ciencia-ficción escrito antes de la crisis. El otro, UNA SENCILLA SOLUCIÓN PARA UN INMENSO PROBLEMA, es la propuesta real para cambiar el sistema. Como Anexo a este último texto figura mi interpretación personal del 15-M.

    Os pido paciencia y que desbrocéis el asunto antes de sacar conclusiones precipitadas. He recibido críticas a la idea por ser comunista, por ser capitalista, por ser autoritaria, por ser peligrosa y sobre todo por ser imposible, pero estas críticas han venido casi siempre de gente que por tener una idea preconcebida, por no tener tiempo o no querer dedicarlo a ocurrencias ajenas, ha deducido lo que no es o lo que yo no he escrito. También sé de algunos otros a quienes la idea les parece viable y estarían encantados de llevarla a cabo pero para eso necesitamos mucho trabajo conjunto. Por mi parte estoy dispuesto a discutir sobre el asunto hasta la extenuación y a sumarme, como uno más, a este o a cualquier otro proyecto para limitar la riqueza. Mientras el poder económico pueda concentrarse sin límite estamos condenados a la esclavitud. Creo que merece la pena abrir un debate serio y reflexivo sobre la posibilidad de imponer un límite general a la riqueza.

  4. Hola Javier: Aquí de nuevo, con las pilas recargadas, después de un necesario descanso reparador.
    El pasado lunes me sume a la iniciativa del compañero Luis Molina, consciente de que: “LO QUE A MI ME SOBRA ES DEL QUE LO NECESITA”. y a un millón de dólares le sobran muchos para poder cubrir las necesidades de una familia normal sin pasar privaciones, es más, con bastante menos pienso que estamos obligados a compartir, con caridad y por justicia, con los más necesitados -carne de Cristo -, todo lo que no nos es estrictamente necesario.
    La surgencia de este tipo de iniciativas es un buen síntoma. La toma de conciencia y movilización dará sus frutos. Hago mía la propuesta.
    Un abrazo.

    • Gracias Raúl,
      He leido algo de lo que escribes y me gusta, aunque no comparto tu fe. Debe ser por mi educación en un colegio de curas. Me encanta que hayas valorado la propuesta y te felicito por tu forma de escribir, deliciosamente plástica. He leído esta mañana la polémica que tuvísteis tú y Javier con un internauta a cuenta de otro proyecto, más misterioso que el mío pero con algunas coincidencias. Todavía me río al recordar tus respuestas, aunque no esté bien. Os juro que no era yo!
      Un abrazo

  5. Hola Luis, perdona mi tardanza en contestar a tu amable escrito pero he estado de viaje. y acabo de regresar. Gracias por tu benevolencia al valorar el mediocre por amontonado estilo literario que me caracteriza. Las tormentas de ideas – demasiadas- pujan sobre mis capacidades emocionales, cognitivas e intuitivas y analizar y materializar, poniendo negro sobre blanco, las elaboradas conclusiones no me es tarea fácil.
    Habiendo sido educado en un colegio de religiosos, al igual que tú, tengo una deuda de gratitud con los jesuitas -amigos de Jesús- al igual que yo en mi condición de seglar, que me ayudaron a interpretar el Evangelio como una opción preferencial por los más pobres, lo que me ha permitido establecer como axioma el binomio inseparable de caridad y justicia, de forma que se me hace imposible concebir la existencia de la una sin la otra.
    El respeto al prójimo no es óbice para que, en determinadas circunstancias, uno se entretenga jugando con los estructos matemáticos para tratar de entender lo que a priori parece inteligible. Te puedo asegurar que me encanta reírme con la gente, nunca de la gente.
    Tu propuesta, además de razonable, podríamos enmarcarla dentro de ese Evangelio del que te hablo, rebosante de hechos preñados de caridad con justicia, es por ello que le decía a Javier que hago mía tu propuesta.
    Sigue así Luis, no cambies, que no vas descaminado.
    Un cordial y afectuosos abrazo para todos.

  6. La lucha soterrada entre Bandar, el capo di capi de la contrarrevolución árabe y Hasán Nasralá, “el señor de la resistencia”. Después de Siria, Hizbulá

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=174581

Trackbacks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: