Posts tagged ‘arabia saudí’

diciembre 2, 2015

Entendiendo al ISIS/Daesh

junio 18, 2014

Iraq y Siria: El terrorismo somos nosotros

En el año 2001 una “coalición internacional” decide de manera completamente gratuita lanzar toneladas de bombas sobre Afganistán castigando a su asustada población por crímenes cometidos y financiados por saudíes en EEUU. El terrorismo salvaje de los jeques amigos no ha dejado de crecer desde entonces gracias a la inestimable colaboración de gobiernos y grandes corporaciones europeas y estadounidenses. Hace ya algún tiempo comentamos esta atrocidad en una entrada titulada “Engordando al monstruo salafista“. En la actualidad estos ejércitos terroristas y sanguinarios protagonizan con total desparpajo un genocidio programado entre poblaciones indefensas de civiles (la mayoría de ellas chíies) en Siria e Iraq. Esa es la gran contribución a la “libertad” de nuestras “grandes democracias”, monarquías y megacorporaciones que mantienen acuerdos privilegiados con esos monstruos totalitarios del Golfo Pérsico. La limpieza étnica y el terror son las principales cartas de presentación de nuestros aliados yihadistas del ISIS en estas desgraciadas regiones del planeta. Pero… ¿Quién es el ISIS (Estado Islámico de Iraq y Siria), de donde sale, cómo se financia?. En el artículo “Hacia Bagdag” de Mike Whitney, traducido al castellano por la revista digital “SinPermiso” podemos leer:

“Después del ataque grotesco de los talibanes y Osama Bin Laden y de 15 de los 19 asesinos suicidas del 9/11, entren y vean cual es la última contribución monstruosa de Arabia Saudita a la historia del mundo: el califato islamista sunita de Irak y el Levante, conquistadores de Mosul y Tikrit – y Raqqa en Siria – y, posiblemente, de Bagdad. Desde Alepo, en el norte de Siria, casi hasta la frontera irano-iraquí, los yihadistas de ISIS y diversos otros grupúsculos pagados por los wahabíes saudíes – y por oligarcas kuwaitíes – controlan miles de kilómetros cuadrados …Con Obama, Arabia Saudita seguirá siendo tratada como un amigo “moderado” en el mundo árabe, a pesar de que su familia real comparte las convicciones wahabíes de los islamistas sunnitas en Siria e Irak – y a pesar de que millones de sus dólares arman a esos mismos combatientes. El poder de los Saudis alimenta al monstruo en los desiertos de Siria e Irak y al mismo tiempo adula a las potencias occidentales que lo protegen”  (“Otra monstruosa contribución de Arabia Saudí” – “Iraq crisis: Sunni caliphate has been bankrolled by Saudi Arabia“).

El periodista británico Robert Fisk no es el único en echarle la culpa al gobierno saudí. También esta noticia, tomada de un original de de Al-Thawra refuerza la misma idea:

“El terrorismo se extiende delante de los ojos del mundo occidental … detrás de el está la mano de Arabia Saudita, que proporciona dinero y armas … En los sucesos en Irak y la escalada de la campaña terrorista, ningún país occidental desconoce el papel que juega Arabia Saudí apoyando al terrorismo y financiando y armando a los diferentes frentes y batallas, tanto dentro como fuera de Irak y Siria. La aparición de estas organizaciones no es el resultado de un vacío, sino de una ayuda bastante larga y evidente al terrorismo … que el Golfo ha dedicado sus recursos financieros a expandir. Este apoyo fue llevado a cabo con el conocimiento occidental y en la mayoría de los casos con órdenes claras y explícitas .”

familia_real_española_cena_arabia_saudi

El mantenimiento permanente de la guerra y la destrucción de vidas humanas parece ser nuestro único programa de acción para esa zona del planeta, al igual que en otras muchas. Estamos ante una doctrina que continuamente convierte a los enemigos en nuestros aliados en un siniestro viaje de ida y vuelta, haciendo realidad las peores pesadillas orwelianas. No queremos ganadores, no queremos perdedores, solo queremos guerras. La guerra nos va bien. Los militares mubaraquistas, a los que el pueblo egipcio consiguió derrocar de forma titánica hace unos años, son ahora los nuevos amos, puestos otra vez por nosotros. Los militares iraquíes baazistas a los que quitamos el poder hace años son de nuevo promocionados a los puestos de mando. La terrible organización criminal Al-Qaeda es la principal valedora de nuestros intereses en la zona, nuestra “fuerza de intervención rápida” en Libia, Yemen, Iraq, Siria u otros lugares. Es imprescindible crear enemigos para luego escenificar la lucha contra ellos en un macabro bucle que no tiene fin para mayor gloria de los grandes lobbys empresariales de la destrucción masiva.

Incluso perder militarmente guerras lejanas, en las que otros ponen los muertos mientras nosotros ponemos las armas, nos va bien, todo con tal de que la maquinaria de la industria militar siga recibiendo pedidos. Nada como la guerra para aumentar el PIB. Nada como la deuda para someter y controlar a los contribuyentes. Nada como la amenaza terrorista para imponer el silencio y la auto-represión en la población autóctona de las metrópolis y en los propios electores.

mayo 29, 2012

Engordando al monstruo salafista

La estrategia de engordar al monstruo salafista cercena el ansia de liberación de millones de personas en África y Medio Oriente

El wahabismo/salafismo es la tendencia más retroǵrada, asesina y radical de todas las posibles dentro del Islám. Se trata de una peligrosa secta fanática y filoterrorista, con abundante apoyo político y financiero procedente de Arabia Saudí y otras dictaduras del Golfo, que aún en nuestros días no dudan en decapitar mujeres acusadas de brujería. Esta corriente era muy minoritaria en el mundo musulmán hasta 1938, fecha en la que se descubren y comienzan a explotarse los fastuosos yacimientos petroleros de la península arábiga. Es un movimiento expansionista, con vocación imperialista, y es precisamente este cártel del fundamentalismo religioso más funesto el que está tomando el poder en Libia y el que pretende tomarlo en Siria, con el apoyo de la OTAN. Los intereses por el control de los recursos naturales están creando una alianza cada vez más abierta entre Al-Qaeda (patrocinada por saudíes y otras tiranías aliadas) y gobiernos occidentales. La ceguera capitalista está alimentando al monstruo con el único objetivo de salvaguardar los privilegios económicos de ciertas élites frente a los más elementales derechos a la vida, a la libertad y a la libre práctica religiosa de cientos de millones de seres humanos en África y todo el Medio Oriente. También es necesario tener presene que el shiísmo es una obsesión secular del wahabismo, y que sus fieles son considerados como herejes dignos de ser exterminados. De ahí los continuos atentados terroristas de corte yihadista-salafista contra comunidades chítas en múltiples países. De ahí el porqué de toda la brutal presión internacioal contra Irán y contra sus aliados tradicionales, como puede ser el caso de Siria o de ciertos grupos libaneses. Las minorías shíies en diveros países de la zona están incluso temiendo un nuevo holocausto contra ellas, de parecida manera a lo experimentado por comunidades judías en la Europa Central durante la Segunda Guerra Mundial. Es interesante al respecto este artículo publicado en el New York Times.

El error de los gobiernos occidentales está siendo descomunal ya que se está apostando por engordar y alimentar abiertamente al monstruo salafista, por puros intereses monetarios y coloniales en el corto plazo. El capitalismo euronorteamericano está despreciando profundamente los ideales de democracia y libertad, apostando por un movimiento fascioterrorista y totalitario, con el cálculo perverso de que estarán más capacitados para garantizar sus intereses coloniales en esa estratégica zona del planeta, aún a costa de aplastar los derechos de sus habitantes. Un error similar, salvando las distancias históricas, fue cometido con el Nazismo, cuando fue tolerado y alimentado por Gran Bretaña y Francia en sus inicios, debido a su clara vocación antisindical y anticomunista. La expansión del salafismo constituye además un gravísimo riesgo para la existencia y la seguridad de las antiguas comunidades cristianas asentadas en Siria, Egipto, Líbano y otros lugares de Oriente Medio desde tiempos inmemoriales, tal como han declarado en entrevistas recientes el Arzobispo de Alepo en Siria, Monseñor Jeanbart o el patriarca Melquita Gregorio III, desde Antioquía (1). Paradójicamene son grupos ultraortodoxos cristianos los que más están peleando para que se difundan los puntos de vista de estos religiosos, ante el silencio cómplice, estúpido e incomprensible de la mayor parte de medios periodísticos occidentales.

Para saber mucho más sobre ese engendro inmensamente criminal llamado “Arabia Saudí” no dudes en visitar este magnífico y completo artículo: Saudi Aramco: La discreta tiranía global , del blog La Pizarra de Yuri. También se recomienda la entrada  Salafismo, imperialismo, terrorismo, historia de una relación y su continuación para entender los entresijos históricos del ascenso del salafismo y de su pacto de sangre para salvaguardar los intereses de las grandes multinacionales del petróleo y el armamento en la región. El cinismo decrépito de eso que llaman “Occidente” no tiene límites.

________________

(1). Esta bitácora, alterglobalizacion, no comparte en absoluto los puntos de vista generales expresados en la web religionenlibertad.com, citada en esta entrada. Sin embargo hemos considerado muy relevante la información contenida en esas dos entrevistas, publicadas por ellos. Sentimos no haber sido capaces de encontrar dichas entrevistas en otras fuentes originales.

abril 18, 2012

La dictadura filoterrorista saudí paga las facturas del Rey

Fuentes: Un empresario vinculado con la familia Real saudí pagó la cacería del Rey en Botswana y El Rey fue invitado por un empresario sirio-saudí

La relación que Juan Carlos mantiene desde hace décadas con la brutal y sanguinaria dictadura Real saudí es casi fraternal. Una de las muestras más claras de este afecto es que ni el Rey ni el Príncipe de Asturias han tenido la menor duda a la hora de emprender largos vuelos hasta Riad para transmitir simplemente un pésame ante la muerte de uno de sus miembros. El periódico ABC (según cuentan ufanos ellos mismos)  ha sido testigo en la propia Arabia Saudí de la cordial relación que mantiene el Rey con el Príncipe Salman y otros miembros de la Familia Real en los distintos viajes en los que los dueños del periódico han acompañado al Borbón.

En los últimos días se venía especulando sobre quiénes fueron las personas que pudieron invitar al Rey a la cacería en Botsuana. Incluso, se llegaron a manejar nombres de varios empresarios españoles que salieron a desmentirlo ante los medios de comunicación. Finalmente, se ha conocido la identidad de la persona que invitó al Rey a la cacería. Este es el empresario saudí de origen sirio y que reside en España Mohamed Eyad Kayali, administrador y hombre de confianza del Príncipe Salman bin Abdulaziz al Saud, ministro de Defensa de Arabia Saudí y tercero en la línea de sucesión a la Corona. A Kayali y al Rey les une una larga amistad en la que comparten su gran afición a la caza. Kayali es la cabeza visible de los negocios del Príncipe Salman en España. Kayali, que trabajó en la Embajada de Arabia Saudí en Madrid, lleva más de tres décadas viviendo en nuestro país, donde dispone de residencias en la urbanización de La Moraleja, de Madrid, y en Marbella, donde el Príncipe Salman también posee una mansión.

No debe olvidarse el hecho de que 15 de los 19 terroristas que figuran en los archivos oficiales como autores de la masacre del 11-S tenían pasaporte saudí. ¿Podría montarse una red terrorista con esa abrumadoramente mayoritaria nacionalidad, sin el conocimiento/colaboración de los servicios secretos de un país que controla hasta el más leve movimiento de sus súbditos?. Desde hace años son muchas las sospechas que apuntan a los saudíes como los financiadores de grupos terroristas que cometen brutales e indiscriminados atentados contra población civil indefensa en Siria, Iraq, Libia, Yemen, Pakistán, Afganistán y otros países del mundo.


Cuba: La otra revolución – Blog decrecimiento.info

abril 8, 2012

Bahrein se desangra a manos de los torturadores saudíes

¿Por qué nadie habla de la necesidad de una intervención militar en Bahréin para salvar a un pueblo masacrado por dos brutales monarquías totalitarias?

* Maryam al-Khawaja – Activista de Bahrein y el Jefa de Relaciones Exteriores del Centro de Bahrein para los Derechos Humanos

“Mi padre se muere

Este es el pensamiento que constantemente atraviesa mi mente.

Como activista por  los derechos humanos he aprendido a adormecer mis emociones y seguir trabajando. Llevo realizando la cobertura de violaciones de derechos humanos en Bahrein durante más de dos años, documentando  detenciones arbitrarias, torturas sistemáticas, violaciones, secuestros, asesinatos extra-judiciales. La lista sigue.

A los 24 años he llegado a saber cómo en el mundo se cuantifica el valor de una vida. En Bahrein, la supervivencia de todo un pueblo no alcanza el valor de un barril de petróleo vendido por el oeste, con Arabia Saudita. La política y los intereses geopolíticos son los que deciden si un pueblo puede vivir con dignidad o si son vistos como sub-humanos.

Esta degradación de la condición humana no sólo está presente en las políticas de los estados-nación, sino en los mecanismos internacionales supuestamente creados para proteger los derechos humanos. La llamada primavera árabe ha demostrado, una vez más, que todavía estamos viviendo en una época en que el Consejo de Derechos Humanos no tiene capacidad para actuar siguiendo sus propias prioridades. Al igual que todas las otras agencias debe someterse a élites de poder.

Ante el enorme obstáculo que es la geopolítica, se está convirtiendo en algo cada vez más difícil para mí mantener la esperanza y motivación. Es difícil ser imparcial y se niegan a ocuparse de casos personales de los miembros de mi familia que han sido encarcelados y torturados.

Constantemente me temo que llegará la llamada telefónica con el mensaje de que nunca voy a ver a mi padre otra vez. No puedo imaginar una vida sin mi padre, y no puedo llegar a un acuerdo con un mundo que permita a mi padre a morir.

Hoy, 05 de abril, es mi cumpleaños. Mi padre Abdulhadi Alkhawaja, el hombre que se dedica a luchar por los derechos humanos, que forma a decenas de activistas, que es conocido como el Padrino de los derechos humanos en Bahrein, se está muriendo. Mi padre fue golpeado hasta quedar inconsciente en presencia de su familia, detenido, y luego severamente torturado durante meses. Mi padre, condenado a cadena perpetua por un tribunal militar. Mi padre, en su día 57 de huelga de hambre como su única forma de protesta contra las diarias violaciónes de los derechos humanos del régimen de Bahrein contra el pueblo de Bahrein.

Mi padre, Abdulhadi Alkhawaja se muere para vivir. Literalmente.

Esto es lo que impulsa mi activismo. Es por eso que seguiremos luchando.

febrero 27, 2012

¿Está el terrorismo saudí operando en el interior de Siria?

La organización terrorista saudí aparece una y otra vez detrás de sanguinarios movimientos en Siria, Libia, Yemen e Iraq

Es un auténtico sarcasmo que países totalitarios como Qatar, Emiratos Árabes Unidos o Arabia Saudí, en donde los partidos políticos están prohibidos, exijan elecciones libres en Siria. Los gobiernos de Israel, Arabia Saudí y EEUU tienen intereses convergentes en la zona pero conocen su debilidad numérica y su ausencia total de legitimidad ante los ciudadanos de Oriente Medio y el Norte de África. La única forma de imponer su agenda es hacer valer su fortaleza armamentística y financiera mediante la extensión del caos, la violencia y la difusión de la ideología salafista. Esta estrategia solo puede ser articulada a través del despliegue de células terroristas que actúan con extrema crueldad, sembrando el pánico entre la población civil de los países de la zona. Hasta ahora Siria era uno de los países en los que existía mejor grado de convivencia entre chíies, suníes, cristianos y otras confesiones religiosas.

A partir de las recientes masacres ocurridas en Irak y Siria, se puede deducir que Arabia Saudí está pisando firmemente en un camino que ha de ser visto como una manera de redefinir su guerra encubierta contra Irán, una estratagema orientada a lograr que el régimen de Assad caiga, para aislar así al gobierno de Irán. En este escenario queda claro para quien trabaja Al-Queda, con qué objetivos y con qué financiación.

Inmediatamente, coincidiendo con la retirada de las fuerzas de EE.UU. de Irak, una serie coordinada de explosiones mortales se apoderó de Irak, lo que llevó a la masacre de decenas de civiles. El 22 de diciembre de 2011, múltiples explosiones de bombas ocurrieron simultáneamente en Bagdad, causando la muerte de decenas de civiles inocentes. Otra serie de explosiones dirigidas a peregrinos musulmanes chiítas el viernes (6 de enero) mataron al menos a 71 personas. La inmensa mayoría de las explosiones se dirigen contra los musulmanes chiítas (obsesión secular de los saudíes) con el objetivo de inspirar el sentimiento de que es una cuestión de violencia sectaria. Como siempre se trata de imponer el “Divide y Vencerás”, propio de los ejércitos que trabajan en desventaja numérica y con ausencia de legitimación social.

Mientras tanto Washington está aprovechando la tensión en el país y juega la carta del sectarismo, por un lado, y el envío de un mensaje de que Irak no es capaz de mantener la seguridad y la estabilidad en el país. En la situación actual, Washington está redefiniendo la guerra en Irak mediante el fomento del caos y la conmoción en ese devastado país. Por su parte el gobierno USA también ha subcontratado a mercenarios de financiación saudí para orquestar un escenario similar, con consecuencias igualmente devastadoras, en Siria; todo orientado al derrocamiento del actual gobierno y con ello a la eliminación de uno de los principales aliados de Irán. Ni que decir tiene, que mientras mas fuerza tiene el brazo político y militar de Israel en Oriente Medio, mas garantizados están los intereses de Washington en la zona, ya que ambos obedecen a intereses económicos comunes y la misma ideología política. El viernes (6 de enero), un atacante desconocido detonó explosivos en un semáforo en el barrio densamente poblado de Al-Midan, en Damasco, matando al menos a 25 personas en su mayoría civiles e hiriendo a decenas más. Se teme que la cifra aumentará a medida que algunos de los heridos están en estado crítico. Alguien desde el interior de Siria nos envió este documento: REQUIEM POR EL HERMANO DE UNA AMIGA EN ALEPO. Siria imputó al terrorismo salafista saudí la autoría de estos atentados.

Otro ataque terrorista de esta naturaleza ocurrió hace unas dos semanas (23 de diciembre de 2011), cuando dos atentados con bombas mataron al menos a 44 personas fuera de los edificios de inteligencia sirios.

La violencia engendra violencia. Con la crisis creciendo en la región, el eje Washington-Riad-Tel Aviv estará en mejores condiciones para pescar en río revuelto y cumplir con su largamente acariciado sueño de ejercer el control sobre el Oriente Medio mediante la eliminación del díscolo Irán, que aún se yergue en el frente del contrapoder.  Sin embargo, parece que la triple alianza no pisa en tierra firme. Irán no es Afganistán ni es Irak. Irán es un país con un poderoso aparato militar, muchos aspectos de los cuales aún no  conoce Washington. Por lo tanto, los halcones del imperio corren un grave riesgo con sus planes expansionistas.  En la práctica pronto podrían darse cuenta de los fundamentos mal calculados, equivocados y mal interpretados en donde han construído sus presunciones acerca de Irán. Sin duda estamos ante graves riesgos de atizar una nueva confrontación de bloques, conformándose una nueva alianza Rusa-China-Iraní frente al triángulo filoterrorista USA-Arabia Saudí-Israel. En medio del tablero de operaciones aparece Siria y en ella la vida de millones de personas inocentes que luchan por sobrevivir.

Fuentes: Siria: ¿La próxima “guerra humanitaria” de la OTAN? (Global Research),  La Próxima Guerra, Crónica del periodista Webster Tarpley desde Damasco y Boletín Armas contra las guerras

febrero 15, 2012

Arabia Saudí quiere ejecutar a un periodista de 23 años

El país más criminal del mundo, la madre de todas las dictaduras, Arabia Saudí, ha conseguido la detención, extradición y si no lo remediamos la pronta ejecución de un periodista que trabajaba en Malasia por escribir 3 inofensivos comentarios sobre religión islámica. ¿A qué estamos esperando para romper relaciones diplomáticas con tan repugnante régimen teocrático?. Se trata de Hamza Kashgari. Si este desdichado fuera iraní hoy no se hablaría de otra cosa en los periódicos de todo el mundo. Sin embargo lo hace el gobierno totalitario de los mil príncipes, el más corrupto y sanguinario de todos los países del mundo, que (casualmente) cuenta con la escandalosa legitimación de EEUU, Europa e Israel. ¿Para cuando un severo bloqueo y una petición de cambio de régimen contra este bárbaro país filoterrorista, vergüenza y desgracia para los auténticos musulmanes de todo el planeta?

Ayer también supimos que el gobierno británico suministra abundante material represivo al gobierno de Bahrain para que aplaste  la rebelión pacífica que su pueblo viene desarrollando desde hace justo un año contra sus corruptos, despóticos y genocidas dirigentes. Esta es la libertad que nuestras supuestas democracias modernas y avanzadas defienden en el mundo. ¿Para cuándo las resoluciones de condena de la ONU contra las más sanguinarias dictaduras del planeta, esas que se mueven en el más absoluto y escandaloso marco de impunidad?.

enero 21, 2012

Cuba, Arabia Saudí, RNE y el derecho a la defensa

Dictadores sanguinarios merecen status de hermanos con Toison de Oro. Cuba en cambio merece morir, según ellos, por no respetar la libertad y los derechos humanos

Resulta ya algo cotidiano escuchar un día si y otro también ataques furibundos contra el gobierno de Cuba por parte de las supuestas democracias occidentales. Noticias fabricadas y amplificadas con el único objetivo de desestabilizar los equilibrios sociales en la Isla, para mayor gloria del terrorismo financiero internacional.  Produce vergüenza y sonrojo comprobar como la Radio Nacional de España (RNE) participa en esta guerra sucia, difundiendo informaciones claramente sesgadas y manipuladas, utilizando para ello el dinero de todos nosotros. Miles de minutos de programación radiofónica son consumidos cada año en el lanzamiento de estas campañas, con reiterada utilización de términos despectivos como “régimen de los castro”, presos políticos o represión autoritaria. La presunta falta de libertad en una perdida isla caribeña, con una pequeña población, es un problema que parece obsesionar a los “periodistas” de Occidente. Sin embargo será muy difícil escuchar algo en RNE en contra de la dictadura sanguinaria de Arabia Saudí que tortura y asesina cada día a presos políticos, humilla a las mujeres, es madriguera segura para los más despreciables déspotas del mundo y financia redes terroristas internacionales. Esto no parece constituir ningún problema para los ejércitos de “periodistas”, a tenor de los minutos de información concedidos al asunto. Tampoco parace ser un tema relevante de investigación para el “periodismo internacional” las conexiones financieras entre el clan monárquico (algunos de ellos con Toisón de Oro) que pisotea los derechos humanos en el país del golfo y la famosa red terrorista, promocionada bajo la marca comercial Al-Queda.

La principal diferencia entre un país y otro es que la isla caribeña decidió hace años intentar diseñar un futuro en donde los derechos mínimos de las personas estuvieran por encima de los derechos de los especuladores, de los directivos de las funestas compañías transnacionales, accionistas, aristócratas, príncipes, banqueros, políticos profesionales y demás especímenes parasitarios. La conducta de un gobierno que intenta algo tan descabellado y peligroso debe ser severamente castigada, no sea el caso de que pueda resultar contagiosa para otros países. Los dirigentes de Arabia Saudí, en cambio, no cometiron este sacrilegio y se encargan de proteger convenientemente los privilegios de los que todo lo tienen frente a la amenza de sus pueblos. Ellos no son merecederos de sufrir ningún tipo de bloqueo comercial, muy al contrario, deben ser socios privilegiados para desarrollar con nostros todo tipo de negocios y nuestras relaciones deben ser de máxima amistad y respeto mutuo.

A los paladines de la libertad no les gustan "los Castro". Con "los Saud" la cosa cambia

Parece ser que en Cuba ha muerto un preso internado en prisión, un suceso profundamente lamentable que debe ser aclarado. Sin embargo también en el estado español mueren personas, estas sí, probadamente inocentes sin controversia alguna, como la congoleña Samba Martine. En este caso nadie derramó una lágrima por ella porque prácticamente nadie se enteró. Aquello no merecía ser noticia para nuestros periodistas defensores de la libertad. Era negra, huía de su país, estaba presa en el sistema carcelario español (un país avanzado y “democrático”, donde dicen que la ley es igual para todos). Ella no fue digna de ser noticia de portada en RNE, no tuvo derecho a ser protagonista en sesudos análisis de periodistas especializados en política internacional. Su vida parece tener infinítamente menos valor para los líderes “demócratas” occidentales que la del cubano Wilmar Villar. Para ellos el experimento cubano no merece continuar, debe ser derrotado para que la isla se convierta en un país más como Dios manda, un país en el que las tropas del mundo desarrollado puedan tomar posiciones para garantizar así su progreso y seguridad, con un gobierno que respete las reglas del libre mercado y que garantice los derechos de los inversores, como vemos en Afganistán, Ruanda, Iraq o en su vecina Haití.

Mientras esto sucede un juez está a punto de ser condenado por investigar a una trama corrupta que saqueó a su pueblo hundiéndolo en el déficit y desvío fondos a paraísos fiscales con total impunidad. Parece ser que este juez violó el derecho de defensa de los criminales, autorizando escuchas en sus conversaciones privadas. Está práctica sí es perfectamente legal para los supuestos delitos de terrorismo. El sacrosanto derecho a la defensa queda así condicionado  a la etiqueta que deseemos aplicar al presunto delito. Bastaría crear el término legal “terrorismo financiero” para que la misma actuación del juez citado hubiese sido considerada como completamente apropiada. ¿Cuando tendrá el pueblo llano el derecho a la defensa frente a los criminales que nos gobiernan y sus sicarios mediáticos?.

junio 21, 2011

Arabia Saudí, amigo de las “democracias”, prohibe a sus mujeres conducir coches

¿Pueden ser modelo de democracia y libertad quienes sostienen a este tipo?

En Arabia Saudí, las mujeres no pueden caminar solas, ni viajar solas, ni estudiar o trabajar sin un permiso de su ‘mahram‘, su custodio, un varón de la familia responsable legal que a menudo es menor que ella y tiene una formación muy inferior a la de su protegida. No pueden conducir, no pueden votar ni tampoco deben estudiar carreras relacionadas con el Derecho, la Arquitectura o la Ingeniería porque son los trabajos más frecuentados por los varones. La discriminación de la mujer saudí es tal que, en el informe elaborado por el Foro Económico Mundial de 2009, Arabia Saudí figuraba en el puesto 130 de 134 países en lo que a discriminación sexual se refiere. El problema no es el Islám, ya que los derechos de la mujer están en fases mucho más avanzadas en otros países musulmanes como Turquía e incluso Irán, sino el poder de una secta fasciocapitalista que ejerce su tiranía gracias a la protección de EEUU, Israel y Europa.

Aunque se habla mucho de Afganistán hay que saber que los derechos de la mujer en Arabia Saudí están aún mucho más pisoteados. Se trata, sin ninguna duda, de uno de los países más totalitarios del mundo, donde un grupo de tarados ostenta el control político de la manera más criminalmente absolutista y medieval que pueda imaginarse. Además son cuna de las más peligrosas redes terroristas del mundo, financiadas con dinero real, bajo un sistema fasciocapitalista propio de la más terrible de las pesadillas. Este país supone un retiro dorado para todos los dictadores del mundo, que pueden reunirse allí para sus fiestas y orgías en la más absoluta impunidad.

Este es el país que tiene un pacto de amistad inquebrantable con EEUU, Israel y Europa, pacto que es el paradigma de la decrepitud moral que gobierna en las mal llamadas “democracias occidentales”. Es más que evidente que en una DemocraciaReal las relaciones diplomáticas con un estado de estas características serían completamente inexistentes.

La Mujer Saudí, eterna “menor de edad”, conduce coches como protesta contra un régimen opresor

mayo 8, 2011

¿A quién beneficia la existencia de Al Qaeda?

¿Quién ha pagado el sueldo de este hombre y el de todo su inmenso equipo de trabajo?

Las élites dirigentes de EEUU y Arabia Saudita han tenido un buen acuerdo durante casi 80 años: los saudíes garantizan el suministro ilimitado de petróleo a EEUU a cambio de seguridad militar, impunidad política y certeza jurídica de que los beneficios lleguen directamente a la familia gobernante, en sus múltiples ramas. La familia saudí recibe todo tipo de protección por parte de los gobiernos estadounidenses pese a la represión interna, la falta de libertades y la ideología extremista en que se sustenta. Por dar unos datos, sin entrar en profundidades, Arabia Saudita no tiene Constitución, ni gobierno representativo, ni libertad de prensa, ni de reunión. Las iglesias y sinagogas están prohibidas y los shíies son tratados como apóstatas (es frecuente referirse a ellos con el término peyorativo de “rafiditas”, que se vendría a traducir como “los que rechazan” –rafad-) si hacen manifestación pública de su fe. El 23 de abril se convocaron una especie de elecciones municipales (las primeras de su historia fueron en 2005) en las que las mujeres no han podido votar… Se podría seguir, pero con estos datos basta para entender de qué país se está hablando. No sería excesivo afirmar que estamos ante el estado más totalitario y aberrante de todo el orbe planetario. La única forma de mantener la existencia de un régimen tan despiadadamente tiránico es la creación artifical de una “amenaza fantasma” que pueda seguir legitimando el uso de todo este tsunami de violencia represiva. No cabe duda de que para ellos la marca Al-Qaeda es un negocio estratégico, con unos altísimos niveles de rentabilidad.

En noviembre de 2009 el Ejército de Arabia Saudí entra en  Yemen en apoyo de las fuerzas yemenitas que combatían a los rebeldes houtis. Aquí Arabia Saudita aplicó la misma estrategia que Israel contra los palestinos: operó en aguas internacionales, bombardeó bastiones rebeldes dentro del territorio yemenita (utilizando bombas de fósforo, como Israel en Gaza) y desplazó a centenares de pobladores de aldeas fronterizas para “crear una zona de seguridad” (sic) que pusiese fin “al flujo de terroristas, contrabandistas e inmigrantes ilegales”. La nula reacción internacional a ambas operaciones, debido a “la amenaza terrorista”, indicó a los gobiernos de Arabia Saudí e Israel que seguían teniendo “luz verde” para implementar estos ataques indiscriminados contra civiles indefensos.

Arabia Saudí cuenta con el visto bueno de EEUU, que considera a Yemen una base de operaciones de Al-Qaeda –y así hay que interpretar que sean los saudíes quienes han impuesto, utilizando al Consejo de Cooperación del Golfo, una “solución” a las revueltas populares en Yemen, promoviendo a su candidato, el general Ali Moshen Al Ahmar, un amigo corrupto enriquecido por el contrabando de petróleo en el país más pobre del mundo árabe, como el sustituto del actual presidente en una etapa “de transición”. En Bahréin el ejército saudí también ha intervenido en apoyo de la dictadura amiga reinante.

La única forma de legitimar la represión más brutal, como la que ejercen los gobiernos saudí e israelí contra decenas de millones de habitantes en su zona de influencia es alegar la existencia de una amenza aún mayor. En este punto Al Qaeda juega un papel decisivo. También será necesario agudizar hasta el extremo los odios interétnicos entra suníes y shíies,  otro rol asignado a este grupo cuya financiación no puede provenir de una fuente distinta a la estos ricos y abiertamente criminales regímenes. Las élites israelíes obtienen un beneficio añadido de la existencia de Al Qaeda: Además de legitimar su política de represión, apartheid y asesinatos selectivos contra los palestinos (supuestos amigos de Al Qaeda) consigue estimular enormemente las ventas en su principal sector productivo nacional, que es la industria del armamento y los “sistemas de seguridad” contra amenazas terroristas. El triángulo de intereses EEUU-Arabia Saudí-Israel aparece como el principal beneficiado en la escena del crimen.

Algunos datos para esta entrada han sido tomados de: El declive de EEUU en Oriente Medio

mayo 2, 2011

“Guerra contra el terror”, el gran culebrón para masas aborregadas

Dos de los protagonistas del exitoso guión "Guerra contra el terror". Estos personajes, ya amortizados, serán reemplazados en la nueva temporada

Los guionistas de ese gran serial televisivo de ficción llamado “Guerra contra el terror” nos han presentado hoy el capítulo 500: Los paladines de la libertad matan al malo, malísimo. Esperan conseguir grandes audiencias y el regocijo de los televidentes. Ya están preparando nuevas entregas con espectaculares atentados protagonizados por otros nuevos malos malísimos para que  los buenos buenísimos puedan volver a vengarse, imponiendo por siempre la bondad y la libertad.

Mientras los seriales de ficción continúan su emisión a través de las pantallas televisivas la crónica de la Historia de los últimos 50 años nos ofrece sus datos y fechas:

1. Vietnam (1964-1975):

Mentira mediática: El 2 y el 3 de agosto Vietnam del Norte atacó a dos barcos estadounidenses en la bahía del Tonkin.

Lo que supimos después: El ataque nunca existió. Fue una invención de la Casa Blanca.

Objetivo real: Impedir la independencia de Vietnam y mantener la dominación estadounidense sobre la región.

Consecuencias: Millones de víctimas, malformaciones genéticas (agente naranja), enormes problemas sociales.

2. Granada (1983):

Mentira mediática: La pequeña isla del Caribe ha construido una base militar soviética y pone en peligro la vida de médicos estadounidenses.

Lo que supimos después: Totalmente falso. El presidente Reagan fabricó el pretexto de cabo a rabo.

Objetivo real: Impedir las reformas sociales y democráticas del Primer Ministro Bishop (que fue asesinado).

Consecuencias: Represión brutal y restablecimiento de la influencia de Washington.

3. Panamá (1989):

Mentira mediática: El presidente Noriega es un peligroso traficante de drogas y es urgente detenerlo.

Lo que supimos después: Noriega era un producto de la CIA y reclamaba la soberanía del canal cuando acabase la concesión a USA. Intolerable para Estados Unidos.

Objetivo real: Mantener el control estadounidense en esta vía de comunicación estratégica.

Consecuencias: Los bombardeos estadounidenses mataron entre 2.000 y 4.000 civiles, ignorados por los medios de comunicación.

4. Iraq (1991):

Mentira mediática: Los Iraquíes habían robado las incubadoras de la maternidad de Kuwait City.

Lo que supimos después: Invención total de una agencia publicitaria pagada por el emir de Kuwait, Hill & Knowlton.

Objetivo real: Impedir que Oriente Próximo resista a Israel y consiga independizarse de EEUU.

Consecuencias: Innumerables víctimas de la guerra y después un largo embargo incluso sobre los medicamentos.

5. Somalia (1993):

Mentira mediática: Kouchner «sale a escena» como héroe de una intervención humanitaria

Lo que supimos después: Cuatro sociedades estadounidenses habían comprado la cuarta parte del subsuelo somalí, rico en petróleo.

Objetivo real: Controlar una región militarmente estratégica

Consecuencias: Al no conseguir controlarla, Estados Unidos mantendrá la región sumida en un caos interminable.

6. Bosnia (1992 – 1995):

Mentira mediática: Existen campos de exterminio serbios que están siendo utilizados para masacrar a los bosnios.

Lo que supimos después: Ruder Finn y Kouchner mentían. Eran campos de prisioneros para intercambios. El presidente musulmán Izetbegovic lo reconoció.

Objetivo real: Romper Yugoslavia, demasiado a la izquierda, eliminar su sistema social, someter la zona a las multinacionales, y controlar el Danubio y las rutas estratégicas de los Balcanes.

Consecuencias: Cuatro años de una guerra atroz para todas las nacionalidades (musulmanes, serbios, croatas), provocada por Berlín y prolongada por Washington.

7. Yugoslavia (1999):

Mentira mediática: Los serbios cometen un genocidio sobre los albaneses de Kosovo

Lo que supimos después: Invención pura y simple de la OTAN, como reconoció Jamie Shea, su portavoz oficial.

Objetivo real: Imponer la dominación de la OTAN sobre los Balcanes, y su transformación en policía del mundo. Instalación de una base militar estadounidense en Kosovo.

Consecuencias: Dos mil víctimas de los bombardeos de la OTAN. Limpieza étnica de Kosovo por la UCK, protegida de la OTAN.

8. Afganistán (2001):

Mentira mediática: La autoridad de este país actúa en connivencia con Bin Laden, lider de Al Qaeda y autor de los atentados del 11-S, y por tanto es cómplice de sus crímenes.

Lo que supimos después: No hay ninguna prueba que vincule directamente a Bin Laden con los crímenes del 11-S. No hay ninguna prueba de que Al Qaeda y los Talibán persigan los mismo objetivos estratégicos ni sean parten de un mismo entramado político. En cualquier caso, los talibanes se habían comprometido a localizar y extraditar a Bin Laden, tras la presentación de los correspondientes cargos y los indicios de prueba, para que pudiera ser juzgado en EEUU, cosa que a las autoridades norteamericanas nunca pareció interesarle.

Objetivo real: Controlar militarmente el centro estratégico de Asia y sus reservas gasísticas, construir un oleoducto que permitiera controlar el suministro energético del sur de Asia, aumentar la facturación de sus empresas armamentísticas, aislar a Irán.

Consecuencias: Una larga ocupación, un gran incremento de la producción y el tráfico de opio, un país hundido en la crueldad y en la miseria, las mujeres relegadas a la sumisión y el oscurantismo, un aumento espectacular de la actividad terrorista, incontables víctimas civiles.

9. Iraq (2003):

Mentira mediática: Sadam poseía peligrosas armas de destrucción masiva (ADM), afirmó Colin Powell a la ONU, probeta en mano.

Lo que supimos después: La Casa Blanca ordenó a sus servicios que falsificaran o fabricaran las pruebas (asunto Libby). Las ADM no existían.

Objetivo real: Controlar el petróleo, abrir mercado para sus megaempresas, cercar a Irán, presionar a sus rivales China y Rusia, proteger a Israel.

Consecuencias: Iraq hundido en la crueldad y en la miseria, las mujeres relegadas a la sumisión y el oscurantismo, un aumento espectacular de la actividad terrorista, incontables víctimas civiles.

10. Venezuela – Ecuador (¿2008?):

Mentira mediática: Chávez apoya el terrorismo, importa armas, es un dictador (el pretexto definitivo parece que todavía no se ha elegido).

Lo que ya sabemos: Ya se han vertido varias mentiras mediáticas: Chávez dispara contra su pueblo, Chávez es antisemita, Chávez es militarista… Y la satanización continúa.

Objetivo real: Las multinacionales estadounidenses quieren el control del petróleo y los demás recursos de toda América Latina. Tienen miedo de la liberación social y democrática del continente.

Consecuencias: Washington está librando una guerra global contra el continente: golpes de Estado, sabotajes económicos, chantajes, establecimiento de bases militares cerca de las riquezas naturales.

(Este breve resumen de hechos ha sido aportado por Txema, comentarista habitual de las noticias publicadas en la versión digital del Diario Público)

PD: Adjuntamos opinión de Chomsky sobre el supuesto asesinato del supuesto autor de los crímenes del 11-S

abril 11, 2011

Los otros terrorismos, los más mortíferos

el terrorismo, un fenómeno con mil caras y mil cómplices

Los otros terrorismos son sombras cotidianas en este mundo globalizado. El terrorismo de estado con olor a servicios secretos, que surge en cualquier boca de metro o en cualquier mezquita como aliado del fasciocapitalismo gobernante para disciplinar a los pueblos díscolos con el poder, el terrorismo financiero que hace pagar a los trabajadores las orgías de los banqueros, el terrorismo de la violencia sexual que prostituye a miles de mujeres y niñas como fuente segura de negocio para los amos del dinero, el terrorismo del hambre que condena a la miseria a millones de personas para que los especuladores puedan llenar sus bolsillos alterando el precio de los alimentos. Ante estos terrorismos silenciosos, consentidos, cotidianos y decididamente genocidas palidece por pequeño y anecdótico el terrorismo de baja intensidad de los cócteles molotov, la kale borroka y las fotos de los presos. Salgamos a la calle y pidamos el fin del terrorismo, el fin de todos los terrorismos.

marzo 5, 2011

Democracia y Libertad en Arabia Saudí, la peor pesadilla para los amos del dinero

Se preparan protestas contra la monarquía saudita

Abdalá bin Abdelaziz, monarca absolutista de Arabia Saudí. El mayor dictador del orbe conocido y el mejor amigo de la Teocracia Bancaria Mundial

Las grandes transnacionales y sus gestores políticos asalariados tiemblan ante la posibilidad de que la democracia y la soberanía popular triunfen en Arabia Saudí. Este es el epicentro funcional de todos los terrorismos, corrupciones, hipocresías y decrepitud moral de las mal llamadas “democracias occidentales” es decir,  del sistema teocrático-financiero que gobierna el mundo. Desde aquí se bombea la sangre envenenada que mantiene en funcionamiento la máquina genocida de la globalización neoliberal. El cínismo y la decadencia política de los “paladines de la libertad” europeos y norteamericanos toma proporciones estratosféricas cuando aterrizamos en la península arábiga. El hedor que se levanta desde aquellos desiertos puede olfatearse con facilidad en todos los mares y tierras de nuestro planeta azul.

Arabia Saudita ha anunciado la prohibición de todo tipo de manifestaciones y ha advertido de que empleará “todo tipo de medidas” para evitar que la población salga la calle la próxima semana y pida reformas democráticas.

El anuncio tiene lugar después de la aparición de algunos conatos de protesta en el este del país, según la “alerta pública” dada a conocer por la televisión oficial Al Ekhbariya, sin dar más detalles.

De momento, más de 10.000 policías han comenzado su despliegue en el noreste del país para reprimir a las más de 20.000 personas que se espera que salgan a las calles a lo largo de la próxima semana para exigir el fin de la corrupción institucional en Arabia Saudita y, de ser necesario, el derrocamiento de la dinastía Saud, que gobierna allí desde hace más de 300 años.

Las autopistas hacia el noreste se encuentran ya prácticamente colapsadas por el tránsito de los centenares de autobuses con tropas a bordo que se preparan para reprimir las protestas.

LibreRed.net (Con información de Reuters)

¿Quién es el legítimo dueño del petróleo saudí?: ¿el tirano gobernante?, ¿la ciudadanía del país?, ¿la empresa concesionaria?, ¿el banco intermediario?, ¿la humanidad en su conjunto? … ¿quizás la Pachamama, Gaia, Dios?. Intenta responder a la cuestión de manera argumentada y tendrás todo un tratado de política, filosofía, economía y religión. Todo un autorretrato ideológico.

noviembre 29, 2010

Wikileaks y el bullying internacional contra Irán

bullying, matonaje, abuso de poder: Toda una filosofía de vida

“Diversos miembros de la Cámara de Representantes han exigido al fiscal general Holder que presente cargos contra el administrador de Wikileaks, el periodista australiano Julian Assange, bajo la Ley de Espionaje de EEUU y han pedido por escrito a la Secretaria de Estado que añada esta web a la lista de organizaciones terroristas extranjeras de la diplomacia norteamericana, junto con Hamás, Hezbolá o Al Qaeda.”. Hilary Clinton considera la información de wikileaks como un “ataque contra la comunidad internacional“. Solo le faltó añadir que bajo ningún concepto la ignorancia del pueblo debe ser perturbada en una democracia liberal. La gran pregunta ahora es… ¿Reflejan estas declaraciones una “falsa indignación” de los portavoces del poder imperialista o, por el contrario, se han visto realmente desbordados por algo que no son capaces de controlar?

Para empezar es necesario partir de la base de que la manera de seleccionar la información publicada en los medios presenta sus puntos oscuros. No obstante es muy difícil obviar que estos datos filtrados nos ayudan a entender un poco mejor la estructura colonial del mundo y cual es el papel de las monarquías totalitarias del golfo en todo este sistema globalizado de chantaje, control y coacción. La comunión de intereses entre gobiernos profundamente despóticos y corruptos se revela muy estrecha, extendiéndose por Egipto, Jordania, Emiratos Árabes, Israel o Arabia Saudí. Irán es el gran enemigo debido a que osa desafiar el poder imperial de EEUU y de sus sanguinarios caciques locales. Una siniestra red de tortura y represión distribuida por todo Oriente Medio (que recuerda al manto de terror implementado en SurAmérica bajo la operación Cóndor durante los años 70-80) se encarga de ahogar las ansias de libertad y justicia de sus respectivos pueblos en favor de unos pequeños y obscenos conglomerados de opulencia.

Respecto a la revelación acerca de que varios líderes árabes presionan a Estados Unidos para que ataque Irán, Chomsky dice: “las últimas encuestas muestran que la opinión de los árabes es que la mayor amenaza en la región es Israel, con un 80 por ciento de los encuestados y en segundo lugar está Estados Unidos, con un 77 por ciento. Irán aparece como una amenaza para el 10 por ciento”. También es muy interesante obervar como la mayor parte de la opinión pública del mundo árabe ve una hipotética adquisición de armamento nuclear por parte de Irán como algo positivo. Son los jefes de estado de los regímenes totalitarios los que ven con miedo a Irán, no sus ciudadanos. “Puede que esto no aparezca en los periódicos, pero sin duda es algo que los gobiernos israelí y estadounidense y sus embajadores saben. Lo que esto revela es el profundo odio a la democracia por parte de nuestros líderes políticos”, comenta Chomsky.

Es el famoso “bullying” o abuso de poder elevado hasta el paroxismo. El bullying contra Irán, contra Venezuela, contra Cuba, contra la Honduras de Zelaya o contra cualquiera que se atreva a DECIR NO, a levantar la voz frente a la agresión del poder mafioso transnacional que oprime al planeta. El mismo “bullying” que vamos viendo reproducido en más pequeñas escalas contra la legítima aspiración de autodeterminación de los pueblos. Ese mismo bullying aprendido o abuso de poder doméstico que termina por permear a todos los estratos sociales, al marido machista o a las pandillas adolescentes frente a mujeres, niños o jóvenes diferentes de la masa que simplemente se atreven a reclamar su propio espacio. “Bullying estructural”, mecanismos de dominación que aspiran, en el imaginario fasciocapitalista, a ser reconocidos como formas de relación pragmáticas y moralmente aceptables.

abril 5, 2010

Arabia Saudí no sufre ningún bloqueo

La sanguinaria dictadura saudí goza de la protección de Israel, EEUU y la UE.

Arabia Saudí, el estado más totalitario del mundo, no tiene que soportar ningún bloqueo económico por parte de EEUU, Europa e Israel. Los dirigentes saudíes no pertenecen al “eje del mal”. Sin embargo Arabia Saudí tortura y asesina diariamente a multitud de presos políticos que no son noticia por sus huelgas de hambre. Arabia Saudí patrocina el terrorismo criminal, a través de los canales que le unen por vía directa a las sectas fanáticas que tan útiles resultan en la estrategia del capitalismo imperial. Los protagonistas del 11-S eran saudíes con buenas relaciones en la Casa Blanca. Algunos talibanes suicidas han resultado ser “agentes dobles” al servicio de la CIA. Mientras tanto la “prensa libre” no nos habla nunca de los presos políticos que se pudren en las cárceles saudíes en condiciones infrahumanas; en su repugnante cinismo prefieren bombardearnos con noticias, siempre negativas, sobre Cuba. Arabia Saudí mantiene relaciones privilegiadas con Israel, EEUU y la Unión Europea a la vez que suministra abundante dinero y apoyo a unas sectas fanatizadas y descerebradas que poco o nada tienen que ver con el Islám. Todo forma parte del mismo juego, todo entra en la misma estrategia, el círculo se cierra: El patrocinio, mantenimiento y control del terrorismo suicida es un eje estratégico fundamental para los intereses de las élites cleptómanas y criminales que rigen el mundo. El poder ha aprendido muy bien la lección de que ningún control ideológico es tan efectivo para la desactivación de la protesta como el que se ejerce a través de la industria del miedo.

A %d blogueros les gusta esto: