Posts tagged ‘berlusconi’

febrero 20, 2011

Gadafi, Aznar, Berlusconi y Blair: Una historia de amistad

En Septiembre de 2003 el dirigente español Jose María Aznar fue el primer líder gubernamental europeo en visitar a Gadafi en su país para rendirle pleitesía, marcando una triste “hoja de ruta” para Europa. Todo el historial dictatorial, criminal y terrorista del coronel libio no fue ningún obstáculo para que Aznar, una de las voces más reputadas del neoliberalismo internacional, se deshiciera en elogios respecto al tirano.

Aznar y Gadafi, dos grandes amigos en lo público y en lo privado

Lo de 2003 fue un aval en toda regla. José María Aznar ensalzó las virtudes del líder libio, Muamar Gadafi, a quien presentó como un mandatario comprometido con la lucha antiterrorista y las “reformas económicas”. Aznar se mostraba muy contento por las garantías que el siniestro Gadafí ofrecía a los “inversores” para los que ya él trabajaba, a pesar de ocupar aún la presidencia del gobierno del estado español. Las vidas de los libios eran lo de menos. Después ambos personajes se han reunido en privado en varias ocasiones, como por ejemplo en 2007 y en 2009 en Sevilla para seguir cultivando su intimidad y sus negocios.

Un regalo del magnate norteafricano a su amigo español

De la misma manera  otros personajes, amigos de Aznar y compañeros de correrías carniceras en Iraq, siguieron el mismo camino a la hora de estrechar vínculos y relaciones personales con el autócrata norteafricano. Nos referimos por supuesto al infausto Tony Blair que firmaba importantes acuerdos con Gadafi, actuando como representante en favor del banco para el que trabaja, JP Morgan…

 

Criminales trabajando a comisión para Bancos y otras megaempresas

… o a Silvio Berlusconi,  el lider del Popolo della Liberta que llega incluso a bersarle la mano, en un gesto de subordinación, mansedumbre y sumisión que suele reservarse para el agasajo a los ídolos divinizados.

No es nada complicado encontrar amistades similares con otros reputados “defensores de la libertad” en Occidente. Ahora ya se sabe  como defienden su libertad los amigos de estos paladines de los mercados. Ahora ya se sabe también quien apoya, mantiene, alimenta y engorda a los peores dictadores del mundo árabe y quienes son los grandes capataces del imperio. Ahora ya se sabe qué se esconde tras la retórica y pomposa “oda a la libertad” que cada día entonan los grandes líderes de las “democracias” neoliberales.

 

Diciembre-2007: El neoliberal Gallardón entregando las llaves de Madrid al sátrapa

El cinismo de todos estos “grandes políticos”, su servidumbre al dinero y la persecusión de intereses exlusivamente privados con total menosprecio a la libertad y la vida de millones de personas no conoce límites. PP, PSOE, conservadores, laboristas, republicanos, demócratas… tanto da. No les votes. Sólo quieren tu apoyo para engordar sus cuentas corrientes personales con un total desprecio por los Derechos humanos y la Justicia Universal.

abril 25, 2010

¿El imperio de la ley o la ley del imperio?

El concepto “imperio de la ley” se nos suele vender a menudo como receta de progreso y justicia igualitaria. En la teoría del neoliberalismo todos estaríamos sometidos a él, sin distinción de clases económicas u orígenes culturales. La realidad en cambio nos indica que bajo este imperio de la ley sólo se esconde la ley del imperio, entendiendo imperio en el sentido empleado por Negri y Hardt en su ya clásico libro.

La ley, al igual que sucede con la información o incluso con el lenguaje, no es neutral. En la ley está implícitamente escrito un proyecto político. Cuando nuestra ley otorga a una serie muy limitada de instituciones privadas el inmenso poder de crear dinero de la nada está plasmando, negro sobre blanco, un proyecto político totalitario. Cuando la ley establece el concepto de “persona jurídica” con el fin de igualar los derechos de los individuos y las corporaciones está defendiendo un proyecto político plutocrático. Cuando la ley consagra los derechos inviolables de la propiedad privada ilimitada sobre las necesidades materiales de las masas desposeídas pone los cimientos necesarios para la fundación de la mayor de las dictaduras, la fasciocapitalista.

El fascismo se adapta a los tiempos. Ahora, en su fase postmoderna, más sonriente y bajo un barniz pseudodemocrático, puede denominarse fasciocapitalismo

El discurso del fascismo se va adaptando a los tiempos: El uniforme militar es sustituido por los trajes de Armani; ahora es menos nacional-católico y más sionista, es menos xenófobo y más aporófobo, es menos identitario y más globalizador, es menos autárquico y más deslocalizado. Junto con los rasgos ya mencionados todos los demás elementos originarios (homofobia, machismo, represión, jerarquización extrema, islamofobia, militarismo, clerofilia…) siguen permaneciendo vigentes con envoltorios remozados. No obstante tras algunos cambios aparentes el neofascismo  sigue siendo igual de autoritario, igual de violento, igual de colonialista, igual de dogmático, igual de ecocida y, sobre todo, igual de servil a los grandes propietarios a como siempre ha sido.

Entendemos por fasciocapitalismo la doctrina que promueve que todo el aparato represivo del que dispone el Estado (Ejército, Policía y Medios de Comunicación) debe ponerse al servicio de los intereses del capital privado para garantizarle tasas de beneficio siempre crecientes. La criminalización del sindicalismo, el ataque directo a sus principales líderes, el “vaciado” efectivo del derecho de huelga o la asfixia legal de la negociación colectiva son procedimientos plenamente válidos para esta ideología política deudora de Milton Friedman. Fue implementada con notable “éxito” en el Chile de Pinochet y exportada, bajo distintas presentaciones, a los cinco continentes. A veces podemos encontrarla bajo el nombre más amable de “neoliberalismo”. Thatcher, Reagan o Bush aplicándola en sus colonias o más recientemente Álvaro Uribe en su propio territorio han sido alguno de sus alumnos aventajados. Con pequeñas adaptaciones ajustadas a la realidad concreta de cada entorno geográfico es la doctrina dominante en el mundo actual, desde Honduras hasta la China.

El fasciocapitalismo ha incorporado todas las recetas del neoliberalismo para mejor dominar a los ciudadanos a través de la “fórmula Pinochet” y sus alianzas con la escuela económica de los “Chicago Boys”.  Los mecanismos de sometimiento social se van refinando a través de herramientas tales como el control  financiero hegemónico de los mass-media, la ludopatización de la sociedad o la utilización de acciones terroristas bajo control del estado. Italia es un buen ejemplo de esta evolución, ya que reúne todos los ingredientes, incluido el terrorismo de bandera falsa (“estrategia de la tensión“) para destruir a la izquierda y encarcelar a sus líderes, entre los cuales, por cierto estuvo el propio Toni Negri, antes mencionado.

Afortunadamente aún hay esperanza plasmada a través de numerosos movimientos sociales populares, cada vez más conscientes de los mecanismos que rigen el sistema.

diciembre 14, 2009

Le parten la boca a un capitalista

Un hombre anónimo le partió la boca al todopoderoso príncipe de la acumulación, al símbolo del poder y el triunfo, al mejor representante de esta ideología del egoísmo, la soberbia y la desvergüenza en la que nos ha tocado vivir. Cuando fue detenido Tartaglia declaró: “Yo no soy nadie“. La realidad es tozuda y se empeña en demostrarnos que el sistema y sus iconos no son más que gigantes con pies de barro, nunca antes pudo comprobarse tan bien como ahora. Mientras esto sucedía miles de manifestantes luchaban en las calles de Grecia y Dinamarca, denunciando las mentiras del poder. No es de extrañar que los banqueros se agiten nerviosos delante de sus pantallas de plasma, al fin y al cabo son conscientes de que todo este tinglado podría colapsar un buen día como efecto del simple aleteo de una despistada mariposa. Dicen que “el cabalieri” se encuentra triste, confuso y deprimido. Es normal, criatura, es normal.

Otro símbolo del capitalismo de pies de barro, en este caso además mendicante y harapiento, es el derechista Gerardo Díaz Ferrán, actual presidente de la patronal española . Sus empresas morosas suplican al contribuyente nuevos créditos de respiración asistida.

A %d blogueros les gusta esto: