Posts tagged ‘creative_commons’

enero 9, 2013

El Procomún como espacio político: Bienvenidos al futuro

compartir_es_buenoEl concepto de Procomún (commons) hace referencia a todo aquello que es a la vez de tod@s y de nadie. Se trata de un espacio tangible y a la vez etéreo e inabarcable, una condición de posibilidad para la vida, una codiciada fuente de poder, materia, conocimiento y/o energía que intenta ser capturada por el Mercado y por el Estado en competencia contra pueblos y comunidades. El Procomún dibuja una frontera entre lo que puede y no puede ser vendido, escapando al ansia de omnipotencia inherente a la propiedad privada individual. El Procomún dibuja una línea de antagonismo con la Mercancía, en un límite dinámico, fluido y borroso, cuyos contornos son cambientes en función de cada momento histórico. Para que exista procomún debe existir un recurso y a la vez una comunidad necesitada de él que está dispuesta a autogestionarlo, conservarlo, administrarlo y reproducirlo buscando siempre el beneficio colectivo. Un procomún está salvaguardado por un grupo humano cuyo nexo es básicamente territoral, sea barrio, pueblo, nación o planeta. La clasificación del procomún suele establecer cuatro grandes ámbitos, solo diferenciados a efectos descriptivos:

* El medio natural. Incluye procesos y productos propios de la biosfera, la geosfera y la historia evolutiva, que suministran el soporte básico para nuestra vida como especie: Aire, océanos, mares, ríos, semillas, reservas protegidas, playas, fauna y flora salvaje, fuentes de energías renovables, fotosíntesis, ADN, polinización…

* El medio social. Incluye procesos y productos conseguidos por grupos humanos y que forman parte de nuestro patrimonio antropológico: Las lenguas y sus reglas, la literatura universal, el conocimiento científico acumulado, las tecnologías básicas, las creaciones culturales liberadas de los derechos de propiedad, los teoremas matemáticos, la jurisprudencia, el folclore, la gastronomía, los espacios públicos, los grandes monumentos…

* El medio corporal. Órganos y tejidos para transplantes, sangre, embriones, bases de datos de historias médicas, información genética, derecho a decidir sobre el propio cuerpo, disponibilidad laboral y sexual no forzada…

* El medio digital. Protocolos y estándares de comunicación informática, programas de codigo abierto, espacio radioeléctrico, redes de interconexión, acceso transparente a ficheros con información pública contrastada, derecho de acceso a los propios datos…

El procomún es también nuestro legado a las generaciones futuras. Es a la vez un espacio político para la apropiación de nuestras capacidades de autogestión, libertad y empoderamiento como seres humanos que aspiran a vivir de una manera digna, responsable y plenamente consciente frente a las imposiciones autoritarias emanadas desde el Estado y desde los Mercados. El Medio, su protección, conservación y cuidado, es el fin. Ningún fin bueno podrá ser alcanzado a través de medios contaminados, sometidos, cercenados o secuestrados en beneficio exclusivo de una élite minoritaria. De nosotr@s depende.

Para saber más: Antonio Lafuente. Los cuatro entornos del Procomún  –  David Bollier: The Commons, Political Transformation and Cities

febrero 9, 2012

Cultura libre, cultura de futuro

Comparte, imita, transforma, imagina, copia, crea, distribuye, aprende, aporta y sobre todo... ¡no acumules!

En la tradición oriental el ser copiado es un motivo de orgullo, en la deriva occidental actual es un motivo de enfado, denuncia y represión. Gracias a ello China expande su capital cognitivo mientras Europa se contrae. Copiar es bueno, copiar nos hace progresar, crea oportunidades y reparte la riqueza. En Brasil, país que está apostando además de forma clara por el software libre, los CDs de música casi se regalan por las calles. La creatividad no solo no se agota por ello sino que se multiplica de manera viral. Ha sido la imitación, el aprender de otros para mejorar, el compartir conocimiento lo que ha llevado a la humanidad hacia el progreso.

Todo lo que dice y demanda la red SOS frente a la trasnochada Ley Sinde-Wert es de pura lógica. El capitalismo cultural está agotado pero se resiste a abandonar su decrépito y fracasado modelo, completamente desequilibrado a favor de los intermediarios en detrimento de los creadores. Las contradicciones internas del modelo se están visualizando en este campo con una gran nitidez y servirán de punta de lanza para que otros capitalismos también empiecen a ser abiertamente cuestionados. La dualidad entre intermediarios parásitos (grandes productoras y mafias que controlan los derechos de propiedad intelectual) Vs creadores artístico-culturales es la misma dualidad que se da en la economía global entre intermediarios parasitarios (banqueros, directivos de grandes compañías, políticos corruptos) Vs productores (obreros, agricultores, autónomos, amas de casa, trabajadores africanos, asiáticos, sudamericanos, europeos…). La riqueza para quien la produce, no para quien la succiona de forma parasitaria. Pura lógica.

Post relacionado: Propiedad privada: ¿Realidad o ficción?

junio 22, 2010

Conferencia de Stallman en Córdoba: “Los enemigos de compartir son los enemigos de la sociedad”

Richard Stallman en una reciente conferencia, muy similar a la de Córdoba

Tal como estaba previsto el 21 de Junio de 2010, a las 17:00, en la Facultad de Derecho de Córdoba el padre del software libre habló en español y nos dejó ideas cargadas de racionalidad, inteligencia y ÉTICA. El título de su conferencia fue “Copyright Vs Comunidad”. He aquí algunos de los argumentos que esta mente privilegiada quiso regalar a una audiencia joven y receptiva:

– La extensión en el tiempo de los actuales “derechos de autor” es un atentado a la libertad de la sociedad. Si los gobiernos fueran realmente democráticos combatirían estas ampliaciones del monopolio de explotación de las creaciones literarias, musicales o visuales. Un período de 10 años de vigencia, contados a partir del momento de publicación de la obra sería más que razonable para “rentabilizar” la producción.

– El argumento, a menudo utilizado por la industria cultural, de que una disminución en los periodos de vigencia de estos monopolios de explotación haría caer la creación de nuevas producciones intelectuales se ha revelado completamente falso. Una prueba de ello es el aumento espectacular en el número de programas informáticos de software libre en los últimos años (actualmente más de 20.000 programas disponibles) o en el éxito de Creative Commons, a pesar de no estar protegidos por las habituales licencias exclusivas de explotación asociadas a los derechos de autor.

– El principal motivo que impulsa a trabajar al artista o al creador es el conseguir que su obra sea apreciada. Lo demás pasa a un plano secundario. La producción intelectual jamás se detendrá aunque los derechos de autor tuvieran una validez muy restringida en el tiempo. Los principales interesados en que la normativa actual sobre derechos de autor se mantenga o se extienda son las grandes industrias editoriales, discograficas o cinematográficas, NO los autores, a pesar de que los dueños de las empresas pretendan esconderse tras ellos para defender sus propios intereses.

– En EEUU las grandes industrias como Disney, Sony, Amazon, Microsoft, Apple u otras pueden llegar a COMPRAR leyes a su medida, mediante incentivos directos a los congresistas y senadores. Los enemigos de COMPARTIR son los enemigos de la sociedad. Las “esposas digitales” son funcionalidades malévolas que estos entes privados están desarrollando para coartar nuestra libertad.

A %d blogueros les gusta esto: