Posts tagged ‘Cuba’

abril 18, 2012

La dictadura filoterrorista saudí paga las facturas del Rey

Fuentes: Un empresario vinculado con la familia Real saudí pagó la cacería del Rey en Botswana y El Rey fue invitado por un empresario sirio-saudí

La relación que Juan Carlos mantiene desde hace décadas con la brutal y sanguinaria dictadura Real saudí es casi fraternal. Una de las muestras más claras de este afecto es que ni el Rey ni el Príncipe de Asturias han tenido la menor duda a la hora de emprender largos vuelos hasta Riad para transmitir simplemente un pésame ante la muerte de uno de sus miembros. El periódico ABC (según cuentan ufanos ellos mismos)  ha sido testigo en la propia Arabia Saudí de la cordial relación que mantiene el Rey con el Príncipe Salman y otros miembros de la Familia Real en los distintos viajes en los que los dueños del periódico han acompañado al Borbón.

En los últimos días se venía especulando sobre quiénes fueron las personas que pudieron invitar al Rey a la cacería en Botsuana. Incluso, se llegaron a manejar nombres de varios empresarios españoles que salieron a desmentirlo ante los medios de comunicación. Finalmente, se ha conocido la identidad de la persona que invitó al Rey a la cacería. Este es el empresario saudí de origen sirio y que reside en España Mohamed Eyad Kayali, administrador y hombre de confianza del Príncipe Salman bin Abdulaziz al Saud, ministro de Defensa de Arabia Saudí y tercero en la línea de sucesión a la Corona. A Kayali y al Rey les une una larga amistad en la que comparten su gran afición a la caza. Kayali es la cabeza visible de los negocios del Príncipe Salman en España. Kayali, que trabajó en la Embajada de Arabia Saudí en Madrid, lleva más de tres décadas viviendo en nuestro país, donde dispone de residencias en la urbanización de La Moraleja, de Madrid, y en Marbella, donde el Príncipe Salman también posee una mansión.

No debe olvidarse el hecho de que 15 de los 19 terroristas que figuran en los archivos oficiales como autores de la masacre del 11-S tenían pasaporte saudí. ¿Podría montarse una red terrorista con esa abrumadoramente mayoritaria nacionalidad, sin el conocimiento/colaboración de los servicios secretos de un país que controla hasta el más leve movimiento de sus súbditos?. Desde hace años son muchas las sospechas que apuntan a los saudíes como los financiadores de grupos terroristas que cometen brutales e indiscriminados atentados contra población civil indefensa en Siria, Iraq, Libia, Yemen, Pakistán, Afganistán y otros países del mundo.


Cuba: La otra revolución – Blog decrecimiento.info

enero 21, 2012

Cuba, Arabia Saudí, RNE y el derecho a la defensa

Dictadores sanguinarios merecen status de hermanos con Toison de Oro. Cuba en cambio merece morir, según ellos, por no respetar la libertad y los derechos humanos

Resulta ya algo cotidiano escuchar un día si y otro también ataques furibundos contra el gobierno de Cuba por parte de las supuestas democracias occidentales. Noticias fabricadas y amplificadas con el único objetivo de desestabilizar los equilibrios sociales en la Isla, para mayor gloria del terrorismo financiero internacional.  Produce vergüenza y sonrojo comprobar como la Radio Nacional de España (RNE) participa en esta guerra sucia, difundiendo informaciones claramente sesgadas y manipuladas, utilizando para ello el dinero de todos nosotros. Miles de minutos de programación radiofónica son consumidos cada año en el lanzamiento de estas campañas, con reiterada utilización de términos despectivos como “régimen de los castro”, presos políticos o represión autoritaria. La presunta falta de libertad en una perdida isla caribeña, con una pequeña población, es un problema que parece obsesionar a los “periodistas” de Occidente. Sin embargo será muy difícil escuchar algo en RNE en contra de la dictadura sanguinaria de Arabia Saudí que tortura y asesina cada día a presos políticos, humilla a las mujeres, es madriguera segura para los más despreciables déspotas del mundo y financia redes terroristas internacionales. Esto no parece constituir ningún problema para los ejércitos de “periodistas”, a tenor de los minutos de información concedidos al asunto. Tampoco parace ser un tema relevante de investigación para el “periodismo internacional” las conexiones financieras entre el clan monárquico (algunos de ellos con Toisón de Oro) que pisotea los derechos humanos en el país del golfo y la famosa red terrorista, promocionada bajo la marca comercial Al-Queda.

La principal diferencia entre un país y otro es que la isla caribeña decidió hace años intentar diseñar un futuro en donde los derechos mínimos de las personas estuvieran por encima de los derechos de los especuladores, de los directivos de las funestas compañías transnacionales, accionistas, aristócratas, príncipes, banqueros, políticos profesionales y demás especímenes parasitarios. La conducta de un gobierno que intenta algo tan descabellado y peligroso debe ser severamente castigada, no sea el caso de que pueda resultar contagiosa para otros países. Los dirigentes de Arabia Saudí, en cambio, no cometiron este sacrilegio y se encargan de proteger convenientemente los privilegios de los que todo lo tienen frente a la amenza de sus pueblos. Ellos no son merecederos de sufrir ningún tipo de bloqueo comercial, muy al contrario, deben ser socios privilegiados para desarrollar con nostros todo tipo de negocios y nuestras relaciones deben ser de máxima amistad y respeto mutuo.

A los paladines de la libertad no les gustan "los Castro". Con "los Saud" la cosa cambia

Parece ser que en Cuba ha muerto un preso internado en prisión, un suceso profundamente lamentable que debe ser aclarado. Sin embargo también en el estado español mueren personas, estas sí, probadamente inocentes sin controversia alguna, como la congoleña Samba Martine. En este caso nadie derramó una lágrima por ella porque prácticamente nadie se enteró. Aquello no merecía ser noticia para nuestros periodistas defensores de la libertad. Era negra, huía de su país, estaba presa en el sistema carcelario español (un país avanzado y “democrático”, donde dicen que la ley es igual para todos). Ella no fue digna de ser noticia de portada en RNE, no tuvo derecho a ser protagonista en sesudos análisis de periodistas especializados en política internacional. Su vida parece tener infinítamente menos valor para los líderes “demócratas” occidentales que la del cubano Wilmar Villar. Para ellos el experimento cubano no merece continuar, debe ser derrotado para que la isla se convierta en un país más como Dios manda, un país en el que las tropas del mundo desarrollado puedan tomar posiciones para garantizar así su progreso y seguridad, con un gobierno que respete las reglas del libre mercado y que garantice los derechos de los inversores, como vemos en Afganistán, Ruanda, Iraq o en su vecina Haití.

Mientras esto sucede un juez está a punto de ser condenado por investigar a una trama corrupta que saqueó a su pueblo hundiéndolo en el déficit y desvío fondos a paraísos fiscales con total impunidad. Parece ser que este juez violó el derecho de defensa de los criminales, autorizando escuchas en sus conversaciones privadas. Está práctica sí es perfectamente legal para los supuestos delitos de terrorismo. El sacrosanto derecho a la defensa queda así condicionado  a la etiqueta que deseemos aplicar al presunto delito. Bastaría crear el término legal “terrorismo financiero” para que la misma actuación del juez citado hubiese sido considerada como completamente apropiada. ¿Cuando tendrá el pueblo llano el derecho a la defensa frente a los criminales que nos gobiernan y sus sicarios mediáticos?.

mayo 14, 2010

Juicio a la UE y a las transnacionales: TPP

Hoy se constituye en Madrid, a instancias de la red de movimientos sociales Enlazando Alternativas, el Tribunal Permanente de los Pueblos, organismo que viene desempeñando un importante papel en la lucha por la defensa de los derechos humanos.

A lo largo de los días 14 y 15 y 17 de mayo se enjuiciará el papel de las empresas transnacionales en la violación sistemática de los derechos humanos en América Latina y la destrucción de su medio ambiente, así como la corresponsabilidad de la UE y de buena parte de sus países miembros. Este Tribunal está compuesto, entre otras personalidades por el miembro del Tribunal Supremo de España, Andrés Perfecto Ibáñez, el politólogo Carlos Taibo o la cofundadora de las Madres de la Plaza de Mayo, Nora Cortiñas.

En la sesión que comienza hoy en Madrid, se enjuiciará a 30 multinacionales, un tercio de las cuales son empresas españolas. Los crímenes de los que se les acusa van desde la vulneración de derechos de pueblos indígenas, la contratación de sicarios para amenazar y asesinar a campesinos o la destrucción medioambiental por proyectos de grandes infraestructuras

Leer más (Ecologistas en Acción)

marzo 18, 2010

En defensa de Cuba

Europa y Norteamérica no tienen estatura moral para criticar a Cuba. Sus gobiernos y sus periódicos no son creíbles cuando se rasgan las vestiduras por la muerte de un preso, mientras miran para otro lado ante las masacres de pueblos enteros como el palestino, el iraquí o el afgano. Sus campañas mediáticas carecen de legitimidad cuando exigen respeto a los derechos humanos mientras consienten los Guantánamos,  las cárceles secretas y las torturas contra presos políticos en los cinco continentes. Sus críticas a la dictadura son un sarcasmo mientras mantengan relaciones privilegiadas de amistad inquebrantable con países como Arabia Saudí o con regímenes filoterroristas como el actual estado de Israel.

Como cualquier construcción humana la revolución cubana ha cometido y cometerá errores. Las sociedades, al igual que las personas, también tienen derecho a equivocarse, a aprender, a rectificar, a crecer. Sin embargo en ningún caso eso puede justificar un bloqueo criminal contra un pueblo cuyo mayor “delito” ha sido buscar su propio camino luchando por su dignidad, por su independencia y por su libertad frente al colonialismo genocida y explotador de aquellos que tanto la odian.

Suscribimos la Carta en Defensa de Cuba redactada por Pablo González Casanova, Víctor Flores Olea, Ana Esther Ceceña y difundida por la plataforma En defensa de la Humanidad. Ya es hora de liberar a TODOS los presos de conciencia que malviven en las cárceles de todo el mundo. La lista de los países que los mantienen es vergonzosamente interminable.

Puede enviarse una adhesión a la citada Carta a través de esta dirección de correo: edhcuba@cubarte.cult.cu

o firmar directamente a través de la web Por Cuba

marzo 2, 2010

Campaña de difamación contra las naciones que aspiran a ser libres

Paz y Libertad contra el veneno del capitalismo y sus mercaderes

La oligocracia mundial intenta desarrollar una estrategia sistemática de criminalización contra las comunidades que aspiran a ser libres. En pocos meses se van alternando las campañas mediáticas sincronizadas contra Irán, contra Cuba, contra Venezuela. Quizás pronto le toque a Bolivia o a cualquier otra nación que ose plantarle cara al capitalismo y al imperio. Su gran delito es aspirar a la libertad, cantar verdades a los cuestro vientos, denunciar a los criminales y a los grandes mercaderes que secuestran cada día la dignidad de los pueblos. Ellos, con sus periódicos, sus jueces, sus transnacionales y sus ejércitos pretenden re-escribir los diccionarios para que la definición de terrorismo se ajuste al perfil de todos los que no están dispuestos a plegarse ante los designios dictatoriales de los banqueros y sus amigos. Los sindicalistas serán terroristas, los comunistas son terroristas, los anarquistas son terroristas, los indígenas son terroristas, los que denuncian al sionismo criminal son terroristas, los que organizan actos de boicot contra las transnacionales que nos envenenan son terroristas.

Los criminales que atacan a población civil en Afganistán, Iraq o Palestina son ejércitos amantes de la paz y la democracia, los paramilitares que asesinan a sindicalistas en Colombia son grupos armados de autodefensa, los que denunciamos las atrocidades de Israel somos antisemitas, los golpistas de Honduras son defensores del orden constitucional.

Es evidente que vuestro diccionario, el diccionario colonial del “G-20”, el diccionario de la élite de Pareto, no es el mismo que el del G-resto del mundo. Hoy más que nunca me siento iraní, me siento cuban@, me siento venezolan@, me siento indígena, me siento zapatista, me siento libre.

enero 5, 2010

Cuba

La enorme legión de periodistas a sueldo del capital se lanza una y otra vez en trombra contra Cuba. Siempre encuentran algún motivo, el último es la negativa del gobierno de la isla a dejar entrar en el país a Yañez, un político neoliberal hostil a la revolución.

Al hilo de esta noticia reproducimos un texto de Belén Gopegui sobre Cuba, aparecido hace ya algo más de un año:

“…Y nadie crea que a los países conquistadores, a los que están acostumbrados a invadir y saquear y matar, les preocupa que Cuba hiciera una revolución, rechazando el expolio. Eso no es más que una invención. Cuba no se rebeló nunca. Lo único que pasa hoy es que los países conquistadores, productores y traficantes de armas, con su riqueza han paliado el hambre, la incultura y la miseria de los países saqueados, y ahora también quieren hacerlo en Cuba. ¿Alguien dice que Cuba ayudó a países como Pakistán, Haití, Bolivia, Timor Oriental, y a tantos de África? No, nadie lo crea. Esos y otros países habían sido salvados por los países ricos. Hace ya mucho tiempo que los países occidentales con generosidad y grandes campañas de alfabetización y de extensión de la salud pública, eliminaron la miseria dentro y fuera de sus fronteras. El único país pobre que queda, y recalcitrante, es Cuba. Por eso hablan de él, lo sancionan y vigilan. No es que quieran hacer negocios en Cuba. No es que quieran aprovechar su capital humano. No es que quieran aplastar la idea de la solidaridad combativa de los pueblos. Nadie lo crea.

Como bien sabemos, los medios de comunicación trabajan cotidianamente para que creamos tanto lo que nunca estuvo ahí como, a veces, lo que sí está: la falta, por ejemplo, de viviendas en Cuba. No es éste, sin embargo, un dato que quiera ocultar la revolución cubana. El canciller Felipe Pérez Roque lo explicó en su reciente visita a España: el gobierno tenía previsto construir este año cincuenta mil viviendas. Los últimos huracanes han causado destrozos en cientos de miles de casas, pero además han hecho que se vengan abajo por completo sesenta y cinco mil, de manera que en Cuba hay, efectivamente, importantes problemas de vivienda que tienen su origen en el bloqueo, en la colonización, en la pobreza, en la mala gestión de los recursos, en los desastres naturales, etcétera. Según ha señalado Santiago Alba, lo que no hay en Cuba y sí hay en los países que han exprimido a Latinoamérica durante años, son viviendas vacías por millones mientras otras personas no tienen casa.

Sin embargo, cualquiera puede jugar a sentirse economista por un día y aventurar qué tendría que hacer el gobierno de un país pobre, explotado y bloqueado para convertirse en un país del primer mundo y, recuerden, lograrlo sin explotar a otros. Quizá el economista repentino descubriese que el problema planteado concierne a más de un país y a más de un gobierno. Aun cuando sea un gobierno revolucionario. ¿Revolucionario? Sí, a no ser que sigamos la pauta del poema diciendo: nadie crea que en Cuba hubo una revolución. Nadie crea, por ejemplo, que ese elevado porcentaje de universitarios y universitarias cubanas que tantos defensores encuentra entre la derecha europea, logró su formación gracias a que un país se alzó en armas contra quienes estaban privándoles de sus derechos más elementales. No, qué va. Por el contrario, y como bien se sabe, en Ecuador o en Bolivia o en Guatemala hay, proporcionalmente, muchos más universitarios que en esa isla que tuvo el atrevimiento de querer conquistar su propio destino.

Fidel dijo una vez que el talento es masivo. Hay quien no está de acuerdo y seguramente tiene razón. A veces pasa que cuando diez mil personas estudian química, es más fácil que aparezcan cien químicos buenos, bastante más fácil que cuando son sólo cien personas quienes estudian, pero esto es pura casualidad, no tiene nada que ver con que las facultades de las personas puedan desarrollarse. Y si también pasara que cuando millones de niños tienen acceso al deporte y a la cultura, apareciesen no sólo mil buenos deportistas, sino generaciones enteras cultas y formadas, sería algo rarísimo. Así que nadie crea que esto ha ocurrido en Cuba.

Nadie crea que en Cuba hay un valioso “capital humano” codiciado por sus supuestos salvadores, los que quieren comprarlo por treinta monedas, los que sueñan con una Europa llena de cubanos cualificados que venderían muy baratos sus servicios cuando los grandes defensores de la libertad para explotar en Cuba lograran que se desmantelase todo lo que aquel pueblo en armas empezó a construir hace cincuenta años. Por supuesto que no. Cuba es una isla sin apenas recursos naturales, fue colonizada y saqueada igual que el resto de Latinoamérica y, como no hizo una revolución, por eso no hay en ella apenas cubanos ingenieros ni cubanas ingenieras, ni médicas, ni biólogos.

Por eso también ocurre que en España interesan una barbaridad los blogs de autores paraguayos y las numerosísimas películas del cine uruguayo y la abundante literatura haitiana y los miles de músicos guatemaltecos y los cientos de escritores salvadoreños, interesan desde luego mucho más que el inexistente cine cubano -porque en una isla pobre y reprimida, cómo va a haber cine- y que la famélica literatura cubana -porque en una isla pobre y reprimida, cómo va a haber voluntad de fomentar la reflexión, la capacidad que ofrece la literatura para construir un abanico de imaginarios-, etcétera.

Dice la Constitución de la República de Cuba que este país hace suyos los principios del internacionalismo proletario y la solidaridad combativa de los pueblos. Dice que reconoce la legitimidad de las guerras de liberación nacional y de la resistencia armada a la agresión y la conquista, pero esto no son más que palabras huecas. Que nadie las crea. Esas historias de cubanos que murieron en Angola, o de jóvenes procedentes de países pobres que estudian en Cuba, o lo de los médicos, y enfermeros y técnicos cubanos repartiendo solidaridad por el mundo… son bulos solamente. Y el mayor bulo de todos es la resistencia armada a la agresión y la conquista. Por el contrario y como se sabe, la población cubana fue la más dócil del universo, nadie crea que se rebeló una y otra vez contra cada opresor de su país. Nadie crea que hoy sigue luchando contra el bloqueo, argumentando contra lo injusto, reconstruyendo los hogares derribados.

En cuanto al socialismo que siempre estuvo allí, en cuanto a la posibilidad de que los seres humanos sean libres y justos y felices, nadie la crea. El capitalismo es mejor porque nos permite alimentar la mezquindad y la autoestima al mismo tiempo. El hombre nuevo es una creación del capitalismo. Es aquel hombre profundamente injusto, intensamente explotado y sin embargo rebosante de autoestima. Éste es el horizonte que tenemos. Nadie crea nada más.”

Texto leído en una mesa redonda sobre Cuba organizada por Espacio Alternativo en Madrid el 31 de Octubre de 2008 con la participación de Carlos Fernánez Liria y José Manuel Martín Medem.

http://www.tiempodecuba.com/node/1899

noviembre 8, 2009

Cristianismo y Socialismo, juntos en el mismo barco

Copio y pego este texto del sacerdote, apartado de su predicación por Ratzinger en 1985, Leonardo Boff. Fidel Castro lo invitó a Cuba por 15 días para enseñarle la isla y conversar con él. Creo que este pequeño documento nos ayuda a entender algo mejor a la persona de Fidel y a la revolución cubana. Supongo que lo que contó Boff será verdad. No veo que pueda tener ningún motivo para mentirnos. Esto es parte de lo que escribió Leonardo Boff a su regreso a Brasil, donde vive:

“La persona de Fidel es más grande que la Isla. Su marxismo es ético más que político: ¿cómo hacer justicia a los pobres? Después, su buen conocimiento de la teología de la liberación. Había leído una montaña de libros, todos anotados con listas de términos y de dudas que aclaraba conmigo. Llegué a decirle: “si el Cardenal Ratzinger entendiese la mitad de lo que entiende usted sobre teología de la liberación, bien diferente sería mi destino personal y el futuro de esta teología”. Y en ese contexto confesó: “Cada vez me convenzo más de que ninguna revolución latinoamericana será verdadera, popular y triunfante si no incorpora el elemento religioso”.

cristodelahabana2Tal vez por causa de esta convicción prácticamente nos obligó, a fray Betto y a mí, a dar cursos sucesivos de religión y de cristianismo a todo el segundo escalón del Gobierno y, en algunos momentos, con todos los ministros presentes. Esos verdaderos cursos fueron decisivos para que el Gobierno llegase a un diálogo y a una cierta “reconciliación” con la
Iglesia Católica y demás religiones en Cuba.

Para terminar, una confesión suya: “Estuve interno en los jesuitas varios años; me dieron disciplina pero no me enseñaron a pensar. En la cárcel, leyendo a Marx, aprendí a pensar. Por causa de la presión estadounidense tuve que acercarme a la Unión Soviética, pero si hubiese tenido en aquel tiempo una teología de la liberación, seguramente la habría abrazado y aplicado en Cuba.” Y remató: “Si un día vuelvo a la fe de mi infancia, volveré de la mano de fray Betto y de fray Boff”.

“Llegamos a momentos de tanta sintonía que sólo nos faltaba rezar juntos el Padrenuestro. Yo había escrito 4 gruesos cuadernos sobre nuestros diálogos, pero en Río asaltaron mi carro y se llevaron todo. El libro imaginado jamás podrá ser escrito, pero guardo en mi memoria una experiencia inolvidable de un Jefe de Estado preocupado por la dignidad y el futuro de los pobres”.

El enlace original con el documento completo es este: Los 80 años de Fidel: Confesiones.

Sobre la compatibilidad, y casi complementariedad, de cristianismo y socialismo hemos escrito ya algún pequeño apunte en esta bitácora.

mayo 11, 2009

En defensa de Cuba, los cubanos y su revolución

cuba_aniMientras los medios de desinformación siguen intentando convencernos de la maldad intrínseca de Cuba y su revolución los datos y el día a día de su lucha nos demuestran la inmensa dignidad de este pueblo. EEUU y Europa se empeñan en dar lecciones de “Democracia”, cuando es imposible que no gobiernen, en eterna y planificada alternancia, los dos partidos políticos que la cleptocracia dirigente ha preparado para nosotros. Partido Demócrata-Partido Republicano, dos caras de un único mando financiero absolutista y piramidal que lleva gobernando Usamérica con mano de hierro desde no se sabe cuándo. PSOE-PP, dos caras de una misma filosofía servil con los jefes del IBEX-35 en su búrbuja económica-patriótica. ¿Somos libres los ciudadanos para tomar el poder dentro de este sistema de partido único encubierto?. ¿En qué somos nosotros, estadounidenses o europeos, mejores que los cubanos?.

El Índice de Desarrollo Humano (IDH), que valora la Sanidad, la Educación, la esperanza de vida y otras variables directamente implicadas en nuestra dignidad social nos dice que Cuba está en el puesto 48 del mundo, sobre un total de 179 países listados. Su Índice se sitúa en la séptima plaza del total del continente americano y el 4º entre los grandes países de Suramérica. Están por encima de prácticamente todos sus vecinos, superando a las hipercapitalistas Colombia y México, por poner sólo dos ejemplos y todo esto, a pesar del bloqueo económico, político y mediático al que se ven sometidos de forma infame desde hace décadas. ¿Dónde estaría Cuba hoy sin bloqueo?, ¿De qué le ha servido al ciudadano pobre de México o Colombia la histórica alianza de sus jefes con los jefes del imperio y los tratados de “libre comercio”?. Los datos completos pueden consultarse aquí:

http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_countries_by_Human_Development_Index

Quizás en un mundo justo global e igualitario, con un reparto equilibrado de la riqueza natural existente, de los bienes socio-culturales, de los derechos básicos esenciales y de las responsabilidades medio-ambientales, todos deberíamos vivir como los benditos cubanos. ¡Basta de mentiras sobre Cuba!. Dejemos a los pueblos transitar sus propios caminos sin lecciones dictadas desde sus púlpitos mediáticos por los príncipes de la bancarrota moral.

Etiquetas: , ,
A %d blogueros les gusta esto: