Posts tagged ‘Dákar-2011’

febrero 23, 2011

FSM Dakar-2011: Valoración final

Esther Vivas | Viento Sur

El Foro Social Mundial (FSM) concluyó su última edición en Dakar (Senegal). Unas 75 mil personas, una cifra muy importante, de organizaciones y movimientos sociales de todo el planeta se dieron cita, del 6 al 11 de febrero, en un proceso/evento que se afirma imprescindible en el marco de la actual crisis sistémica, como espacio de encuentro y de articulación de redes, pero que muestra también sus límites y debilidades.

La presente edición del FSM se llevó a cabo en un contexto innegable del carácter estructural y profundización de la crisis, después de que la última edición tuviese lugar en Belem (Brasil), en enero del 2009, meses después del estallido de la misma. La actual coyuntura pone encima de la mesa la urgencia de espacios que permitan la coordinación de luchas, avanzar en estrategias de acción a escala global y que visualicen que otro mundo es tan necesario como posible.

El Foro Social Mundial cumplió con el objetivo de mostrarse como un escaparate, una plaza, de las alternativas, un punto de encuentro de una gran diversidad política y temática de colectivos, mayoritariamente africanos y muchos europeos. La presencia de América Latina y de Asia, lógicamente, fue más débil. Y ofreció un espacio indispensable para la urgente organización de las resistencias colectivas que tuvo su máxima visualización en las casi cuarenta asambleas de convergencia de grupos, redes y colectivos que se llevaron a cabo y, sobre todo, en la multitudinaria Asamblea de Movimientos Sociales, con más de tres mil asistentes, y que se convirtió en una de las actividades centrales y más visibles del Foro.

Seguir Leyendo la valoración de Esther Vivas

Galería Antisistema: Valoración de la periodista Lola Huete Machado

febrero 13, 2011

Declaración final FSM Dakar-2011

FSM Dakar (Senegal) – 10 de febrero de 2011. Nosotras y nosotros, reunidos en la Asamblea de Movimientos Sociales, realizada en Dakar durante el Foro Social Mundial 2011, afirmamos el aporte fundamental de África y de sus pueblos en la construcción de la civilización humana. Juntos, los pueblos de todos los continentes, libramos luchas donde nos oponemos con gran energía a la dominación del capital, que se oculta detrás de la promesa de progreso económico del capitalismo y de la aparente estabilidad política. La descolonización de los pueblos oprimidos es un gran reto para los movimientos sociales del mundo entero.

No cabe el silencio ante el expolio de los derechos sociales

Afirmamos nuestro apoyo y solidaridad activa a los pueblos de Túnez y Egipto y del mundo árabe que se levantan hoy para reivindicar una real democracia y construir poder popular. Con sus luchas, muestran el camino a otro mundo, libre de la opresión y de la explotación.

Reafirmamos con fuerza nuestro apoyo a los pueblos de Costa de Marfil, de África y de todo el mundo en su lucha por una democracia soberana y participativa. Defendemos el derecho a la autodeterminación y el derecho colectivo de todos los pueblos del mundo.

En el proceso del FSM, la Asamblea de Movimientos Sociales es el espacio donde nos reunimos desde nuestra diversidad para juntos construir agendas y luchas comunes contra el capitalismo, el patriarcado, el racismo y todo tipo de discriminación.

En Dakar celebramos los 10 años del primer FSM, realizado en 2001 en Porto Alegre, Brasil. En este periodo hemos construido una historia y un trabajo común que permitió algunos avances, particularmente en América Latina donde logramos frenar alianzas neoliberales y concretar alternativas para un desarrollo socialmente justo y respetuoso de la Madre Tierra.

En estos 10 años vimos también la eclosión de una crisis sistémica, expresada en la crisis alimentaria, ambiental, financiera y económica, que resultó en el aumento de las migraciones y desplazamientos forzados, de la explotación, del endeudamiento, y de las desigualdades sociales.

Denunciamos el rol de los agentes del sistema (bancos, transnacionales, conglomerados mediáticos, instituciones internacionales etc.), que, en búsqueda del máximo lucro, mantienen con diversos rostros su política intervencionista a través de guerras, ocupaciones militares, supuestas misiones de ayuda humanitaria, creación de bases militares, saqueos de los recursos naturales, la explotación de los pueblos, y manipulación ideológica. Denunciamos también la cooptación que estos agentes ejercen a través de financiamentos de sectores sociales de su interés y sus prácticas asistencialistas que generan dependencia.

El capitalismo destruye la vida cotidiana de la gente. Pero a cada día nacen múltiples luchas por la justicia social, para eliminar los efectos que dejó el colonialismo y para que todos y todas tengamos una digna calidad de vida. Afirmamos que los pueblos no debemos seguir pagando por esta crisis sistémica y que no hay salida a la crisis dentro del sistema capitalista.

Reafirmando la necesidad de construir una estrategia común de lucha contra el capitalismo, nosotros, movimientos sociales:

Luchamos contra las trasnacionales porque sostienen el sistema capitalista, privatizan la vida, los servicios públicos, y los bienes comunes, como el agua, el aire, la tierra, las semillas, y los recursos minerales. Las transnacionales promueven las guerras a través de la contratación de empresas militares privadas y mercenarios, y de la producción de armamentos, reproducen prácticas extractivistas insostenibles para la vida, acaparan nuestras tierras y desarrollan alimentos transgénicos que nos quitan a los pueblos el derecho a la alimentación y eliminan la biodiversidad.

Exigimos la soberanía de los pueblos en la definición de nuestro modo de vida. Exigimos políticas que protejan las producciones locales que dignifiquen las prácticas en el campo y conserven los valores ancestrales de la vida. Denunciamos los tratados neoliberales de libre comercio y exigimos la libre circulación de seres humanos.

Seguimos movilizándonos por la cancelación incondicional de la deuda pública de todos los países del Sur. Denunciamos igualmente, en los países del Norte, la utilización de la deuda pública para imponer a los pueblos políticas injustas y antisociales.

Solo desde la igualdad y el respeto a la diversidad es posible avanzar

Movilicémonos masivamente durante las reuniones del G8 y G20 para decir no a las políticas que nos tratan como mercancías!

Luchamos por la justicia climática y la soberanía alimentaria. El calentamiento global es resultado del sistema capitalista de producción, distribución y consumo. Las transnacionales, las instituciones financieras internacionales y gobiernos a su servicio no quieren reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero. Denunciamos el “capitalismo verde” y rechazamos las falsas soluciones a la crisis climática como los agrocombustibles, los transgénicos y los mecanismos de mercado de carbono, como REDD, que ilusionan a poblaciones empobrecidas con el progreso, mientras privatizan y mercantilizan los bosques y territorios donde han vivido miles de años.

Defendemos la soberanía alimentaria y el acuerdo alcanzado en la Cumbre de los Pueblos Contra el Cambio Climático y por los Derechos de la Madre Tierra, realizada en Cochabamba, donde verdaderas alternativas a la crisis climática han sido construidas con movimientos y organizaciones sociales y populares de todo el mundo.

Movilicémonos todas y todos, especialmente el continente africano, durante la COP-17 en Durban, Sudáfrica, y la Río +20, en 2012, para reafirmar los derechos de los pueblos y de la Madre Tierra y frenar el ilegítimo acuerdo de Cancún.

Defendemos la agricultura campesina que es una solución real a la crisis alimentaria y climática y significa también acceso a la tierra para la gente que la vive y la trabaja. Por eso llamamos a una gran movilización para frenar el acaparamiento de tierras y apoyar las luchas campesinas locales.

Luchamos contra la violencia hacia la mujer que es ejercida con regularidad en los territorios ocupados militarmente, pero también contra la violencia que sufren las mujeres cuando son criminalizadas por participar activamente en las luchas sociales. Luchamos contra la violencia doméstica y sexual que es ejercida sobre ellas cuando son consideradas como objetos o mercancías, cuando la soberanía sobre sus cuerpos y su espiritualidad no es reconocida. Luchamos contra el tráfico de mujeres, niñas y niños.

Defendemos la diversidad sexual, el derecho a autodeterminación de género, y luchamos contra la homofobia y la violencia sexista.

Movilicémonos todos y todas, unidos, en todas las partes del mundo contra la violencia hacia la mujer.

Luchamos por la paz y contra la guerra, el colonialismo, las ocupaciones y la militarización de nuestros territorios. Las potencias imperialistas utilizan las bases militares para fomentar conflictos, controlar y saquear los recursos naturales, y promover iniciativas antidemocráticas como hicieron con el golpe de Estado en Honduras y con la ocupación militar en Haiti. Promueven guerras y conflictos como hacen en Afganistán, Iraq, la República Democrática del Congo y en varios otros paises.

Intensifiquemos la lucha contra la represión de los pueblos y la criminalización de la protesta y fortalezcamos herramientas de solidaridad entre los pueblos como el movimiento global de boicot, desinversiones y sanciones hacia Israel. Nuestra lucha se dirige también contra la OTAN y por la eliminación de todas las armas nucleares.

Cada una de estas luchas implica una batalla de ideas, en la que no podremos avanzar sin democratizar la comunicación. Afirmamos que es posible construir una integración de otro tipo, a partir del pueblo y para los pueblos y con la participación fundamental de los jóvenes, las mujeres, campesinos y pueblos originarios.

La asamblea de movimientos sociales convoca a fuerzas y actores populares de todos los países a desarrollar dos acciones de movilización, coordinadas a nivel mundial, para contribuir a la emancipación y autodeterminación de nuestros pueblos y para reforzar la lucha contra el capitalismo.

Inspirados en las luchas del pueblo de Túnez y Egipto, llamamos a que el 20 de marzo sea un día mundial de solidaridad con el levantamiento del pueblo árabe y africano que en sus conquistas contribuyen a las luchas de todos los pueblos: la resistencia del pueblo palestino y saharaoui, las movilizaciones europeas, asiáticas y africanas contra la deuda y el ajuste estructural y todos los procesos de cambio que se construyen en América Latina.

Convocamos igualmente a un día de acción global contra el capitalismo el 12 de octubre donde, de todas las maneras posibles, rechazaremos ese sistema que destruye todo a su paso.

Movimientos sociales de todo el mundo, avancemos hacia la unidad a nivel mundial para derrotar al sistema capitalista!!

Nosotras y nosotros venceremos!!!

febrero 12, 2011

FSM Dakar-2011: Opinan 3 activistas de a pie

José Antonio García (ATTAC País Valencia), Alfredo García (ACSUD-Plataforma 2015) y Carlos Martínez (ATTAC-España) son 3 activistas de “a pié” que han participado estos días en una nueva edición del Foro Social Mundial. Desde Dakar (Senegal), lugar de celebración del Foro en esta oportunidad, nos cuentan algunas de sus impresiones. También puedes leer las crónicas que el argentino Alberto Croce nos ha ido dejando en directo desde su blog. Enhorabuena a todos ellos por su trabajo. En los próximos días iremos aportando más opiniones de gente que estuvo allí.

Etiquetas: , , ,
febrero 8, 2011

FSM-2011: Levantarse y no callar

Sigue desarrollándose en Dakar este testimonio colectivo de dignidad que es el Foro Social Mundial. Importantes figuras como Evo Morales, Lula Da Silva, Federico Mayor Zaragoza o Samir Amin nos hablan desde Senegal. Ellos no necesitan sentirse amparados por el márketing millonario de la puesta en escena, utilizado habitualmente por los políticos asalariados de los banqueros en Europa o Norteamérica para proclamar sus consignas trufadas de odio e hipocresia. Las voces altermundistas emplean, por el contrario, palabras de insumisión y esperanza que se lanzan al viento en medio de carpas improvisadas sobre la tierra de África y que son recogidas por ciudadanos comunes en grabaciones domésticas. No hace falta más. Sus verdades no precisan maquillaje ni sofisticados oropeles.

Más información en el blog cartaolaranja

febrero 7, 2011

WSF 2011: Opening March, Sunday 6th February


Informaciones sobre la Marcha de apertura:

Coleccion fotos Inter Press Service (IPS)

Colección fotos de Altermundo (Galicia)

Colección de fotos de baji.online (US Social Forum)

Video de wsftv

Información del blog Comuniquer pour le développement

Información del blog del PT de Brasil

Blog diario desde Dakar de Alberto Croce (Fundación SES)

Morales pide en el Foro Social Mundial de Dakar el fin del capitalismo

febrero 6, 2011

Tres opciones para el futuro del altermundismo

FSM, propuestas rebeldes para un mundo que quiere Justicia, Pan y Libertad

Repitiendo lo que es ya una metodología habitual de los Foros, la Edición 2011 del Foro Social Mundial se inaugurará hoy con una manifestación ciudadana. En este caso, recorrerá las calles principales del centro de Dakar desde el Puerto y la mezquita central hacia los barrios populares del sur de la ciudad. Los recientes acontecimientos en Túnez y Egipto aportarán un nuevo e inesperado estímulo que estará presente en el espíritu agitador de este nuevo Foro. Países, aficanos también, que enseñan estos días al mundo como se pelea (aún a riesgo de la propia vida) por la soberanía y la autodeterminación de los pueblos.

Souleyname Bassoun, dirigente social senegalés, que coordina varios proyectos con doce organizaciones campesinas, urbanas y dedicadas a la economía social y solidaria en nueve localidades del país, considera que esta edición del FSM, “no sólo es histórica sino que tiene una potencialidad particular de reforzar los movimientos sociales, ONG y las redes de todo África”. Abriendo, además, nuevos vasos comunicantes con la “sociedad civil planetaria. Demostrando que no estamos solos, que somos muchos en todo el mundo los que apostamos a un cambio de paradigma, de perspectiva, de sistema”.

Por su parte Manoel Santos plantea que, en la coyuntura actual, se abren tres posibilidades de evolución para el movimiento altermundialista que, a buen seguro, se debatirán estos días en la capital senegalesa.

La primera, que fue lanzada por gente como Bernard Cassen, Cristophe Ventura o Ignacio Ramonet, es la del postaltermundialismo –algo así como la apuesta por revoluciones democráticas de izquierdas–, que postula que hay que trabajar, como en América latina, mano con mano con gobiernos progresistas que asuman las propuestas del FSM. Bolivia, Ecuador, Venezuela, o Paraguay y Brasil en menor medida, pueden ser ejemplos de esto. Sin embargo trasladar esta opción a una Europa sin izquierdas alternativas poderosas parece por el momento una quimera.

La segunda vía, defendida por activistas como Susan George, corresponde al famoso “Green New Deal”, o nuevo contrato verde en el que los gobiernos asumirían, además del control del mundo financiero y emprenderían la nacionalización de la banca, una reconversión hacia una nueva economía de bajo carbono, con eficiencia energética, energías renovables, trabajos “verdes”, etc. Se trata, al fin y a la postre, de un nuevo keynesianismo ecológico que sus defensores consideran posible y realista, por cuanto no confían en que se pueda dar una revolución que nos saque del capitalismo –o a lo mejor hablan sólo del neoliberalismo–, cuando menos a corto plazo. Queda por saber si con los niveles de degradación ambiental conseguidos en el planeta –y sus inercias aún no detectadas– hay tiempo para esto y, sobre todo, quien lideraría esta reconversión, pues difícilmente podremos mudar nuestro modelo de sociedad si mandan los mismos, pero con disfraces verdes, y la democracia no se radicaliza.

La tercera vía, defendida por los movimientos más antisistémicos, habla de romper explícitamente con el capitalismo, intensificando el rechazo social y desarrollando el camino hacia la autogestión de nuestras sociedades, la autoproducción, la economía solidaria, el ecologismo comprometido, la democracia radical, el decrecimiento económico planificado, etc. Un modelo que a fe que sería el más efectivo para salvar el binomio planeta-humanidad y alcanzar esa tan añorada justicia global, ese otro mundo posible.

Sea cómo fuere, cada sociedad debe escoger su camino, y Dakar será un buen lugar para fijar conceptos, programas, alternativas… y acciones concretas.

febrero 2, 2011

Foro Social Mundial Dakar-2011: Listado de participantes

Los diez años de experiencia del FSM configuran un espacio internacional dedicado al fortalecimiento de la capacidad ofensiva contra el capitalismo y sus instrumentos; a la profundización de luchas y resistencias contra el imperialismo y la opresión, así como a la proposición de alternativas democráticas y populares. Abajo podrás descargarte el listado con las casi 1200 entidades participantes u observadoras, procedentes de países de los cinco contienentes, que se darán cita en Senegal. El trabajo a lo largo de los innumerables talleres y espacios de debate se configura en torno a 12 ejes temáticos. El FSM se convertirá durante la próxima semana en un vibrante laboratorio de ideas en donde miles de activistas pondrán en marcha el genio humano colectivo orientado hacia la construcción de un futuro diferente, Justo, Libre e Igualitario.

Este es el programa previsto para los seis días del evento, sacado de la Web oficial Foro Social Mundial 2011-Dakar. Podrás consultar en varios idiomas, aunque la opción en Francés es la que contiene la mayor cantidad de información.

Día 1 (06/02/2011): Marcha de apertura
Día 2 (07/02/2011): Día de África y de la Diáspora
Día 3 (08/02/2011): Actividades auto-organizadas
Día 4 (09/02/2011): Actividades auto-organizadas
Día 5 (10/02/2011): Asambleas temáticas
Día 6 (11/02/2011):
Mañana – Asambleas Temáticas / Tarde: Asamblea de las Asambleas

Aquí tienes, en formato pdf, el impresionante listado con las 1200 entidades (pertenecientes a 123 países) registradas en el FSM-2011, ordenado alfabéticamente con sus direcciones webs y sus nacionalidades

OTRO MUNDO ES POSIBLE

 

enero 26, 2011

Opiniones sobre el Foro Social Mundial de Dakar-2011

FSM, un proceso en construcción permanente

Presentamos en esta entrada un primer bloque de opiniones preliminares sobre el próximo FSM de Dakar. El movimiento altermundialista cumple 10 años con pocos motivos para la celebración. Parece que se está cerrando un ciclo que a su vez abre la puerta a un nuevo proceso. El futuro del movimiento pasa por una mayor radicalización, audacia y convergencia a la hora de plantear estrategias de acción política que sigan golpeando la maltrecha legitimidad social del modelo capitalista.

  • Opinión de Carles Riera:

“Si bien las propuestas de altermundialismo han tenido una incidencia importante en América Latina, no ha sido de igual modo en otras parte del mundo, particularmente en  Europa y Estados Unidos, donde el foro sigue siendo una referencia para los movimientos sociales, sindicales y los partidos de izquierda, pero donde las políticas hegemónicas siguen siendo neoliberales. Por esta razón el proceso del Foro Social Mundial, en Dakar va a encontrar un fianal de ciclo. No quiero decir un final del proceso del Foro, sino que pese a su influencia y repercusión, la situación actual exige un nuevo impulso y reforzamiento del altermundialismo”. [Leer más de la opinión de Carles Riera]

  • Opinión de Eric Toussaint:

“Pienso que hay que reforzar el proceso del FSM ya que es casi el único marco planetario en el cual convergen los movimientos sociales, ONG, organizaciones políticas de izquierda y hasta Gobiernos progresistas. No hay otro lugar orgánico de convergencia. No podemos vaciar el FSM a pesar de las críticas que podamos tener hacia él. Tampoco sería correcto de pensar en crear algo alternativo. Porque sería impulsar una propuesta en competencia y muy limitada. Hoy el FSM es lo que hay. No implica que no existan elementos preocupantes en la evolución del FSM”. [Leer más de la opinión de Eric Toussaint]

  • Opinión de Olivier Bonfond:

“Nadie puede adivinar el futuro, así como tampoco nadie puede predecir el destino de la humanidad. Sin embargo, hay dos cosas de las que podemos estar seguros. Por un lado, la ampliación, la coherencia y el nivel de radicalización en la evolución del FSM determinarán en gran parte la función que éste habrá de desempeñar. Por otro lado, FSM o no, los movimientos sociales, los oprimidos, los explotados, los excluidos, seguirán luchando por sus derechos y su dignidad. Lo que verdaderamente importa es hacer que esas luchas triunfen. Y en el mejor de los casos el FSM podrá constituirse en una herramienta al servicio de las mismas.” [Leer más de la opinión de Olivier Bonfond]

  • Opinión de Francisco Morote:

“Ya se sabe que los Foros Sociales Mundiales son lugares de encuentro, para el debate democrático de las ideas, de los movimientos sociales del planeta que rechazaban y rechazan la globalización neoliberal y el neoliberalismo y, por tanto, no cabe esperar que el FSM se convierta en una especie de Internacional altermundista, pero lo que si se puede y se debe exigir es que, a la vista de la gravedad de los problemas económicos, sociales y medioambientales del mundo, el análisis de la situación dilucide, al menos, tres cosas: la raíz u origen de los problemas, el papel de los movimientos sociales altermundistas y el marco más apropiado para la solución de las múltiples crisis. Si del Foro Social Mundial de Dakar salieran consensuadas al menos estas ideas, sería un gran paso adelante en la lucha del movimiento altermundista por la construcción de otro mundo mejor posible” [Leer más de la opinión de Francisco Morote]

 

enero 20, 2011

La explotación del trabajador y el síndrome de Estocolmo

Rebelión contra la explotación, única solución

No es difícil observar, en la actual fase explosiva del capitalismo, como las clases adineradas se resisten salvajemente a ver decrecer sus márgenes de beneficio y no vacilan en su pretensión de profundizar la explotación progresiva de la fuerza de trabajo. Los capitales se mueven por todos los rincones del globo de manera fulminantemente depredadora, buscando siempre el mejor nicho posible para esquilmar al asalariado y a la naturaleza (sus únicas fuentes de ingreso), tan brutal e impúnemente como les sea posible. La existencia de regímenes dictatoriales, con suspensión del derecho de huelga, imposibilidad de afiliación a sindicatos independientes y libertad de acción represiva, conforman un panorama ideal para la valorización de sus capitales. Ejércitos de trabajadores de reserva, sistemáticamente pauperizados, proporcionan una ventaja estratégica para las clases explotadoras en esta guerra asimétrica del capital contra el trabajo. Algunos ciudadanos, rehenes del terrorismo financiero, terminan por desarrollar una suerte de Síndrome de Estocolmo que les crea un lazo de sumisión y dependencia afectiva respecto a sus captores. El sistema consigue humillarlos hasta el punto de que terminan por interiorizar una condición de derrotados que los alinea con sus agresores y los enfrenta con quienes los defienden, de la misma forma que les sucede a muchas víctimas de abuso o maltrato. La psicología experimental ha descrito las particularidades de este bucle de dependencia emocional entre dominador y dominado partiendo de modelos como el de la “indefensión aprendida” . El síndrome de Estocolmo de los asalariados explica, en una buena parte, como los partidos neoliberales, sicarios de los intereses de los grandes causantes de la crisis sistémica, arrojan aún buenas expectativas electorales en importantes países. La alienación  se ve perfectamente reforzada y complementada con execrables mecanismos de control cognitivo, (imprescindibles para la legitimación social de la desigualdad, la explotación y la acumulación de recursos necesarios para el bienestar de muchos en manos de pocos), como las loterías y  los juegos de azar. Todo vale con tal de nublar la comprensión de los hechos económicos y políticos que regulan nuestra vida , en la que tras cualquier forma de acumulación se esconde la perpetración de un robo legalizado.

Pero frente a este panorama sombrío no debemos olvidar que contínuamente aparecen grupos fuertemente combativos que no aceptan la lógica de la sumisión y que se rebelan contra los abusadores. Recientemente en Túnez hemos visto algún ejemplo que también es posible contemplar en otros muchos lugares y momentos de la historia. En cierta forma es nuestra decisión aceptar la lógica de la complicidad con los torturadores o revolvernos contra esas oligarquías tiránicas y fácilmente identificables que se nutren exclusivamente de la expropiación del trabajo y la riqueza de todos. A pesar de la resignación de un segmento de los explotados el grito de la Justicia está emergiendo  y resonará como un estruendo por los cinco continentes, con especial atención  a nuestra hermana África, durante el próximo Foro Social Mundial en Senegal.

enero 6, 2011

FSM-Dakar-2011: Comienza la cuenta atrás

OTRO MUNDO ES POSIBLE

Quedan 30 días para el inicio de un nuevo e ilusionante Foro Social Mundial. Diez años después del primero en Porto Alegre la lucha continúa. Por medio han pasado muchas cosas: Oscuras acciones terroristas encaminadas al control social de la ciudadanía global en Nueva York, Madrid, Londres y otras muchas localidades del mundo, con alargadas sombras de sospecha hacia los servicios secretos de los propios Estados y su red de agentes dobles; Nítidas acciones terroristas en Iraq, Afganistán, Pakistán, Palestina y otros países por parte de ejércitos coloniales invasores; terrorismo financiero por parte de los grandes capitales especulativos contra la ciudadanía mundial.

Después de Belem 2009, en Brasil, el FSM pasará a Senegal. Poniendo el acento en los relatos de las resistencias y las iniciativas de los pueblos africanos, el FSM de 2011 tratará de crear un vínculo útil entre las iniciativas locales y las estrategias comunes en África, en el Sur y en el resto del mundo. El retorno a África (después de Nairobi en 2007) es la expresión de la solidaridad activa del movimiento social internacional, un apoyo muy apreciado en la medida en que África corre el riesgo de cargar con el peso de la crisis actual del capitalismo, pese a estar ya debilitada por los programas de ajuste estructural de los años 80 y 90.

Al igual que en las ediciones anteriores, los principales temas de reflexión se han elaborado a partir de las solicitudes de los participantes. Entre ellos figuran las cuestiones de la crisis sistémica, de la regulación económica global, de las restricciones de las libertades, del aumento del autoritarismo y la xenofobia, del lugar que ocupan los países emergentes en el escenario mundial, de las perturbaciones climáticas o de las migraciones.

Las sinergias entre movimientos sociales por la Justica Global de los cinco continentes, organizaciones ecologistas, plataformas feministas, sindicatos, luchas indigenistas, religiosidades libertarias, pueblos sin estado, pacifistas, defensores de los derechos humanos, alternativas post-capitalistas de todo signo y en general cualquier ciudadano del mundo que sienta la necesidad de dejar atrás el sistema brutal de represión y explotación que nos oprime, se abren camino contra viento y marea. ¿Antisistema?. Pues sí, seamos realistas: lo más sensato y razonable es serlo. La semilla de una nueva conciencia está germinando en el interior del cerebro de cientos de millones de personas por todo el orbe planetario. Es la hora de librar, desde la rebeldía y la resistencia del pensamiento colectivo, una guerra contra el terrorismo global capitalista.

Aquí os dejo una pequeña selección de enlaces sobre este evento:

http://patasarribavlc.blogspot.com/2010/11/informe-del-seminario-de-movimientos.html

http://www.otromundoesposible.com/?p=5218

http://publicogt.com/index.php/2010/12/14/proxima-edicion-del-fsm-sera-en-dakar-africa-el-2011/

http://blog.caritas.org/2010/11/18/dakar-world-social-forum-2011/

http://fsm2011.org/

Todos juntos empujando, desde Dakar, desde donde estés, desde tu ilusión.                                       OTRO MUNDO ES POSIBLE
agosto 12, 2010

Foro Social Mundial Dákar-2011


Dakar abre consulta pública sobre los ejes temáticos de la edición 2011
El Consejo Internacional del Foro Social Mundial y del Foro Social Africano, y el Comité Organizador Senegalés lanzan consulta pública hasta el 10 de septiembre sobre los ejes temáticos de la próxima edición centralizada del FSM, que ocurrirá en Dakar (Senegal), entre el 6 y 11 de febrero de 2011. Esta propuesta metodológica se definió después del Foro en Mumbai (Maharashtra, India), hace cinco años, con el objetivo de estructurar el espacio físico del FSM, la distribución de las actividades auto-organizadas, y de contribuir a la facilitación de la comunicación entre las organizaciones, redes y movimientos, grupos y campañas participantes del proceso del Foro, garantizando una mejor convergencia y articulación entre ellos.

Este momento de escucha se hizo a partir de los tres ejes estratégicos estructurantes del evento del próximo año, a decir:

1) Fortalecer la capacidad ofensiva contra el capitalismo neoliberal y sus instrumentos;

2) Profundizar la lucha y resistencia contra el capitalismo, el imperialismo y la opresión;

3) Proposición de alternativas democráticas y populares.

El Foro Social de Dakar propone 11 ejes, teniendo en cuenta la coyuntura actual de la escena internacional, las luchas organizadas por los movimientos y el contexto de temas de África. Los organizadores sugieren:

1.Por una sociedad humana basada en los principios y valores comunes de dignidad, diversidad, justicia, igualdad entre todos los seres humanos, cualquiera que sea su género, cultura, edad, discapacidad, creencia religiosa, salud, y por la eliminación de toda forma de opresión y de discriminación basadas en el racismo, la xenofobia, los sistemas de castas, la orientación sexual y otros.

2.Por una justicia ambiental y un acceso universal y sostenible de la humanidad a los bienes comunes, por la preservación del planeta como fuente de vida, en particular de la tierra, las aguas, los bosques y selvas, las fuentes de energía renovable y de la biodiversidad, garantizando los derechos de los pueblos indígenas, originarios, tradicionales, autóctonos y nativos sobre sus territorios, los recursos, las lenguas, las culturas, las identidades y los saberes.

3.Por la aplicabilidad y la efectividad de los derechos humanos – económicos, sociales, culturales, ambientales, derechos civiles y políticos -, en particular el derecho a la tierra, a la soberanía alimentaria, a la alimentación, a la protección social, a la salud, a la educación, a la vivienda, al empleo, al trabajo decente, a la comunicación, a la expresión cultural y política.

4.Por la libertad de circulación y de establecimiento de todas y de todos, en especial de los inmigrantes, de los solicitantes de asilo, de las personas víctimas de tráfico humano, de los refugiados, de los pueblos indígenas, originarios, autóctonos, tradicionales y nativos, de las minorías, de los pueblos bajo ocupación, de los pueblos en situación de guerra y conflictos y por el respeto de sus derechos civiles, políticos, económicos, sociales, culturales y ambientales.

5.Por el derecho inalienable de los pueblos al patrimonio cultural de la humanidad, por la democratización de saberes, culturas, comunicación y tecnologías, valorizando los bienes comunes con el fin de visibilizar los saberes subyugados, y por el fin de los saberes hegemónicos y de la privatización de los saberes y tecnologías, y por un cambio fundamental del sistema de derechos de la propiedad intelectual.

6.Por un mundo libre de los valores y de las estructuras del capitalismo, de la opresión patriarcal, de toda forma de dominación de las potencias financieras, de transnacionales y de sistemas desiguales de comercio, de dominación colonial y de dominación por la deuda.

7.Por la construcción de una economía social, emancipadora, con modelos sostenibles de producción y de consumo, y un sistema de comercio justo, que coloque en el centro de las prioridades las necesidades fundamentales de los pueblos y el respeto de la naturaleza, garantizando una redistribución mundial con una fiscalía internacional y sin paraísos fiscales.

8.Por la construcción y la expansión de estructuras de instituciones democráticas, políticas y económicas locales, nacionales e internacionales, con la participación de los pueblos en las tomas de decisión y en el control de los asuntos públicos y de los recursos, respetando la diversidad y la dignidad de los pueblos.

9.Por la construcción de un orden mundial basado en la paz, la justicia y la seguridad humana, el derecho, la ética, la soberanía y la autodeterminación de los pueblos, condenando las sanciones económicas y por reglas internacionales sobre el comercio de armas.

10.Por la puesta en valor de las historias y las luchas del África y de su diáspora y su contribución a la humanidad, reconociendo la violencia del colonialismo.

11.Por une reflexión colectiva de nuestros movimientos, del proceso del Foro Social Mundial y de nuestras perspectivas para el futuro.

Foro Social Mundial

A %d blogueros les gusta esto: