Posts tagged ‘derechos_laborales’

diciembre 30, 2010

Neoliberalismo: El nuevo rostro del totalitarismo

Totalitarismo capitalista neoliberal contra Libertad y Democracia

«El nuevo fundamentalismo económico y político que ha provocado la crisis sistémica actual es el neoliberalismo. Las politicas neoliberales han provocado pobreza, ruinas, paro, y generan una democracia cada vez de peor calidad, cada vez más pobre, cada vez menos real, cada vez más vigilada por los poderosos.

Las politicas neoliberales llevan un profundo germen autoritario en su interior y son profundamente injustas. El neoliberalismo exige que las clases populares paguen de su bolsillo, y con la disminución de sus derechos sociales y laborales, la factura de la crisis de los y las capitalistas. Los pobres, los de abajo, las y los ciudadanos aunque estén paradas y parados, deben sacrificarse para subvencionar a los bancos y a los especuladores. Esa es la práctica política generalizada en toda la Unión Europea. También en el estado español.

En el reino de España han comenzado ya las campañas publicitarias de los medios de comunicación corporativos, empresariales y distorsionadores, para convencer al personal de que es bueno que le congelen la pensión y le aumenten la edad de jubilación; las compañías eléctricas pierden dinero y que tiene que pagar de su bolsillo a bancos y defraudadores de hacienda; además que un funcionario o una inmigrante no son trabajadores o trabajadoras, sino el enemigo a exterminar.

Es por eso que el antineoliberalismo debe ser el nuevo grito liberador que nos una frente a una salida de la crisis sistémica, más injusta todavía que como se vivía antes de producirse.

Las y los antineoliberales debemos unirnos y reaccionar, pero no en abstracto, sino organizados y estructurados en plataformas de resistencia y de alternativas.

Próximamente, durante el Foro Social Mundial de Dakar, trabajaremos por que esa alianza antineoliberal global cuaje, pero aquí y ahora es imperioso reaccionar.»

Fuente: Carlos Martínez  (ATTAC) -> «Ahora ser Antifascista es ser Antineoliberal»

diciembre 13, 2010

Los colmillos del capital buscan el cuello del trabajador inmigrante, ¿…y después?

La discriminación de un trabajador termina por afectar a todos. Su lucha es nuestra lucha

La nueva normativa que el capitalismo europeo prepara contra los trabajadores inmigrantes hace recordar los pasajes previos a los más oscuros episodios del pasado siglo XX. El Parlamento de la UE, comandado por grupos políticos sicarios de los grandes intereses patronales, trata de colocar un golpe directo sobre el hígado del Estado Social de Derecho. Los fantasmas de la globalización se quitan las caretas y desnudan su rostro tenebroso anunciando que la Europa del bienestar solo fue el breve periodo transitorio de una Historia que ahora es indispensable revertir según el desarrollo de la lógica del capital. El mantenimiento de la tasa de ganancia de banqueros y especuladores requiere necesariamente una drástica disminución en los derechos de los trabajadores, los pensionistas y la ciudadanía europea. Los aconteciminetos demuestran con una claridad meridiana que el neoliberalismo y el fasciocapitalismo son la continuidad de una misma pendiente. Parafraseando el famoso poema de Martin Niemöller cualquiera hoy puede comenzar a imaginar algo así:

Cuando el capital vino a expulsar a los inmigrantes

guardé silencio

porque yo nací en un país desarrollado.

Cuando encarcelaron a los huelguistas

guardé silencio

porque yo defiendo los derechos del usuario.

Cuando arremetieron contra los empleados públicos

no protesté

porque yo no era uno de esos privilegiados.

Cuando apalearon a los manifestantes

no dije nada

porque nunca me gustó la Política.

 

Cuando me quedé sin trabajo, sin dinero y sin ayudas

ya no hubo nadie que saliera en mi defensa

 

Nadie, excepto nosotros mismos, va a mover un dedo por las clases trabajadoras sin distinción de nacionalidades, oficios, etnias o religiones. Sólo de nosotros depende que este sombrío panorama no llegue a consumarse. Mienten de manera criminal los que dicen que los ataques contra la red europea de servicios públicos son inevitables. Mienten cobardemente porque saben que el camino necesario para empezar a construir un futuro mejor para todos es justo el opuesto al que nos quieren vender. Aún estamos a tiempo.

A %d blogueros les gusta esto: