Posts tagged ‘desmonetarizacion’

noviembre 22, 2010

Kill the banks – 7 Diciembre

El lobby capitalista neoliberal nos dice continuamente que las Huelgas Generales ya no sirven para nada, que las manifestaciones y las protestas callejeras son medidas antiguas, propias de luchas obreras trasnochadas. Pues bien. Por una vez hagámosles caso y probemos con nuevas formas de protesta, modernas, eficientes  y adaptadas a los tiempos, como a ellos les gusta. Demostremos quien debe mandar realmente en la política, en la sociedad, en la economía…

El día 7 de Diciembre, saquemos el dinero de los bancos.

La idea ya corre como un reguero de pólvora por miles de webs, redes sociales, blogs, videos-on line, foros y demás sistemas de comunicación directa. Es hora de empezar a caminar por el sendero de la transición como ya están haciendo otros en distintos lugares del mundo.

Entradas relacionadas.

Movimiento por la autolimitación del consumo y la insumisión bancaria.

noviembre 20, 2010

Cooperativa integral catalana: De la palabra a la acción

Con el sugerente título, “De la palabra a la acción”,  la CNT nos regaló hace unos días esta conferencia destinada a difundir de primera mano alternativas al sistema político decadente en el que nos encontramos.  Alguna de estas aplicaciones sociales ya están funcionando hoy impulsadas por una enorme carga de inteligencia, coherencia, dignidad, eficacia y trabajo colectivo.

El activista catalán Enric Durán, con su tono pausado y reflexivo, desgranó algunos de los principales ejes de ese precioso e ilusionante proyecto llamado Cooperativa Integral Catalana:

Uno de esos adelantados capaces de unir ya en la actualidad pensamiento y acción post-capitalista

– Creación de intercambios comerciales en monedas locales a través de las ecoxarxes. Se cambian euros por moneda social, en una proporción de 1 a 1, pero no se puede convertir moneda local a euros. Los miembros de la red se agrupan para realizar compras colectivas, potenciando la producción ecológica y el consumo de productos cooperativos que abarcan sectores estratégicos como alimentación, vivienda, salud, transporte y energía. Las monedas locales quedan interconectadas mediante un mecanismo internacional informatizado en red llamado Sistema de Intercambio Comunitario (CES).

–  El objetivo principal es construir un entramado de relaciones económicas, cooperativas y solidarias entre personas y empresas sociales, que salga de las reglas del mercado y que no pueda ser controlado ni por el Estado ni por los bancos. Se trata de llevar a la práctica muchas de las ideas y construcciones teóricas derivadas del movimiento por el decrecimiento y las ciudades en transición.

– Que sea un espacio para promocionar y hacer crecer productos ecológicos y locales, servicios realmente necesarios para nuestro día a día y nuevos proyectos de autoempleo vinculados a estas necesidades. Para ello se articulan espacios de encuentro entre productores y consumidores a través de centrales de compras autogestionadas y realmente comprometidas con la sostenibilidad ecohumana de nuestro hábitat. El trabajo cooperativo valorizado en moneda social sería la forma específica de impuesto en este modelo.

octubre 13, 2010

Desmonetarízate, trócame mucho

¡Hay vida más allá del dinero!. Aquí puedes olvidarte de él

La banca ética, el comercio justo, las cooperativas de consumo responsable, las ciudades en transición son algunos de los brotes verdes que crecen en medio del desierto del pensamiento único y la crisis sistémica. Son realidades que se abren camino y que van a ir sonando cada vez más en los próximos años. Las iniciativas tendentes a demostrar que es posible comenzar a vivir en la periferia del sistema monetario capitalista se hacen cada vez más visibles. Los intercambios mediante trueque o los bancos de tiempo son solo dos opciones entre las muchas vías para construir un nuevo concepto de moneda social, libre y popular. Mucha gente comienza a darse cuenta de que otra economía es posible y de que otro dinero (no sometido al control totalitario de bancos privados y siniestros mercados antidemocráticos) es indispensable. Hay muchos que sienten ya un deseo imperioso de romper las cadenas del pensamiento pequeño, de derribar los muros, de pisar los odios, de dejar volar nuestra imaginación, de tender las manos hacia el otro sin la tutela corruptora de la cleptocracia bancaria.

El próximo fin de semana en la Plaza de la Corredera (Córdoba) podrás encontrar asociaciones y personas individuales que no quieren esperar al futuro. En este espacio no se compra ni se vende: Se intercambia, se presta a fondo perdido, se trueca, se comparte, se regala… . El otro mundo posible ya está aquí llamando a nuestras puertas. Ven a verlo.

Marco organizativo de la III Feria del Trueque (Córdoba) – “Trócame mucho”

septiembre 27, 2010

29-S: Movimiento por la autolimitación del consumo

Están circulando por internet correos como éste en donde se llama a una Huelga de Consumo para el día 29-S. Está en la misma línea de lo que nostros defendíamos en esta entrada. Los bancos nos llevan como perros amaestrados gracias a la adicción al dinero que han conseguido generar en las masas ciudadanas. Nos han conseguido meter en la cabeza que el dinero nunca es suficiente sin explicarnos que en este sistema nuestros lujos se construyen sobre la miseria de otros. El 29-S puede ser un buen día para rebelarnos contra la lógica de este dinero controlado por entes totalitarios, contra la lógica de la acumulación y del consumo compulsivo. Es necesario comenzar a sentirnos auténticamente libres, a revolvernos contra la dictadura de los mercados especuladores, a hacerle un favor al planeta mediante el gesto simbólico de romper un billete de curso legal en la puerta de un gran banco. Es una apuesta de insumisión humanista que apunta al mismo corazón del sistema.

Foto original publicada en flickr por Koluso (Argentina). Nosotros, el banco y las correas de la adicción al dinero y al consumo alrededor de nuestros cuellos. Es hora de empezar a roer el cuero.

septiembre 16, 2010

Trabajador: ¿mejor quemado o ahogado?

El gran restaurante del capitalismo internacional se ve obligado a reducir la lista de productos que figuran en su carta debido a la escasa viabilidad y perspectivas de futuro del negocio. Dos menús, no más, es todo lo que les queda para ofrecer al estómago del sufrido ciudadano:

El Menú I es el más tradicional y económico. Incluye bajada de salarios, pérdida de derechos laborales, aumento de la edad de jubilación, reducción de las pensiones, aceptación de condiciones de trabajo cada vez mas degradantes, aumento de la jornada laboral, renuncia a la defensa jurídica frente a los abusos, disminución del tiempo de ocio, renuncia a compartir tu tiempo con tus hijos, pareja,, amigos, familia… . Entronca con la tradición europea feudal, las prácticas esclavistas y los castigos medievales relacionados con el fuego (“burning”).

El Menú II es más moderno y elaborado. Pasa obligatoriamente por el endeudamiento disparado de los particulares, las empresas y las propias arcas públicas de gobiernos arrodillados. Incluye “ingeniería financiera”, es decir sumisión total a la banca privada, a las transnacionales y a los inversionistas especuladores, así como la compra generosa de activos tóxicos a cargo del tesoro público. Actualmente este menú es más del gusto norteamericano y está emparentado con otras elaboraciones más sofisticadas, tales como el “waterboarding”.

Los menús sirven tanto para individuos como para esos grandes grupos llamados “estados” o “países”. En este último caso el menú I recibe el nombre de “restricción del gasto social” y el menú II “aumento del déficit”. Lo sentimos, pero la cocina y el cerebro de nuestros chefs ya no da más de si.

¿No les gustan los menús?. No se preocupen: Podrán mezclar platos de las 2 opciones. ¡La libre elección del cliente y la personalización de las ofertas son el rasgo distintivo de este restaurante!. Incluso si te empeñas podrás conseguir los dos menús por el precio de uno. Aún no satisfecho: Te garantizan también barra libre de agua, tierra y aire completamente envenenados sin límite de consumo. ¿No es maravilloso?

Todo queda reducido a dos opciones. No hay más: Pauperización o Endeudamiento. ¿Prefieres terminar quemado o ahogado?

Necesitas dinero: No problem!. Tómalo

¿Cuánto necesitas?

septiembre 15, 2010

Monedas locales: El futuro se parecerá a esto

Enric y la cooperativa integral catalana: Un hombre y un modelo de trabajo venidos del futuro

En más de una ocasión hemos expresado nuestra admiración sin reservas hacia la actitud vital, el plan de trabajo en red y la visión política del activista catalán Enric Durán. Sin ningún género de duda se trata de un adelantado, un hombre venido del futuro que está aquí para ayudarnos a ser más libres y a diseñar un porvenir sostenible para todos. En esta entrevista nos habla del modelo de cooperativa integral que ya comienza a ser una realidad en Catalunya. También hace una aportación de máximo interés sobre sus experiencias con monedas locales basadas en intercambios igualitarios.

“E.D.: Tener una moneda propia es imprescindible aunque no suficiente para construir una alternativa al capitalismo. Quizá en los movimientos sociales hemos tenido poco conocimiento de lo que puede significar esto y por eso a veces se crean dudas. Una moneda permite que el mercado lo dirija una asamblea, y no que el mercado domine nuestra vida. Un mercado puede ser algo muy distinto a lo que conocemos en el capitalismo. Una moneda creada de forma comunitaria, que no genera interés y permite pagar trabajo comunitario o intercambios, y que vaya ganando espacio al euro, es una herramienta clave de transición.

D.C.: ¿Qué la hace diferente a una moneda capitalista?

E.D.: Se trata de empezar con un saldo 0 y, a medida que vamos intercambiando, quien ofrece un servicio o un bien genera un saldo positivo y está creando moneda, y quien lo contrata genera un saldo negativo. Hemos acordado hasta que márgenes negativos aceptamos, el margen de confianza que nos damos, aunque este margen puede ir creciendo a medida que el usuario tiene más participación en el sistema. Se permite cambiar euros a moneda social en relación uno a uno, pero no al revés, de moneda social a euros. Así, facilitamos que quien quiera integrarse pueda utilizar de forma progresiva la moneda social y evitamos que pueda haber gente que convierta lo que gane en un valor especulativo, con euros. Trabajamos con un software creado en Ciudad del Cabo, pensado para intercambios entre redes distintas. Las seis monedas sociales catalanas permiten intercambiar entre redes con facilidad y transparencia. En el sistema informático se puede ver el saldo de cada persona y la moneda va vinculada a esa persona de modo que no se puede falsificar ni se pueden crear relaciones corruptas. Está pensado para que se pueda controlar eso. Aunque a veces se plantean dudas de cómo hacer frente a problemas de acumulación, aquí aplicamos, como en otros ámbitos, que no podemos solucionar problemas que aún no se han dado. Se trata de ir basando el proceso en la práctica y que la ésta nos guíe para no quedarnos sin actuar: la idea es pasar a la acción.”

Entrevista completa a Enric Durán – Diagonal Cantabria

septiembre 4, 2010

Movimiento por la Autolimitación del consumo y la Insumisión bancaria

Quema pública de dinero: Un desafio directo al sistema, un ejercicio de libertad y dignidad contra el terrorismo financiero

Siendo imprescindible la Huelga General no debemos olvidar que solo se trata de un pequeño eslabón en la cadena de lucha contra la oligarquía financiera que ejerce actualmente un control totalitario sobre esta “Democracia simulada” en la que vivimos. La Huelga General, por si sola, es completamente insuficiente para promover un impulso transformador en nuestra sociedad. La banca privada es el mal y el capitalismo es el problema. Una estrategia de confrontación adecuada contra el terrorismo financiero que nos atenaza pasa necesariamente por la autolimitación del consumo y la insumisión bancaria. Es indispensable poner a los seres humanos y a la naturaleza en el centro de la economía, expulsando al dinero de ese lugar central de privilegio que actualmente usurpa. Algunas posibles medidas a desplegar por grupos de trabajadores, estudiantes, jubilados y ciudadanos en general podrían ser:

1. Retirada de efectivo en cuentas bancarias de grandes entidades privadas, mediante actos visibles, ostentosos y colectivos.

2. Destrucción pública y colectiva de pequeñas cantidades de dinero de curso legal en la puerta de grandes entidades bancarias.

2. Campañas de promoción para que los trabajadores no contraigamos nuevas hipotecas, ni solicitemos créditos al consumo que no sean estríctamente necesarios.

3. Reivindicación de un parque público de viviendas de alquiler, no sometido al control de la banca privada, a precios asequibles.

4. Renuncia a consumir ese día productos que no sean de primera necesidad. 29-Septiembre: Día de la austeridad, la autolimitación del consumo y la insumisión bancaria.

5. Promover actividades de trueque, bancos de tiempo y todo tipo de iniciativas de intercambios humanos no monetarizados.

6. Campañas en favor de la nacionalización de la banca, comenzando por las Cajas de Ahorro para desarrollar un nuevo concepto de dinero democrático, no acumulable, controlado por el pueblo y al servicio de las personas.

Anímate a luchar contra los cárteles del dinero y sus sicarios. Es posible. Inventa, difunde, contribuye con tu creatividad y tu alegría insumisa.

MOACIB
(Movimiento por la autolimitación del consumo y la insumisión bancaria)

junio 4, 2010

Desmonetarizar la vida

La quema colectiva, pública y reiterada de pequeñas cantidades de dinero a la puerta de los grandes bancos: Un potente gesto de insumisión

Cada día se hace más evidente la necesidad de construir un futuro donde el dinero tenga un papel anecdótico. El dinero representa el poder del terrorismo financiero, de los mercados especulativos, de la banca criminal, los Bildelbergs y la cleptocracia. Ellos colonizan nuestras mentes a través de su producto estrella, que crean y distribuyen a su antojo, doblando el espinazo de la democracia política y ahogando la semilla de la rebeldía individual. Su poder vive en nosotros, inoculado en nuestro pensamiento.

Como nos mostró hace ya dos años el genial Enric Durán es posible desenmascarar al feudalismo financiero. Es posible revelarnos contra estos vampiros que son los banqueros y sus lacayos. Movimientos tales como los bancos de tiempo, la economía del don, el trueque, las ciudades en transición, la democracia inclusiva, el salario en especie, la recuperación de pueblos abandonados, la reutilización de productos en desuso, el reciclaje, las cooperativas de crédito, la banca ética, las cooperativas de consumo ecológico, los huertos comunales y un larguísimo etcétera de pequeñas y valiosas iniciativas comienzan a dibujar un futuro más justo, humano, solidario, decrecentista, ecológico y cuasi-desmonetarizado. Es posible. Es hora de empezar a romper esas cadenas fabricadas con monedas y billetes que atenazan nuestra voluntad y nuestra razón.

mayo 6, 2010

Un producto tóxico llamado dinero

Cada nuevo billete en circulación es un nuevo aguijón que se clava contra el planeta

El dinero es el producto estrella de los mercaderes del capital. Es el “producto perfecto”, el sueño de cualquier fabricante: Monopolio de creación, indispensabilidad de consumo y facilidad de distribución. Por ello la comercialización de dinero a través de bancos privados ha sido el más gigantesco y lucrativo negocio de los últimos siglos, capaz de acaparar fastuosos beneficios en contextos de fuerte crisis e incluso recesión, además de acumular un inmenso poder con suficiente potencia como para poner de rodillas a los gobiernos “democráticos”.

¿Cómo funciona el negocio?. Su comprensión está al alcance de pocos. La mayor parte del dinero se crea mediante una promesa de pago. Cuando vamos al banco a pedir una hipoteca prometemos devolver la cantidad de dinero creada por la entidad, más unos intereses. A cambio de nuestra promesa el banco, mediante un apunte electrónico, pone nuevo dinero en circulación. La palabra préstamo es engañosa en este contexto: Se presta lo que se tiene y el banco no tiene lo que dice prestar. La promesa de pago es suficiente para poner en circulación nuevos billetes que antes no existían. Aunque a mucha gente le parezca increíble el banco no tiene el dinero que “presta”, lo que sí tiene es el poder legal para crearlo. Sólo poseerá de manera efectiva dinero real cuando nosotros se lo paguemos en forma de jugosos intereses, cerrando el círculo magistral del montaje financiero. La venta de dinero, bajo estas reglas, ha constituido la actividad comercial más segura y rentable que nunca, nadie, jamás imaginó. Este negocio sería el sueño dorado de un estafador con la guinda perfecta de un completo respaldo legal. El blindaje normativo europeo contra la creación de una banca pública que pudiera ensombrecer este dominio totalitario debe entenderse como el golpe de gracia último, aunque no irreversible, a la posibilidad de una Democracia Real.

Pero este tipo de dinero, al que nos han acostumbrado, no es más que la plasmación tangible de una deuda. Cuanto más dinero, más deuda, cuanta más deuda más dinero en circulación. La crisis sistémica actual pone de manifiesto que la deuda engendra deuda. Para “salvar” a Grecia de su deuda se crea más deuda y para ello se emite más dinero que se pondrá en circulación para cancelar una pequeña parte de la deuda existente. El dinero-deuda se multiplica y crece exponencialmente como queda reflejado en esta entrada que escribimos hace aproximadamente un año y que sigue siendo válida. En este enlace de la reserva federal puede comprobarse el incremento cancerígeno de la masa monetaria, en dólares, que recorre las venas financieras del planeta. El aumento legal e incontrolable del dinero-deuda circulante es un rasgo fundamental del sistema bancario capitalista en su fase actual.

El dinero, aparentemente la solución, se convierte paradójicamente en el problema. El dinero virtual crea dependencia. Es un producto tóxico, altamente adictivo, cuya fabricación y distribución está controlada de manera legal y monopolística por una mafia internacional llamada “Banca” y “Mercados”. El proyecto capitalista consiste en el control absoluto sobre el ciclo vital del dinero. Aún hay masas de capital que escapan parcialmente a su dominio (Cajas, bancos bajo control público, reservas estatales para pensiones de jubilación). Uno de los objetivos que se esconde tras las políticas neoliberales es el control total de estos recursos, la privatización de las cajas, la privatización de las pensiones de jubilación. Es el sueño de los Rotschield: “dadme el control del dinero y ya no me importará quien haga las leyes”.

Pero el poder de esta mafia reside en la creencia de que el tipo de dinero que manejamos es el único posible y que además es indispensable, lo cual es falso ya que existen otras fórmulas para facilitar los intercambios humanos. Cuanta mayor dependencia mental genere el producto mayor será su éxito. La mejor manera de luchar contra esta plutocracia totalitaria es liberarnos política y socialmente de nuestra dependencia del dinero, de ese producto que ellos han creado y sobre el que tienen la patente de fabricación y distribución. En la medida en que las sociedades vayamos consiguiendo “desmonetarizar” nuestras vidas iremos desmontando el poder de esta élite cleptómana y genocida e iremos conquistando nuestra libertad. Esto requiere un profundo cambio mental, cultural, social y político. He ahí el titánico y apasionante reto con el que se enfrentan las generaciones presentes y futuras. El cambio va a ser obligatorio. La cuestión pendiente es saber si el agente que lo provoque será la ciudadanía mundial puesta en pié o el propio e inexorable derrumbe del sistema.

Banqueros … ¿queréis nuestro dinero? … ¡venid a cogedlo!

febrero 20, 2010

Desempoderar al dinero

Los ciudadanos contra los bancos, la lucha que viene

 

¿Tanto tienes, tanto vales?… No te lo creas, es mentira. Uno de los objetivos destacados que abrirá las puertas a la superación de nuestra crisis sistémica es el desarme progresivo de esa fuerza represiva al servicio de las élites llamada DINERO. Cualquier medida tendente hacia la desmonetarización progresiva de nuestras vidas favorecerá a las clases populares que disponen de recursos materiales exíguos, es decir a los pobres, que son el 80% de la población mundial. En este sentido destacamos algunos ejemplos:

– Recuperación de los servicios públicos: Educación, Sanidad y Vivienda. Hay que salir a la calle a gritar fuerte y claro que la Salud es un derecho, no un negocio, como hicieron ayer en Bogotá.

– Promoción de monedas locales, alternativas a las grandes divisas, como el SUCRE o las pequeñas monedas que están poniendo en marcha las transitiontowns en Irlanda, Escocia, Inglaterra y otras partes del mundo.

– Recuperación del derecho a la libre difusión y distribución del conocimiento. En este sentido se están ganando importantes batallas ideológicas contra los lobbys que pretenden encarcelar los contenidos culturales para su disfrute restringido. Cada día es más evidente que los ciudadanos toman libremente la información y el software, apropiándose de él sin tener que pedir permisos y rebelándose contra los mercaderes que pretenden prohibírselo. Cada vez hay más instituciones y administraciones públicas que han tomado partido por una política de código abierto y libre acceso al software, la información y la cultura.

Denuncia de los juegos de azar como estrategia ideológica al servicio del poder para encapsular al ciudadano dentro de un mundo de deseos y fantasias materiales que lo individualiza, lo despersonaliza y lo desconecta de su entorno social.

Denuncia contra los mercados financieros, las bolsas, la economía de casino y la ideología especulativa como grandes motores generadores de la crisis sistémica que agrede a la clase trabajadora mundial.

Hasta el inquisidor Ratzinger ha apostado por recuperar el “don de la gratuidad” en su última “Hoja parroquial”.

Poco a poco…¡saquemos el dinero de nuestras vidas!

A %d blogueros les gusta esto: