Posts tagged ‘economia_jonky’

julio 17, 2011

EEUU al borde de la bancarrota

Sólo más deuda te salva de la deuda, ¡Qué bien funciona la economía capitalista!

Confirmando una vez más la máxima de que “capitalismo es deuda” comprobamos estos días como  los EEUU están al borde de la suspensión de pagos, debido justamente a la deuda recursiva que no para de crecer en su seno, de forma incontrolable cual metástasis cancerígena, justo en el corazón geográfico del sistema. Los amos del dinero no paran de explicarnos que el gasto privado desvocado e irracional debe ser llamado “inversión” o “consumo” y que el gasto público simplemente se llama “deuda”. Los magos de las palabras nos explican que cuando los bancos se endeudan prestando un dinero que no tienen están haciendo una “inversión crediticia”, que cuando las grandes empresas privadas se embarcan en proyectos faraónicos despilfarradores de recursos e imposibles de rentabilizar a largo plazo, se hace una “política de expansión comercial”, nos explican que ellos no tiene deuda sino “pérdidas temporales” o “problemas de liquidez” y que cuando realmente se apoya la vida de la gente, suministrándoles redes básicas de salud o educación se está incurriendo en un “gasto insostenible”. Fruto de toda esta gigantesca y grotesca carcajada intelectual los países que mejor representan al sistema capitalista se van hundiendo en las arenas movedizas de la quiebra, sin otra solución que aumentar aún más su ya descomunal Deuda Global. Italia, EEUU, Irlanda, Reino Unido… es lo mismo en todas partes. La deuda privada se transfiere a las arcas públicas y ya todo es deuda, una gran marea de inmundo chapapote que se extiende de manera impresionante, circulando hasta los últimos rincones por las cañerías económicas de nuestro “mundo libre”. Las lumbreras del neoliberalismo y los grandes partidos políticos, cuya principal y diaria obsesión es conseguir que nos odiemos mucho unos a otros para así mientras poder seguir robando, solo atinan a gritar enfervorecidos ante el incendio que ellos mismos han provocado en su delirio capitalista pidiendo ¡más gasolina!, ¡más gasolina por piedad para calmar este fuego que nos abrasa!. ¿Alguién puede dudar ya que de que el capitalismo no es más que un Esquema Ponzi, implementado a escala global?

Tensión en EEUU por recortes sociales y riesgo de quiebra

marzo 6, 2011

La ficción del crecimiento como génesis del colapso

Mucho se ha escrito sobre la crisis financiera con ayuda de complicados tecnicismos bancarios. Tras la jerga habitual, plagada de términos en inglés, la gente apenas alcanza a entender la magnitud y gravedad del problema con el que nos enfrentamos. La alegre inconsciencia de muchas personas desinformadas les hace vociferar continuamente de manera pueril, siendo incapaces de establecer cadenas de causas y efectos que tengan más de dos eslabones interconectados.

La explicación más certera de la crisis vendría dada por el desacoplamiento entre la economía real y la economía virtual en las últimas décadas. Le emisión descontrolada de activos financieros no guarda una correlación con la cantidad disponible de bienes materiales en circulación, produciendo una profunda confusión entre lo real y lo imaginario en lo que muy bien podríamos denominar la “ensoñación del crecimiento perpetuo”. (*)

El desacoplamiento entre activos financieros y bienes naturales, génesis del colapso

La desmesurada pendiente de la línea roja cabalga sobre la expectativa de crecimiento de la línea azul, pero la materialización de los activos financieros en productos reales requiere un lapso de tiempo futuro cada vez mayor. De esta forma vemos como los bancos, por poner un simple ejemplo, necesitan alargar los plazos hipotecarios para que la gente pueda mantener la aspiración de finalizar los pagos. Y es que nuestra capacidad de trabajo y la capacidad del planeta para producir bienes materiales asciende a una velocidad mucho menor que la creación de activos financieros. La ficción de que los inmensos capitales, bonos y valores que se crean de la nada podrán ser reembolsados con intereses en el futuro no puede seguir manteniéndose por más tiempo. Esta certeza se hace especialmente dramática ante el agotamiento de los recursos naturales, el peak-oil y la crisis medioambiental. La línea azul se irá acercando a la pendiente cero para posteriormente comenzar a caer y la línea roja se quedará “colgando de la brocha”. El colapso está asegurado porque la expectativa de un crecimiento firme y robusto de la línea azul es la “clave de bóveda” sobre la que descansa todo el sistema de pensamiento capitalista. La simple percepción de que este crecimiento no será físicamente posible provocará en pocos años la implosión del sistema. Ante este panorama las medidas de choque pasan por edificar las bases para una economía estacionaria:

1. Los nuevos bancos tendrán que organizarse para prestar sin interés. Las entidades financieras tendrán que pasar a proporcionar  un servicio social sin ánimo de lucro, bajo control público. El dinero, por tanto, no podrá ser emitido como deuda sino exclusivamente como medio de pago, es decir, como moneda social.

2. Habrá que volver a correlacionar la economía real y la economía virtual, de manera que esta última solo sea un fiel reflejo de la primera y esté siempre subordinada a ella. Ello exigirá la destrucción del 90% de los activos financieros disponibles en la actualidad.

3. Las bolsas de valores, junto con los juegos de azar, han desempeñado un papel fundamental como iconos máximos de la ensoñación del crecimiento perpetuo (*) y del lujo ilimitado que tan dañinos están resultando para nuestro presente y nuestro futuro colectivos. En consecuencia deberán cerrar porque sólo sirven para catapultar aún más el crecimiento acelerado de la línea roja y, con ello, para acelerar las crisis energéticas y medioambiental. A estas alturas está claro que han sido el paradigma de la concentración de enormes cantidades de recursos en manos de muy pocos, derrochados en beneficio de esos pocos, y no han dotado a la mayoría de la humanidad de ventaja alguna.

4. La acumulación de dinero, valores, productos financieros e incluso propiedades físicas tiene que estar limitada por individuo y unidad empresarial. Para mantener una economía sostenible el correcto reparto y distribución de los bienes existentes cobra una importancia vital.

5. La producción de bienes deberá acoplarse a la disponibilidad menguante de la energía que los puede poner a disposición de la sociedad. Se acabará el derroche, pues no va a haber cada vez más energía, sino menos. Las distancias que podrán recorrer las mercancías y las personas serán mucho menores y los desplazamientos físicos se realizarán a velocidades muy inferiores a las actuales.

Para una exposición más ampliada de la cuestión puede consultar se el texto de Pedro Prieto y Manuel Talens:

http://www.decrecimiento.info/2011/03/colapso-energetico-y-financiero.html
________________________
(*) La “ensoñación del crecimiento perpetuo” o “Pensamiento lechera” del tipo “Haz crecer tu dinero” , es la piedra angular sobre la que descansa toda la ideología capitalista. Esta forma de razonamiento, propio de un funcionamiento cognitivo fabulatorio e infantilizado, ha calado en importantes masas de la población y es asumido de manera acrítica por nuestros dirigentes políticos neoliberales. La confusión entre lo real y lo imaginario en la proyección a largo plazo de nuestra riqueza material, tan intrínseca a los juegos de azar y los mercados financieros, está en la misma esencia del engranaje intelectual capitalista. El crecimiento de los activos monetarios (dinero, acciones, bonos, letras, pagarés, obligaciones, promesas de pago…) es crecimiento virtual, en contraposición con el crecimiento real siempre limitado, modesto y asociado con las biocapacidades humanas y medioambientales.

enero 24, 2011

Banqueros y asalariados

La explotación del trabajador, el gran negocio de esta democracia simulada

Aunque el tema ya saltó en el verano se habla insistentemente en estos días de la privatización de las Cajas de Ahorro. El márketing mediático ha preferido hoy utilizar el término “nacionalización” para despistar a los votantes de Izquierda.  Los cocineros de las noticias pontifican ante la opinión pública que el problema financiero son las Cajas pero la realidad muestra que es todo el sistema bancario el que presenta enormes grietas. Si vamos a los datos podremos comprobar que los bancos se enfrentan a mayores deudas que las Cajas ya que a lo largo del 2011 tendrán que devolver un total de 51.353 millones de euros, frente a los 46.153 millones de las Cajas. El Santander encabeza el ranking de obligaciones de pago en 2011, con 27.480 millones, seguido por BBVA (18.297 millones), Caja Madrid (10.580 millones), La Caixa (8.500 millones), B. Popular (4.480 millones) y Banesto (3.850 millones). [Fuente: Vencimientos de deuda para Bancos y Cajas en 2011]

Y no sólo los bancos españoles sino, en general todos los europeos, británicos, norteamericanos… En Irlanda o EEUU no había Cajas y el sistema bancario estaba igualmente quebrado. Todos necesitan desesperadamente captar fondos para afrontar los compromisos de sus propios vencimientos. En España la solución fácil para seguir esta huida hacia delante es sacrificar las Cajas con idea de inyectar algo de oxígeno a los bancos. Sin embargo las Cajas también tienen deudas por lo cual será necesario un nuevo atraco al contribuyente con objeto de que esta economía Ponzi continúe funcionando por unos años más. La falsa nacionalización sólo es una nueva socialización de pérdidas que permitirá a los bancos captar capital y eliminar competencia. Cuando las Cajas estén saneadas con dinero público (5 años de plazo) serán regaladas a los grandes bancos para que estos puedan seguir vampirizando el beneficio generado por los trabajadores. La deuda privada (que es el auténtico cáncer que devora a la democracia) se transforma en deuda pública vía Real Decreto sin ningún tipo de consulta popular. Como dice el refrán, “aceituna dentro, hueso fuera”. El hueso es la deuda que siempre se endosa en las espaldas de las arcas públicas, es decir de la fuerza laboral ciudadana. La cleptocracia pretende que la estafa prosiga y en este plan es indispensable la colaboración de sicarios políticos pertenecientes a los 2 partidos mayoritarios de cualquier régimen neoliberal (demócratas y republicanos, conservadores y laboristas, populares y socialdemócratas…). Políticos de ayer, como el carnicero de la FAES, que son generosamente recompensados por los servicios prestados a estos mismos bancos o grandes empresas transnacionales mediante suculentos retiros dorados como asesores en sus consejos de administración. Políticos de hoy, como Rajoy, Zapatero, Montoro o Rubalcaba que serán igualmente premiados el día de mañana por consumar la traición al pueblo vía privatizaciones. Por supuesto los gestores y directivos de todas esas grandes entidades privadas con números rojos pero “demasiado importantes para caer” también amasarán enormes fortunas en sus cuentas personales que podrán guardar libres de impuestos en idílicos paraísos.

De manera resumida el circuito es el siguiente: Los bancos y las grandes empresas se endeudan hasta límites insostenibles, mientras los patrimonios personales de sus directivos crecen a ritmo exponencial. Cuando la deuda privada de estas grandes corporaciones (siempre a nombre de personas jurídicas y nunca de personas físicas) comienza a ser paralizante se transfiere al sector público, con la colaboración indispensable de políticos y medios de comunicación a su servicio. Finalmente los líderes gobernantes (que unos pocos años más tarde serán generosamente recompensados) recortan derechos sociales, laborales y prestaciones públicas vía Real Decreto para que los ciudadanos y sus hijos (estos sí, personas físicas, de carne y hueso) liquiden la pelota de la deuda contraída por otros con su propio trabajo, su sudor y su sufrimiento. [Ver “Curso práctico de deuda y capitalismo financiero”]

El único problema es que el sistema es insostenible porque el crecimiento acelerado de la deuda global supera la capacidad metabólica del trabajo asalariado en esta “economía jonky”.  Lo mismo puede afirmarse del nivel actual de explotación de recursos naturales respecto a las posibilidades auto-regenerativas de los frágiles mecanismos de productividad bioambiental. La implosión de todo este gran timo piramidal puede estar más cerca de lo que la mayoría sospecha y nuestra tarea ahora es desarrollar las herramientas adecuadas para encarar la transición de la manera más inteligente y cooperativa posible.

Mientras llega el momento nada mejor que la organización de los movimientos sociales, la autogestión colectiva o la denuncia desenfadada a golpe de cultura popular contra los malditos bastardos de la Banca y sus escuadrones de la muerte. Esto es lo que hicieron un grupo de mujeres y hombres de la calle en una sede del Santander, en la sevillana Avenida de la Constitución:

octubre 10, 2010

La maldición de la divisa fuerte

¡No por favor, No quiero subir, no quiero crecer, no quiero hacerme mayor; es el síndorme de Peter Pan dinerario

Los grandes cerebros de la globalización capitalista se están mostrando muy preocupados por la “guerra de las divisas”. La cuestión básicamente consiste en que todas las grandes potencias quieren tener una divisa débil que haga atractivas sus exportaciones, es decir, la venta de sus productos en el exterior. Es como si las monedas no quisieran crecer, en una suerte de “síndrome de Peter Pan dinerario”. Los americanos le lanzan la “patata caliente” a Europa consiguiendo devaluar su dólar mientras el Euro sube. Los europeos se quejan y acusan a China de tener su moneda demasiado fuerte. Los chinos se hacen los locos y dicen que EEUU suba su dólar. China, Europa y los Usamericanos juegan, como los niños, con el “globo que se infla sin cesar” y hay que soltar antes de que explote en tus manos.

Si conseguimos mirar un poco más allá podremos comprobar claramente como lo que subyace aquí es una enorme crisis de sobreproducción, combinada con una catastrófica ineficiencia en la distribución de los bienes de consumo. Las crecientes capacidades industriales y tecnológicas consiguen producir más de todo y a mayor velocidad. Se hace indispensable vender toda esa mercancía excedentaria en el exterior y para ello es de vital importancia una moneda baja. Ya se les acabó el recurso de abaratar el dinero para que la gente y las empresas puedan seguir comprando mediante deuda porque todos los países tienen los tipos de interés cercanos al cero. Pero ni aún así la gente corriente tiene para comprar. A los economistas les martillea constantemente el cerebro una pregunta incómoda ¿como diablos hacemos para vender todos estos gigantescos depósitos de mercancías excedentarias y a quién se los colocamos?.

La teoría clásica da una respuesta clásica que dice que la mano invisible lo arreglará todo. La famosa ley de la oferta y la demanda nos “bendecirá” en el futuro con su paz. Pero aquí falta una pequeña pieza: En este sistema la demanda por si sola no sirve de nada, hace falta demanda solvente. Al 70% de los habitantes del Planeta les falta casi de todo, decenas de miles mueren de hambre a diario, mientras inmensos depósitos de mercancías excedentarias y capacidades productivas descomunales esperan, esperan, esperan… . Su demanda es un grito desesperadamente real pero no es solvente y por tanto según las reglas establecidas no existe. Sobran mercancías, sobran “papelitos pintados” (también llamados dinero) que cada vez valen menos, pero falta eficiencia y falta JUSTICIA. La Justicia no es concepto que figure en el diccionario del sistema, eso ya lo sabíamos, pero parece que el de eficiencia tampoco y quizás eso ya sorprenda más. Simplemente es la lógica irracional del terrorismo capitalista que condena a la muerte o a la miseria a una gran parte de la humanidad, con total indiferencia. La mayoría de la población mundial no tiene casi nada para comer o abrigarse mientras las mercancías más variadas se pudren en los almacenes del poder, a la espera de compradores solventes en vías de extinción. La mano invisible está tan perdida como Bin Laden. ¿Será que tanto la una como el otro son solo ensoñaciones de estos “grandes cerebros” del pensamiento único imperial?.

octubre 4, 2010

La mágica transformación de la deuda privada en deuda pública

Entradas relacionadas:

¿De dónde procede el agujero de la deuda?

Curso práctico para entender la deuda: “Heidi y el capitalismo financiero”

Economía Jonky

junio 10, 2010

Economía jonky

¿Cuál es el límite de resistencia del sistema ante la deuda?

Nuestra economía necesita sus periódicos y cada vez más frecuentes chutes de deuda. El decorado bursátil está hoy que se sale, se le ha suministrado una nueva dosis de “polvo blanco” en sus venas financieras. Estas inyecciones provocan su euforia, de la misma forma que el paciente psicótico drogodependiente tiene un fuerte subidón en la fase maníaca de su trastorno bipolar. Quizás mañana o dentro de una semana pasará a sumirse en la más absoluta de las miserias cuando los efectos del jaco hayan desparecido por completo. El bulímico come para calmar su ansiedad, pero después no puede evitar sentirse abatido ante su imparable y patológica obesidad. Las inyecciones de liquidez generan deuda y pasivo en las cuentas de las entidades financieras y, posteriormente, en las de las administraciones públicas. Lo malo de las juergas es que pronto se acaban, queda después la tristeza amarga de la resaca, los vómitos y los vasos rotos. El enfermo sólo escapará de su miseria mediante un nuevo vuelo virtual a través de la ensoñación del crecimiento perpetuo, ese infantil e imposible pacto con el diablo que le mantendría eternamente joven.

El desdoblamiento esquizoide del capitalismo fabuló, hace ya muchos años, la “personalidad jurídica” en contraste con la “personalidad física”. Fue un gran invento para cargar los déficits en balances contables que nunca serán imputados al patrimonio del propietario. La doctrina que socializa las pérdidas y privatiza las ganancias necesitaba su coartada legal que sirviera de blindaje para su estafa permanente a la sociedad. La personalidad física se reservó los placeres obscenos de las más jugosas ganancias a costa de los trabajadores y de sus medios de subsistencia. Para terminar de redondear el crimen el capitalismo creó los paraísos fiscales, donde los psicópatas de cuello blanco esconden el fruto de su expolio.

Pero la economía jonky y sus príncipes están condenados a correr agónicamente para escapar del espectro que amenaza con presentarse al amanecer con intención de cobrar su inmenso tributo. El jonky  cava su fosa autodestructiva. Su escape desesparado sólo le sumerge cada vez más en el tunel de su propio e imparable declive.

abril 14, 2009

Cómo aumentar el sacrosanto P.I.B.

Los sabios economistas nos dicen cada día que las soluciones a nuestros problemas pasan por consumir más. Más consumo, más P.I.B (Producto Interior Bruto), más PIB más riqueza. Como soy responsable y quiero contribuir a la superación de la crisis realizaré algunas aportaciones enfocadas a restablecer el clima necesario para la reactivación de los mercados y el crecimiento del PIB.

Lo primero que debemos hacer es confiar la crianza de nuestros hij@s a otras personas, cuanto más tiempo mejor. Si pasamos demasiadas horas con ellos no podremos trabajar, tampoco generaremos empleo en las guarderías y por tanto no contribuiremos a la creación de riqueza. En segundo lugar hay que contaminar mucho. Esto provoca gran número de enfermedades alérgicas, respiratorias y con algo de suerte algunos nuevos cánceres y epidemias. El sector farmacéutico es importantísimo para la creación de riqueza y hay que ayudarles. Otra buena idea es meterle mucho miedo a la gente acerca de los peligros de los terroristas, los atracadores, los pederastas y todo tipo de tarados que saturan nuestras calles. Además tenemos que protegernos contra los vecinos extranjeros que cualquier día de estos intentarán invadirnos. Las empresas que venden sistemas de seguridad y armamento encontrarán así un clima favorable para la creación de riqueza. Por último no viene mal contraer varios tipos de adicciones: tabaco, alcohol, loterías y apuestas puede ser un buen cóctel para empezar. Con todas estas actividades habremos contribuido decisiva y patrióticamente al crecimiento del PIB. La crisis sólo será un vago recuerdo como el que queda tras alguna pequeña y fugaz pesadilla.

(P.D. Como sé que a veces la ironía no se capta bien en foros, blogs y textos escritos quiero dejar constancia de que esta entrada ha sido redactada utilizando TONO IRÓNICO, es decir afirmando de manera sarcástica justo lo contrario de lo que se pretende defender)

A %d blogueros les gusta esto: