Posts tagged ‘elecciones’

octubre 16, 2014

“Frente de Izquierdas”: Una marca política ineficiente

En el pasado mes de Mayo del presente año se celebraron elecciones al Parlamento Europeo, con unos resultados que merecen un análisis sosegado. Tanto en España (Izquierda Plural -10%), como en Alemania (Die Linke – 7%), Francia (Front de Gauche – 6%), como  en Portugal (Bloco de Esquerda – 4%), las coaliciones que decidieron utilizar la etiqueta “LaIzquierda” en su identificación electoral obtuvieron unos resultados bastante limitados. En otros países como Italia, Bélgica, Holanda, Reino Unido y países del Este también pudo observarse como las formaciones autodenominadas “De izquierda” o bien repitieron los resultados conseguidos 5 años antes (cuando aún estábamos en el inicio de la crisis) o bien perdieron votos y escaños. (Elordi, C. Cuadernos de eldiario.es #06 – pg.80). Solo la Grecia de Syriza (26%) supuso una excepción a esta regla general.

Por otro lado salta a la vista el hecho de que fueron los movimientos con fuertes tintes identitarios y localistas los que más subieron en estos comicios. Buenos ejemplos podrían ser los de Francia (Front National – 25%), Reino Unido (UKIP – 26% ), Irlanda (Sinn Fein – 17%), Euskadi (Bildu – 23%), Bélgica (Vlaamse), Escocia (SNP), , …

Los hechos demuestran una vez más de forma clara que en contextos de fuerte crisis capitalista las organizaciones expresamente  autodefinidas como “de izquierdas” no son capaces de rentabilizar electoralmente el desencanto social mientras que otros grupos políticos que se agarran a la especificidad lingüística-cultural, al euroescepticismo económico y a la defensa de su propia soberanía política anclada en lo local (dejando en segundo plano su hipotética adscripción izquierdista o derechista), multiplican sus apoyos. Para entender este fenómeno resulta muy conveniente acudir a autores contrastados como Karl Polanyi que ya en 1948 (“La Gran Transformación”) nos explicaba como el grado de violencia estructural necesario para imponer un mercado internacional desregulado genera inevitablemente una reacción defensiva de igual o parecida fuerza por parte de los pueblos que se niegan a aceptar su sumisión a poderes despóticos externa y minoritariamente controlados. La historia demuestra que esta resistencia siempre tiende a hacerse más fuerte y operativa a través del énfasis en lo local e identitario, muy por delante de enfoques con débil aceptación popular que postulan el internacionalismo obrero como estrategia de defensa ante la agresión. Analizar este fenómeno en términos de “izquierdas buenas y perdedoras” frente a  “derechas malas y ganadoras” no deja de ser, cuanto menos, un planteamiento simplista, melancólico e ineficiente desde el punto de vista de la búsqueda de la necesaria superación del sistema imperante. Este esquema de análisis, además, no permite explicar la realidad ya que algunas de las opciones nacionalistas a las que antes hemos hecho alusión son progresistas en sus planteamientos sociales (Bildu, Sinn Féin), mientras otras son conservadoras (FN, UKIP). Si bien es cierto que el fantasma amenazador de la xenofobia (provocado por la fuerte carga de miedo difuso hacia el diferente que nos inocula el sistema) siempre acecha, hay un punto de conexión entre todas esas marcas electorales en la defensa de lo autóctono, la soberanía identitaria y la lucha tenaz contra un capitalismo globalizado y unos mercados inequívocamente depredadores. Insistir en esa estrategia de comunicación política que levanta la bandera del abstracto “Frente de Izquierdas” a pesar de que los resultados históricos cuestionan su validez de forma tozuda, equivale a pretender que la realidad sociológica se acomode a nuestros esquemas en lugar de construir una estrategia política que parta del conocimiento profundo de dicha realidad como punto de arranque para intentar transformarla. Los electores tomarán partido por aquellos grupos que logren ser percibidos como sólidos garantes de sus derechos culturales, sociales y laborales. Su autodefinición explícita como izquierdistas o derechistas no supone ningún valor añadido para esas organizaciones, sino más bien al contrario, una fuente de sospecha y escepticismo para el potencial elector.

Nuestras conclusiones personales, a raíz de la reflexión acerca de los resultados de las últimas elecciones europeas son:

– Por regla general las candidaturas electorales que opten por autoetiquetarse expresamente como “Frente de Izquierda” o “Bloque de Izquierda” tendrán un techo electoral muy limitado, a no ser que se asocien expresamente con una opción soberanista, como es el caso de ERC en Catalunya.

– Los movimientos políticos más prometedores estarán asociados a opciones que se decantan por la horizontalidad, la regeneración ética de la sociedad, el uso decidido de las nuevas tecnologías para la profundización democrática, la transversalidad, la búsqueda valiente del bien común frente a los oligopolios empresariales, la participación directa de la ciudadanía como fuente de poder y la lucha decidida contra la corrupción. (M5S en Italia, Podemos en España…).

– El internacionalismo, siendo completamente necesario como vía definitiva para la superación del funesto capitalismo que nos asola, debe ser introducido mediante nuevas herramientas y estrategias de comunicación política, mucho mejor coordinadas entre los movimientos sociales de diferentes países.

– Los movimientos ecologistas críticos con el sistema (Partidos “Verde” alternativos) de carácter transversal, bien asentados en todos los países de la Europa del norte, también suponen una importante fuente de legitimidad política que debe ser potenciada en la construcción de nuevas marcas electorales con vocación transformadora.

– Los planteamientos del libertarismo social y autogestionario podrían constituir una buena fuente de fundamenación política para la construcción de alternativas presentadas bajo la forma de una nueva centralidad humanista y post-capitalista.

– Frente a una política tradicional que ha huído del establecimiento de límites y controles (en la economía financiera, en la producción material, en la acumulación de riqueza, cargos o poder institucional, en la generación de impactos sobre los ecosistemas…) comenzarán a gozar de mucho mayor prestigio las marcas electorales que planteen abiertamente la necesidad de la limitación y el control en todos los aspectos anteriores, así como en el reparto efectivo del poder realmente existente.

– Las opciones políticas exitosas parten del apego al terreno, se anclan en lo local, para (a partir de ahí) elevarse progresivamente hacia lo global. Etiquetar esto como izquierda o derecha resulta, cuanto menos, ineficiente como estrategia de comunicación orientada al crecimiento significativo en el número de apoyos y en el respaldo popular que pudiera llegar a alcanzar una determinada marca electoral. La variable fundamental para predecir su éxito en las urnas vendrá determinada por la credibilidad del proyecto y sus candidat@s, por la capacidad de empatizar con la gente corriente y, sobre todo, por la carga de ilusión por el cambio que puedan llegar a generar las propuestas de acción que se lanzan a la ciudadanía. Dejar que cada cual decida que etiqueta usar para definir el perfil ideológico implícito en dicha propuesta parecer ser la estrategia más inteligente. Ahora mismo no son “frentes de izquierda” lo que necesitamos. Desde el punto de vista de la comunicación política nos serán mucho más útiles las “alianzas ciudadanas”, frentes del 99% generadores de nuevos imaginarios colectivos y nuevos modelos de sociedad que tengan en el reparto efectivo y horizontal del poder su principal brújula ideológica. En donde algunos verán una peligrosa radicalidad izquierdista otr@s veremos una nueva racionalidad centrista, humanista y post-capitalista sólidamente asentada en el más diáfano sentido común.

enero 27, 2013

¿Por qué es indispensable abrir un nuevo proceso constituyente?

– Porque los partidos políticos gobernantes han roto el pacto democrático que los vincula con sus electores, llegando a constituirse en un poder ilegítimo. Si un partido, cuando alcanza el poder, se ve obligado de manera masiva a ejecutar acciones contrarias a las que le llevaron a obtener su respaldo electoral habrá perdido por completo su legitimidad representativa y por tanto debería convocar nuevas elecciones de manera inmediata en un estado democrático.

– Porque los partidos políticos gobernantes no pueden modificar unilateralmente aspectos esenciales de la Constitución sin pasarlo por consulta vinculante en las urnas, como hicieron recientemente de forma vergonzante con el artículo 135 en el pasado mes de Agosto de 2011.

– Porque el actual sistema electoral está viciado en el origen ya que desincentiva el voto a opciones minoritarias y condiciona a los electores para que opten por las grandes marcas electorales que, a su vez, son completamente dependientes de los poderes financieros y mediáticos. Además dicho sistema permite que un partido con un respaldo del 29% del censo electoral pueda gobernar dictatorialmente el país a través de una falsa “mayoría absoluta”.

– Porque el actual sistema partitocrático de representación ignora y pretende invisibilizar la voluntad de impugnación contra el sistema implícita en la abstención, en el voto blanco y en el voto nulo que serían de largo la primera opción política de la ciudadanía residente en el estado español.

– Porque el constituyente de 1978 ha desconfiado completamente de la participación directa del pueblo. Hoy en día, la participación no es un derecho, sino una concesión completamente discrecional por parte de los poderes públicos. El número de referendums vinculantes convocados desde la muerte del dictador ha sido puramente testimonial. De las 60 ILPs (Iniciativas Legislativas Populares) tramitadas, ninguna ha sido asumida por el Congreso.

Todo esto ha sido perfectamente redactado y denunciado por la Asamblea 15M Pamplona/Iruña, junto a otras asambleas y plataformas ciudadanas. Así se le ha hecho llegar a una comisión del Parlamento Navarro. Aquí os dejamos el documento completo con su intervención en dicha comisión: 15m_pamplona_procesoconstituyente

El hilo argumental nos parece impecable, no pudiéndose etiquetar con ninguna de las categorías usuales de izquierdas o derechas. Es simplemente un texto redactado por los de abajo, ciudadan@s normales y casi anónimos, que denuncian de una forma tan firme como serena, el poder ilegítimo de los de arriba. También os dejamos el video con su intervención, en la que distintos activistas del 15M leyeron íntegramente el texto que podéis descargar en el enlace anterior.

Interesantes también las intervenciones de los distintos portavoces de los partidos políticos y la confrontación dialéctica, de tú a tú, con los ciudadanos del 15M Pamplona/Iruña. ¡Enhorabuena por el magnífico trabajo, compañer@s!

septiembre 2, 2012

“La Izquierda” como etiqueta: ¿motor de cambio o camisa de fuerza?

Hace mucho que las grandes batallas sociales, políticas y económicas se juegan en el campo del lenguaje. Quién es capaz de imponer su diccionario, con su propio catálogo de términos y definiciones, ha conseguido el triunfo por adelantado. Cuando has logrado que el adversario utilice tu propio repertorio lingüístico para describir y comprender la realidad habrá perdido el combate sin tan siquiera haberse dado cuenta de ello. Más tarde comprobará con angustia su derrota porque habrá quedado cercado, encerrado dentro de un laberinto cognitivo en el que todos los caminos le conducen frente al muro.

Algo así ha sucedido con esa manida etiqueta política conocida como “Izquierda”. Cuando la supuesta izquierda asume una categoría sociológica fabricada por los ideólogos del estado moderno, juegan a perdedores desde el primer momento. La democracia liberal capitalista creó un concepto, funcional a sus intereses, para definir el arco parlamentario que tomaba asiento en una determinada zona de la cámara de delegados de la Francia post-revolucionaria. Diseñada por los futuros grandes propietarios occidentales de finales del S. XVIII para dar legitimidad a sus revueltas antimonárquicas, aquella cámara nunca atendió las necesidades y anhelos de las clases trabajadoras porque sencillamente no fue creada para ello.  Nadie jamás escucharía a K.Marx o M.Bakunin (por poner como ejemplo las 2 voces de referencia incuestionables del socialismo moderno) definir sus planteamientos como  “de izquierdas”. ¿En qué lugar de los anales que recogen los dabates teóricos de la Primera Internacional puede encontrarse alguna mención a algo expresamente definido como “Izquierda”?. Aquellos importantes revolucionarios no se hubiesen reconocido en esa hueca y difusa categorización. Seguramente ellos se hubiesen mofado de esa etiqueta, tachándola de “invento burgués” o quizás de “juego de bengalas  del reformismo contrarevolucionario”. Esa etiqueta se hubiese quedado inmensamente pequeña para dar cabida a su mensaje y a su propuesta política. Marx y Engels trascendían claramente con su “Manifiesto Comunista” el concepto político que conocemos hoy como “Izquierda”. De hecho expresan en el citado documento la frase “¿Qué oposición, a su vez, no ha lanzado a sus adversarios de derecha o izquierda el epíteto zahiriente de comunista?”. Se autodefinían por tanto como “comunistas” no como “izquierdistas”. Evidentemente la “Lucha de clases” que ellos proclamaban no era cuestión de izquierdas y derechas sino, nada más y nada menos, que la lucha entre los ricos y los pobres, los explotadores y los explotados, los de arriba contra los de abajo. En este sentido, como en tantos otros, el 15M y el movimiento “occupy” han conseguido captar con mucha más precisión el núcleo real de nuestros problemas que los partidos de izquierda. En el caso de los libertarios aún resultaría más ridículo, incluso pueril, definirlos como “gente de izquierdas” porque esa categoría estaba pensada para operar dentro de un juego partitocrático parlamentarista que ellos siempre rechazaron de manera furibunda. Definir a los comunistas marxistas o a los anarquistas como de “Izquierdas” los empequeñece y los desdibuja, en cierta forma casi podríamos decir que los jibariza, los diseca, les clava alfileres en las alas para presentarlos, cual mariposas, en un capitalista panel expositivo de insectos curiosos.

Bajo nuestro punto de vista harían bien los partidos que utilizan esa etiqueta en sus siglas en transformarla ya que de otra forma están adoptando una descripción política creada por sus adversarios para arrinconarlos en un apartado segmento de la línea del posicionamiento electoral, línea en la que el poder y su lenguaje ya han reservado para si mismos el lugar dorado del podium, un lugar de privilegio que define a los “más limpios, puros y eficientes” partidos capitalistas de centro-centro. Un lugar distante de los “extremismos indeseables que siempre terminan por tocarse” según reza en los diccionarios oficiales del pensamiento. Se trata de todo un espacio euclídeo pensado desde, por y para la legitimación de un poder ideológico omnímodo, abarcante e implícito, que no por invisible resulta menos totalitario.

Si la opción de los partidos de esa designada y autoasumida “izquierda”, tales como la “Izquierda Anticapitalista” de Esther Vivas o la “Izquierda Unida” de Cayo Lara, es competir en el mercadeo electoral harían bien, bajo nuestro humilde punto de vista, en cambiar ya el fallido “hashtag”, emulando a otros partidos como los Verdes anticapitalistas, el Synaspismós griego, Pirata sueco o el Bildu-Amaiur de Euskalerría, claros modelos de éxito mercadotécnico más adaptados para participar con soltura en el juego de los partidos que la falsa democracia liberal ha preparado para nosotr@s. Ellos al menos parece que sí pueden llegar a tener opciones de convertirse algún día en “trending topics” de sus respectivos ámbitos geoparlamentarios.

Posts relacionados: Descodificando a Le Pen y Desdibujando los símbolos

marzo 18, 2012

PP, caballo de troya en el corazón del modelo social

Llegar al poder para dinamitar los derechos sociales desde dentro, gran ideal neoliberal

La pobreza es la lógica consecuencia de la ineficiencia y de la falta de competitividad. Los pobres son los principales culpables de su propia situación y, por tanto, su desatención y progresivo abandono por parte de los poderes públicos están plenamente justificados . Esta máxima (que parece desprenderse con claridad de los  exitosos libros de Friedman, Hayek y otros muchos discípulos) supone la derrota más aplastante y estrepitosa del ideal cristiano, 20 siglos después de su fundación por parte de Jesús de Nazaret. Desde ese punto de vista ayudar a los necesitados puede convertirse incluso en una conducta indeseable, ya que supone una interferencia anómala sobre las leyes naturales que rigen los mercados y que se encargan de colocar, de manera “científica”, a cada uno en el lugar que le corresponde. La potencia simple y letalmente contundente de esa ideología del egoísmo explica que fórmulas políticas como la del PP gocen de buena salud en el estado español. El PP ya no oculta su programa que no es otro que el desmantelamiento de los mecanismos que pueden ayudar a sostener, aunque sea por la mínima, una sociedad construida sobre presupuestos justos e igualitarios y sobre la garantía de derechos básicos. Una buena parte de la sociedad, que pretende aferrarse a un mundo que se descompone, fantasea con el sueño de que la ley del más fuerte les hará a ellos más ricos y felices, y que todo (más pronto que tarde) volverá a ser como antes, cuando sus posesiones se revalorizaban y sus salarios crecían. Se trata de esa parte de la sociedad que vendió su alma al diablo de la deuda privada con la secreta esperanza de ser más listo que él y escapar de sus garras.

La evidencia empírica demuestra que el mundo es cada vez más desigual, los ricos son cada vez más ricos, las clases medias se empobrecen y la mancha negra de la pobreza se extiende y se ensancha por todo el planeta, en medio de pequeños islotes de opulencia. Ese es el balance palpable de la aplicación planificada de las teorías de Friedman y Hayek, es decir, del modelo capitalista mundializado, sin oposición ni contrapeso por parte de ninguna otra ideología política. Los distintos partidos neoliberales que han ido entrando en los diferentes gobiernos europeos han aplicado las mismas políticas durante las últimas décadas y el resultado final siempre ha sido el mismo: Desigualdad, precarización y pérdida de derechos. Las democracias son vaciadas de contenido, los presidentes electos son sustituidos por otros designados por las élites financieras, los referéndums son prohibidos y los países que intentan desarrollar modelos y políticas independientes son castigados. El último caso es el de Hungría, cuyo primer ministro quiere promover una Banca bajo control parlamentario (una auténtica herejía, según se desprende del tratamiento concedido a la noticia por los grandes medios de comunicación) y que, de una forma no exenta de argumentos, ha comparado al directorio político-financiero de la UE con la antigua URSS.

Todo parece indicar que los derechos en Europa tendrán que seguir cayendo y que se le presentará al pueblo está caída como algo inevitable. Algo así como un tsunami liberalizador que avanza hacia nosotros para purificarnos y que, además, no es posible detener de ninguna manera. El bienestar es insostenible, nos repiten, algo antiguo y trasnochado. Lo moderno es trabajar como los chinos. El trabajo te hará libre. El caballo de troya en el corazón del modelo social de derecho seguirá haciendo su labor, desmantelando piedra a piedra las conquistas de décadas pasadas, hasta donde puedan y les dejemos.

La realidad es que nada de esto es inevitable y que el mundo en que vivimos es el fruto de decisiones ideológicas diseñadas por una élite que se ve tremendamente beneficiada por estas reglas de juego. Una parte de la ciudadanía, presa de sus adicciones, fantasias y debilidades, prefiere agredirse a si misma otorgándole su confianza a quien, a buen seguro, va a maltratarle. Renunciarán a su dignidad con la esperanza de que, al ponerse del lado de la mesa del rico,  les dejarán alimentarse de sus migajas.

Pero mientras eso sucede otros muchos irán construyendo un modelo nuevo, basado en la democracia inclusiva, un futuro post-capitalista del que podrán beneficiarse los hijos e hijas de los que ahora destruyen nuestro presente.

noviembre 6, 2011

PPSOE o el voto que no quería crecer

La ilusión del cambio

Unas nuevas elecciones se otean en el horizonte, de nuevo la escenificación de una democracia simulada. La investigación científica aplicada al pastoreo de las masas humanas prescribe que un partido de poder bicéfalo, bajo la forma de falso antagonismo y polarización inducida, es la fórmula más eficaz para el control social. El sistema establece un imponente cercado intelectual, construido con tablas azules y rojas, para que el rebaño  nazca, consuma y muera. Se supone que fuera del cercado no es posible desarrollar una vida exitosa y que lo mejor es no acercarse siquiera a la valla. Sin embargo cada vez son más los que merodean muy cerca de ella y empiezan a comprobar por si mismos que el exterior no es el mundo de frías tinieblas que nos han contado sino que existen otras tierras fértiles donde incluso ya hay habitantes. Son cada vez más los que empiezan a entender que no hay democracia en obligarte a elegir entre carne y pescado, sin que nunca puedas probar fruta, legumbres, verduras o cereales, porque así lo han dictado los amos.

En las próximas elecciones los votantes del PPSOE seguirán encerrados en su síndrome de Peter Pan y en su cercado de tablas azules y rojas. Se negarán a crecer y mirarán hacia atrás, añorando una infancia que se les escapa entre los dedos y a la que prefieren seguir aferrándose. La ilusión del falso crecimiento, del consumo disparado, de la velocidad, de la revalorización de sus bienes. La ilusión de la patria, la ley, el orden y la soberanía política. La ilusión de pertenecer al grupo de los elegidos, de ganar la liga y la lotería, la ilusión de que los fuertes les protegerán. El voto al PPSOE es un voto que mira al pasado, un voto de fin de siglo, un voto que no quiere entender que los “remedios milagrosos” que los suyos venden como solución llevan aplicándose desde hace décadas en países que hoy están quebrados o al borde de la quiebra. Se niegan a entender que no puede existir crecimiento permanente dentro de un sistema finito, que la deuda privada y la impresión de billetes no puede ser ilimitada, que dentro del capitalismo solo es posible la degradación progresiva de nuestras condiciones de vida.

Votos e ilusiones que no quieren crecer, individuos llenos de dudas ante un futuro incierto. Ponen velas por el bien del sistema y sus gobernantes, al igual que hace años otros rezaban para que el caudillo se salvara. La efervescencia y la ilusión de la aparente victoria durará una Navidad. Después vendrá Enero y con ella la gélida realidad que hará crecer la impaciencia, la frustración, la indignación. A partir de ahí todo está por escribir. Al sistema se le acaban los conejos en la chistera. Se acerca la transición, ahora sí, la de verdad.

agosto 1, 2011

20-N: IU, UPYD, CCOO y UGT tienen una buena oportunidad para conquistar su credibilidad

"Nuestros sueños no caben en vuestras urnas": 15M en estado puro

El Movimiento 15M ha puesto el dedo en la llaga señalando explícitamente las claves para entender los problemas que asolan actualmente al estado español, a Europa y al Mundo. Algunos de sus lemas principales son perfectamente descriptivos: “No es una crisis, es el sistema” o “Lo llaman Democracia y no lo es”. Pero … ¿Cuál es la traducción práctica y coherente de estas incontestables verdades en nuestro comportamiento político ciudadano, de cara a la próxima convocatoria de elecciones generales el 20-N?. Si estamos de acuerdo en que “no nos representan” … ¿en qué manera podremos ejercer nuestro derecho al voto?. Analicemos la cuestión y abramos debate.

1) Existe  la opinión generalizada de que, bajo este sistema económico-parlamentario, la soberanía no reside realmente en el pueblo sino en los banqueros y en los especuladores. Es claro y diáfano que son ellos quienes mandan y quienes imponen sus esquemas ideológicos y sus “soluciones” políticas en contra de la opinión mayoritaria de la ciudadanía. Un entramado legal promovido de manera opaca y antidemocrática por las élites económicas, a nivel nacional e internacional, ha dejado a los gobiernos locales completamente desprovistos de poder para intervenir de manera efectiva en la defensa del bien común.

2) El lider de IU, tercer partido político español en número de votos, declaró recientemente que “unos comicios sin reforma de la ley electoral suponen una estafa para la democracia y los ciudadanos“.

3) Las agresiones contra los derechos ciudadanos y laborales que provocaron la convocatoria de la Huelga General del 29-S, por parte de numerosas organizaciones sindicales incluidas las mayoritarias UGT y CCOO, no solo no se han revertido sino que, muy al contrario, se han agravado profundamente. Estos dos grandes sindicatos han sufrido una gran erosión en su credibilidad social debido a su excesiva complacencia con las élites económicas a las que antes hemos aludido. Ante sus justas demandas y reivindicaciones (aquí, en Francia, Grecia y otros muchos lugares) la respuesta del poder siempre ha sido la misma: “No puede hacerse nada, son las normas”. (También podrían haber dicho: “Estas son las reglas: Nosotros siempre ganamos y vosotros siempre perdéis”).

Mientras estas normas legales tramposas, de “rango superior”, sigan vigentes las urnas nunca podrán proporcionar una solución a los problemas sistémicos. Los banqueros y los especuladores juegan con cartas marcadas, ellos saben que los resultados electorales serán irrelevantes mientras subsistan las reglas del juego que ellos mismos se han encargado de blindar, como por ejemplo el art. 123 del Tratado de funcionamiento de la UE.

Nuestra conclusión es que tanto IU y UPYD como CCOO y UGT tienen una excelente oportunidad de ganar credibilidad ante la ciudadanía española. En lugar de aspirar a instrumentalizar el movimiento 15M como ya han intentado, tanto UPYD en esta ocasión o IU en esta otra, harían mejor en solicitar el voto blanco, nulo, el apoyo a plataformas del tipo Ciudadanos en Blanco o incluso la defensa de la ABSTENCIÓN, lo que supondría de facto un plante democrático a estas elecciones fraudulentas (calificativo utilizado por el propio Cayo Lara, según puede leerse en el artículo anteriormente enlazado). Cualquiera de las cuatro opciones propuestas son tan legales y legítimas como el voto por unas siglas políticas concretas, nada al margen de la ley. La búsqueda de la coherencia intelectual no deja otra alternativa que la NO PARTICIPACIÓN en estas elecciones.

Por supuesto siempre podrá alegarse el discurso cortoplacista, el manido y dañino argumento del “mal menor” (que al final se traduce en mal mayor y en lenta agonía de los derechos políticos y laborales de la ciudadanía) del … “Esta propuesta del voto abstencionista solo beneficia a la derecha”. Pero … ¿realmente importa que sean 100 ó 200 los escaños del PP en el Club de la Carrera de San Jerónimo?, ¿Serán muy diferentes las decisiones económicas que dictarán los amos del IBEX-35 a nuestros gobernantes y parlamentarios si invertimos esos números de diputados entre PP/PSOE?, ¿Aún no queremos entender que las decisiones políticas no se toman en el Parlamento de la Nación sino en los consejos de administración de las grandes corporaciones?, ¿No queremos entender que lo único que quizás se juega en estas elecciones es si gobierna Rajoy, el favorito del BBVA o el “caballo Rubalcaba” del Santander?. Y respecto a IU, siendo ciertas muchas de las afirmaciones de su líder Cayo Lara … ¿no es cierto que el sistema bipartidista y la “arquitectura institucional” pactada por las élites condena siempre a la más completa irrelevancia al tercer partido de ámbito nacional?, ¿Merece la pena contribuir a la legitimación de todo este escenario teatral, donde nada es realmente lo que aparenta ser?. NO, no es el 20-N el día en que la clase trabajadora española se juega sus derechos, sino el 18, el 19, el 21, el 22, el 23… . En el devenir de la Historia nada es políticamnete irreversible, todo lo que se pierde se puede reconquistar si planificamos adecuadamente nuestras luchas y nuestras metas. Vamos lento porque vamos lejos y queremos construir una bases completamente nuevas para la política y la economía. Quizás no seamos nosotros y nosotras, los que ya tenemos más de 40, quienes las disfrutemos por completo, pero sí los jóvenes y los niños que ahora están creciendo.

El Movimiento 15M se está encargando de demostrar que se puede hacer política al margen de los partidos, desde la calle, desde las plazas, desde las asambleas, desde la horizontalidad. Ese es el camino. Y, por supuesto, teniendo siempre en mente la perspectiva de la movilización social (con la cita importante del 15 de Octubre en la agenda) e incluso la convocatoria de una Huelga General para el mes de Noviembre y la apertura de un nuevo proceso constituyente, al estilo islandés. Podremos ganar o podremos perder, pero lo que nunca deberemos hacer es renunciar a la DIGNIDAD. Nuestros sueños no caben en vuestras urnas.

mayo 23, 2011

PPOE, cada vez son menos los que confían en ellos

Retrato robot de un político y un partido asalariado de la teocracia bancaria

El PPOE, partido oficial de la teocracia bancaria imperante en el estado español perdió un 6% de sus votos respecto a las elecciones de 2007. Sigue aumentando el número de votantes que comprende con claridad que la solución a sus problemas jamás podrá venir de la mano del gran partido bicéfalo a sueldo de los banqueros. Por supuesto esto solo es un pequeño paso, un avance modesto (han pasado del 71% del voto emitido al 65%) enmarcado dentro de una larga lucha. También es digno de tenerse en cuenta el aumento de los votos nulos y en blanco, que con casi un millón de sufragios sería la 4ª fuerza política del estado, y esto sin contabilizar los votos otorgados a la coalición Ciudadanos en Blanco, con una orientación similar de indignación, perplejidad y hartazgo.  Esta es la gráfica de las elecciones que raramente encontrarás en los medios.

Otro dato a resaltar ha sido el gran batacazo del PPOE en Euskadi, cuya estrategia represiva, con toda su artillería mediática desplegada, ha quedado desbordada por el empuje de una fuerza alternativa que parece haberse decidido a escribir su propia historia democrática, libre de ataduras e hipotecas. Por último un pequeño apunte visualizado en otras zonas del estado: La “democracia basura”, con un voto friki y “chiquilicuátrico” que pudo desperezarse alborozado mediante el apoyo a políticos claramente corruptos en Valencia (Camps) o Córdoba (Sandokán). Queda demostrado que para algunos votantes la corrupción es una lacra a erradicar, mientras para otros simplemente un método lícito de enriquecimiento. Como coreaban algunos en las plazas ¡Esta democracia es un cachondeo!

Por último mencionar que uno de los efectos del movimiento 15M ha sido acelerar el derrumbe del ala supuestamente izquierdista del partido bicéfalo a sueldo de la teocracia bancaria. No es necesario afirmar que su impulso democrático y regenerador va mucho más allá, demostrando con hechos que todos las acusaciones previas de supuesta instrumentalización realizadas por la prensa del sistema eran falaces.

mayo 22, 2011

22M: Carta de un votante del PP a Papá Noel:

"El maná del consumo vendrá, solo es cuestión de elegir a los políticos correctos"

Querido Papa Noél:

Te escribo esta carta con el convencimiento de que nos escucharás porque tú no puedes fallarnos. Hemos pasado unos últimos años con algo de miedo por la crisis económica pero ahora ya estamos seguros de que las cosas van a ir a mejor. Nuestro partido, que sin duda es el más serio y eficaz,  ya se está haciendo cargo de la situación y por ello estamos convencidos de que gracias a su buena gestión y tu ayuda volveremos a la senda del crecimiento económico robusto, volveremos a ver como nuestros pisos se revalorizan rápidamente y nuestros salarios nos permiten poder comprar y consumir cada vez  más cosas. Gracias a una buena dirección de la política económica y tu auxilio vendrán muchos inversores a España creando progreso, prosperidad y empleo. Ya sabemos que tenemos que acostumbrarnos a convivir y aceptar la existencia de políticos corruptos pero con tu consejo intentaremos que solo roben lo justo para que tanto ellos como nosotros nos mantengamos contentos. También sabemos que el capitalismo es el mejor de los sistemas, por mucho que griten los perroflautas, como tu bien nos has demostrado en incontables ocasiones. Estamos seguros de que pronto volverás a bendecirnos con el “maná” de tus regalos y múltiples objetos de consumo que nos harán felices, junto con la revalorización de nuestras posesiones. Aunque muchos piensen lo contrario la mayoría de nosotros no somos ricos pero tenemos la corazonada de que gracias a nuestro voto, a tu ayuda y a una pizca de suerte algún día podremos convertirnos en uno de ellos. Nuestra intuición nos dice con toda claridad que si votamos lo mismo que votan ellos al final también nosotros podremos acceder a los mismos privilegios y niveles de consumo que ellos ya disfrutan. Ya nos han explicado que la economía es solo cuestión de confianza y nosotros tenemos mucha confianza en ti. Después de todo la desiguladad creciente y los problemas medioambientales solo son pequeños males necesarios con los cuales nos podemos acostumbrar a convivir sin mayores sobresaltos. Nos despedimos de ti pidiéndote como último favor que mantengas alejados de nostros a los pobres y a esos inmigrantes tan molestos que hay por ahí. Los métodos que uses para ello son cosa tuya.

Afectuosamente, un creyente en la teocracia bancaria.

PD: Sabemos que pronto, y gracias a nuestros líderes, todo volverá a ser como antes de la crisis.

marzo 27, 2011

Alemania, Japón, Europa: El futuro apunta al Verde

Movimiento Ecologista, una fuerza racional imparable

La  sonada victoria de los verdes en algunos landers alemanes puede marcar una nueva tendencia en la manera de votar de los europeos. Bien es cierto que no se trata aún de un movimiento netamente post-capitalista, ni que sus victorias no dependan de coaliciones con los socialdemócratas para alcanzar mayorías claras de gobierno, pero aún así estos resultados pueden marcar un punto de inflexión en la manera de percibir los problemas sistémicos y sus solucione por parte de la ciudadanía europea y japonesa.

La gente está empezando a cansarse de mentiras neoliberales, descomunales estafas financieras y falsas soluciones que se limitan a criminalizar a los empleados públicos, a los sindicatos y, en general, a los trabajadores. Así ha quedado demostrado también en las recientes y multitudinarias protestas vividas en Inglaterra contra los cobardes recortes del gasto social promovidos por Cameron. Al igual que el mundo árabe y magrebí la gente quiere auténtica democracia, auténtica libertad y soberanía popular a la hora de tomar las decisiones políticas necesarias para atajar las causas de la crisis sistémica. Mientras en el estado español el sumiso empleado Zapatero se reunía con sus jefes para recibir instrucciones, la gente se pregunta… ¿Para cuándo empezamos con los referendums?: Referéndum para saber que piensa el pueblo sobre la energía nuclear, referéndum para saber qué piensa el pueblo sobre los transgénicos, sobre la dación en pago para saldar deudas con las mafias bancarias, referendums para saber qué piensa el pueblo sobre el voto blanco computable o sobre la conveniencia de crear una banca pública que haga el necesario contrapeso a la banca privada, al igual que sucede con la sanidad o la educación. ¿Para cuándo DEMOCRACIA, señores cardenales de la teocracia financiera europea?

enero 30, 2011

Políticos payasos al servicio de la teocracia bancaria

¿Cuál de estos peleles haría mejor su trabajo como bufón de los banqueros?

El Gobierno conservador que dirige David Cameron, admitió hace unos días “estar resignado” a que los bancos de Reino Unido paguen este año a sus ejecutivos, miles de millones de libras en primas, a pesar de que muchos de dichos bancos recibieron cuantiosas ayudas del Estado. Así, por ejemplo Royal Bank of Scotland (en el que el Estado tiene la mayoría del capital) pagará más de 1.190 millones de euros este año y ya pagó hace un año 1.551 millones de euros.

Mientras en el norte de África los pueblos pelean por su independencia en Europa y NorteAmérica se barajan disitintas opciones sobre qué payaso sería el más adecuado para representar los intereses de los bancos ante la ciudadanía. No cabe duda de que vivimos en un mundo lleno de contrastes.

Acusamos a los iraníes, y al mundo musulmán en general, de vivir en una teocracia sin querer ver que la nuestra es igual de mala: Mientras ellos se encomiendan a Allāh (الله), nosotros nos postramos ante los Banqueros (Banksters). Sus ayatollahs (آيةالله āyatu l-lāh) visten túnicas, los nuestros responden al nombre de especuladores (stock market speculators) y visten traje y corbata. ¿Estamos en condiciones de dar lecciones a nadie?

noviembre 28, 2010

Esther Vivas, Candidata de Des de Baix

Des de Baix, Candidatura de la Izquierda Anticapitalista al Parlamento de Cataluña

noviembre 8, 2010

La mayoría de EEUU no votó

Cada vez son más los que se niegan a legitimar con su voto a las falsas democracias

Esto es lo que no te contaron de las últimas elecciones en EEUU. El gran titular tendría que haber sido la minúscula participación del electorado norteamericano ya que solo un ridículo 41 por ciento de los ciudadanos echaron una papeleta en la urna, aproximadamente el mismo nivel que en un país devastado como Afganistán. Hay que añadir  que la gran mayoría de los que no acudieron a votar fueron los jóvenes, es decir los ciudadanos que representan el futuro de la nación. La abstención en estas elecciones da la medida de la gran crisis de confianza  que invade a la mayor parte de los pueblos del mundo ante esta falsa democracia fasciocapitalista.

Los congresistas y senadores elegidos bien pudieran ser calificados de ilegítimos, puesto que un 60 por ciento de los que debieran haber votado dejaron de hacerlo movidos por la inconformidad ante las opciones presentadas en las papeletas o por decepción ante una puesta en escena que, elección tras elección-con muy pocas excepciones-, siempre produce los mismos resultados prácticos: Concentración progresiva de la riqueza y aumento acelerado de la explotación social.

El dato de la participación en las últimas elecciones USA está siendo sistemáticamente invisibilizado en todos los medios de comunicación e incluso en internet. La derecha ignora por completo esta “menudencia” mientras que, por ejemplo en el estado español, se lanzó en tromba contra el referendum de 2006 sobre el estatuto de Cataluña. En aquella ocasión alegaban indignados que la participación “se limitó” al 49% del censo y que, por tanto el proceso debía ser paralizado. Los cálculos de Rajoy asumían que toda la abstención era voto contrario a lo que se preguntaba. ¿Pedirá la derecha que el sistema oligopólico neoliberal euro-norteamericano sea paralizado y transformado ya que la mayoría del pueblo lo rechaza de una manera tan rotunda y evidente?.

Saqué la información principal de aquí: “Democracia del 40%”.

noviembre 1, 2010

Brasil, Dilma y la victoria del sindicalismo

Las banderas rojas ondean a esta hora por toda Brasil

A estas horas ya se da por hecho que Dilma será la nueva presidenta de Brasil. Esta ex-guerrillera, hija de un comunista búlgaro, continuará la labor de un humilde tornero sindicalista, organizador de huelgas generales, llamado Lula. Los varones neoliberales europeos que hacen todo lo que pueden por criminalizar al sindicalismo y por intentar silenciar  la lucha obrera no deben estar demasiado contentos. Al mismo tiempo el triste Rajoy nos desvelaba hoy que sus planes para luchar contra el paro en España pasan por despedir a funcionarios, emulando a su admirado Cameron. ¡Qué derroche de imaginación!. Aún no se han enterado que nuestro problema no es la deuda pública, sino la deuda privada. Tampoco se enteran de que no son los funcionarios los que llevan a la quiebra a los países sino una gran patronal corrupta, codiciosa e ineficiente que no duda en chantajear a los guardianaes del tesoro público para que corramos en su rescate cada vez que su incompetencia y sus latrocinios quedan de manifiesto. La gente que vale suele estudiar mientras muchos de los que no valen suelen intentan “hacer carrera” mediante el vaciado del negocio familiar. Son los Díaz-Ferranes, los directivos de Cajasur, Lehman Brothers o similares los que constituyen una losa para el progreso de los países, no sus funcionarios. El ejemplo de Argentina, Grecia, EEUU, Islandia, Reino Unido, Letonia y otros muchos países no deja lugar a duda sobre el auténtico origen de la crisis sistémica.

Los políticos neoliberales, trasnochados sicarios del capital, no conocen otra estrategia de futuro que postrarse ante los banqueros y los especuladores para que les rieguen el cuerpo con el flujo de su crédito inmunodeficiente. El acentuado contraste entre una ascendente y esperanzada SurAmérica  resalta fuertemente hoy frente a la tristeza  sombría de una casta dirigente europea con encefalograma plano.

Decenas de miles de liberados patronales, agrupados en subvencionadas confederaciones de empresarios, se afanan repitiendo en play-back las consignas contra sindicalistas, funcionarios, feministas, comunistas, ecologistas e inmigrantes dictadas por los amos del dinero. Para ellos sobramos todos los que no nos plegamos ante los intereses de sus jefes. Dicen que somos vagos y perezosos porque no aceptamos trabajar más a cambio de peores condiciones. Los Camps, Montoros, Aguirres, Berluscconis y demás miembros de la secta neoliberal sueñan con enterrar a la izquierda, a los sindicatos y a los insumisos que no agachan la cabeza ante el saqueo capitalista. Hoy miran SurAmérica con miedo e impotencia, contemplando a una mujer ex-guerrillera, hija de un comunista búlgaro, vestida de rojo levantando sonriente el brazo del Partido de los Trabajadores. Ahora solo cabe seguir profundizando el giro hacia la izquierda, con la vista puesta en los movimientos sociales populares, tan necesario en Brasil y en el mundo para que el ideal de Justicia, Libertad e Igualdad se extienda por todos los rincones. Queda mucho camino por recorrer pero juntos podremos hacerlo.

mayo 22, 2010

El capitalismo, la deuda privada y la bomba de tiempo

La deuda privada supera ampliamente a la deuda pública, pero raramente se habla de ella como auténtico origen de la crisis

La bomba de la deuda, intrínseca al capitalismo, sigue su triunfal carrera bulímica sin que ninguno de los grandes “analistos” de los medios de desinformación consiga balbucear algo mínimamente provechoso para nuestro futuro. Se habla de Grecia y España pero nadie aquí nos cuenta que la carcoma de la deuda privada recursiva está devorando las mismas entrañas de grandes centros neurálgicos del capitalismo globalizado como puede ser el Reino Unido (La deuda británica será peor que la de Grecia) o California (California representa un riesgo mayor que Grecia). No lo decimos nosotros sino periódicos británicos nada sospechosos de comunismo como el Telegraph.

Señores del PP: No son la Sanidad ni la Educación pública, ni siquiera las pensiones o las ayudas al medio rural las que llevan al mundo hacia la quiebra sistémica. Son sus amigos los banqueros, con su compulsión patólogica por la acumulación y sus inversiones ruinosas, junto con las grandes empresas privadas que vds. tanto aman, con sus planes de expansión megalómanos y su adicción al dinero prestado, las principales responsables del descomunal agujero de la deuda. La mayor parte de la deuda española, americana, británica, francesa, japonesa, alemana … mundial es deuda privada.

Es muy ilustrativo este gŕafico: (¿Deuda?, ¿Qué deuda?)

Endeudamiento público y privado, también por componentes, como porcentaje del PIB. Fuente: McKinsey&Company, “Debt and Deleveraging: The Global Credit Bubble and its Economic Consequences,” Enero 2010.

Si pulsas encima podrás ampliar el gráfico y comprobarás el interesante desglose de la deuda por sectores de actividad y por países. Las líneas rojas (deuda pública) suelen ser un porcentaje pequeño respecto a la deuda total en todos los grandes de nuestro entorno. El agujero procede sobre todo del sector privado-empresarial y de los particulares fuertemente endeudados con hipotecas, créditos al consumo, etc.

El siguiente gráfico vuelve a poner de manifiesto el mismo hecho:

La deuda privada en países como el Reino Unido superaba el 300% de su PIB, después incluso de los “maquillajes” estadísticos, en 2008. En la actualidad esos números son, a buen seguro,  aún peores. ¿Para qué ha servido todo el “tsunami privatizador” de las últimas décadas, si no para aumentar la deuda global del país?. Mientras tanto puede comprobarse que la deuda pública representa un mínimo porcentaje respecto al total y sin embargo se le carga todo el peso del sacrificio y del ajuste. Todo este análisis sesgado sólo se explica desde la manipulación ideológica que atraviesa a la “ciencia económica” que se nos presenta cada día tras la aureola de una supuesta objetividad teórica.

Según el reloj de la deuda que suministra la web usdebtclock la deuda pública española, medida como porcentaje de PIB, está por debajo de la de todos sus “socios”, incluido EEUU. ¿Por qué nos atacan entonces los especuladores más a nosotros que a ellos?, ¿Tendrá algo que ver la deuda privada que han contraído sus amigos los banqueros y “grandes empresarios”?. No son los sectores públicos, señor Aznar, los culpables, tampoco los sindicatos, ni mucho menos los pobres trabajadores precarizdos que nunca han contraído deudas porque nadie ha querido prestarles nada. Es el propio capitalismo, es su sistema y el de sus jefes y amigos el que nos lleva colectivamente a la ruina.

Respecto a su futuro personal señor Aznar, adalid de este capitalismo del desastre y coautor intelectual del asesinato de millones de iraquíes, nada tan apropiado como la alargada sombra del presidio.

Share

mayo 18, 2010

La mejor “democracia” que el dinero pudo comprar

La mejor democracia que el dinero nos puede ofrecer cada vez convence a menos gente. Queremos democracia de verdad, democracia para adultos, democracia no tutelada por banqueros

El partido vencedor en la casi totalidad de procesos electorales en la democracia capitalista europea es el partido abstencionista. Los resultados electorales son ilegítimos por una evidente falta de quorum electoral. Con este sistema un partido político profesional, a sueldo de los bancos y respaldado por los periódicos de los proxenetas, que ha conseguido captar mediante falsas promesas a una minoritaria cuarta o quinta parte de votantes sobre el total de electores llamados a las urnas, será el aclamado vencedor de los comicios y podrá servir cómodamente a sus amos financieros con una relajada mayoría parlamentaria. Los tintes trágicos de esta realidad llegan al paroxismo en EEUU, con un partido capitalista bicéfalo completamente postrado ante los lobbys corporativos y sus bastardos intereses mercantiles. Es la “democracia de Pareto” en donde una exígua minoría ejerce un férreo control sobre la vida de grandes masas de población que no tienen posibilidad real de influencia en su propio destino colectivo.

¿Y por qué la gente decide no votar?. Evidentemente porque están convencidos de la inutilidad del sufragio y de la falta de independencia de los dos únicos jugadores que pueden ganar en este partida con cartas marcadas. Como ejemplos concretos tres de los últimos procesos electorales acontecidos en Europa:

Elecciones Europeas –> Abstención=54% (2009): Mayoría absoluta –> Gente convencida de la inutilidad de su voto y que se ha negado a participar en la farsa del sistema.

Elecciones Francesas –> Abstención=52% (2010):  Mayoría absoluta –> Gente convencida de la inutilidad de su voto y que se ha negado a participar en la farsa del sistema.

Elecciones Austriacas –> Abstención=51% (2010): Mayoría absoluta –> Gente convencida de la inutilidad de su voto y que se ha negado a participar en la farsa del sistema.

Nuestro parlamentarismo europeo sólo es un triste e impotente reflejo de esta “democracia” muerta, justo la mejor que el dinero pudo comprar.

Share

A %d blogueros les gusta esto: