Posts tagged ‘enclosure’

noviembre 27, 2012

Acumulación por desposesión

(Artículo de Rubén Martínez. Leer aquí texto completo en su fuente original)

Desposeídos de la cultura, desposeídos de la sanidad, desposeídos de la educación, desposeídos de la propiedad, desposeídos de nuestro cuerpo, desposeídos de nuestra dignidad, desposeídos de nuestros derechos, desposeídos de otra posibilidad. La historia del capitalismo es la historia de una continua desposesión, la historia de una continua extracción de aquello producido colectivamente. Sin esa continua acumulación por desposesión, sin los decretos, rumbos institucionales y tácticas capitalistas para cercar y extraer renta de la producción social, el régimen de acumulación capitalista no podría mantenerse. Esa es la esencia de un modelo injusto en su origen e injusto en su desarrollo histórico.

El derecho a la bancarrota, la desobediencia a la estafa financiera, la lucha de las clases desposeídas, la constitución de un movimiento de escala terráquea que tome como objetivo un régimen de existencia basado en la producción, conservación y gestión de los bienes comunes, esos son los objetivos políticos que deben movilizarnos hoy. Lo que es deseable no es un mundo sin mercados y sin derechos, sino un mundo sin capitalismo. Mercados que respondan a necesidades y no fijados como medios abiertos a la explotación y la especulación; derechos que sirvan para confirmarnos como una sociedad justa y no como pretextos para la desposesión. Lo deseable es la absoluta desaparición del robo institucionalizado como única forma de vida, el juicio a un crimen histórico que logra permanecer invisible y que el actual cambio de época no va a dejar impune.

septiembre 14, 2010

Terrorismo de las transnacionales contra el pueblo mapuche

Su principal delito: defender la propiedad comunal. Eso los convierte en "terroristas" según el lenguaje del capital impuesto por bancos y grandes propietarios

Los poderes económicos que quitan y ponen gobiernos decidieron hace algunos años que oponerse al robo y al expolio debía ser considerado terrorismo, cada vez que ellos así lo decretasen. Oponerse a la apropiación de madera, agua o tierras ancestrales de pueblos originarios por parte de grandes transnacionales debía ser etiquetado como terrorismo. Defender la propiedad comunal frente a la privatización de la tierra era una actividad intolerable que tenía que ser revertida por la fuerza. Así nacen en Inglaterra los “enclosures” para después imponerse a sangre y fuego por el resto del mundo. Los intereses despóticos de tiranías totalitarias machacan al bien común bajo el disfraz de la modernidad. La propiedad comunal, según establecen las leyes de estos poderes, es algo detestable, inaceptable y primitivo. La privatización de enormes extensiones de territorio robado a las comunidades populares para el beneficio exclusivo de pequeños oligarcas era bautizado como “civilización, cultura y progreso”, según el curioso diccionario que el capitalismo se empeña en imponernos.

Por esto, y algunas otras “pequeñas cosas”, siguen hoy en Huelga de Hambre los comuneros mapuches que viven en el Sur de América.

http://www.mapuchenoticias.com/

A %d blogueros les gusta esto: