Posts tagged ‘hipotecas’

febrero 1, 2011

Para empezar, Dación en pago

 

Contra los banqueros carroñeros, revuelta callejera

CONTRA LA USURA BANCARIA Y EL FRAUDE HIPOTECARIO: Campaña de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) para regular la dación en pago

En los últimos años, bancos y cajas, con la complicidad de la administración, han practicado la concesión indiscriminada de créditos hipotecarios. El alquiler era escaso y caro, y sin embargo todo eran facilidades para hipotecarse. En muchos casos se financió hasta el 120% del valor de la viviendas, con cuotas a 40 o hasta 50 años, cláusulas de difícil comprensión o directamente abusivas como la cláusula suelo, avales cruzados… Estos elementos, entre otros, constituyen claros indicios de fraude y estafa generalizada.

Ahora, con el estallido de la crisis y el aumento del paro, miles de familias han llegado a una situación límite y ya no pueden continuar pagando la hipoteca. Cuando esto ocurre, descubren que no sólo se enfrentan a la pérdida de su vivienda sino también a una condena financiera de por vida: el banco interpone una demanda y se inicia el proceso de ejecución hipotecaria que concluye con la subasta del inmueble.

En el contexto de crisis en el que nos encontramos, las subastas quedan desiertas. En ese caso, con la ley vigente, la entidad bancaria se adjudica la vivienda por el 50% del valor de tasación y continúa reclamando el pago de la deuda restante, más los intereses y las costas judiciales, a la persona en situación de insolvencia, mediante embargos de nómina, embargos a avalistas, etc. Esta situación no es anecdótica: según datos del Consejo General del Poder Judicial, afecta a más de 350.000 familias que entre 2008 y 2010 se quedarán en la calle y con una deuda de cien, doscientos y hasta trescientos mil euros.

Es inadmisible y totalmente injusto que en un Estado social y democrático de derecho, todas las consecuencias recaigan sobre la parte más vulnerable del contrato hipotecario y en cambio las entidades financieras, responsables de la actual crisis, reciban ayudas millonarias de nuestros impuestos sin tener que asumir ninguna responsabilidad.

Por todo ello la Plataforma de Afectados por la Hipoteca exige que el Gobierno apruebe una regulación de urgencia de la dación en pago, de manera que, en los casos de residencia habitual y deudores de buena fe, si el banco ejecuta la hipoteca y se queda la vivienda, la deuda quede liquidada, como sucede en otros países de la UE o en EEUU. Un clamor popular contra esta práctica esclavista y neofeudal recorre todos los territorios de la península.

La dación en pago y la PAH ya han cosechado la primera victoria .  Mientras esto sucede los políticos payasos y bufones del poder, en su línea habitual, se alinean a favor de los intereses bastardos de los banqueros y los especuladores en lugar de situarse en el lado de los ciudadanos, es decir, en el de la lógica, la racionalidad y la Justicia.

mayo 1, 2010

La banca, los trabajadores y las reglas

Insumisión contra reglas estúpidas, un primer paso hacia la libertad.

Érase una vez un partido de fútbol en el que las porterías no eran iguales. El equipo T tenía que defender una portería de 10 metros, mientras la portería del equipo B sólo medía 1 metro. No es difícil imaginar el resultado, ni cual el equipo que recibe casi todos los goles.

Si las reglas no son justas el resultado está escrito de antemano. Algo parecido está sucediendo en la actualidad en esta pugna entre la banca y los trabajadores. Las reglas de la competición están amañadas en favor de uno de los equipos.

Regla 1: La banca tiene el poder legal de crear dinero de la nada. Sólo es suficente una promesa de pago para que pueda producirse el acto mágico de la creación del dinero. Eso sí, si el trabajador deja de reembolsar el dinero mágico concedido,  la banca se queda legalmente con el bien hipotecado y la deuda sigue existiendo.

Regla 2: La banca puede legalmente cobrar interés por prestar a los trabajadores un dinero que no posee y que ni siquiera existe de forma tangible.

Regla 3: La banca tiene la exclusividad legal para conceder préstamos a los trabajadores y a las instituciones creadas por ellos, incluida una llamada “gobierno democrático”.

Regla 4: Cuando un colectivo humano (sea pueblo o nación) intente rebelarse contra estas reglas la banca puede unilateralmente cortarle el flujo mágico de la creación de dinero, cerrándole legalmente el “grifo del préstamo”. En este caso dicho colectivo deberá aplicar recortes sociales y “reformas estructurales”. (Ver Grecia)

Regla 5: La banca tiene derecho legal a especular libremente en bolsa, e incluso a engañar a sus propios clientes,  para aumentar sus beneficios a costa de la miseria colectiva.

Mientras estas reglas permanezcan el resultado de la competencia entre el equipo Banca y el equipo Trabajadores está decidido. Es hora de cambiar las reglas. Para empezar, aunque solo para empezar, las dimensiones de las porterías.

A %d blogueros les gusta esto: