Posts tagged ‘imperio’

febrero 25, 2011

El problema no está en los dictadores sino en el fasciocapitalismo neoliberal

¿Origen del mal o engranajes del sistema?

Los dictadores no son el origen de la enfermedad, solamente uno de sus síntomas. Los dictadores del Norte de África y Oriente Medio no son la causa de la miseria de sus pueblos sino el resultado de un sistema fasciocapitalista que los crea y los mantiene. Nadie debe olvidar que Mubarak y su régimen eran la plasmación del neoliberalismo económico en estado perfecto. El FMI alababa las políticas “liberalizadoras” de Mubarak hasta unos días antes de la rebelión y jamás puso ni pone reparos al doble juego de los gobernantes que superponen sus decisiones políticas con sus ingresos privados.

Esto no es nada nuevo, ya que la mayoría de los tiranos de las últimas décadas adoptaron el fasciocapitalismo neoliberal como sistema de distribución y explotación de los recursos materiales y humanos disponibles, empezando por Pinochet y terminando por Ben Alí. Todas las élites corruptas que florecieron a su alrededor fueron una inevitable consecuencia del sistema; si no hubiesen sido ellos hubiesen sido otros porque el “bussines as usual” neoliberal tiene implícito en su ADN el soborno, el tráfico de influencias y las comisiones como métodos usuales para conseguir los contratos. ¿Si dispones de capital y contactos que te permiten comprar voluntades para que molestarse en ofrecer buenos servicios a un precio justo?. Mubarak privatizó todo lo que pudo y ofreció el país por trozos a aquellas transnacionales que le garantizaron las más jugosas comisiones. Es el mismo juego de Mohamed VI en Marruecos, de Obiang Nguema en Guinea, de Gadafi en Libia y de prácticamente todos los dictadores. Pero… ¿Es muy diferente a lo que hicieron Aznar o González en España?. ¿Es que acaso ellos no han amasado importantes fortunas personales gracias a los favores prestados en los procesos de privatización de las empresas públicas españolas durante las últimas décadas?.

Todo esto es bien sabido desde hace tiempo. Lo que suele silenciarse es que el corruptor es, al menos, tan culpable como el corrompido. Las transnacionales que han alcanzado contratos mediante transferencias directas a las cuentas del dictador de turno en paraísos fiscales también son culpables de sus crímenes, los gobernantes que han engrasado estas relaciones corruptas también son culpables de las atrocidades cometidas por esos déspotas sanguinarios.

Los parecidos entre los dictadores africanos y los gobernantes neoliberales de los países ricos no acaban aquí: Tanto unos como otros agitan el espantajo de Al-Queda como método para contener el afán libertario de sus pueblos. Hoy han sido el propio Gadafi y el presidente de Iraq los que amenazaban con que el terrorismo islamista cometería atentados si la gente seguía pidiendo reformas en las calles. Exactamente lo mismo que hicieron en su momento Bush, Blair o Aznar para justificar sus inútiles y falaces “guerras preventivas”. ¿Conocerán todos estos dirigentes los movimientos futuros de Al-Queda antes incluso que los propios descerebrados que ejecutan los atentados?.

Para entender mejor las relaciones estructurales entre neoliberalismo, miseria y dictaduras militares es muy recomendable este artículo de Abu Atris aparecido en Aljazeera. Se analizan, entre otras cuestiones, paralelismos y diferencias entre la “caida del muro” a finales de los 80 en Europa del Este y la actual “caida del muro” en el Magreb. En aquella ocasión un pseudocomunismo esclerótico fue sustituído por un “moderno” capitalismo neoliberal. Lo que estamos contemplando ahora es la sustitución de un neoliberalismo fasciocapitalista por un … ¿neoliberalismo islámico postmoderno?. El futuro no está escrito. Lo que sí intuímos es que será más difícil engañar a los ciudadanos magrebíes y arábigos con las hipotéticas bondades de un sistema neoliberal que ya han conocido y padecido, por mucho que ahora los “magos del poder” pretendan pilotar el proceso para que cambien sus apellidos sin que se altere su esencia. Será necesario, por tanto, desmontar las bases del neoliberalismo en estos países para que los tumores dictatoriales no vuelvan a reproducirse con otros nombres o apariencias. No es imposible de conseguir; hay inmensos depósitos de rebeldía insurgente en estos ciudadanos del Magreb y el Medio Oriente para sentar las bases de algo nuevo, de algo mejor.

enero 31, 2011

Down with Mubarak!, Down with Markets!

¡Abajo todos los títeres de los imperios!, ¡Abajo la teocracia de los mercados!, ¡Abajo el terrorismo financiero!

[Texto tomado del blog Versión Libre]:

“En un informe sobre Túnez de septiembre de 2010, el Fondo Monetario Internacional destabaca el “nuevo ímpetu para las reformas estructurales” que exhibía el Gobierno. Tres meses después, un joven desempleado con estudios universitarios se inmoló porque la policía le había quitado su venta ambulante de verduras y estalló una revuelta popular de dimensiones desconocidas en el mundo árabe. En la web del FMI, al pie del informe elogioso sobre los avances macroeconómicos de Túnez, un tal Rob Prince escribió hace unos días el siguiente comentario: “Muy bien, pero cómo explican ustedes la actual revuelta en el país? Algo falta en su análisis”.

No. No faltaba nada. El análisis era técnicamente impecable. El régimen, además de aplastar las libertades civiles con la aquiesencia de Occidente y saquear las arcas del Estado, estaba apretando sin contemplaciones el cinturón a los ciudadanos para garantizar los pagos a los acredores internacionales. Y la sociedad terminó por estallar. El 14 de enero, el dictador Ben Alí huyó del país. Cinco días después, mientras la muchedumbre seguía exigiendo en las calles una vida libre y digna, la agencia Moody’s empeoró la calificación de la deuda tunecina, de Baa2 a Baa3, y su diagnóstico pasó de “estable” a “negativo”. ¿El motivo? La “incertidumbre”. El viernes pasado, otra agencia, Fitch, también bajó de “estable” a “negativo” el estatus de Egipto mientras cientos de miles de ciudadanos reclamaban en las calles libertad y dignidad.

Un día antes, el 27 de enero, la tercera gran agencia, Standard & Poor’s dictaminó que las “inquietud política” podría extenderse a Argelia, Jordania y Marruecos. La agencia no cree que vaya a producirse una “ola de inestabilidad regional”, pero advierte de que los ratings de deuda de esos países están sufriendo una presión a la baja por algo al parecer más grave: porque los gobiernos “están tratando de moderar o prevenir el descontento popular con medidas para tratar de estabilizar o bajar los precios de los alimentos y los combustibles”. O sea, se están desviando de las recetas del FMI para intentar apaciguar a los ciudadanos.

Los análisis de las agencias de calificación y las revueltas en Túnez y Egipto simbolizan la brecha extraordinaria que puede llegar a existir entre las expectativas de los mercados y las de los seres humanos”.

enero 26, 2011

Los capataces del Imperio tiemblan en África

Los regímenes corruptos del Norte de África al servicio de la cleptocracia financiera internacional empiezan a resquebrajarse. El pueblo está cansado de dictadores con trajes de Armani y disfrazados de modernidad, cansado de oligarquías al servicio de un capitalismo decadente que solo les trae pobreza y explotación masiva. El pueblo está cansado de falsas promesas, de engaños, de mentiras, de terrorismos de estado, de represión. Están cansados de la podredumbre moral euronorteamericana cómplice de los crímenes, cansados de la barbarie sionista, cansados de islamofobia y de islamistas financiados por la CIA, el Mossad y los monarcas saudíes, cansados del expolio de sus recursos por parte de las transnacionales, cansados de líderes genocidas mimados por los Bancos más prestigiosos del mundo.

Una ola de indignación sacude el Magreb. Una indignación que exige Justicia, Igualdad, Dignidad y Libertad, esos valores que, cuando aspiran a meterializarse de manera auténtica, tanto pavor dan a los políticos sicarios del capital.

Egipto contiene la respiración tras una jornada histórica de manifestaciones

Ya se cansaron de creer en etéreas promesas de felicidad fabricadas a golpe de spot publicitario. La rebelión contra el dictador Mubarak tiene rostro de mujer y es rabiosamente joven. Son depositarios de un tipo de ira incompatible con el conformismo y  la resignación.

La pasividad de la mujer musulmana, otra mentira de la propaganda mediática

noviembre 13, 2010

OTAN NO – Bases Fuera – Rota 2010

NO A LA OTAN, NO A LAS BASES.

Juan José Téllez – Rota 2010

Porque no queremos que la muerte armada sea el horizonte cotidiano de nuestra casa.

Porque no queremos que sobre nuestros sueños vuelen aviones cargados de presos secretos hacia las mazmorras sin ley donde se tortura a los derechos humanos.

Porque tampoco deseamos que la metralla que aniquila poblaciones civiles de lugares remotos viaje sobre las alas que anidan junto a nuestro playa o naveguen a bordo de tiburones de metal a los que hemos dado asilo en nuestras aguas.

Porque no deseamos ser cómplices ni vecinos de esa forma de terror que lleva puesto el pasamontañas de la guerra.

Por eso estamos aquí y por eso estuvimos más de veinticuatro veces antes. Armados de razón y desarmados de ira. Armados de paciencia y heridos de rabia. Muertos de miedo y muertos de vergüenza.

Emprendimos esta larga marcha a favor de la vida y en contra de la eterna edad de los metales, cuando el mundo se dividía en bloques y los imperios repartían su ambición de poder hasta que el más fuerte, el de los becerros de oro y el crimen de la opulencia, derribó telones de acero y banderas de revoluciones cansadas.

Por el camino, hubo quemaduras de NAPALM y aldeas destrozadas, tiranos alimentados por dólares o rublos, compraventa de armas y de esclavos, pequeñas ofensivas que provocaban grandes desastres fieramente humanos.

Fue entonces cuando Estados Unidos, en lugar del Plan Marshall que reconstruía a Europa, le compró al salvador de España un puñado de tierras en distintos confines de la Península para izar la bandera de las barras y estrellas sobre un país que ya era un largo valle de lágrimas.

Fue entonces cuando nos metieron en la OTAN, ya en plena democracia según dicen, sin aguiluchos sobre los estandartes pero con los buitres de siempre rondando desde mucho tiempo atrás esta antigua encrucijada de camino a la que llamamos Península Ibérica, que ojalá se convirtiera desde Lisboa a Morón, durante este mes de noviembre, en aquella balsa de piedra que soñó José Saramago, quien ya no puede acompañarnos en la aventura de echar a nadar nuestros mejores sueños. (Continúa)…

Descargar pdf con texto completo del alegato de Juan_Jose_Tellez_Rota_2010

noviembre 13, 2010

Gobierno marroquí y gobierno israelí unidos por el crimen

La población palestina y la población saharaui están siendo reprimidas de manera salvajemente parecida por dos gobiernos fasciocapitalistas al servicio del imperio. Estos dos gobiernos están en posesión del record mundial de incumplimientos de resoluciones de la ONU, ocupando las primeras posiciones de este ránking de la vergüenza. En un marco de total impunidad perpetran sus crímenes ante el silencio cómplice de los principales países y organismos internacionales. Desde aquí queremos expresar nuestra más profunda solidaridad con estos dos pueblos mártires en manos de dictaduras al servicio del capital, el expolio y la acumulación más abyecta. Vuestra lucha por la dignidad humana frente al

¿Estarán sus servicios secretos y maquinarias represivas también hermanadas en el apoyo a oscuras redes terroristas?

totalitarismo opresor de los poderosos constituye un ejemplo de resistencia para todo los oprimidos del globo. Son muchas las comunidades que se enfrentan a la tentación genocida de señores feudales que se creen dueños de la inmensidad de la tierra por derecho divino. Comunidades indígenas de América, Asia, África y Oceanía reivindican su derecho a existir por encima de los intereses del capital transnacional y los de sus sicarios, también llamados reyes, príncipes, sultanes, presidentes o cancilleres.

octubre 3, 2010

Harold Pinter o el quinto aniversario de una verdad desnuda

En este mes se cumplean 5 años de la concesión del Premio Nobel de Literatura al dramaturgo británico Harold Pinter. Este escritor de origen judío se negó a aceptar la nacionalidad israelí en protesta por la actitud criminal de los sucesivos gobiernos que han regido este Estado. En su memorable discurso sobre la Verdad y la Mentira entró directamente en la arena política para desnudar hechos objetivos sobre los crímenes cometidos por el poder imperial en las últimas décadas. Sus palabras siguen siendo plenamente vigentes hoy, 5 años después.

Aquí un pasaje:

“Los Estados Unidos apoyaron y en algunos casos crearon todas las dictaduras militares de derechas en el mundo tras el final de la Segunda Guerra Mundial. Me refiero a Indonesia, Grecia, Uruguay, Brasil, Paraguay, Haití, Turquía, Filipinas, Guatemala, El Salvador, y, por supuesto, Chile. El horror que los Estados Unidos infligieron a Chile en 1973 no podrá ser nunca purgado ni olvidado.

Cientos de miles de muertes tuvieron lugar en todos estos países. ¿Tuvieron lugar? ¿Son todas esas muertes atribuibles a la política exterior estadounidense? La respuesta es sí, tuvieron lugar y son atribuibles a la política exterior estadounidense. Pero ustedes no lo sabrían.

Esto nunca ocurrió. Nunca ocurrió nada. No ocurrió ni siquiera mientras estaba ocurriendo. No importaba. No era de interés. Los crímenes de Estados unidos han sido sistemáticos, constantes, inmorales, despiadados, pero muy pocas personas han hablado de ellos. Esto es algo que hay que reconocerle a los Estados Unidos. Han ejercido su poder a través del mundo sin apenas dejarse llevar por las emociones mientras pretendían ser una fuerza al servicio del bien universal. Ha sido un brillante ejercicio de hipnosis, incluso ingenioso, y ha tenido un gran éxito”.

En los primeros 12  minutos Harold Pinter diserta sobre su manera de entender el arte y sobre la manera en que construye sus obras literarias. A partir del minuto 13  se centra en cuestiones históricas, explicando con una claridad asombrosa hechos fundamentales para entender el pasado y el presente en el que vivimos. El autor falleció en Diciembre de 2008 pero sus palabras, sus obras y sus mensajes siempre permanecerán disponibles para todo aquel que quiera entender un poco mejor el mundo que le rodea. Nuestras sociedades desarrolladas no atraviesan un gran momento: nuestras facultades intelectuales colectivas parecen mermadas, muestran claros signos de amnesia así como dificultades para el análisis racional de las causas y consecuencias de los fenómenos políticos y económicos. En este contexto el ejercicio de la memoria cobra un sentido moral de vital importancia para la propia supervivencia de nuestra especie.

abril 25, 2010

¿El imperio de la ley o la ley del imperio?

El concepto “imperio de la ley” se nos suele vender a menudo como receta de progreso y justicia igualitaria. En la teoría del neoliberalismo todos estaríamos sometidos a él, sin distinción de clases económicas u orígenes culturales. La realidad en cambio nos indica que bajo este imperio de la ley sólo se esconde la ley del imperio, entendiendo imperio en el sentido empleado por Negri y Hardt en su ya clásico libro.

La ley, al igual que sucede con la información o incluso con el lenguaje, no es neutral. En la ley está implícitamente escrito un proyecto político. Cuando nuestra ley otorga a una serie muy limitada de instituciones privadas el inmenso poder de crear dinero de la nada está plasmando, negro sobre blanco, un proyecto político totalitario. Cuando la ley establece el concepto de “persona jurídica” con el fin de igualar los derechos de los individuos y las corporaciones está defendiendo un proyecto político plutocrático. Cuando la ley consagra los derechos inviolables de la propiedad privada ilimitada sobre las necesidades materiales de las masas desposeídas pone los cimientos necesarios para la fundación de la mayor de las dictaduras, la fasciocapitalista.

El fascismo se adapta a los tiempos. Ahora, en su fase postmoderna, más sonriente y bajo un barniz pseudodemocrático, puede denominarse fasciocapitalismo

El discurso del fascismo se va adaptando a los tiempos: El uniforme militar es sustituido por los trajes de Armani; ahora es menos nacional-católico y más sionista, es menos xenófobo y más aporófobo, es menos identitario y más globalizador, es menos autárquico y más deslocalizado. Junto con los rasgos ya mencionados todos los demás elementos originarios (homofobia, machismo, represión, jerarquización extrema, islamofobia, militarismo, clerofilia…) siguen permaneciendo vigentes con envoltorios remozados. No obstante tras algunos cambios aparentes el neofascismo  sigue siendo igual de autoritario, igual de violento, igual de colonialista, igual de dogmático, igual de ecocida y, sobre todo, igual de servil a los grandes propietarios a como siempre ha sido.

Entendemos por fasciocapitalismo la doctrina que promueve que todo el aparato represivo del que dispone el Estado (Ejército, Policía y Medios de Comunicación) debe ponerse al servicio de los intereses del capital privado para garantizarle tasas de beneficio siempre crecientes. La criminalización del sindicalismo, el ataque directo a sus principales líderes, el “vaciado” efectivo del derecho de huelga o la asfixia legal de la negociación colectiva son procedimientos plenamente válidos para esta ideología política deudora de Milton Friedman. Fue implementada con notable “éxito” en el Chile de Pinochet y exportada, bajo distintas presentaciones, a los cinco continentes. A veces podemos encontrarla bajo el nombre más amable de “neoliberalismo”. Thatcher, Reagan o Bush aplicándola en sus colonias o más recientemente Álvaro Uribe en su propio territorio han sido alguno de sus alumnos aventajados. Con pequeñas adaptaciones ajustadas a la realidad concreta de cada entorno geográfico es la doctrina dominante en el mundo actual, desde Honduras hasta la China.

El fasciocapitalismo ha incorporado todas las recetas del neoliberalismo para mejor dominar a los ciudadanos a través de la “fórmula Pinochet” y sus alianzas con la escuela económica de los “Chicago Boys”.  Los mecanismos de sometimiento social se van refinando a través de herramientas tales como el control  financiero hegemónico de los mass-media, la ludopatización de la sociedad o la utilización de acciones terroristas bajo control del estado. Italia es un buen ejemplo de esta evolución, ya que reúne todos los ingredientes, incluido el terrorismo de bandera falsa (“estrategia de la tensión“) para destruir a la izquierda y encarcelar a sus líderes, entre los cuales, por cierto estuvo el propio Toni Negri, antes mencionado.

Afortunadamente aún hay esperanza plasmada a través de numerosos movimientos sociales populares, cada vez más conscientes de los mecanismos que rigen el sistema.

febrero 24, 2010

Software y anarquismo

Épocas distintas, la misma lucha. La libertad siempre ha escocido a los imperios.

Cada día que pasa el capitalismo criminal muestra con mayor claridad su auténtica esencia liberticida. Cuando ellos hablan de “libertad” realmente quieren decir férreo control político, generación de dependencia, colonialismo, sumisión, esclavitud. Cuando la auténtica LIBERTAD aflora se sienten amenazados y deciden atacarla con todas las armas a su alcance. Así puede entenderse su agresión al software libre:

El eje del mal del software libre

Hoy más que nunca usa software libre. El imperio está tocado. Vamos bien. Nunca el mundo podrá agradecer suficientemente a los gigantes anarquistas, a Richard Stallman y a toda la comunidad del Conocimiento Libre lo que están haciendo por el progreso de la humanidad  frente al fascio-capitalismo de las corporaciones.

enero 18, 2010

Feminismo islámico, Islamismo feminista

El título de esta entrada puede parecer, a simple vista, como un chocante juego de palabras. Y es que la propaganda dominante que formatea nuestra “matriz de opinión occidental” establece que estamos ante términos incompatibles o antagónicos. Una mujer valiente, libre e intelectualmente bien formada llamada Fatema Mernissi se encargó, ya hace algunos años, de comenzar a desmontar este mito que no es más que uno de los muchos mensajes ideológicos que el pensamiento único cocina para ser convenientemente ingerido por nuestros domesticados cerebros. Mernissi estudió profundamente el Corán (no en vano es una de las mayores expertas de su país en la materia) para llegar a la conclusión de que en el libro sagrado de los musulmanes no hay nada contra las mujeres ni contra la democracia, sino que más bien sucede al contrario: Las enseñanzas del Profeta deben ser interpretadas principalmente en clave de igualitarismo entre sexos y entre clases sociales si queremos respetar el sentido primigenio de las mismas.

Su libro “El harén político” fue prohibido en Marruecos.
»–Sí, les puso furiosos -dice Mernissi-, no obstante ha sido publicado en muchos otros lugares, como en Siria, y a mucha gente musulmana le parece muy sensato que diga que el Profeta es feminista. La escuela nacionalista a la que yo fui de pequeña, la primera que hubo para mujeres en mi país, fue abierta por las autoridades religiosas. En los años cuarenta y cincuenta estas autoridades promovían la liberación de las mujeres ya que pensaban que la única manera de luchar contra el colonialismo era sacar del analfabetismo a la mitad femenina de la población”. Tenían razón: Nada como la formación intelectual para estimular en los seres humanos el anhelo de la Independencia, el anhelo de la Libertad.

Lo que sucedió después es que el propio “establishment occidental” alimentó y financió las interpretaciones más sesgadas, retrógradas y machistas sobre el Corán, así como a los grupos fundamentalistas que las promovían. Esta apuesta les salió bien a corto plazo: En una primera fase el islamismo radical de extrema derecha (perfectamente liderado y financiado por la fascista casa real Saudí) detuvo la expansión del comunismo en el mundo musulmán. En una segunda etapa, la actual, ese mismo extremismo wahabista sirve de excusa perfecta para desencadenar la islamofobia euro-norteamericana y la fabricación del “enemigo necesario” capaz de justificar los planes imperialistas de invasión, control y saqueo de numerosos territorios musulmanes (Afganistán, Palestina, Iraq, Pakistán, Somalia, Yemen, Irán…). El extremismo islámico es un fenómeno derechista y está alimentado con dinero occidental, convenientemente canalizado a través de los ríos de petrodólares que entran directamente a los regímenes feudales capitalistas del Magreb y el Golfo Pérsico. El gran interrogante en el momento actual son los efectos de este “diseño inteligente” en el medio y largo plazo.

Fascismo y Capitalismo: "Juntos de la mano, en fraternal alianza, silenciaremos a los pobres, a las mujeres y a la libertad en el mundo musulmán"

Para saber más sobre las estrechas relaciones entre el regimen totalitario saudí y las élites dirigentes estadounidenses, la instrumentalización de la guerra o de la “lucha contra el terror” desde una perspectiva empresarial e ideológica, está disponible on-line (con publicidad) el documental, ya clásisco, de Michael Moore Fahrenheit 9/11.

El feminismo islámico es un movimineto pujante, aunque silenciado en Euro-América, con voces como Dolors Bramon, Zainah Anwar, Asra Nomani o Nadia Yassine

enero 14, 2010

Haití

El primer país libre, de veras libre, fue Haití. Abolió la esclavitud tres años antes que Inglaterra, en una noche iluminada por el sol de las hogueras, mientras celebraba su recién ganada independencia y recuperaba su olvidado nombre indígena. El ejército de Bonaparte fue derrotado en 1804  y los esclavos negros rompieron sus cadenas antes que en ningún otro país del mundo. Aquella imperdonable osadía les costó a los haitianos uno de los mayores castigos que nunca se haya ejecutado en la historia contra una nación por parte de los hombres blancos, dueños del mundo: Humillación, aislamiento, expolio, martirio, repudio, exterminio… Tan increíble fue el crimen de aquel pueblo en su lucha contra los imperios que aún hoy, más de 200 años después, sigue pagando el precio. Pero mientras pagan nos miran fijamente, sin bajar la cabeza, nos miran.

(Parcialmente tomado a partir de un texto de Galeano, en su libro “Espejos”)

diciembre 26, 2009

Myke Prysner, un soldado valiente

¿Quieres saber la verdad sobre la guerra de Iraq y sobre todas las guerras del imperialismo?. Este soldado americano ha estado en el corazón del infierno y te cuenta lo que ha visto allí:

diciembre 7, 2009

Mohamed VI, capataz del imperio en África norte.

La monarquía alaui y los militares adeptos no están dispuestos a poner en riesgo sus ingresos, a comisión de las grandes transnacionales de los fosfatos y las pesquerías, en el Sáhara por culpa de sus habitantes. Ante el riesgo para sus negocios privados reaccionan de manera amenazante contre el gobierno español. Pero… ¿quien es Mohamed VI?. Ante todo es el capataz del imperio de las barras y las estrellas en el Magreb.
Mohamed VI, un rey de los más ricos del mundo, tiene, según el semanario Al Ayam de Casablanca, unos 600 vehículos de época, muchos de ellos heredados de su padre, Hassan II. No satisfecho aún sigue añadiendo nuevas piezas para mejorar su impresionante colección. Sólo el aparcamiento del Palacio requiere más de 6 millones de euros al año para su mantenimiento y los gastos de desplazamiento son superioes a 30 millones de euros.
Si hay algo en que el “rey de los pobres” no está dispuesto a ahorrar es en sus coches, su multimillonaria afición. El rey de Marruecos no tiene miedo de las facturas astronómicas en reparaciones mecánicas y no duda en mandar uno de sus “Aston Martin” a Inglaterra por vía aérea para su puesta a punto. La revista Forbes lo pone en la lista de los ocho monarcas más ricos del mundo, con una fortuna de 883 millones de euros, en un país donde cinco millones de personas viven con menos de un euro al día. La riqueza del hombre al que en internet se le llamó “el rey del fosfato” se ha quintuplicado en 10 años. Exactamente el tiempo que lleva en el trono.

Para seguir al grupo de apoyo de Aminetu en el feisbu: Grupo de apoyo a Aminetu Haidar

Más información: http://www.saharalibre.es/

A %d blogueros les gusta esto: