Posts tagged ‘islamofeminismo’

junio 21, 2011

Arabia Saudí, amigo de las “democracias”, prohibe a sus mujeres conducir coches

¿Pueden ser modelo de democracia y libertad quienes sostienen a este tipo?

En Arabia Saudí, las mujeres no pueden caminar solas, ni viajar solas, ni estudiar o trabajar sin un permiso de su ‘mahram‘, su custodio, un varón de la familia responsable legal que a menudo es menor que ella y tiene una formación muy inferior a la de su protegida. No pueden conducir, no pueden votar ni tampoco deben estudiar carreras relacionadas con el Derecho, la Arquitectura o la Ingeniería porque son los trabajos más frecuentados por los varones. La discriminación de la mujer saudí es tal que, en el informe elaborado por el Foro Económico Mundial de 2009, Arabia Saudí figuraba en el puesto 130 de 134 países en lo que a discriminación sexual se refiere. El problema no es el Islám, ya que los derechos de la mujer están en fases mucho más avanzadas en otros países musulmanes como Turquía e incluso Irán, sino el poder de una secta fasciocapitalista que ejerce su tiranía gracias a la protección de EEUU, Israel y Europa.

Aunque se habla mucho de Afganistán hay que saber que los derechos de la mujer en Arabia Saudí están aún mucho más pisoteados. Se trata, sin ninguna duda, de uno de los países más totalitarios del mundo, donde un grupo de tarados ostenta el control político de la manera más criminalmente absolutista y medieval que pueda imaginarse. Además son cuna de las más peligrosas redes terroristas del mundo, financiadas con dinero real, bajo un sistema fasciocapitalista propio de la más terrible de las pesadillas. Este país supone un retiro dorado para todos los dictadores del mundo, que pueden reunirse allí para sus fiestas y orgías en la más absoluta impunidad.

Este es el país que tiene un pacto de amistad inquebrantable con EEUU, Israel y Europa, pacto que es el paradigma de la decrepitud moral que gobierna en las mal llamadas “democracias occidentales”. Es más que evidente que en una DemocraciaReal las relaciones diplomáticas con un estado de estas características serían completamente inexistentes.

La Mujer Saudí, eterna “menor de edad”, conduce coches como protesta contra un régimen opresor

enero 29, 2011

Solo Justicia, Pan y Libertad

La revuelta popular que ayer se vivió en las calles de El Cairo quedará para siempre en el recuerdo de todas las generaciones de egipcios que participaron en ella. En una jornada con dramáticas escenas de enorme simbolismo, cientos de miles de egipcios conquistaron las calles para exigir el fin de un sistema político que ha consumido la paciencia de la mayoría de sus clases sociales. Las mujeres están desempeñando un papel protagonista en este levantamiento ciudadano contra la tiranía cómplice de la explotación colonial.

Mubarak es el segundo beneficiario de la ayuda exterior de EEUU, después de Israel. Se le conoce como el “matón” de EEUU en la región; es uno de los instrumentos de la política exterior estadounidense, que implementa su programa de seguridad para Israel y el flujo sin problemas del petróleo mientras mantiene a raya a los palestinos. De modo que no es ningún secreto que esta dictadura ha gozado del respaldo de gobiernos de EE.UU. desde el primer día, incluso durante la engañosa retórica pro democracia de Obama. Por lo tanto no hay que sorprenderse ante las risibles declaraciones de Clinton que más o menos defendían el régimen de Mubarak, ya que uno de los pilares de la política exterior de EE.UU. es mantener regímenes estables a costa de la libertad y los derechos cívicos.

Los egipcios conquistan las calles a pesar de la represión

Entrevista a un bloguero egipcio

enero 18, 2010

Feminismo islámico, Islamismo feminista

El título de esta entrada puede parecer, a simple vista, como un chocante juego de palabras. Y es que la propaganda dominante que formatea nuestra “matriz de opinión occidental” establece que estamos ante términos incompatibles o antagónicos. Una mujer valiente, libre e intelectualmente bien formada llamada Fatema Mernissi se encargó, ya hace algunos años, de comenzar a desmontar este mito que no es más que uno de los muchos mensajes ideológicos que el pensamiento único cocina para ser convenientemente ingerido por nuestros domesticados cerebros. Mernissi estudió profundamente el Corán (no en vano es una de las mayores expertas de su país en la materia) para llegar a la conclusión de que en el libro sagrado de los musulmanes no hay nada contra las mujeres ni contra la democracia, sino que más bien sucede al contrario: Las enseñanzas del Profeta deben ser interpretadas principalmente en clave de igualitarismo entre sexos y entre clases sociales si queremos respetar el sentido primigenio de las mismas.

Su libro “El harén político” fue prohibido en Marruecos.
»–Sí, les puso furiosos -dice Mernissi-, no obstante ha sido publicado en muchos otros lugares, como en Siria, y a mucha gente musulmana le parece muy sensato que diga que el Profeta es feminista. La escuela nacionalista a la que yo fui de pequeña, la primera que hubo para mujeres en mi país, fue abierta por las autoridades religiosas. En los años cuarenta y cincuenta estas autoridades promovían la liberación de las mujeres ya que pensaban que la única manera de luchar contra el colonialismo era sacar del analfabetismo a la mitad femenina de la población”. Tenían razón: Nada como la formación intelectual para estimular en los seres humanos el anhelo de la Independencia, el anhelo de la Libertad.

Lo que sucedió después es que el propio “establishment occidental” alimentó y financió las interpretaciones más sesgadas, retrógradas y machistas sobre el Corán, así como a los grupos fundamentalistas que las promovían. Esta apuesta les salió bien a corto plazo: En una primera fase el islamismo radical de extrema derecha (perfectamente liderado y financiado por la fascista casa real Saudí) detuvo la expansión del comunismo en el mundo musulmán. En una segunda etapa, la actual, ese mismo extremismo wahabista sirve de excusa perfecta para desencadenar la islamofobia euro-norteamericana y la fabricación del “enemigo necesario” capaz de justificar los planes imperialistas de invasión, control y saqueo de numerosos territorios musulmanes (Afganistán, Palestina, Iraq, Pakistán, Somalia, Yemen, Irán…). El extremismo islámico es un fenómeno derechista y está alimentado con dinero occidental, convenientemente canalizado a través de los ríos de petrodólares que entran directamente a los regímenes feudales capitalistas del Magreb y el Golfo Pérsico. El gran interrogante en el momento actual son los efectos de este “diseño inteligente” en el medio y largo plazo.

Fascismo y Capitalismo: "Juntos de la mano, en fraternal alianza, silenciaremos a los pobres, a las mujeres y a la libertad en el mundo musulmán"

Para saber más sobre las estrechas relaciones entre el regimen totalitario saudí y las élites dirigentes estadounidenses, la instrumentalización de la guerra o de la “lucha contra el terror” desde una perspectiva empresarial e ideológica, está disponible on-line (con publicidad) el documental, ya clásisco, de Michael Moore Fahrenheit 9/11.

El feminismo islámico es un movimineto pujante, aunque silenciado en Euro-América, con voces como Dolors Bramon, Zainah Anwar, Asra Nomani o Nadia Yassine

A %d blogueros les gusta esto: