Posts tagged ‘magreb’

marzo 17, 2011

Aún es posible evitar un baño de sangre mayor en Libia

Gadafi y su familia, sátrapas enriquecidos con el dinero del pueblo

Con la Resolución adoptada hace unos minutos por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, decretando una zona de exclusión aérea sobre Libia y medidas adicionales para garantizar la seguridad de los civiles, se abre un nuevo escenario en el Magreb. Aún es posible evitar las masacres de Kosovo o Iraq mediante la negociación entre Gadafi y una delegación del Consejo de Seguridad de la ONU, con la mediación de líderes como Hugo Chávez, Daniel Ortega o Fidel Castro. Nuestra posición es que la zona de exclusión aérea era necesaria para detener los actuales combates y, sobre todo, para insuflar nuevas energías a todos los pueblos sometidos de África y la Península Arábiga, demostrándoles que es posible reverlarse contra los dictadores y terminar por derrocarlos. Por supuesto el quitar a un dictador no es garantía de democracia ni de libertad como ya sabemos en el “mundo desarrollado” pero, en todo caso, es un pequeño paso en la buena direccion. Un primer paso necesario, aunque para nada suficiente.

enero 30, 2011

Jóvenes musulmanes, protagonistas de la Historia

Nada está escrito. Ellos lo saben y son millones.

Los jóvenes quieren agarrar el presente con las manos para fabricar un futuro diferente. El colonialismo es un monstruo del pasado que debe seguir muriendo cada día, aunque sea a base de arañazos.

En contraste con aquellos que opinan que la revolución egipcia está teledirigida  por ocultos intereses nosotros defendemos que obedece a un proceso interno y auténtico. Responde a una demanda real de su gente, a un sentimiento que viene conformándose a lo largo de décadas de humillación y largas luchas. Estamos ante una aspiración radical de Justicia, libertad e independencia frente a los manejos de las potencias extranjeras y de las cómplices oligarquías que oprimen al pueblo. El colonialismo sigue vivo y la gente lo sabe. Aquí se sigue librando una batalla secular entre el poder del pueblo y los intereses de clase de unas élites que se apropian del fruto del trabajo de la gente sencilla, de los recursos naturales y de los signos culturales que conforman una identidad colectiva que no puede ser silenciada.

No es una revolución islámica, no es una revolución socialista ni tampoco un movimiento provocado desde el exterior. Sin embargo tanto los hermanos musulmanes, como las fuerzas sindicales y los países vecinos tendrán que participar en el nuevo reequilibrio. Nuevos movimientos están surgiendo, nuevas voces, nuevos métodos frente a lo viejo que se resiste a abandonar sus privilegios. La gente solo quiere paz, convivencia entre musulmanes, cristianos y ateos, pan y libertad. Nada más y nada menos.

Para seguir lo último sobre lo que está pasando en Egipto:

http://english.aljazeera.net/watch_now/

A %d blogueros les gusta esto: