Posts tagged ‘mareaciudadana’

diciembre 22, 2014

Ganemos, algo más que Podemos

Los distintos movimientos “Ganemos”, que se extienden por todos los territorios que conforman el estado español, siguen ampliando su espacio. Los últimos pasos significativos han sido dados en Barcelona, con la aprobación de su código ético “Gobernar Obedeciendo” y en Madrid con su borrador de reglamento para la elección de candidat@s, pensado para evitar que ninguna corriente, partido o grupo de poder pueda monopolizar el control del proyecto. Este es un elemento fundamental que pone en valor el hecho de que “Ganemos”, es algo más que “Podemos”. Frente a las tentaciones de verticalismos renovados, listas-plancha y familias políticas con un control hegemónico sobre las marcas electorales, los Ganemos reivindican la pluralidad, la diversidad, la participación y el respeto a las minorías, mediante el fortalecimiento de los mecanismos que impiden el “todo o nada” a la hora de elegir listas de personas o ideas que se presentan como un producto acabado, cerrado y empaquetado, “listo para votar”.

Ganemos no es solo Podemos porque también pretende dar voz protagonista a las Mareas, a las Marchas por la Dignidad, al Quincemayismo, a los Frentes Cívicos, al movimiento Ecologista, al movimiento Feminista, al movimiento por la Cultura Libre, al movimiento Obrero, al movimiento Vecinal, a la Red Ciudadana, Equo, Humanistas… y a un largo etcétera constituido por una enorme multitud de personas y asociaciones que no forman parte orgánica de “Podemos”. Los “Ganemos” nacen con la aspiración y la voluntad de que el colectivo, el pueblo organizado, debe estar muy por encima de los personalismos de los grandes líderes y las familias políticas con vocación hegemónica. Los “Ganemos” nacen con el convencimiento de que el poder de la ciudadanía empoderada y de la inteligencia colectiva debe estar por encima del gobierno críptico de los expertos y las “mentes privilegiadas”. Solo nos cabe desear y empujar para que tod@s los agentes implicados, y en especial los partidos políticos, estén a la altura del reto, sabiendo poner sus fuerzas y su energía detrás de la gente común y no delante de ella como, desgraciadamente, ha sucedido hasta ahora en no pocas ocasiones.

Para terminar un bello texto ilustrado, denominado Carta por la Democracia,  primorosamente editado por el Movimiento por la Democracia, que describe y enmarca este nuevo espíritu de esperanzada rebelión ciudadana. ¡Gracias a tod@s los que lo hacéis posible!.

abril 16, 2014

Izquierdas y derechas en la centralidad capitalista (II)

00-we-are-the-99-percentLas dinámicas de crisis globales interconectadas (laboral, financiera, ecológica, migratoria, democrática, energética…) siguen avanzando en el actual 2014 con rumbos erráticos y poco predecibles. Aunque no siempre de una manera evidente podemos comprobar que, conforme el proceso discurre, los contornos que dibujan los mapas y las fronteras de los conflictos reales desbordan los aparentes esquemas de confrontación entre supuestas izquierdas y derechas políticas. Los vendavales que hacen crujir los mástiles de nuestras sociedades decadentes, en forma de paro, deuda, violencia y exclusión social, se compadecen mal con simplificaciones y polaridades políticas forzadamente encorsetadas en izquierdas y derechas por la retórica predecible del poder dominante. Las cuestiones medulares que vertebran la política (y por tanto el conflicto social entre lo que es y lo que debería ser) interpelan a las comunidades humanas y desdibujan por completo los contornos de una división simétrica inducida entre frentes ideológicos empaquetados y artificialmente presentados. Nos referimos a retos tales como las demandas identitarias de los pueblos que aspiran a escribir su propia historia, las luchas contra el capitalismo depredador y antidemocrático realmente existente, articuladas en múltiples plataformas tanto internacionalistas como patrióticas, la espiritualidad de la resistencia ante el retroceso de los derechos humanos en muchos lugares del planeta o incluso la composición orgánica de los movimientos obreros y sindicales a lo largo del tiempo. No será dificil encontrar evidencias que nos ayuden a entender que cualquiera de estos frentes de confrontación contra el modelo económico impuesto por el poder de las élites se ha nutrido de elementos culturales que beben en distintas tradiciones de haceres y saberes, constituyendo finalmente tejidos de oposición difícilmente etiquetables en izquierdas o derechas.

En el ámbito del estado español es posible citar diversos ejemplos de estas amalgamas sólidas de resistencia y contrataque. En el campo de las luchas contra el capitalismo depredador podríamos citar estructuras transversales tales como las Plataformas de Afectados por la Hipoteca, las Mareas Ciudadanas que luchan exitosamente por la salvaguarda de los servicios públicos o en general al fenómeno ciudadano de las multitudes indignadas que exigen una democracial real. En el campo identitario, nunca exento de potentes controversias y paradojas, podemos fijarnos en la Asamblea Nacional Catalana que promueve un referéndum soberanista por la autodeterminación, con sustento político en muy amplias capas de población pertenecientes a supuestas derechas, centros e izquierdas. En el campo de la espiritualidad encontramos la existencia de importantes corrientes religiosas y humanistas, provenientes de distintas familias y tradiciones políticas que defienden la centralidad del ser humano y su liberación frente a la mercantilización de la vida. La historia nos demuestra que el anticapitalismo es una poderosa pulsión de resistencia de los pueblos contra la distopía de un mercado omnipotente capaz de engullir los más básicos derechos político-laborales de las comunidades y de las personas, comenzando por su derecho a la soberanía democrática e identitaria y terminando por su elemental derecho a subsistir físicamente ante la miseria creciente. Este anticapitalismo ha bebido tanto de las hipotéticas derechas como de las izquierdas o de los centros. En el lado contrario también hemos contemplado a supuestas izquierdas y derechas convirtiéndose en puntales muy gruesos que han salido escandalosamente en defensa del sostenimiento de un sistema enormemente injusto en sus momentos de debilidad, como sucedió con la reforma del artículo 135 de la Constitución española. De igual forma podemos encontrar a supuestas izquierdas y derechas que colaboran, de manera combinada, en el sostenimiento de un nacionalismo esencialista y exclusivista construído sobre el menosprecio al extranjero y su puesta bajo sospecha, como está sucediendo actualmente en Francia y en otros muchos lugares.

Pero… si las líneas de los conflictos sociales y políticos realmente existentes no se dejan cartografiar con rigor en términos de polaridad izquierdas-derechas… ¿dónde situar las fronteras entre lo que es y lo que debería ser para entender el presente y construir un futuro de convivencia, paz y justicia entre los pueblos?. ¿No será la propia concepción de la sociedad como una estructura vertical, donde el poder se ejerce desde arriba hacia abajo, de una manera intrínsecamente autoritaria en menoscabo de la participación colectiva en la toma de decisiones, frente a un modelo horizontal donde el poder nace desde la base, configurando de manera directa todas las decisiones políticas que afectan a nuestra vida en común?. Por supuesto ese conflicto entre dos concepciones estructuralmente diferentes de la vida en sociedad es, de manera integral, un conflicto ideológico con raíces filosóficas y políticas muy profundas. El verticalismo, un sistema de pensamiento y organización que no confía en la capacidad del ser humano para gestionar de manera auténticamente democrática y colectiva su presente y su futuro contra el horizontalismo, un proyecto que parte de la idea de que la humanidad como conjunto y como constelación de pueblos diversos, está capacitada para autogobernarse de manera adaptativa e inteligente. El futuro, que se hace presente a cada instante, nos interpela a cada una de nosotras para que tomemos partido en este conflicto ideológico. ¿Entregar el poder a “los que saben” o conservarlo para redistribuirlo con equidad?. ¿Confiar en la inteligencia de la multitud o en el pragmatismo brutalmente egoísta de las élites?. Cada camino exige su precio, su coste de oportunidad y sus peajes. Aunque parezca sencillo no es una decisión fácil de tomar.

Entrada relacionada: Izquierdas y Derechas en la centralidad capitalista (I)

enero 15, 2014

Acampada Dignidad – Córdoba

Acampada Dignidad – Córdoba

Un conjunto de personas y colectivos de Córdoba han decidido no resignarse ante las agresiones que los grandes poderes económicos están desplegando contra el pueblo. Tienen la certeza de que la situación sólo puede cambiar a favor de la ciudadanía tomando conciencia y actuando colectivamente. Creen necesario salir a la calle y estar en la calle para luchar contra la política de recortes de los distintos gobiernos sin distinción, para defender el derecho al trabajo, a una vivienda digna y los derechos sociales de las personas. Los gobiernos han venido trabajando para rescatar a la banca, la ciudadanía tiene que movilizarse para rescatar a las personas.

Para leer el manifiesto completo: Manifiesto de la Acampada Dignidad (Córdoba)

acampada_dignidad_rey_heredia

Los colores de la madeja, rojo, verde y blanco representan la unión simbólica de todas las luchas y mareas. Rojo por el derecho a la vivienda y al trabajo, y en apoyo a iniciativas como stopdesahucios, la PAH o las asambleas contra el paro. Verde por el derecho a una educación para tod@s y de calidad. Blanco por el derecho a la salud, sin discriminaciones y sin mercantilización de la enfermedad. Asumir en la práctica el lema de que “la soberanía reside en el pueblo”, a través de una democracia directa y participativa, siginifica que no cabe la resignación ante tanta inequidad, no cabe quedarnos en silencio y de brazos cruzados mientras la clase pudiente se hace aún más rica y las personas pobres son privadas de techo y comida. Solo la insumisión, la desobediencia civil y el empoderamiento popular ante las élites extractivas podrá conducirnos a un mundo mejor. Actualmente el Ayuntamiento de Córdoba está promoviendo acciones judiciales para ejecutar un desalojo del Centro Social ante lo cual se ha iniciado una campaña de autoinculpación cuajada de fuerza y dignidad popular. La ocupación, por parte de la asamblea ciudadana-acampada dignidad del edificio público abandonado por nuestras autoridades, comenzó el 4 de Octubre de 2013. Ese mismo día se iniciaba por parte de los activistas un duro trabajo de limpieza, rehabilitación, adecentamiento y puesta en valor del inmueble. A fecha de hoy, 15 de Enero de 2014, la acampada-ocupación está más viva que nunca, repleta de actividades (cocina abierta, clases de apoyo, biblioteca, huerto comunal, talleres de sensibilización, aula de informática, charlas formativas, encuentros asociativos…) demostrando por la vía de los hechos que “Sí Se Puede”.

(Más en información en “Dentro del CS Rey Heredia” – Revista Mito.)

rey_heredia_aldea_gala_cordoba

junio 19, 2013

Plebiscito Ciudadano

La MareaCiudadana convoca plebiscito ciudadano a realizar del 23 al 30 de Junio. Infórmate y participa:

plebiscito_vinculante

plebiscito_ciudadano_junio_13

mayo 20, 2013

Pueblos Unidos contra la Troika: Manifiesto 1J

1j

Pueblos Unidos contra la Troika:
1 de junio Manifestación Internacional
MAREA EUROPEA Contra los recortes y por una verdadera Democracia

Las brutales e inhumanas políticas de ajuste impuestas por la odiosa Troika (el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea) con la ayuda de los gobiernos cómplices, están causando en Europa la mayor crisis de la democracia de las últimas décadas. Millones de personas estamos siendo condenadas al paro, la pobreza e incluso a la muerte por una deuda ilegítima e impagable, que en su mayor parte es privada; de bancos, grandes empresas y entidades financieras. El rescate Europeo a la banca, avalado y garantizando por el Estado, una vez más privatiza los beneficios mientras socializa las pérdidas y a cambio exige recortes sangrantes.
Con la excusa de la crisis de la deuda han modificado la Constitución (Art.135.3) sin escuchar nuestra voz en referéndum, imponiéndonos el desmantelamiento de los servicios públicos como la Sanidad o la Educación que son entregados al sector privado como “oportunidad de negocio”, vulnerando así los derechos sociales y laborales conquistados en las últimas décadas. Con ello se ha provocado, además, que miles de familias de los países afectados pierdan su vivienda y su vida diaria La disolución de las fronteras entre lo público y lo privado alimenta una corrupción impune que envilece nuestra sociedad y pervierte la política en su papel insustituible de instrumento de acción ciudadana. El objetivo de las privatizaciones es el expolio, la concentración de la riqueza y la profundización en las reformas neoliberales.
Ya sea a través de los memorandos impuestos por la Troika a Grecia, Irlanda, Portugal o Chipre o del rescate financiero en el caso del Estado Español se está produciendo un trasvase de dinero público a las entidades financieras a costa de la pérdida de derechos básicos, el empobrecimiento generalizado de la población y el aumento de la desigualdad social en toda Europa. Sabemos que el modelo de desarrollo insostenible de las últimas décadas basado en un alto consumo de recursos energéticos y materias primas ha llegado a su fin. Frente al crecimiento ilimitado de la economía financiera y especulativa es necesario un cambio de rumbo, pero no para salvar a los bancos sino a las personas, a las generaciones futuras y al planeta.
Este cambio de rumbo debe partir de una democratización de Europa, desde sus ciudadanos/as, para que los derechos de las personas y las decisiones políticas democráticas se impongan a la avaricia de las instituciones y mercados financieros y de las grandes multinacionales. Cuando celebramos el segundo aniversario del 15M, de la toma de conciencia política de la ciudadanía, de los nuevos movimientos sociales que están construyendo desde abajo alternativas a las políticas neoliberales a través de las asambleas, las mareas y las plataformas, sabemos que nuestra lucha es internacional y exige la convergencia de la ciudadanía de todos los países afectados. En Europa, diversos colectivos procedentes del Estado Español, Francia, Italia, Grecia, Chipre, Irlanda, Inglaterra, Escocia, Alemania y Eslovenia reunidos en Lisboa el pasado 26 de abril invitados por el movimiento portugués ‘Que se Lixe a Troika’ hacemos un llamamiento a una protesta internacional descentralizada el próximo 1 de Junio contra las políticas de ajuste del déficit bajo el lema “Pueblos Unidos contra la troika”. Este es el comienzo de un proceso descentralizado, inclusivo y participativo.
Queremos construir colectivamente, uniendo nuestras fuerzas y acciones, protestando internacionalmente contra la Troika. Llamamos a todas las personas, con o sin partido, con o sin trabajo, con o sin esperanza, a unirse a esta propuesta el próximo 1 de Junio. Apremiamos a todas las organizaciones políticas, movimientos sociales, sindicatos, partidos, colectivos, grupos informales, a unirse en esta jornada internacional.
Queremos seguir ampliando nuestras alianzas, tanto a nivel nacional como internacional, ya que somos conscientes de que sólo la suma de nuestras voces podrá detener las nuevas oleadas de recortes que se están preparando. Los pueblos de Europa han demostrado que no están dispuestos a asumir más sacrificios inútiles. Ha llegado el momento de demostrar nuestra capacidad para coordinar la lucha por otra Europa, la Europa de las personas.
De norte a sur, de este a oeste tomemos las calles en toda Europa contra la Troika
Por la Democracia, la Libertad y los Derechos sociales.
No al golpe de estado financiero. No debemos, no pagamos
Hay alternativas. Hay soluciones:
– Por la Justicia social y ambiental
– Por la Transparencia y la Democracia Participativa
– En defensa de unos Servicios Públicos y Universales
– Por una Auditoria Ciudadana de la Deuda. Contra la Deuda ilegítima

http://www.ecologistasenaccion.org/article25824.html

A %d blogueros les gusta esto: