Posts tagged ‘occupy’

marzo 10, 2014

El partido del hombre común

(Tomado de esta entrada del activista alterglobalizador Boaventura de Sousa Santos)

Escribo esta crónica sobre la India, en donde he estado en las últimas tres semanas. En la década pasada, la India fue arrasada por el mismo modelo de desarrollo neoliberal que la derecha europea y sus agentes locales están imponiendo en el Sur de Europa. Las situaciones son difícilmente comparables, pero tienen tres características comunes: concentración de la riqueza, degradación de las políticas sociales (salud y educación) y corrupción política sistémica que afecta a todos los principales partidos implicados en la gobernanza y los sectores de la administración pública.

La frustración de los ciudadanos frente a la levedad de la clase política llevó a un viejo activista neo-gandhiano, Anna Hazare, a organizar en 2011 un movimiento de lucha contra la corrupción que ganó una gran popularidad y transformó las huelgas de hambre de su líder en un acontecimiento nacional e, incluso, internacional. En 2013, un vasto grupo de adeptos decidió transformar ese movimiento en un partido, al que llamarán el partido del hombre común (Aam Aadmi Party, AAP)

Este partido surgió sin grandes bases programáticas, para ir más allá de la lucha contra la corrupción, pero con un fuerte mensaje ético: reducir los salarios de los políticos electos, prohibir la renovación de mandatos, resolver el trabajo militante en voluntarios y no en funcionarios, luchar contra las parcelas público-privadas en nombre del interés públicos, erradicar la plaga de los consultores a través de los cuales los intereses privados se convierten en públicos y promover la democracia participativa como modo de neutralizar la corrupción de los dirigentes políticos. Teniendo en cuenta esta base ética, el partido renunció a ser clasificado de izquierda o derecha, dando voz al sentimiento popular de que, una vez en el poder, los dos grandes partidos de gobierno se diferencian poco.

En diciembre pasado, el partido concurrió a las elecciones municipales de Nueva Delhi y, para sorpresa de sus propios militantes, fue el segundo partido más votado y el único capaz de formar Gobierno. Este Gobierno fue una bocanada de aire fresco y en febrero, el AAP era el centro de todas las conversaciones. Tan consistente como su magro programa, el partido propuso dos leyes, una contra la corrupción y otra instituyendo el presupuesto participativo en el gobierno de la ciudad. Asimismo, exigió la reducción del precio de la energía eléctrica, considerado un caso paradigmático de corrupción política. Como era un Gobierno minoritario, dependía de los aliados en la asamblea municipal, así que, cuando se le negó el apoyo, dimitió en lugar de hacer concesiones.

Estuvo 49 días en el poder, pero su coherencia consiguió que viese aumentar su número de adeptos después de la dimisión. Perplejo, pregunté a un colega y amigo, que durante 42 años fuera militante del Partido Comunista de la India y durante 20 años miembro del comité central, qué le llevó a afiliarse al AAP: “Fuimos víctimas del veneno con el que liquidamos a los mejores de los nuestros, favoreciendo una burocracia cuyo objetivo era mantenerse en el poder a cualquier precio. Es tiempo de empezar de nuevo y como militante-voluntario de base”.

Otro colega y amigo, socialista y votante fiel del Partido del Congreso (el centro-izquierda indiano), me dijo: “Me afilié cuando vi al AAP enfrentarse a Mukesh Ambani, el hombre más rico de Asia y cuyo poder de fijar las tarifas de la electricidad es tan grande como el de nombrar y cesar ministros, incluyendo a los de mi partido”.

Sospecho que tarde o temprano va a surgir en Portugal el partido del hombre y la mujer comunes. Ya tiene nombre y muchos adeptos. Se llamará Partido del 25 de Abril. Cuarenta años después de la Revolución, será la respuesta política a quienes, aprovechando un momento de debilidad, destruirían en tres años lo que construimos durante 40. El 25 de Abril es el nombre del portugués y de la portuguesa común cuya dignidad no está a la venta en el mercado de los mercenarios, donde todos los días se vende el país. Será un partido nuevo que estará presente en la política portuguesa, tanto si se constituye como si no. Si se constituye, tendrá el voto de muchas y muchos; si no se constituye, tendrá igualmente el voto de muchas y muchos, en forma de voto en blanco.

Por una o por otra vía, el Partido del 25 de Abril no esperará por el próximo libro de Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía, en donde él explicará cómo el FMI destruyó el Sur de Europa con la connivencia de la UE.

enero 3, 2014

Apuntes básicos para crear la Democracia en el siglo XXI

alternativas_desde_abajoYa estamos en 2014 y es un buen momento para recapitular brevemente el conocimiento adquirido en estos últimos años sobre las carencias estructurales de nuestra sociedad y sobre las líneas de acción necesarias para construir una democracia real. En campos como la representatividad, las finanzas, la ecología, el trabajo y la manera de admnistrar los recursos la confrontación entre los intereses de las élites y los de las mayorías sociales se ha hecho más y más visible, creando un frente de resistencias con grandes y sorprendentes líneas comunes en los cinco contienentes. Desde Brasil hasta Egipto, desde Bahrein hasta Islandia un pulso contra la opresión no ha dejado de sentirse, dibujando tres grandes ejes de propuestas para la emancipación de los pueblos y para la transición hacia un cambio de época.

1. Democracia participativa. Frente a la crisis de representatividad de los sistemas políticos tradicionales se han abierto demandas claras de democracia directa, que ayuden a superar el estado permanente de minoría de edad impuesta a la ciudadanía y su tutela forzosa por parte de conglomerados partitocráticos delegados que nunca respetan los compromisos adquiridos en periodos electorales y que solo sirven a los intereses de lás élites económicas que detentan el poder de forma totalitaria, en lo que ha venido a llamarse “feudalismo financiero”. Este nuevo poder del pueblo, en el que las nuevas tecnologías pueden servir de ayuda, está comenzando a ensayarse en forma de iniciativas legislativas ciudadanas, wikiproyectos legislativos, consultas vinculantes, listas abiertas con referendums revocatorios de mandato, reformas de leyes electorales para la democracia inclusiva, consejos deliberativos, asambleas populares con capacidad de autogestión, procesos transparentes de rendición de cuentas, blindajes normativos contra la corrupción, gestación de nuevas soberanías y empoderamientos ciudadanos, organizaciones políticas horizontalistas o presupuestos participativos.

2. Economía al servicio de las personas. El segundo eje de confrontación y de construcción de alternativas está apuntando con fuerza al terreno de la democracia económica y al desarrollo de un nuevo concepto de banca pública, ética y colectiva, con una auditoría profunda de la deuda pública frente a la socialización criminal de la deuda privada, con iniciativas de renta básica universal, con nuevas monedas complementarias, con la persecución comprometida de los paraísos fiscales, la limitación de grandes patrimonios o las cooperativas integrales de producción y consumo.

3. Gestión del procomún. Frente a la mercantilización agresiva de las bases indispensables para la vida (sanidad, educación, alimentación, vivienda, recursos naturales, conocimiento) se abre paso con fuerza la idea de que sin una gestión común, compartida, responsable y democrática de lo que es de tod@s no será posible la construcción de un futuro sostenible para el planeta. Más allá del Mercado y del Estado está lo Común (mares, ríos, montañas, subsuelo, aire, lenguas, cultura, tierra, saberes…) Poner el control y la posesión de todo eso en manos de unos pocos es visto cada vez más como el inicio de la más terrible de las dictaduras y por ello no va a ser permitido. La gestión del procomún también incluye una perspectiva ecológica y sosteniblemente decrecentista del uso de las energías y de los recursos materiales no renovables. Una visión redistributiva de los bienes disponibles y de las obligaciones propias de su conservación, comenzando por el reparto justo del trabajo y del salario, que supere las tradicionales visiones jerárquicas, etnocéntricas y patriarcales, se abre camino en nuestro imaginario colectivo.

Estos son los grandes retos y las vías de solución que tenemos por delante. “Sí se puede”. Entre todas y todos vamos a construirlo en los próximos años. Feliz 2014

PD. Esta entrada está inspirada en el muy recomendable documento “Cambio de época. ¿Cambio de rumbo?” de los profesores Jesús Sanz y Oscar Mateos.

junio 2, 2013

OccupyGezi, primavera turca

Podría ser Egipto, podría ser Atenas, podría ser Barcelona, Madrid o Lisboa. Podría ser Italia, Chile, Bahréin, Marruecos, México o incluso EEUU. En este caso es Turquía hoy. Es la primavera turca, una más que añadir a las primaveras griega, española o portuguesa. El motivo de la concentración siempre es el mismo en todas partes: La lucha de una inmensa mayoría social contra el poder totalitario de una minúscula élite económica y gubernamental que se empeña en expoliar a la gente. En este caso hablamos sobre la indignación popular contra el autócrata Erdogan pero podría ser contra otro cualquiera de los capataces puestos por los grandes capitales, en cualquier otro lugar, para velar por su intereses privados. Simplemente los pueblos están decidiendo ya no callarse. Información ahora en #occupyGezi

occupyGezi

Esto es lo que ellos entienden por “democracia”. Nosotros solo vemos un contexto de brutal y asesina represión policial, a través de los videos e imágenes que nos llegan por las redes.

impunidad_policial

A los mass-media no les gusta que utilicemos la etiqueta “primavera” en estos casos porque se supone que la cámara parlamentaria es el fin de trayecto de los anhelos políticos de los pueblos y Turquía, Grecia, Portugal o España ya han llegado a ese punto de destino. La realidad es que seguimos estando dentro de sistemas cuasi-totalitarios, en este caso perfeccionados respecto a las dictaduras tradicionales. La foto inferior, tomada en la primavera turca (2 de Junio en Estambul), describe la “normalidad democrática” que ellos han fabricado para nosotr@s.

normalidad_democratica

mayo 16, 2013

Universo 15M: Árbol Genealógico

15M: Un universo multiforme, horizontal, dinámico y distribuido.

15M: Solo 2 años para alumbrar toda una constelación multiforme, horizontal y dinámica de acción en red


http://noticias.lainformacion.com/asuntos-sociales/el-arbol-genealogico-del-15m-de-donde-viene-y-a-donde-va_jLe4dwnZqbWWBQBiAQJrp3/

noviembre 7, 2012

Izquierdas y derechas en la centralidad capitalista

En repetidas ocasiones hemos tratado este tema que sigue resultando difícil y esquivo para la comprensión de muchísima gente. El mensaje del 15M y del movimiento occupy, “No somos de izquierdas ni de derechas”, ha podido ser interpretado por algunos como “antipolítico” cuando realmente es justo al contrario. En absoluto pretende hacer apología del ocaso de las ideologías, ni refugiarse en un nihilismo místico, ya que apela precisamente a su opuesto: el despertar ciudadano, la repolitización de la sociedad y el empoderamiento colectivo. Para entender esta filosofía y su colisión con los esquemas de anális político en los que hemos sido educados partiremos de un sencillo gráfico:

A una enorme masa de  población le resultará tan “lógica y natural” esta plantilla de anális, que casi no requeriría explicaciones adicionales. Parece equilibrada y pertinente. La hemos llamado “plantilla mental capitalista para el análisis político” y ha sido interiorizada incluso por muchos activistas comprometidos con el cambio y la mejora social. Evidentemente estamos ante una herramienta-trampa para entender las opciones disponibles y para la búsqueda de un posicionamiento personal reflexivo. Analicemos por qué:

– La centralidad y el equilibro está ocupado idealmente por algún planteamiento intermedio entre los defendidos  por los partidos mayoritarios de los países avanzados. Es decir, el punto medio entre PP y PSOE, entre republicanos y demócratas, entre tories y laboristas, entre conservadores y progresistas… . Izquierdas y derechas se funden en el punto representado implícitamente por … ¡el capitalismo perfecto!. La pirámide del bipartidismo queda asumida como una estructura completamente natural, inamovible, eterna.

– El socialismo es empujado hacia los extremos del eje de coordenadas. El esfuerzo de la gente que se considera a si misma como “de izquierdas” debe consistir en huir del centro y buscar alguna posición más cercana a la periferia izquierda de la la línea, autoasumiendo una ubicación geométricamente marginal. La zona azulada, en la que siempre encontraremos el apoyo tácito de la mayoría estadística de la población, representa los valores de aquello que suele llamarse “la gente de bien”; sensata, respetable y equilibrada. Esa será siempre la zona sociológicamente cálida, cubierta bajo el manto protector del capitalismo pragmático, de la garantía del derecho y del libre mercado. En su retórica discursiva “cuánto más socialismo y menos competencia, más autoritaritarismo, menos libertad, menos seguridad jurídica. Tanto el socialismo de corte soviético (ultraizquierda) como el nacional-socialismo (ultraderecha nazi, falangista o musoliniana) son malos y peligrosos. Deben ser evitados por todos los medios, como demuestra la historia. Vente al centro porque ya sabes que en los extremos vas a pasar mucho, mucho frío”.

– Las fuerzas progresistas deben huir en dirección a uno de los polos, por tanto, en un proceso de exilio autoprovocado, en un éxodo por territorios inhóspitos, con muy pocos compañeros de viaje, en ruta hacia ninguna parte o, en todo caso, hacia el extremismo.

Desde el preciso instante en que las fuerzas insurgentes asumen e interiorizan esa plantilla de análisis ya han perdido la batalla. Jamás podrán ganar el combate de las ideas porque están jugando con una baraja marcada por su enemigo. El campo de juego y las reglas están diseñadas en beneficio exclusivo de uno de los contendientes.

¿Es esto inevitable?. En absoluto. Uno de los grandes méritos del movimineto internacional de los indignados y, particularmente del 15M, ha sido el de comenzar a explicitar esta trampa conceptual. La estrategia para vencer pasa necesariamente por diseñar una nueva plantilla de análisis, es decir, un nuevo campo de juego. Un campo en el que nostros ocupemos el centro y sea el rival el que pase frío en los extremos, fuera de la calidez de la zona intermedia, en este caso sonrosada:

– Ahora ya no hay izquierdas contra derechas, hay capitalismos extremistas, contra socialismos centrados, naturales y preocupados por nuestras necesidades básicas. Hay humanismo contra explotación, pacifismo contra militarismo, horizontalidad contra verticalidad, poder popular contra poder de las élites, democracias asamblearias contra dictaduras corporativas.

– La tarea de las fuerzas progresistas ya no sería desplazarse hacia el extremo, allí donde muy pocos quieren seguirte, sino viajar al centro, justo al corazón del ser humano, de los cuidados colectivos, del respeto al planeta, de la justicia social. Son los capitalismos los que están en los extremos, situados en el espectro de la guerra y la destrucción. Son ellos los que pasarán frío, bajo esta plantilla conceptual. Aquí ya no son las izquierdas y las derechas las que se unen en el punto de equilibro representado por el “capitalismo perfecto”. En su lugar son los socialismos los que buscan el punto de equilibro en torno al centro de gravedad constituido, en este caso, por el humanismo igualitarista, pacifista, ético y ecológicamene sostenible.

El ser humano, demasiado a menudo, es incapaz de ver las cosas como son. Tiene dificultades para desbordar la interpretación del mundo que otros han fabricado para él/ella, de una manera nada casual, a través de unas herramientas cognitivas muy concretas. Nuestras conclusiones no son nuestras porque están preformateadas, condicionadas por unos “forceps intelectuales” y una gramática generadora, en absoluto inocentes. Quién  impone sus esquemas previos, sus preconceptos, su propio “sistema operativo” de pensamiento,  condicionará, en buena medida, los productos políticos que puedan desarrollarse dentro del abanico de la acción probable. Es nuestro deber como seres libres proponer alternativas,  trazar nuevos mapas, esquemas y plantillas, intentando desbordar el universo psicolingüístico castrador y limitante que nos aprisiona.

¿Sois de izquierdas o derechas?. No. Somos de centro humanista, libertario y anticapitalista.

(Consultar en wikipedia articulo sobre socialismo libertario)

Para concluir insertamos una viñeta del excelente ilustrador y agitador político Miguel Brieva, publicada en el diario Diagonal en Marzo de 2013, en la misma línea de denuncia conceptual que nosotros hemos pretendido plantear en este artículo.

brieva_700

Entrada relacionada: Izquierdas y Derechas en la centralidad capitalista (II)

septiembre 5, 2012

#25S – Rescata el Congreso: Preguntas y respuestas

Reproducimos este esclarecedor comunicado de la Asamblea 15M Valladolid , sobre el evento #25s :

Nuestro modelo es Islandia, que hizo de la crísis oportunidad y salió con otra constitución, con mayor democracia y con la crísis olvidada.

1) ¿Qué pasará el 25S?

Pues que saldrán miles de personas a las calles, en Madrid y en el resto del país, para concentrarse frente a decenas de edificios públicos (empezando por el Congreso) con un fin claro: el inicio de un proceso constituyente que nos lleve a una democracia de verdad.

2) Muy bien, pero eso…¿Cómo se hace? ¿Qué es un proceso constituyente?

Se hace evidenciando que la ciudadanía está harta, reclamando la dimisión del gobierno, la convocatoria de un referéndum sobre la política de recortes, la disolución de las cortes e iniciando un proceso de “constitución” del Estado en los términos que la ciudadanía determine.

3) Pero este gobierno ha sacado diez millones de votos…¿Con qué legitimidad le pedimos que dimita?

Este gobierno está aplicando políticas que no aparecían para nada en su programa electoral. Es más, había negado explicitamente que fuera a hacer todo lo que está haciendo. Este gobierno ha engañado a la sociedad y solo por eso, debe dimitir, como por otro lado pasa normalmente en países civilizados: el último ejemplo ha sido Japón, por subir el IVA.

4) ¿Y cómo se yo que esto no es una artimaña para beneficiar a otros partidos políticos?

Pues precisamente porque pedimos la disolución de las Cortes y la convocatoria de nuevas elecciones con otras reglas del juego.

5) ¿Pero por qué vamos a cambiar esas “reglas del juego”? ¿Y quien las va a cambiar?

Porque esta crísis evidencia que nuestro modelo político, surgido del pacto de la transición, está agotado y no nos representa. Se ha generado un bipartidismo elitista, apoyado en una ley electoral injusta (Con un 30% de voto sobre el total del censo un partido puede obtener aplastante mayoría absoluta, como sucede actualmente), que sirve única y exclusivamente como correa de transmisión del poder económico. Hay que desprofesionalizar el ejercicio de la política, despojarla de privilegios y hacer que responda al interés general. Seremos todas y todos los que aportemos en el proceso de cambio en los términos que vayamos decidiendo.

6) ¿Pero cómo lograremos todo eso? ¿Qué pasos concretos vamos a seguir? ¿Habrá violencia?

No va a haber ningún tipo de violencia: ¿la hubo en el 15M de 2011 y en lo que siguió después?. No vamos a asaltar el congreso ni nada; no vamos a impedir la entrada de los Diputados; no vamos a disolver las cortes por la fuerza. Nos sentaremos alrededor del Congreso, de Cortes Regionales, Diputaciones y Ayuntamientos, en Madrid y el resto de ciudades y pueblos de España, y nos quedaremos allí, cortando el tráfico y evidenciando nuestro descontento, hasta romper la burbuja que el #PPSOE, sus apoyos mediáticos y sus amos financieros se han creado. Recalcamos: violencia cero patatero y hacemos un llamamiento a la responsabilidad del Ministerio del Interior para que comprenda que esta es una convocatoria pacífica.

7) ¿Y la policía no cargará contundentemente para disolvernos?

No esperamos que las autoridades sean tan torpes. A estas alturas deberían saber que cada vez que cargan, miles de personas salen a la calle. Y hay que recordar que la policía no son solamente antidisturbios descontrolados: hay decenas de miles de funcionarios que han visto recortados sus derechos y que comprenden perfectamente que así no se puede seguir.

8) ¿Qué pasa con la monarquía? ¿Os habéis posicionado?

Está claro, al menos desde Valladolid: queremos poder decidir todos los cargos de representación, incluyendo la Jefatura del Estado: Es de sentido común, al menos, que nos pregunten si queremos monarquía o república, y que se respete la decisión de la sociedad al respecto. No aceptamos imposiciones de ningún tipo, se fundamenten en una constitución (la de 1978) que no ha votado nadie menor de 52 años, o en un pretendido consenso que nadie ha refrendado en las urna.

9) En la convocatoria no se hace mención de un montón de cosas específicas, desde el futuro de las centrales nucleares hasta los toros: ¿me tengo que sentir decepcionado?

No, porque hay que tener en cuenta que no queremos, ni pretendemos, decirle a la gente qué va a pasar en el futuro. Queremos facilitar la demostración de descontento y catalizar un cambio. Ni la Coordinadora 25s ni las asambleas del 15M quieren alcanzar el poder y ejercerlo, solo posibilitar que converjan todas las expresiones de hartazago social y que se inicie un proceso de legitimización de la política que de carpetazo al actual sistema constitucional surgido en la transición de los setenta. Y todo el mundo tiene derecho a opinar y decidir, empezando por los 17 millones de personas que, de buena fe, votaron al PPSOE en las últimas elecciones.

10) ¿El 25S es el 15M? ¿No se había desmarcado Sol de esta iniciativa?

La idea original del 25s viene de un colectivo, la Plataforma En Pie que abre la convocatoria a otras organizaciones y personas. Para ello se crea la Coordinadora 25s  , formada en su mayoría por distintas asambleas del 15M, aparte de otras organizaciones plenamente democráticas. Los usos son los del 15M: se incide en la horizontalidad de la toma de decisiones, el carácter público de las mismas  y en el uso del sistema asambleario para generar consensos. Sol, y otras asambleas decidieron no participar en su momento porque una convocatoria tan definida propuesta por una plataforma en su momento desconocida les planteaba dudas. Con la inclusión de más colectivos y el aumento de la transparencia, estamos seguros de que habrá muchas adhesiones más hasta el 25 y después de el.

11) Algunos periodistas y políticos dicen que vais a dar un golpe de estado. ¿Es cierto?

No. Un golpe de estado consiste en violar las normas constitucionales de un país, sustituyendo su gobierno por otro no consensuado, normalmente por parte de fuerzas militares. El 25S queremos que sea un día de acción pacífica en la que la ciudadanía sea protagonista, respetando siempre los derechos humanos. Deseamos que sea el punto de partida para que todas seamos partícipes en la construcción de nuestro futuro. Proponemos un proceso que nos lleve a un nuevo modelo social basado en la soberanía popular participativa. No queremos imponer, queremos proponer más y mejor democracia. Partiendo de un análisis de la actual situación  está claro que a los ciudadanos se nos ha despojado de nuestros derechos y libertades a favor de los mercados y dichos derechos deben ser restituidos.

12) Por último…¿Qué va a pasar en Valladolid? ¿Por qué hemos quedado tan tarde el 25? ¿Por qué en la Plaza Mayor?

Valladolid, a través del 15M y de los colectivos que quieran sumarse, saldrá a la calle como centenares de ciudades y pueblos en España. Quedamos a las 20h para maximizar el efecto “arrastre” de Madrid, y quedamos en la Plaza Mayor para decidir que rodeamos mientras tenemos presencia frente al Ayuntamiento. Desde el viernes  7 habrá una campaña masiva de información en redes y en la calle, y desde el 25 nos quedaremos el tiempo que decidamos frente al edificio público elegido, hasta que el gobierno dimita y se convoque un referéndum como mínimo.

Encontraréis mayor información en la página web de la coordinadora 25S  , incluyendo un apartado para pueblos y ciudades fuera de Madrid y otro de artículos de prensa y opinión.

 

septiembre 2, 2012

“La Izquierda” como etiqueta: ¿motor de cambio o camisa de fuerza?

Hace mucho que las grandes batallas sociales, políticas y económicas se juegan en el campo del lenguaje. Quién es capaz de imponer su diccionario, con su propio catálogo de términos y definiciones, ha conseguido el triunfo por adelantado. Cuando has logrado que el adversario utilice tu propio repertorio lingüístico para describir y comprender la realidad habrá perdido el combate sin tan siquiera haberse dado cuenta de ello. Más tarde comprobará con angustia su derrota porque habrá quedado cercado, encerrado dentro de un laberinto cognitivo en el que todos los caminos le conducen frente al muro.

Algo así ha sucedido con esa manida etiqueta política conocida como “Izquierda”. Cuando la supuesta izquierda asume una categoría sociológica fabricada por los ideólogos del estado moderno, juegan a perdedores desde el primer momento. La democracia liberal capitalista creó un concepto, funcional a sus intereses, para definir el arco parlamentario que tomaba asiento en una determinada zona de la cámara de delegados de la Francia post-revolucionaria. Diseñada por los futuros grandes propietarios occidentales de finales del S. XVIII para dar legitimidad a sus revueltas antimonárquicas, aquella cámara nunca atendió las necesidades y anhelos de las clases trabajadoras porque sencillamente no fue creada para ello.  Nadie jamás escucharía a K.Marx o M.Bakunin (por poner como ejemplo las 2 voces de referencia incuestionables del socialismo moderno) definir sus planteamientos como  “de izquierdas”. ¿En qué lugar de los anales que recogen los dabates teóricos de la Primera Internacional puede encontrarse alguna mención a algo expresamente definido como “Izquierda”?. Aquellos importantes revolucionarios no se hubiesen reconocido en esa hueca y difusa categorización. Seguramente ellos se hubiesen mofado de esa etiqueta, tachándola de “invento burgués” o quizás de “juego de bengalas  del reformismo contrarevolucionario”. Esa etiqueta se hubiese quedado inmensamente pequeña para dar cabida a su mensaje y a su propuesta política. Marx y Engels trascendían claramente con su “Manifiesto Comunista” el concepto político que conocemos hoy como “Izquierda”. De hecho expresan en el citado documento la frase “¿Qué oposición, a su vez, no ha lanzado a sus adversarios de derecha o izquierda el epíteto zahiriente de comunista?”. Se autodefinían por tanto como “comunistas” no como “izquierdistas”. Evidentemente la “Lucha de clases” que ellos proclamaban no era cuestión de izquierdas y derechas sino, nada más y nada menos, que la lucha entre los ricos y los pobres, los explotadores y los explotados, los de arriba contra los de abajo. En este sentido, como en tantos otros, el 15M y el movimiento “occupy” han conseguido captar con mucha más precisión el núcleo real de nuestros problemas que los partidos de izquierda. En el caso de los libertarios aún resultaría más ridículo, incluso pueril, definirlos como “gente de izquierdas” porque esa categoría estaba pensada para operar dentro de un juego partitocrático parlamentarista que ellos siempre rechazaron de manera furibunda. Definir a los comunistas marxistas o a los anarquistas como de “Izquierdas” los empequeñece y los desdibuja, en cierta forma casi podríamos decir que los jibariza, los diseca, les clava alfileres en las alas para presentarlos, cual mariposas, en un capitalista panel expositivo de insectos curiosos.

Bajo nuestro punto de vista harían bien los partidos que utilizan esa etiqueta en sus siglas en transformarla ya que de otra forma están adoptando una descripción política creada por sus adversarios para arrinconarlos en un apartado segmento de la línea del posicionamiento electoral, línea en la que el poder y su lenguaje ya han reservado para si mismos el lugar dorado del podium, un lugar de privilegio que define a los “más limpios, puros y eficientes” partidos capitalistas de centro-centro. Un lugar distante de los “extremismos indeseables que siempre terminan por tocarse” según reza en los diccionarios oficiales del pensamiento. Se trata de todo un espacio euclídeo pensado desde, por y para la legitimación de un poder ideológico omnímodo, abarcante e implícito, que no por invisible resulta menos totalitario.

Si la opción de los partidos de esa designada y autoasumida “izquierda”, tales como la “Izquierda Anticapitalista” de Esther Vivas o la “Izquierda Unida” de Cayo Lara, es competir en el mercadeo electoral harían bien, bajo nuestro humilde punto de vista, en cambiar ya el fallido “hashtag”, emulando a otros partidos como los Verdes anticapitalistas, el Synaspismós griego, Pirata sueco o el Bildu-Amaiur de Euskalerría, claros modelos de éxito mercadotécnico más adaptados para participar con soltura en el juego de los partidos que la falsa democracia liberal ha preparado para nosotr@s. Ellos al menos parece que sí pueden llegar a tener opciones de convertirse algún día en “trending topics” de sus respectivos ámbitos geoparlamentarios.

Posts relacionados: Descodificando a Le Pen y Desdibujando los símbolos

mayo 5, 2012

12M, comienzo de la #primaveraglobal

El pasado 15 de octubre muchísimas personas salimos juntas a manifestarnos en más de 1000 ciudades de 82 países. Tomamos las calles, nos organizamos, y comenzamos un camino hacia un cambio global.

Han pasado más de 6 meses y seguimos alzando la voz para dejar claro a políticos y banqueros QUE NO NOS REPRESENTAN; somos personas que estamos coordinadas, pensando juntas y exigiendo nuestras reivindicaciones para que el bienestar del 99% de la población sea tenido en cuenta.

La legitimidad de nuestros gobernantes reside en que deben atender los intereses de la inmensa mayoría de la sociedad, y no el de unas pocas privilegiadas.

Estamos en todos lados; estamos donde no nos esperan y el 12 de Mayo volveremos a tomar las calles.

Reclamaremos con total firmeza y de un modo no violento la justicia social, la distribución de la riqueza y una ética pública, mientras condenamos la pobreza, la desigualdad, la devastación medioambiental y la corrupción, como herramientas de sometimiento de los poderosos sobre las sociedades.

Vamos lento porque vamos lejos. Reclamamos una Democracia Real y no pararemos hasta conseguir nuestros objetivos, los del 99% de la población. Saldremos a la calle una y otra vez hasta que podamos decidir entre todas, el mundo en el que queremos vivir.

abril 28, 2012

12M Globalchange

En el 2011 mostramos que otro mundo era posible

Juntos lucharemos contra la corrupción,

contra las violaciones de los derechos humanos,

contra la codicia de las corporaciones,

contra la brutalidad policial,

contra la censura.

Nuestra lucha continúa en 2012

porque somos el 99%.

Es la hora de unirnos,

Es la hora de la transición, en todo el mundo.

El 12 de Mayo, levántate, únete.

diciembre 27, 2011

Ocupa la Tierra y compártela: Feliz 2012

OCCUPY

You can’t evict an idea whose time has come

The disenchanted parts are now a sum

Its time to redefine the world that you and I Occupy

Once dispersed and broken up in splintered camps

Now gathered in the dark lighting our lamps

No longer undermined

Together we defy and Occupy

A global nervous system is all aglow

Transcending spatial borders as we go

We’re no longer confined

It’s written in the sky

Occupy

In unprecedented numbers across the land

The 99% are joining hands

A brand new bell has chimed

Right now is the time to Occupy

We’ll show we’re alive

With head and heart aligned

Occupy

A %d blogueros les gusta esto: