Posts tagged ‘paraísos fiscales’

abril 13, 2012

El gobierno también implora la ayuda del dinero del crimen

Estos son los que pactan con traficantes, proxenetas, narcos y terroristas radicados en España

Por Jose Manuel Gómez Benitez (Catedrático de Derecho Penal y vocal del Consejo General del Poder Judicial). (Fuentes: Blanqueo de capitales contra la crisis y El Gobierno pide ayuda al dinero del crimen)

Ayudar a introducir dinero negro en el circuito legal es un delito de blanqueo de capitales que puede ser penado con seis años de prisión. Las formas más graves son el blanqueo de bienes procedentes del narcotráfico, la corrupción y los delitos urbanísticos, pero es delictivo el de bienes procedentes de cualquier delito, incluso de la defraudación fiscal, aunque en este caso el dinero no proceda de ninguna actividad delictiva previa, según una interpretación discutible, pero consolidada en los tribunales. Así pues, la mal llamada amnistía fiscal no es solo una oferta de impunidad a bajo coste por la defraudación cometida, sino también una forma de blanquear el dinero del crimen, en general. El Gobierno ha pensado que es preferible esto, en vez de adoptar otras medidas para salir de la crisis especulativa que nos acosa, y, en consecuencia, se ha ofrecido a través del BOE y de la promesa pública de confidencialidad para blanquear el dinero de toda clase de delincuentes, no solo de los defraudadores fiscales —lo que indigna a quienes no lo son o no pueden, siquiera, serlo por ser tan solo trabajadores—, sino también de los narcotraficantes, políticos corruptos, traficantes de personas, de todos, porque la mal denominada amnistía fiscal no deja fuera a nadie, ya que tan solo exige que los que se acojan a ella identifiquen los bienes que afloran, y, a ser posible, añaden los ministros, traigan a España esos capitales desde los paraísos fiscales en los que se encuentran, muy probablemente en cualquiera de las filiales de los grandes bancos.

Las cosas que decimos los perroflautas, los vocales del Consejo General del Poder Judicial y los catedráticos de derecho penal cada día se van pareciendo más entre sí.

Parece ser que cualquiera podrá aflorar en España el dinero de no se sabe quién y de no se sabe qué lugar del mundo. Quienes han ofrecido la amnistía fiscal saben que sumergirse en el mundo del delito mancha, pero también que para que sea útil y no manche demasiado es imprescindible, una vez dentro, mirar hacia otro lado. Esto es lo que significa la promesa de confidencialidad que acompaña a la mal llamada amnistía fiscal. Así que lo que el Gobierno ha aprobado y los ministros están prometiendo es que la Agencia Tributaria no va a indagar sobre el origen de los bienes que salgan a la superficie, es decir, que será una lavadora modélica del dinero sucio.

Una denuncia contra el Ejecutivo por este motivo debería prosperar porque los jueces tienen la obligación de perseguir hechos delictivos.

José Manuel Gómez Benítez se ha referido también a la idea del Gobierno de endurecer las penas por la llamada resistencia pasiva ante la autoridad. Benítez lo considera “desproporcionado” y apostilla que “no creo que el Tribunal Constitucional lo admita porque va contra el derecho a manifestarse pacíficamente”.

enero 10, 2012

Hay alternativas

Contra el terrorismo financiero, es obligatorio apoyar a las víctimas

El sistema mundial se divide en dos bloques: Por una lado la plutocracia, un grupo muy reducido con enormes riquezas, dentro de una sociedad global en la cual el crecimiento −que en una gran parte es destructivo y está muy desperdiciado− les beneficia de manera absoluta. En el otro lado vemos a los “no ricos”, la enorme mayoría, referida en ocasiones como el “precariado” global, la heterogénea fuerza laboral que incluye en su seno a miles de millones de personas, muchas de las cuales casi no alcanzan a sobrevivir. Esta configuración brutalmente asimétrica no se debe a leyes de la naturaleza o a otras fuerzas impersonales, sino al resultado de decisiones específicas dentro de estructuras institucionales que tratan de imponerla. La situación se agravará, hasta el momento en que estas  decisiones y planes se reviertan mediante acción internacional coordinada y movilizaciones populares masivas, con compromisos dedicados a programas que abarquen desde remedios factibles a corto plazo hasta otras propuestas a más largo plazo que cuestionen la autoridad ilegítima y las instituciones opresivas entre las que reside el poder. Es importante, por lo tanto, acentuar que hay alternativas. Existen tres primeras medidas preliminares indispensables para frenar el ataque.

1) Auditoría de la deuda: La mayor parte de lo que dicen que debemos no son deudas contraídas por nosotros sino que han sido firmadas por otros en nuestro nombre de manera ilegal e ilegítima. Estamos en nuestro perfecto derecho a negarnos a restituir cargas financieras que no son nuestras, como muy bien ha entendido la sociedad islandesa.

2) Abolición de los paraísos fiscales: Estos lugares son los zulos en los que los criminales financieros guardan los tesoros robados. Es imprescindible ir a ellos y liberar todos esos recursos, sellando además sus puertas para que los terroristas no puedan nunca volver a utilizarlos.

3) Impuesto a las transacciones financieras: Una medida mínima para comenzar a bloquear la maquinaria bélica bursátil, mediante la cual los grandes fondos carroñeros, gobernados por las mafias bancarias, bombardean a la población.

Estas y otras iniciativas, imprescindibles para construir el mundo nuevo que pronto comenzaremos a hacer realidad, están incluídas en un esclarecedor documento redactado por Vicenc Navarro, Juan Torres y Alberto Garzón, con prólogo de Noam Chomsky: hayalternativas.pdf

septiembre 6, 2011

Esta constitución ya no nos representa

La reforma del Art. 135 levanta un terrible hedor constitucional

Antes eran los políticos los que habían dejado de representarnos y ahora también es su “ley suprema”. Estos tipos se van superando día a día. Los payasos del parlamento español siguen dando su función cómica para intentar alegrar infructuosamente a banqueros y especuladores presas del pánico. Los “mercados” han recibido la gran noticia del nacimiento del engendro constitucional con fuertes caídas. Por supuesto lo del techo de déficit no es más que una cortina de humo. El art 135_3 de aplicación inmediata (“prioridad ABSOLUTA” al pago de los banqueros y los especuladores) es la clave de esta reforma y no el techo de gasto, de aplicación remota. Los especuladores, por medio de sus capataces y portavoces políticos, intentan agarrarse agónicamente a una vana esperanza, invocando la llegada del crecimiento mediante la promesa de sacrificios humanos, igual que los curanderos invocaban con sus cánticos la llegada de la lluvia. Quieren que a partir de ahora la constitución pase a tener un solo artículo: “La Banca es Dios y los ciudadanos sus siervos”. Muy bien, esto clarifica mucho las cosas acerca de a qué llaman estos cobardes “democracia” o “libertad”. Ahí os quedáis con vuestra “carta magna” o si lo preferís con vuestro “excremento magno”. Todo para vosotros.

Como ya hemos apuntado en otras entradas, como por ejemplo ésta, el capitalismo está cada vez más atrapado en sus propias contradicciones, demostrando su agónica insostenibilidad. La bestia necesita crecer imperiosamente, pero a la vez necesita dejar de comer, es decir, recortar el gasto. Predica que la deuda es el mal, pero la deuda es su sangre, sustancia vital indispensable para el mantenimiento de su enfermo sistema circulatorio. Es como si uno tuviera que sorber y soplar al mismo tiempo para no morirse. Mientras tanto los grandes políticos profesionales, sicarios del sistema, se niegan a facilitar al pueblo el listado con los 659 terroristas que han evadido impuestos via Suiza. Los Vladics y Gadafis de la economía española gozan aún de protección diplomática gracias a los cortesanos del PPOE y el PNVCIU.

mayo 11, 2011

Empresas del IBEX: Así nos roban los ricos

"Socialización de los costes y Privatización de las ganacias, Esa es nuestra fórmula"

Todas las empresas del IBEX tienen vínculos con paraísos fiscales. Así te roban los ricos, siempre la misma fórmula: Privatización de los beneficios y socialización de las pérdidas. Todas estas megaempresas se sirven del dinero público para engrandecer sus negocios: Servicios diplomáticos de representación en el exterior a través de la casa real, infraestructuras de puertos, aeropuertos, carreteras y telecomunicaciones construidas con dinero público para mover sus mercancías, cuerpos y fuerzas de seguridad del estado para proteger sus propiedades, jueces para salvaguardar sus derechos, préstamos a interés preferencial conseguidos gracias a los “mangerazos” de dinero barato provenientes de los bancos centrales, campañas de publicidad institucional para mejorar la imagen de sus marcas en el exterior, ayudas públicas para prejubilaciones/ERES y un largo etcétera de soportes financiero-fiscales que en última instancia se realizan con nuestro dinero. No contentos aún evaden sus impuestos, un minimo retorno en comparación con todo lo que reciben, vía paraísos fiscales. En Ruanda también se cargó a los hijos de los masacrados con el coste de los machetes que sirvieron para descuartizar a sus padres.

La sangría del empleo también tiene mucho que ver con ellos ya que cada vez que despiden a trabajadores, como ha hecho recientemente telefónica, el valor de la empresa sube en bolsa ante la perspectiva de un aumento de rentabilidad bruta de sus actividades. Son EREs salvajes en compañías con abultados beneficios que se hacen con luz y taquígrafos ante el silencio cómplice de políticos y parlamentarios del partido bicéfalo que aparenta gobernar. Sin embargo no es la gestión de los políticos a sueldo del sistema la que provoca, en última instancia, el desempleo galopante sino la propia lógica de funcionamiento implícita en este sistema capitalista, arma de destrucción masiva contra la ciudadanía mundial. Mientras todo esto sucede (precarización, miseria, paro estructural, desmantelamiento de los servicios sociales, retroceso de los derechos laborales…) los grandes directivos de la “banca de satán” se hacen inmensamente ricos vampirizando nuestro trabajo, nuestros ahorros y los fondos públicos expoliados a través de las cañoneras de las bolsas y sus leyes criminales.

El 15 de Mayo muchos indignados comenzarán a plantarle cara a esta teocracia bancaria y a sus amigos. El Domingo a las 18:00 nos vemos en tu ciudad. Pueblos valientes nos están mostrando el camino.

junio 10, 2010

Economía jonky

¿Cuál es el límite de resistencia del sistema ante la deuda?

Nuestra economía necesita sus periódicos y cada vez más frecuentes chutes de deuda. El decorado bursátil está hoy que se sale, se le ha suministrado una nueva dosis de “polvo blanco” en sus venas financieras. Estas inyecciones provocan su euforia, de la misma forma que el paciente psicótico drogodependiente tiene un fuerte subidón en la fase maníaca de su trastorno bipolar. Quizás mañana o dentro de una semana pasará a sumirse en la más absoluta de las miserias cuando los efectos del jaco hayan desparecido por completo. El bulímico come para calmar su ansiedad, pero después no puede evitar sentirse abatido ante su imparable y patológica obesidad. Las inyecciones de liquidez generan deuda y pasivo en las cuentas de las entidades financieras y, posteriormente, en las de las administraciones públicas. Lo malo de las juergas es que pronto se acaban, queda después la tristeza amarga de la resaca, los vómitos y los vasos rotos. El enfermo sólo escapará de su miseria mediante un nuevo vuelo virtual a través de la ensoñación del crecimiento perpetuo, ese infantil e imposible pacto con el diablo que le mantendría eternamente joven.

El desdoblamiento esquizoide del capitalismo fabuló, hace ya muchos años, la “personalidad jurídica” en contraste con la “personalidad física”. Fue un gran invento para cargar los déficits en balances contables que nunca serán imputados al patrimonio del propietario. La doctrina que socializa las pérdidas y privatiza las ganancias necesitaba su coartada legal que sirviera de blindaje para su estafa permanente a la sociedad. La personalidad física se reservó los placeres obscenos de las más jugosas ganancias a costa de los trabajadores y de sus medios de subsistencia. Para terminar de redondear el crimen el capitalismo creó los paraísos fiscales, donde los psicópatas de cuello blanco esconden el fruto de su expolio.

Pero la economía jonky y sus príncipes están condenados a correr agónicamente para escapar del espectro que amenaza con presentarse al amanecer con intención de cobrar su inmenso tributo. El jonky  cava su fosa autodestructiva. Su escape desesparado sólo le sumerge cada vez más en el tunel de su propio e imparable declive.

marzo 29, 2010

Armonización fiscal: Un primer paso necesario

Unión ciudadana mundial contra el fraude fiscal: Un primer paso en la buena dirección

La armonización fiscal es una entre las muchas medidas necesarias para comenzar a desarrollar una nueva sociedad mundial.

Actualmente vemos como las grandes masas de capitales nómadas especulativos están poniendo de rodillas a los propios estados. El margen de acción de los gobiernos políticos se reduce cada vez más debido a que siempre pesan sobre ellos las amenazas de deslocalización de macroempresas o el “castigo de los mercados” cuando pretenden poner en marcha medidas de protección social que no son del gusto de los detentadores del capital. Esto hay que pararlo. Se trata, ni más ni menos, que de un pulso entre los grandes propietarios y la frágil democracia, a nivel mundial, gracias a los mercados contínuos de valores y materias primas, pero sobre todo a la existencia de países con baja o nula fiscalidad. Desgraciadamente la democracia ciudadana está perdiendo claramente esta partida, en los últimos años. La guerra fiscal, siempre a la baja, entre estados e incluso dentro de los estados es el marco perfecto que necesita el capital para doblarle el brazo a la democracia y a los trabajadores. Nos han hipnotizado para que casi interioricemos sus reglas, sin darnos cuenta de que van en nuestra contra. Nos han engañado con falsos argumentos que les dan a ellos el mango de la sartén económica mundial. Nos han colado un gol antológico de falta direca y nuestro portero ha hecho la estatua. Es hora de pasar al contraataque.

La armonzación fiscal progresiva haría menos viable para los fondos especuladores y las grandes transnacionales el chantaje deslocalizador. La democracia debe lanzar un mensaje claro al capital: “Vayas donde vayas no te librarás de contribuir al sostenimiento del bien común”: Educación, Sanidad, Justicia, protección al medio ambiente, vivienda… Todas estas políticas garantistas se hacen gracias a los impuestos. Necesitamos dinero público para mantener y extender estos derechos (que nosotros en parte ya disfrutamos) al otro 80% de la humanidad que actualmente no los posee. Si la armonización no se produce habrá una competencias desleal entre países, jugando siempre a la baja, para atraer capitales flotantes. En este juego los derechos laborales y las clases más desfavorecidas serán siempre los perdededores como sucede en China, vanguardia del capitalismo mundial.

Dinamarca, el país con más impuestos del mundo (50% de presión fiscal)

Los países nórdicos (los primeros en todos los indicadores de calidad de vida) pueden ser, para empezar, un ejemplo a seguir. Ellos han conseguido garantizar un nivel de derechos ciudadanos que son la envidia del resto del planeta y lo han conseguido gracias a una alta presión fiscal que llevan aplicando desde hace muchos años. ¿Por qué lo que ha sido bueno para ellos no pueder ser bueno para todos los demás?.

Aquí teneis el enlace para ver los niveles aproximados de presión fiscal en los distinos países del mundo.

En general puede observarse una clara tendencia que indica como niveles altos de presión fiscal corresponden a estados sólidos, cohesionados, con un buen nivel de vida, buen índice de gini, y con una puntación alta en el Índice de Desarrollo Humano. La alta presión fiscal se convierte en un logro, que correlaciona postivamente con los derehos básicos de supervivencia del ser humano.

Es cierto que la presión fiscal (relación entre el dinero recaudado por la administración pública y el dinero total que se mueve en el país) puede conseguirse a través de cestas de impuestos muy diferentes (impuestos directos e indirectos, a empresas o particulares, sobre el trabajo o sobre el capital…). Esto debe ajustarse según las fortalezas recaudatorias de cada país pero siempre de manera que se le vayan achicando los espacios al capital especulativo depredador. Por supuesto también es necesario fortalecer la capacidad de los estados para luchar contra el fraude fiscal, perfeccionando todo el sistema de la hacienda pública y la formación de los profesionales encargados de esta misión fundamental para el bienestar social en todos los países del mundo.

Evidentemente esto solo sería un primer paso en la buena dirección. Un paso necesario pero completamente insuficiente si no viene acompañado de otras muchas medidas complementarias.

(Aquí podrás leer opiniones concretas sobre el contenido de esta entrada)

noviembre 26, 2008

Nacionalismos excluyentes y Paraísos fiscales.

Muchas veces oímos quejas y comentarios displicentes relacionados con la expansión del fenómeno de los nacionalismos excluyentes en distintos lugares del planeta. ¿Cuáles son las causas de esta peligrosa tendencia sociológica? ¿Cuáles podrían ser sus “antídotos”, si es que los hay?.

Para entender esta realidad debemos situarnos en el contexto de la globalización capitalista neoliberal que pretende embarcarnos a todos en la “ensoñación” de la libre competencia universal, bajo una supuesta igualdad de condiciones, para la captación de “valor” (es decir, para la acumulación de dividendos, beneficios y capitales a cualquier precio). En este contexto, y bajo la ideología de la desregulación y el “sálvese quien pueda”, la estrategia es clara: Bajada de impuestos. Así aparece la doctrina, más o menos encubierta, de “fabrique un paraíso fiscal en su territorio y hágase rico”. Suiza, Mónaco, Liechtenstein… supieron leer perfectamente esta realidad creando sus estados y principados bajo estas premisas con unos resultados de éxito increíblemente espectaculares. El modelo estaba servido y no tardó demasiado en ser copiado por otros muchos. La atracción de capitales mediante la creación de chiringuitos fiscales ha resultado ser el negocio más exitoso de los últimos siglos y se constituye en el caldo del cultivo perfecto para la generación de élites locales de caciques, príncipes, virreyes y mini-emperadores que se erigen en guardianes de la riqueza y “derechos históricos adquiridos” en sus territorios. Excitado en su egoísmo el pueblo los aclama, uniéndose a ellos como una piña, para evitar la llegada de los “otros”, los “de fuera”, los que “vienen a robarnos lo que es nuestro”.

Este ecuación, exención de impuestos->atracción de capitales->creación de élites locales=afloramiento de partidos xenófobos, la hemos vista repetida en miles de ocasiones.

El mejor antídoto contra los nacionalismos excluyentes sería la armonización fiscal a escala planetaria. Ningún lugar del mundo con impuestos inferiores al 40% ni mayores del 50%. Los países más pobres tendrían derecho a situarse en la franja baja de la horquilla (40-45) para atraer más inversiones y los más ricos en la franja superior. Con esta receta, el fenómeno en cuestión se iría desinflando como un globo pinchado.

Etiquetas:
A %d blogueros les gusta esto: