Posts tagged ‘prestamos’

diciembre 23, 2010

La guerra contra la usura y la banca privada; única salida contra la crisis

Los banqueros y sus lacayos contra la ciudadanía, próxima guerra mundial

Durante la mayor parte de la Historia de la humanidad el préstamo con interés estuvo prohibido. Sólo se concebía como un arma para destruir al enemigo, ya que el prestamista llegaba a obtener un control absoluto sobre el deudor. En muchas ocasiones el solicitante de préstamo terminaba por perder su tierra, su casa o su soberanía personal al tener que asumir unas devoluciones con interés que en la práctica resultaban inviables. La firma de un crédito con usura se convertía en un pacto funesto para una de las partes, como una venta del alma al diablo. Las clases capitalistas que comenzaron a formarse en la Europa del Siglo XVII consiguieron revertir esta lógica, con la inestimable ayuda de Calvino. Aquella transformación social ha supuesto una herramienta de increíble poder que extiende sus dramáticas consecuencias hasta nuestros días. Los que nada producen, banqueros especuladores, controlan todos los resortes de la sociedad: Parlamentos, Ejércitos y Medios de Comunicación para dictar políticas siempre a la medida de sus intereses. Sólo la creación de una Banca Pública, con nuevas monedas sociales bajo control democrático y la prohibición absoluta del préstamo con interés pueden crear las condiciones para la superación de la crisis sistémica civilizatoria en la que estamos sumidos. La Humanidad consiguió mantener a raya esta pandemia cancerígena durante milenios. Es hora de aprender, al menos en esto, de nuestros mayores.

Para una revisión de la cuestión puedes consultar este enlace: Historia de la Usura

 

diciembre 14, 2010

Es la estafa más descomunal de la Historia: Así nos roban los bancos

En este crimen las entidades financieras privadas cuentan con la inestimable colaboración de los Bancos Centrales

El mecanismo usado por la cleptocracia institucionalizada y el terrorismo financiero para expoliar a la ciudadanía mundial es tan burdamente simple que repugna a la inteligencia.

Se anunció hace unos días que el préstamo que recibirá Irlanda para tapar los agujeros de los bancos y financiar la deuda que ha causado la política neoliberal de los últimos años tendrá un interés del 5,8%.
Días atrás descubrimos que la Reserva Federal de Estados Unidos repartió, en más de 21.000 operaciones secretas desde diciembre de 2007 a julio de 2010, más de 3,3 billones de dólares a un interés del 0,25% a grandes entidades financieras y empresariales de todo el mundo. De ese auténtico regalo se beneficiaron bancos como Goldman Sachs, Citibank, JP Morgan Chase, Morgan Stanley, Merrill Lynch, Bank of America, Bear Stearns, Royal Bank of Canada, Scotiabank, Barclays Capital, Bank of Scotland, Deutsche Bank, Credit Suisse, BNP Paribas, Societe Generale, UBS, Bayerische Landesbank, Dresdner Bank, Commerzbank, Santander, BBVA; y multinacionales como General Electric, Caterpillar, Harley-Davidson, Verizon, McDonald’s, BMW, o Toyota. Algunas de ellas ni siquiera lo han devuelto (los listados se pueden leer aquí y más información y comentarrios sobre esto aquí).
También sabemos que desde la mitad de 2009 el Banco Central Europeo está proporcionando liquidez, también casi regalada, al 1%,  a los bancos privados. Con el dinero que reciben, por cierto, compran la deuda de los estados a un tipo más elevado ganando miles de millones gracias a la generosidad de nuestras autoridades monetarias y al mismo tiempo aprovechan para extorsionar a los gobiernos para obligarles a adoptar políticas que les faciliten aún más la obtención de beneficios.
A los bancos que hunden las economías o a las grandes multinacionales que dominan el mundo le prestan el dinero al 0,25% o al 1%.
A las pequeñas y medianas empresas que crean riqueza o a los consumidores se les está prestando (si lo consiguen) al 8% o al 11% y a los gobiernos, es decir, a los pueblos como el irlandés que han de pagar la factura de los bancos internacionales, el dinero se presta al 5,8%.
A mí me parece que todo esto, lo que hizo la Reserva Federal al margen de su gobierno y lo que está haciendo el Banco Central Europeo solo tiene un nombre: es un robo a la ciudadanía. ¿Qué otro puede tener el darle el dinero prácticamente regalado a quienes han creado los problemas y al 6% o más a quienes ahora tienen que solucionarlos?.

Les estamos regalando el dinero a los que después nos lo van a prestar a un tipo mucho más alto. ¿Hay por ahí algún economista neoliberal que pueda explicar para qué sirven los bancos además de para robarnos, chantajearnos y extorsionarnos?

Fuente Original -> Juan Torres López -> Robos y silencios clamorosos

mayo 1, 2010

La banca, los trabajadores y las reglas

Insumisión contra reglas estúpidas, un primer paso hacia la libertad.

Érase una vez un partido de fútbol en el que las porterías no eran iguales. El equipo T tenía que defender una portería de 10 metros, mientras la portería del equipo B sólo medía 1 metro. No es difícil imaginar el resultado, ni cual el equipo que recibe casi todos los goles.

Si las reglas no son justas el resultado está escrito de antemano. Algo parecido está sucediendo en la actualidad en esta pugna entre la banca y los trabajadores. Las reglas de la competición están amañadas en favor de uno de los equipos.

Regla 1: La banca tiene el poder legal de crear dinero de la nada. Sólo es suficente una promesa de pago para que pueda producirse el acto mágico de la creación del dinero. Eso sí, si el trabajador deja de reembolsar el dinero mágico concedido,  la banca se queda legalmente con el bien hipotecado y la deuda sigue existiendo.

Regla 2: La banca puede legalmente cobrar interés por prestar a los trabajadores un dinero que no posee y que ni siquiera existe de forma tangible.

Regla 3: La banca tiene la exclusividad legal para conceder préstamos a los trabajadores y a las instituciones creadas por ellos, incluida una llamada “gobierno democrático”.

Regla 4: Cuando un colectivo humano (sea pueblo o nación) intente rebelarse contra estas reglas la banca puede unilateralmente cortarle el flujo mágico de la creación de dinero, cerrándole legalmente el “grifo del préstamo”. En este caso dicho colectivo deberá aplicar recortes sociales y “reformas estructurales”. (Ver Grecia)

Regla 5: La banca tiene derecho legal a especular libremente en bolsa, e incluso a engañar a sus propios clientes,  para aumentar sus beneficios a costa de la miseria colectiva.

Mientras estas reglas permanezcan el resultado de la competencia entre el equipo Banca y el equipo Trabajadores está decidido. Es hora de cambiar las reglas. Para empezar, aunque solo para empezar, las dimensiones de las porterías.

A %d blogueros les gusta esto: