Posts tagged ‘Ratzinger’

marzo 2, 2013

Ratzinger, el adios de un Papa cobarde y totalitario

Ratzinger, el oscuro y tenebroso hacedor de una Iglesia muerta y disecada

Ratzinger, el oscuro y tenebroso hacedor de una Iglesia muerta y disecada

Su despedida ha sido digna de los políticos más hipócritas y maquiavélicos, esos que abandonan el barco cuando la cosa se les pone complicada para adentrarse en una vida relajada desde la que poder seguir moviendo los hilos, sin asumir incómodas responsabilidades ante la opinión pública. Esos que prefieren situarse lejos de los focos mediáticos tras amarrar la designación de sus delfines. Su balance de resultados, tras un mandato que comenzó en realidad hace más de 30 años, nos muestra una Iglesia católica con un crédito social en caída libre, experimentando una progresiva y putrefacta descomposición.

Juan José Tamayo, director der la Cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones de la Universidad Carlos III de Madrid, nos dibuja este boceto como resumen de su trayectoria:

Por muy olvidadiza que sea la memoria colectiva –en este y otros muchos casos- hay cosas que no pueden colgarse en el perchero del olvido. No se puede olvidar la actitud inquisitorial del cardenal Ratzinger y de Benedicto XVI con sus colegas, los teólogos y las teólogas, desde que se hizo cargo del ex Santo Oficio, hasta su jubilación. Durante ese tiempo -más de seis lustros que, para algunos han sido una eternidad- juzgó, condenó, impuso silencio, censuró, expulsó de las cátedras, cesó como directores de revistas de teología o de información religiosa, suspendió a divinis, eliminó la libertad de cátedra, limitó la libertad de investigación, impuso su teología como pensamiento único, e incluso llegó a excomulgar a colegas por lo que subjetivamente creía eran errores y, laminó el pluralismo teológico con el consiguiente empobrecimiento para la teología.

Durante estos años ha humillado a las mujeres –mayoría en la Iglesia católica-, a quienes ha seguido negando la voz y el voto, les ha cerrado las puertas de acceso al sacerdocio, les ha negado los derechos sexuales y reproductivos, les ha impedido asumir puestos de responsabilidad, les ha impuesto una moral sexual represiva, no les ha permitido entrar en el ámbito de lo sagrado, las ha declarado en rebeldía y amonestado severamente –como en el caso de las Religiosas Norteamericanas- por seguir la voz de la conciencia y comprometerse con los empobrecidos.

Las mujeres han sido utilizadas, en fin, como sirvientas. Así seguirá tratándolas en su retiro el papa emérito Benedicto XVI, que tendrá a cuatro religiosas a su entera disposición. ¡Final patriarcal para el papa y humillante para las mujeres!

(Aquí puede consultarse el texto completo: Amnesia Colectiva – Juan José Tamayo)

Entradas relacionadas: Teologías de la Liberación: Pasión, Muerte y Resurrección (I) y (II) ; ¿Es realmente cristiano el papa Ratzinger?

abril 19, 2012

El Vaticano se revuelve contra la Teología feminista de la Liberación en EEUU

La LCWR (Leadership Conference of Women Religious) es una Organización Católica estadounidense formada por más de 1500 religiosas cristianas con funciones rectoras dentro de sus comunidades eclesiales. Esta asociación representa actualmente el sentir de nada menos que el 80% del total de las 57.000 monjas católicas de EEUU. La asociación está teniendo la osadía de plantear unas opciones vitales, económicas, políticas y sociales totalmente acordes con el Evangelio, por lo cual se han hecho merecedoras de un fulminante ataque por parte de la retrógrada, anticristiana y corrupta jerarquía dirigente. Estas monjas están proponiendo llamadas a la acción con ideas tan radicales e inaceptables para el politburó de los decrépitos oligarcas de Roma, tales como:

-Denunciar que las causas de la crisis son sistémicas  (“Pecado Estructural”) y no son simplemente imputables a individuos corruptos que actuaban de forma aislada y estrictamente personal. La economía no debe ser un proyecto de las élites financieras sino una construcción realizada desde abajo, hecha por la gente y para la gente, en donde se ponga al ser humano en el centro.

– Unirse al Movimiento Occupy Wall Street (OWS) y compartir su lema “We are the 99%”. Apoyar al Foro Social Mundial (WSF) y al Movimiento por la Justicia Global.

– Recomendar la lectura de Naomi Klein y la escucha de canales de radio como “Democracy Now”, donde suele intervenir la periodista crítica Amy Goldman.

– Defender que las mujeres deben tener la posibilidad de ordenarse sacerdotes, con los mismos derechos que los hombres.

– Mantener que la homosexualidad no es una enfermedad sino una vivencia de la propia sexualidad perfectamente aceptable si se realiza desde el respeto y el amor a los semejantes.

Hay precedentes de represión. El Santo Oficio ratzingueriano ya hizo en el pasado movimientos similares contra la Teología de la Liberación. Todo nuestro apoyo, aliento y homenaje para estas luchadoras por la libertad. Mujeres rebeldes, revolucionarias, siempre a contracorriente.



.

septiembre 14, 2011

Otra Iglesia es posible

La Iglesia de los pobres frente a la Iglesia de los ricos. ¿Cuál será la de Jesús de Nazaret?

Por Raúl Ibáñez Martínez

“Desde hace algunas décadas, la Iglesia Católica ha sufrido una cooptación por parte de algunos de sus personajes más obscuros, facilitada por el difunto señor Wojtila (Juan Pablo II). Así han escalado a los puestos de máximo poder personajes opuestos a lo que significó el Concilio Vaticano II, en cuanto a apertura, renovación y retorno a las fuentes del Evangelio. Personajes como Ratzinger, Rouco Varela y tantos obispos, sienten sarpullidos ante las fórmulas participativas que representan concilios o sínodos. Ellos prefieren las bambalinas del poder vaticano, y el ejercicio de la jerarquía autoritaria, apropiándose del patrimonio intangible no sólo de los cristianos sino de la humanidad entera. Su deseo de poder empuja a los auténticos cristianos a las catacumbas de la fe y la resistencia, mientras las élites eclesiales que se seleccionan a sí mismas en oscuros procesos de elección tratan de asentarse en los solios de su poder, fundamentándose en una doctrina a su medida y a la de sus “mecenas” económicos. Un viejo binomio, unos se apropian de la riqueza y otros se encargan de bendecir estos procesos de apropiación indebida. ¿Es este el mensaje de Jesús de Nazaret?.

El valor que le falta a la jerarquía, tienen que aportarlo algunos de los cristianos para seguir promoviendo la igualdad de los hombres y las mujeres en la Iglesia, el respeto a otras creencias u otras opciones, la participación de los creyentes, el cuestionamiento de una autoridad que recurre, no tanto a las fuentes sino al derecho canónico, y en el fondo recuperando los valores de solidaridad, justicia, amor y lucha contra las injusticias de los que rebosan los Evangelios.

Tras los cascotes de los fuegos de artificio que organizan las jerarquías en Madrid, quedará, una vez más el lento y callado, -cada vez menos-, trabajo de unos cuantos que aún creen que merece la pena el mensaje de Jesús de Nazaret, en el que todos, según él, somos Hijos de Dios, y debemos tener las mismas oportunidades, y sobre todo debemos arrimar el hombro para construir el Reino de Dios en la Tierra. ¿Llegarán estas palabras a los encerados oídos de la jerarquía?”

Para leer el texto completo puedes consultar los comentarios de esta entrada: Ratzinger, rey de los mercaderes

Recomendamos también la entrada “Jesucristo apaleado, detenido e incomunicado en una comisaría de Madrid“, aparecida en la web Redes Cristianas, sobre la represión violenta que sufrieron los manifestantes por una Europa laica, muchos de ellos cristianos, durante la visita papal a Madrid en el pasado mes de Agosto.

agosto 21, 2011

Ratzinger, rey de los mercaderes

Tras la finalización de las Jornadas Madrileñas Ratzinguerianas es obligada una pequeña reseña del evento. El primer dato a destacar es que la indisimulada alianza entre la cúpula vaticana y los portavoces del fasciocapitalismo que hoy asfixia al planeta, ha cubierto de vergüenza a muchísimos cristianos. Botín, Aznar, Rato y tantos otros terroristas financieros, responsables directos de la epidemia mortal que estrangula hoy la vida de millones de seres humanos, se presentaron como patrocinadores de los actos convocados por la secta vaticana. Ellos son los grandes fariseos del siglo XXI, ellos son los mismos mercaderes a los que Jesús expulsó del templo,  ellos son sus asesinos.

Ya se sabe que el politburó vaticano es lo más parecido que existe en la actualidad al gobierno totalitario y piramidal de la peor época estalinista, en donde una pequeña nomenklatura dirigía con mano de hierro los designios de una gran institución. El partido único endogámico del gran episcopado, formado por no más del 0.01% de la comunidad de creyentes, designa a sus sucesores, dicta unilateralmente las consignas ideológicas de la organización y goza en exclusividad del poder para imponer normas y manipular a su antojo el mensaje evangélico. Por supuesto Mr. Ratzinger ni siquiera representa, hoy por hoy, a una exígua minoría de los cristianos del mundo. Sólo es el lider de la facción más minúscula, arcaica y retrógrada de la extensa comunidad católica. Si la Iglesia fuera democrática, si sus jefes fueran designados mediante elecciones limpias en libre debete con personas valientes y comprometidas con el pensamiento cristiano, este señor no conseguiría ni el 5% de los votos. Muchos creyentes de nuestro tiempo están más próximos al obispo Casaldáliga o al libertario Tolstoi que al inquisidor alemán, acérrimo enemigo histórico de aquellos sacerdortes que defendieron la opción por los pobres. El auténtico cristianismo, con su comunismo primitivo, el feminismo, el sindicalismo, el indigenismo, los movimientos libertarios, el ecologismo e incluso la visión marxista de la economía, están en el mismo lado de la trinchera. Enfrente de ellos, en el otro lado, está el capitalismo. La igualdad y la dignidad, por mucho que pese a los amos del dinero, son aspiraciones presentes en toda la historia de la humanidad. Estas metas inquebrantables emergen siempre en todos los pueblos oprimidos por la tiranía de los grandes propietarios desde el principio de los tiempos. La lucha por la igualdad y la dignidad, por tanto, no son patrimonio de nadie, ya que está inserta en el mismo devenir de la historia del ser humano. Usted, Mr. Ratzinger y todos sus amigos fasciocapitalistas van de la mano en el bando de los opresores, de los explotadores y de los que luchan precisamente para que la igualdad y la dignidad no lleguen a materializarse.

Respecto a su afirmación de que sin Iglesia no hay Cristo cabría decirle de nuevo que vd. y su jerarquía no son la Iglesia. Por supuesto si su idea hace referencia a la cúpula eclesial, a su politburó vaticano, estaríamos de nuevo ante otra más de sus torpes mentiras, que demuestran un profundo desprecio hacia el mensaje evangélico. Recuerda Mr. Ratzinger: “Si tú no hablas de mí, hasta las piedras llevaran mi mensaje” y “Donde esté uno de vosotros reunido en mi nombre allí estará mi espíritu”. ¿Para qué te queremos a ti y a tus amigos?.

agosto 6, 2011

¿Es realmente cristiano el actual papa Ratzinger?

Decenas de miles de cristianos, en sintonia con el 15M, claman indignados: ¡Este Papa No Nos Representa!

La Iglesia de Base de Madrid y la Plataforma religiosa “Redes Cristianas”, que agrupa a decenas de colectivos, han publicado un documento con el título ASI_NO_QUEREMOS_QUE_VENGAS, en donde muestran su más enérgica oposición al Papa Ratzinger y a su visita al estado español. En el citado documento pueden leerse párrafos como éste:

“El Movimiento liberador iniciado en Jesús de Nazaret, que a pesar de todo aún continúa en el mundo, se siente humillado y desconcertado al constatar que, para montar un evento masivo y triunfalista como la JMJ, el papa ha tenido que aliarse y dejarse subvencionar por la gran banca, las multinacionales y los “poderosos de la tierra”. Ante este hecho tan escandaloso muchos cristianos y cristianas sinceros, recordando aquella máxima de Jesús “no se puede servir a Dios y al dinero”, se sienten perplejos, y se preguntan ¿no son estos superpoderes los que han provocado la crisis que está haciendo sufrir a tanta gente, los que están eliminando el pequeño estado de bienestar, tan fatigosamente logrado en nuestra aún débil sociedad, y los que nos están volviendo al capitalismo más rancio e inhumano?. ¿No son éstos los que están secuestrando los recursos naturales del Tercer Mundo, explotando a sus gentes con salarios de hambre, sometiéndolos a nueva colonización y condenándolos a malvivir en la sumisión, el olvido y la ignorancia?, ¿No son estos los que con su avaricia y usura están arruinando el Planeta?.
En definitiva, vemos en esta visita del papa una legitimación espectacular de la unión idolátrica entre las prácticas capitalistas más inhumanas y un sector de Iglesia que, para mantener su ambición de poder y ostentación, no se para ni ante gestos que son una flagrante contradicción con el espíritu que respira el Evangelio y, más en concreto, con la advertencia de no llevar “ni alforja ni sandalias para el camino”.

Ellas y ellos han decidido crear una web, llamada asínovengas, en donde se recogen testimonios de cristianos que discrepan abiertamente de las líneas doctrinales, sociológicas y políticas encarnadas actualmente por Ratzinger, su curia, su jerarquía vaticana y las conferencias episcopales por él designadas de una manera tan abiertamente autoritaria y anticristiana. Una de estas voces, de gran prestigio y solvencia intelectual, es la del teólogo alemán Hans Küng, compañero de estudios del actual Papa. En esta importante entrevista el cristiano Küng cuestiona frontalmente todo lo que es y representas Benedicto XVI, desde el más profundo conocimiento e interpretación de los textos evangélicos.

Otras destacadas asociaciones, descendientes de las fecundas y comprometidas Teologías de la liberación, como las Comunidades Crisitianas Populares (CCP) han mostrado su total sintonía y apoyo al Movimiento 15M y a todas sus reivindicaciones.

Nada de esto puede sorprender cuando se conoce el sentido profundo del mensaje de Jesus de Nazaret y las opciones de vida coherentes con los principios fundacionales del Cristianismo.

Después de leer todo esto, y de la misma manera que muchos judíos se indignan ante el antijudaísmo sionista, quizás tendríamos que preguntarnos … ¿Es realmente cristiano el Sr. Ratzinger?

noviembre 19, 2010

Enfermedad social: ¿Síntomas o causas?

Sr. Ratzinger: El problema no es Harry Potter sino el capitalismo, vd. y todos sus amigos

“Deseo de destrucción del adversario, aislamiento, frustración, falta de metas, profundísimo pesimismo, espesa oscuridad, maldad, traición, odio, pelea, división, no saben ya dónde ir y a quién pedir ayuda, están en una continúa fuga, solos, abandonados, perseguidos…”

Según las valoraciones del Vaticano parece ser que los directores, guionistas y productores de la última película de Harry Potter, “las reliquias de la muerte”,  han conseguido describir con bastante realismo la atmósfera que impregna a la actual sociedad capitalista post-moderna. A los señores cardenales esto les disgusta. Por ello cargan contra la película en sus medios de comunicación. Su falsedad cínica a la hora de distinguir entre los síntomas de la enfermedad social y sus causas les lleva a disparar, como siempre, contra dianas equivocada o simplemente irrelevantes. Por supuesto estas torpes críticas solo tendrán como consecuencia aumentar el beneficio de sus supuestos antagonistas, los creadores del film.

Señores jerarcas vaticanos: Ya va siendo hora de que empiecen a denunciar el origen del mal en lugar de sus epifenómenos. Vds. siempre se quejan de los síntomas (falta de valores, materialismo…) mientras callan cobardemente a la hora de identificar las causas y a los agentes patógenos. Empiecen ya de una vez a denunciar a los mercados, a los especuladores, a los banqueros, a los medios de comunicación al servicio del sistema, a los sicarios del capital, a la cosmovisión capitalista de la vida, en definitiva. Sólo entonces comenzarán a ser creíbles.

Para terminar un último consejo: Váyanse a su casa y dejen que auténticos cristianos, como los que sus amigos asesinaron en el Salvador, valientes y dispuestos a luchar contra el poder, se hagan ya cargo de una santa vez de esa organización llamada Iglesia Católica que vds. se empeñan en secuestrar.

julio 23, 2010

La bancarrota moral y el silencio de la Iglesia

Una religiosidad políticamente comprometida es una religiosidad coherente. A veces no queda más remedio que lanzar piedras contra los tanques.

Como bien comenta Stiglitz en su último libro, “Caida libre”, un elemento sustancial para entender la crisis sistémica en la que vivimos es el déficit moral. Los directivos de los bancos y las grandes empresas han robado cuanto han podido, han estafado a sus propios clientes, han extorsionado a los ciudadanos y han sobornado a los políticos gobernantes… sin ninguna conciencia de que estuvieran haciendo algo inapropiado. Era “normal”, su responsabilidad era ganar a cualquier precio. Algo más sorprendente resulta que una parte importante de la sociedad comparta esta benevolencia por el robo y el expolio contra los más desfavorecidos. Ciudadanos moralmente corrompidos muestran su apoyo indisimulado a grandes adalides de la podredumbre como Fabra, Camps, Berlusconi, Bush o tantos otros. Un parte importante de esta sociedad está siendo vaciada de su componente ético y se está dejando, está renunciando a su soberanía política sin grandes protestas, se envilece, se revuelca en el fango y parece disfrutar con ello. Nada de esto es nuevo. Lo más sorprendente ante actitudes tan declaradamente anti-cristianas es que los jerarcas vaticanos no estén todos los días haciendo declaraciones de condena contra la ideología capitalista, responsable en último extremo de esta gigantesca bancarrota moral de la sociedad.

El rearme ético de la sociedad es un elemento imprescindible para encarar nuestro futuro colectivo; cualquier propuesta (sea de ascendencia materialista o de ascendencia religiosa) que navegue con este rumbo será positiva. Se echa mucho de menos una Iglesia anticapitalista, coherente con el espíritu evangélico de Jesús de Nazaret, una religiosidad valiente y comprometida que denuncie al sistema y que proponga otro modelo de sociedad acorde con sus principios éticos. La Iglesia católica está echando mucho de menos en estos tiempos convulsos a un papa cristiano y, por tanto, anticapitalista.

febrero 6, 2010

Teologías de la Liberación: Pasión, Muerte y Resurrección (I)

La Iglesia más retrógrada intenta silenciar a la Iglesia liberadora

Aunque pueda parecer sorprendente dentro de la institución de la Iglesia Católica han coexistido diferentes tendencias políticas. El Concilio Vaticano II  y la posterior eclosión de la Teología de la Liberación en los años 60 y 70 marcó un hito en la lucha por la justicia y la libertad de los pueblos explotados, sobre todo en SurAmérica. Un nutrido grupo de teólogos hicieron una apuesta claramente aperturista para poner a la Iglesia a la altura de los tiempos y de su misión evangélica. Sin embargo esta línea fue duramente reprimida tanto desde dentro de la Iglesia (Ratzinger, Juan Pablo II, Opues Dei) como desde fuera (CIA, dictaduras criminales) en una estrategia combinada. Un documento llamado “Informe Rockefeller” (1969) elaborado por la CIA establecía las bases sobre las que se debía reprimir a los teólogos de la liberación:

* No se debe atacar a la Iglesia como institución y aún menos a los obispos en su totalidad, pero sí al sector más avanzado de ella; los ataques deben ser de forma personal. Sus actividades deben ser presentadas como relacionadas con la guerrilla. Hay que mostrar que predican la lucha armada, que están ligados con el comunismo internacional y que han sido enviados con el único propósito de desviar a la Iglesia hacia el comunismo.
* Se debe controlar de un modo especial a algunas congregaciones religiosas. La CIA se compromete a colaborar para dar información completa acerca de sacerdotes y religiosos/as sospechosos.
* En principio, se tratará de evitar allanar las casas religiosas porque estos casos producen demasiada publicidad. Los sacerdotes que están en la lista oficial, deben ser detenidos con agentes vestidos de civil y utilizando autos sin matrícula.
* Las expulsiones del país se comunicarán a los obispos como hechos consumados.
* Los arrestos se harán preferentemente en lugares descampados, en calles poco frecuentadas, sin que haya testigos durante la noche. Una vez arrestado el sacerdote o religioso/a se introducirá en su cartera y en su ropa propaganda subversiva y un arma (de preferencia un revólver de gran calibre). Se investigará su pasado de manera que se lo pueda presentar como sospechoso ante el obispo y la opinión pública.
* Algunos medios de comunicación social publicarán cartas que presenten de manera negativa a algunos obispos, sacerdotes y religiosos/as identificándolos como pertenecientes a la línea progresista de la Iglesia. Por otra parte, se deberá acentuar la intimidación ejercida sobre otros medios de comunicación o periodísticos para que no publiquen demasiados detalles de arrestos.
* Se deberán mantener relaciones de amistad con algunos obispos y con algunos sacerdotes nacionales de modo que la opinión pública no pueda sospechar que hay alguna represión sistemática contra la Iglesia, sino contra algunos de sus miembros. Se debe más bien insistir sobre la Iglesia nacional.

Fruto de la esta política sistemática de represión se llega a la eliminación física de Pereira Neto, Tito de Alencar, R. Luberhcin, J.B. Penido, Buernier (Brasil), Rutilo Grande (El Salvador), Juan Alsina (Chile), Héctor Gallego (Panamá), Iván Betancourt (Colombia), Raimundo Hermann Lefebvre, Luis Espinal (Bolivia) y Carlos Mugica, Enrique Angelelli, Mauricio Silva, Carlos de Dios Murias, Gabriel Longueville, Léonie Duquet, Alice Dumont, Oscar Romero o Ignacio Ellacuría, entre otros muchos.

Para un análisis completo de la cuestión puede descargarse este excelente y actual estudio, en donde se aborda el pasado, presente y futuro de este apasionante movimiento espiritualista:

teologia_liberacion

Esta entrada tiene su continuación en Teologías de la Liberación: Pasión, Muerte y Resurreción (II).

noviembre 9, 2009

Católico, socialista y anticapitalista: Especie común

¿Cuántos católicos socialistas habrá en el mundo?. Una primera respuesta irreflexiva nos llevaría a pensar que no pasarían de dos docenas. Si tuviéramos que fiarnos del punto de vista que transmite diariamente la llamada “prensa respetable” como el País, el Mundo, ABC o la Razón, parecería que se tratase de un grupo completamente marginal. El catolicismo, según la visión que interesa transmitir a los medios capitalistas, se trataría de un movimiento básicamente de derechas. Sin embargo un ejercicio simple de investigación nos revela los siguientes datos: El país del con más católicos del mundo es Brasil con 147 millones de personas. El socialista PT (Partido de los Trabajadores) es el más votado, con fuerte apoyo también para el MST (Movimiento Sin Tierra) y la Teología de la Liberación. El 86% de la población venezolana (casi 25 millones) son católicos, con apoyo mayoritario para Chávez. En Ecuador el 90% de la población es católica, con apoyo mayoritario para Correa. En Bolivia el 80% de la población es católica, con apoyo mayoritario para el Movimiento al Socialismo de Morales. Así podríamos seguir con la Nicaragua (83%) de Ortega, con el Paraguay de Lugo (75%), Cuba (55%), El Salvador (76%), España…

Es muy posible que si se hiciera una consulta electoral entre todos los católicos del mundo estaría garantizada una aplastante victoria para el SOCIALISMO, en alguna de sus diversas vertientes. Muchos de esos votantes de la circunscripción mundial se declararían además abiertamente anticapitalistas. ¿Es esa la visión que nos transmiten diariamente los medios de (des)-información masiva? ¿Representa el ultraconservador Papa Ratzinger, jefe de la oligarquía Vaticana, la forma de pensar políticamente mayoritaria entre los católicos del mundo?.

Fuente estadística: http://www.nationmaster.com

En la foto Ernesto Cardenal, cura revolucionario nicaragüense, tomado de esta preciosa entrevista del blog esquinamontevideo.

noviembre 8, 2009

Cristianismo y Socialismo, juntos en el mismo barco

Copio y pego este texto del sacerdote, apartado de su predicación por Ratzinger en 1985, Leonardo Boff. Fidel Castro lo invitó a Cuba por 15 días para enseñarle la isla y conversar con él. Creo que este pequeño documento nos ayuda a entender algo mejor a la persona de Fidel y a la revolución cubana. Supongo que lo que contó Boff será verdad. No veo que pueda tener ningún motivo para mentirnos. Esto es parte de lo que escribió Leonardo Boff a su regreso a Brasil, donde vive:

“La persona de Fidel es más grande que la Isla. Su marxismo es ético más que político: ¿cómo hacer justicia a los pobres? Después, su buen conocimiento de la teología de la liberación. Había leído una montaña de libros, todos anotados con listas de términos y de dudas que aclaraba conmigo. Llegué a decirle: “si el Cardenal Ratzinger entendiese la mitad de lo que entiende usted sobre teología de la liberación, bien diferente sería mi destino personal y el futuro de esta teología”. Y en ese contexto confesó: “Cada vez me convenzo más de que ninguna revolución latinoamericana será verdadera, popular y triunfante si no incorpora el elemento religioso”.

cristodelahabana2Tal vez por causa de esta convicción prácticamente nos obligó, a fray Betto y a mí, a dar cursos sucesivos de religión y de cristianismo a todo el segundo escalón del Gobierno y, en algunos momentos, con todos los ministros presentes. Esos verdaderos cursos fueron decisivos para que el Gobierno llegase a un diálogo y a una cierta “reconciliación” con la
Iglesia Católica y demás religiones en Cuba.

Para terminar, una confesión suya: “Estuve interno en los jesuitas varios años; me dieron disciplina pero no me enseñaron a pensar. En la cárcel, leyendo a Marx, aprendí a pensar. Por causa de la presión estadounidense tuve que acercarme a la Unión Soviética, pero si hubiese tenido en aquel tiempo una teología de la liberación, seguramente la habría abrazado y aplicado en Cuba.” Y remató: “Si un día vuelvo a la fe de mi infancia, volveré de la mano de fray Betto y de fray Boff”.

“Llegamos a momentos de tanta sintonía que sólo nos faltaba rezar juntos el Padrenuestro. Yo había escrito 4 gruesos cuadernos sobre nuestros diálogos, pero en Río asaltaron mi carro y se llevaron todo. El libro imaginado jamás podrá ser escrito, pero guardo en mi memoria una experiencia inolvidable de un Jefe de Estado preocupado por la dignidad y el futuro de los pobres”.

El enlace original con el documento completo es este: Los 80 años de Fidel: Confesiones.

Sobre la compatibilidad, y casi complementariedad, de cristianismo y socialismo hemos escrito ya algún pequeño apunte en esta bitácora.

julio 8, 2009

Benedicto y el neoliberalismo

Hasta el papa Benedicto se permite echar una jarra de agua helada sobre el neoliberalismo en su última encíclica, alineándose con algunas de las tesis defendidas por el Foro Social Mundial (FSM) de marcado carácter anti-neoliberal.

Hasta el papa se está dando cuenta de que este barco ideológico está embarrancando y el solito prefiere tomar la lancha neumática antes de esperar a los helicópteros de salvamento. También ve que la izquierda cristiana suramericana le está ganando la partida por la mano, en el argot ciclista lo estarían dejando a “cola de pelotón” y ahora quiere recuperar posiciones para no quedar definitivamente “descolgado”. Todo un sarcasmo de la historia ya que este papa fue precisamente el que con mayor saña inquisidora combatió a la Teología de la Liberación, clara precursora del anti-neoliberalismo entre otras muchas luchas por la dignidad de los pueblos excluidos, durante los años 80. A pesar de los intentos de su alteza papal la Teología de la Liberación sigue viva gracias a la memoria presente de San Romero de América, Ellacuría y muchos otros gladiadores de la justicia.

En su encíclica Benedicto apela a la necesidad de vincular política y economía, al valor de la gratuidad como fórmula indispensable para garantizar bienes y servicios, a la injusticia de las patentes y los derechos de propiedad intelectual. ¡Pareciera que Ratzinger esté descubriendo el Socialismo!. No obstante el otrora inquisidor no se atreve a mencionar expresamente la palabra “capitalismo” en los más de cien folios de su texto: Se ve que el término en cuestión le da “yuyu”. En esto ha sido aún más cobarde que Juan Pablo II que sí lo mencionaba expresamente en alguna encíclica.

Al menos nuestro papa se da cuenta ahora de que no soplan buenos vientos para aquel neoliberalismo triunfante de hace tres décadas y pretende aparecer, en un juego camaleónico, como un “socialdemócrata de toda la vida” en lo que a modelos económicos se refiere. Y es que estos papas tienen un olfato divino para la política…

A %d blogueros les gusta esto: