Posts tagged ‘saramago’

mayo 20, 2011

Esta tarde, en una asamblea cualquiera

Una asamblea cualquiera, en una ciudad cualquiera durante esta semana

Acabo de llegar de la asamblea de mi ciudad. El ambiente extraordinario, lleno de esperanza, de ilusión, de dignidad reconquistada. Mientras oía una tras otra las intervenciones de los ciudadan@s anónimos que iban tomando la palabra pensaba en Saramago. El pobre, desde el cielo, debía estar llorando de alegría al ver como el pueblo se despierta y toma las riendas de su destino, lo que él siempre esperó con tantísimo anhelo y que no llegó a contemplar. Nos decía el maestro portugués que el programa político de un partido auténticamente popular era muy simple y estaba escrito ya desde hacía décadas. Este programa se llamaba Declaración Universal de los Derechos Humanos: Derecho a Comer y Beber tres veces al día, Derecho a la Salud, Derecho a la Educación, Derecho a la Vivienda, Derecho a la Participación en las decisiones que afectan a todos. Nada más y nada menos. Toda la política local, nacional, internacional y mundial debe estar supeditada a ese programa. Mientras oía las intervenciones de los ciudadanos anónimos también me acordaba de uno de los mayores revolucionarios de la Historia, un tal Jesús de Nazaret, cuando firmemente se plantó ante los poderosos para decir: “En el templo no hay sitio para los mercaderes”.

junio 19, 2010

Espiritualidad materialista (En homenaje a Saramago)

Santos varones de la religiosidad laica

La mente humana tiene necesidad de estructurar el caos en el que vive y para ello inventa palabras, categorías y conceptos que no existen en la realidad. Sólo se trata de herramientas del pensamiento, fabricadas colectivamente como defensa contra la incertidumbre. A través de estas herramientas imperfectas nos aproximamos al mundo con la aspiración de entenderlo. Sin embargo  el poder, que conoce bien los mecanismos que rigen el intelecto, aspira diariamente a controlar el discurso para revestir las ideas con los matices que mejor se ajusten a sus intereses de clase. Se crean falsas dicotomías y una cuidadosa red de trampas y cepos para capturar nuestra emotividad, nuestra actitud y en último extremo dirigir nuestra conducta.

La batalla del lenguaje es la batalla política por antonomasia. Hacemos política cuando elegimos una palabra en lugar de otra o cuando nos negamos a interiorizar una descripción de los hechos sociales inequívocamente sesgada.  La transformación del mundo pasa necesariamente por la reapropiación humanista del lenguaje, rompiendo el discurso del poder y creando un nuevo relato, plagado de nuevas categorías conceptuales, más ajustado a los intereses de la ciudadanía mundial. Jose Luís Sampedro nos deja aquí, con este “credo personal”, un bello ejemplo de este tipo de construcciones. Sea traído aquí en homenaje a José Saramago, un santo materialista, cuyo cuerpo hoy ha dejado de estar entre nosotros. Su espíritu rebelde, en cambio, será por siempre intemporal.

CREDO PERSONAL

(Autor: José Luis Sampedro)

Creo en la Vida, Madre Omnipotente,

Creadora de los cielos y de la tierra.

Creo en el Hombre, su hijo,

Concebido en creciente evolución,

Progresando a pesar de los Pilatos

Que inventaron sus dogmas reaccionarios

Para aplastar la Vida y sepultarla.

Pero la Vida siempre resucita

Y el Hombre sigue en marcha hacia el futuro.

Creo en los horizontes del Espíritu

Y en la energía cósmica del mundo,

Creo en la Humanidad siempre adelante,

Creo en la Vida perdurable.

Amén

A %d blogueros les gusta esto: